Conecta con nosotros

Desaparecidos

Mauro Romano, niño robado hace 44 años que podría ser un millonario jeque

La historia de un niño raptado que ahora podría ser un multimillonario jeque

Publicado

el

Mauro Romano, el niño que podría ser un jeque árabe

La historia del robo del niño Mauro Romano hace 44 años en Recale, un pueblo de Salento en Italia – ha vuelto a tomar relevancia en aquél país al conocerse que bien podría ser un jeque árabe que ahora tiene 52 años de edad.

Y es que de por sí su nombre es familiar en esa nación, pues la manera en la que desapareció -mientras lo cuidaban sus abuelos maternos y- él jugaba en un campo de naranjas con otros niños, estremece debido a que quien se lo llevó era un amigo cercano de la familia Romano.

Al menor lo habría raptado un barbero al que él llamaba “tío” por la cercanía con sus padres –Bianca Colaianni y Natale Romano– y a quien estos le habrían dicho que irían a un funeral en Nápoles el día de la desaparición: un 21 de junio de 1977.

Mauro Romano, ¿a dónde lo llevaron?

Esta historia sufre un cambio sustancial cuando al pasar de los años un ladrón entró a la casa de los Romano para hurtar unos costosos relojes y de paso llevarse el diario de la madre donde ella documentaba cada dato sobre su hijo y sobre sus posibles captores.

Más recientemente, el testimonio de un excapo del narco desde la cárcel le certificó a los padres que la búsqueda de su hijo debía seguir, pues tenía datos que parecían ser precisos con la última vez que se vio al niño y que siguen involucrando al barbero del pueblo, se dice que él habría vendido al menor.

Este hombre contó a los Romano que su hijo había sido llevado a un pueblo vecino donde lo durmieron con cloroformo y lo sacaron con destino a Arabia Saudí, este nuevo dato los llevaría a Dubái donde un joven millonario podría ser el pequeño que les quitaron.

Medios italianos hablan del jeque Mohammed Al Habtoor, nada más y nada menos que uno de los hombres más ricos del país árabe.

La madre de Mauro Romano ha dicho que dos cicatrices en la ceja y en la mano del jeque le dan indicios de que podría ser su hijo, pero eso no se resolverá sino hasta que este acepte hacerse una prueba de ADN, a la que en primera instancia ya se negó.

Anuncio
Click para comentar

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Tendencias