19.7 C
Bogota
viernes, diciembre 1, 2023

Un mes buscando a cuatro niños perdidos en la selva colombiana: “Estamos supremamente cerca”

Más leídas

Anuncios

Ha transcurrido un mes desde el trágico accidente aéreo en el sur de Colombia, en el que un avión Cessna 206 se estrelló en mitad de la densa selva. Aunque se han encontrado los cuerpos de los ocupantes adultos, el paradero de los cuatro niños, de edades comprendidas entre 1 y 13 años, sigue siendo un misterio que mantiene en vilo a las autoridades y a los equipos de búsqueda.

Continúa el misterio del paradero de los 4 niños desaparecidos tras el accidente aéreo en la selva de Colombia

Cientos de personas, entre militares y miembros de comunidades indígenas, han estado rastreando incansablemente la zona día y noche desde el 1 de mayo, fecha en la que ocurrió el accidente. A pesar del paso del tiempo, las autoridades no pierden la esperanza y continúan con la convicción de que los niños aún están con vida.

El general Pedro Sánchez, comandante de las fuerzas especiales que lidera la operación de búsqueda y rescate, asegura que están cerrando el cerco y se encuentran “supremamente cerca” de encontrar a los hermanos. Aunque han cruzado indicios de su presencia en la selva, la espesura y la reducida visibilidad dificultan enormemente su localización.

Las autoridades mantienen la premisa de que los niños siguen con vida hasta que se confirme lo contrario. Según la directora del Instituto Colombiano de Bienestar Familiar (ICBF), Astrid Cáceres, si los niños estuvieran muertos, su olor atraería animales que indicarían su ubicación. Por lo tanto, la posibilidad de que se hayan alejado inicialmente y luego regresado al lugar del accidente o tomado una ruta diferente sigue siendo una hipótesis.

La búsqueda se ha intensificado en las últimas semanas con el apoyo de indígenas de diferentes comunidades selváticas, quienes aportan su sabiduría y conocimiento de la naturaleza para encontrar a los hermanos desaparecidos. Además de las brigadas de búsqueda, se han implementado estrategias como mensajes perifoneados, puestos fijos con luz y sonido, y envíos de comida y mantas a través de paquetes lanzados en la zona.

La directora del ICBF destaca que los niños provienen de una zona selvática en la que estaban acostumbrados a vivir y sobrevivir en la naturaleza. Esto alimenta la esperanza de que puedan haber utilizado sus conocimientos para mantenerse con vida.

A medida que el tiempo avanza, cada día se convierte en una mezcla de angustia y esperanza para los familiares, las autoridades y los equipos de búsqueda que no cesan en su esfuerzo por encontrar a los cuatro hermanos desaparecidos en la selva colombiana. La incertidumbre persiste, pero la determinación por hallarlos se mantiene firme en este desafiante y complicado escenario.

¡Síguenos en Google News, Facebook y Twitter para mantenerte informado con las mejores noticias!

Anuncios
Anuncios

Más artículos

Anuncios

Últimas noticias

Anuncios