Conecta con nosotros

Crimen

El “caníbal de Ventas”, el joven que mató a su madre y se comió varias partes

Publicado

el

caníbal de Ventas

Varios policías inspeccionaron la casa en Madrid donde un joven nombrado como “caníbal de Ventas” supuestamente mató a su madre, la troceó y se comió varias partes han subrayado “la cantidad de restos humanos que había por toda la vivienda”, en la que parecía que el acusado estaba cocinando algunos, y en la que había un serrucho y cuchillos.

La Audiencia Provincial de Madrid ha celebrado este jueves la tercera sesión del juicio con jurado a Alberto S.G., para el que la Fiscalía pide 15 años de cárcel por un delito de homicidio y cinco meses por profanación de cadáver, por matar a su madre a finales de enero de 2019 en el domicilio de la víctima, situado en el barrio de Ventas de la capital, trocearla e ingerir sus restos.

El “caníbal de Ventas” declaró en la primera jornada que no recuerda haber quitado la vida a su madre, ni descuartizarla ni comer sus trozos, aunque sí explicó que escuchaba voces que le decían que la matara.

Este jueves, Alberto S.G. ha seguido la sesión tranquilo y casi inmóvil, mirando la mayor parte del tiempo a los agentes que testificaban.

Durante la vista, dos agentes de la Policía Científica han testificado que les llamó la atención “la cantidad de restos en toda la vivienda, salvo en una habitación”.

Han detallado, como hicieron la víspera otros agentes, que en el dormitorio principal había “una cabeza humana con el cuero cabelludo desprendido”, entre otros restos, y en el salón y en la cocina una escena en la que “todo hacía pensar que se estaban cocinando restos de un cadáver”, con una sartén con algunos ya cocinados, según el relato de uno de los agentes.

También había partes del cadáver en el baño y dentro del congelador así como en la basura, donde encontraron “unas costillas que parecía que estaban mordidas”.

Además de las numerosas manchas de sangre que hallaron en la casa, muchas en salpicaduras por las paredes, uno de los hallazgos más llamativos fue -en palabras de uno de estos policías- un envase que contenía un corazón y un tenedor.

En cuanto a los utensilios que pudo utilizar el “caníbal de Ventas” para descuartizar a su madre encontraron un serrucho viejo y varios cuchillos, además de dos tenedores.

También recogieron como muestras varias botellas vacías y otras llenas con lo que parecía orina.

Otras dos agentes de Científica que han declarado a continuación han relatado cómo tomaron las huellas de las manos de la víctima para verificar la identidad y cómo se hizo un examen físico al arrestado para recoger muestras de su ropa y de sus manos, ya que tenía manchas de sangre.

El juicio continuará este viernes con declaraciones de testigos ante el jurado popular que enjuicia el caso, entre ellos el hermano del procesado e hijo de la fallecida.

Este familiar explicó a la Policía tras el suceso que su hermano comenzó a tener problemas cuando se fue de Erasmus a Grecia, por consumir drogas, y luego su situación empeoró y vivió en una casa okupa, aunque en ocasiones iba a casa de su madre porque a esta le daba pena su situación, a pesar de que en la época del crimen el procesado tenía una orden de alejamiento sobre ella.

EFE

Anuncio
Click para comentar

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Tendencias