Conecta con nosotros
Colombia - Iota Colombia - Iota

Colombia

Damnificados de Iota en Colombia, entre el éxodo y las noches a la intemperie

Publicado

el

Centenares de habitantes de la isla de Providencia que perdieron todo por el paso del huracán Iota emigran a diario a la de San Andrés mientras los que no pueden hacerlo buscan refugio en la iglesia principal, de las pocas construcciones que dejó en pie la fuerza de la naturaleza.

Los providencianos, cuya vida cambió radicalmente en la madrugada del pasado lunes cuando el huracán se abatió sobre la isla, la segunda en tamaño del archipiélago que conforma con San Andrés y Santa Catalina, son evacuados en vuelos humanitarios de la Fuerza Área Colombiana (FAC) que parten a diario del aeropuerto El Embrujo y aterrizan en el terminal internacional Gustavo Rojas Pinilla.

La solución encontrada por los lugareños tras el embate de Iota que los dejó sin viviendas es pedir albergue en casas de amigos y familiares que viven en San Andrés, donde el ciclón causó menos estragos.

“Mi hija tiene 16 años y tiene un problema de escoliosis, tenía dos años de haberse operado la columna vertebral y tiene que estar bajo control. Me tocó mandarla a San Andrés porque ella no puede ayudarse en nada y no tenemos médico, no tenemos hospital, mi hija no puede estar aquí”, dice a Efe Ángela Contreras.

La vivienda de Contreras se fue al piso cuando el huracán de categoría cinco pasó por encima del único departamento insular de Colombia.

Contreras, su esposo -que seguía desde el celular el avance del huracán- y su hija alcanzaron a refugiarse en el baño de la vivienda, el lugar que fue menos afectado porque tenía un techo de concreto.

“A mi hija la envié a San Andrés con algún pariente que me la cuide mientras nosotros tratamos de reconstruir la casa. La gente que tiene sus hijos menores tiene que tratar de evacuarlos a la otra isla hermana para que los niños puedan tener todo lo que es medicina o alimentos, y tener una ayuda mental porque la verdad es que sicológicamente quedaron enfermos”, advierte Contreras.

LA VIDA EN UNA MALETA

Los isleños que comenzaron su éxodo hacia San Andrés y otras regiones del país empacaron su vida en maletas que cargan con los pocos elementos que pudieron rescatar de los escombros a los que quedaron reducidas las construcciones de Providencia.

Hasta el aeropuerto El Embrujo llegó Jenny García a despedir a su hija mientras ella se queda en Providencia para tratar de reconstruir “aunque sea un cuarto” en el que pueda pasar la noche sin mojarse cuando llueva.

“Estoy mandando a mi hija con las otras hermanas que están en San Andrés porque a mí me toca quedarme para solucionar cualquier cosa de la casa porque si uno se va no hay quién se ocupe de lo suyo. Mi casa quedó en el piso, perdí todo, absolutamente todo, no quedó nada”, narra a Efe.

Los isleños hacen filas en las afueras del pequeño aeropuerto donde esperan la llegada de los aviones que salen desde San Andrés cargados con ayuda humanitaria y vuelven llenos de damnificados o enfermos.

DORMIR EN CARPAS

Las opciones para quienes se quedan en la isla no son muchas: pasar la noche bajo carpas distribuidas por el Gobierno, hospedarse con algún vecino cuya casa haya quedado menos destruida o permanecer a la intemperie.

Dormir bajo una carpa es un lujo que no muchos se pueden dar hoy. Algunas de ellas fueron instaladas en la iglesia Nuestra Señora de los Dolores, en el centro de la isla, que aunque fue destechada resistió la fuerza del huracán.

Más de 100 personas estaban alojadas en un salón comunal de la parroquia pero tuvieron que ser ubicadas en otros lugares para evitar focos de contagios del coronavirus y así fue como la parroquia se convirtió en un refugio.

“La iglesia se ha convertido en un albergue y tenemos familias instaladas ahí. Nos trajeron unas carpas y logramos ubicar como diez aquí en la iglesia para distanciar (a) las personas”, explica a Efe el sacerdote Benito Hufffington, quien con la ayuda de los isleños había reconstruido el templo hace 25 años.

El sacerdote cree que la reconstrucción total de la iglesia, en la que cabían sentadas unas 500 personas, puede tardar varios años porque, según dice, entiende que la prioridad del Gobierno es ayudar a arreglar las viviendas y restablecer los servicios de energía y comunicaciones interrumpidos desde el paso de Iota.

“Llevo 31 años trabajando con esta comunidad, con los isleños, y se nos vino este desastre y puso a todo el mundo en postración porque la destrucción es total, no es parcial. El 99 % de las casas está en el piso y sin techo, de manera que (no hay) nadie para ayudar a nadie”, detalla Hufffington.

Quienes encontraron refugio en la iglesia regresan durante el día a sus viviendas para terminar de limpiar el desastre que dejó Iota y en la noche llegan incluso con bebés en brazos para dormir en el lugar que antes era de oración.

El sacerdote entiende las necesidades de la comunidad porque él mismo vio cómo el huracán se llevó el techo y derrumbó parte de su propia casa, una tragedia de la que dice “nadie se salvó”.

“Estaba con tres religiosas y cuando se llevó todo el techo nos tocó refugiarnos en un baño desde las once de la noche hasta la una de la tarde del día siguiente. Pasó el huracán y ahora tenemos que estar viviendo en los baños porque no hay dónde acostarnos, el agua viene y nos moja. La única parte segura es el baño y ahí dormimos todas las noches”, enfatiza.

EFE

Anuncio
Click para comentar

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Colombia

Al menos 40 líderes fueron asesinados en Colombia en tercer trimestre de 2020

Publicado

el

Por

Colombia

Al menos 40 líderes sociales fueron asesinados en Colombia durante el tercer trimestre de 2020, según un estudio divulgado este jueves por el programa no gubernamental Somos Defensores.

El informe registró entre julio y septiembre de este año un total de 184 agresiones contra 182 defensores de derechos humanos, lo que muestra “un panorama sostenido de violencia” al comparar esa cifra con las 183 documentadas en el mismo periodo de 2019.

Además de los 40 homicidios, con los que en los primeros nueve meses del año la organización documentó en total 135 asesinatos, también ocurrieron en el tercer trimestre 121 amenazas, 17 atentados, cinco desapariciones y una judicialización.

“En cuanto a los asesinatos, se presenta un incremento significativo del 54 %, es decir, 14 hechos más que los ocurridos en el mismo periodo de 2019. También es preocupante el comportamiento de los atentados, que presentaron un incremento del 113 %”, detalló el boletín.

Pese a que las amenazas registraron una disminución del 17 %, Somos Defensores determinó que esa cifra contrasta con el incremento de las demás agresiones, “lo que evidencia que la violencia contra las personas defensoras se mantiene constante y con una tendencia preocupante de pasar de la generación de zozobra y miedo a la acción directa contra la vida”.

De las 182 personas agredidas, 88 presuntamente fueron víctimas de actores desconocidos (48 %), 54 de grupos paramilitares (30%), 20 de las disidencias de las FARC (11 %), 11 de la guerrilla del ELN (6%), 8 de la Fuerza Pública (4%) y 1 de la Fiscalía (1%).

AGRESIONES EN MÁS DE LA MITAD DEL PAÍS

Las agresiones ocurrieron en 22 de los 32 departamentos de Colombia, lo que equivale al 69 % del territorio nacional, y 48 de ellas fueron documentadas en el convulso departamento del Cauca (suroeste), que al igual que en el tercer trimestre de 2019 fue la región con más casos registrados.

La organización también documentó un drástico aumento en el departamento de Nariño, que pasó de seis agresiones a 40 en el periodo.

Esto ocurrió “pese a la militarización del territorio en zonas como el piedemonte y la costa pacífica, con lo cual se evidencia que un mayor pie de fuerza en los territorios no es garantía de entornos más seguros para el ejercicio de la labor de los liderazgos sociales”.

Después de estas regiones, los departamentos donde hubo más agresiones fueron los de Cundinamarca con 21 hechos; Córdoba, con 10; Magdalena, con nueve, y Meta con ocho.

“Preocupa que a pesar de la gravedad de la situación el Estado no ha tomado medidas efectivas para controlar la violencia y el Gobierno persiste en negar su gravedad, lo que podría ocasionar que este año culmine con uno de los mayores registros de asesinatos”, advirtió la organización sobre el asesinato de 34 líderes y seis lideresas.

INDÍGENAS Y DEFENSORES EN LA MIRA

Los activistas que pertenecen a comunidades indígenas fueron el tipo de liderazgo más agredido entre julio y septiembre de este año, siendo víctimas del 37 % de los hechos registrados.

Esa violencia motivó a miles de indígenas a sumarse en octubre pasado una movilización nacional que partió principalmente del suroeste del país hasta Bogotá para pedir garantías para sus vidas y el ejercicio de sus luchas en los territorios.

Después de los indígenas, las mayores víctimas de agresiones fueron defensores de derechos humanos (19 %); líderes comunitarios (10 %) y campesinos (9 %), entre otros.

EFE

Sigue leyendo

Colombia

Colombia: vacuna contra el coronavirus sería gratis y se aplicaría en primer semestre de 2021

Publicado

el

Por

Colombia: vacuna contra el coronavirus sería gratis y se aplicaría en primer semestre de 2021: Por la vacuna contra el coronavirus, Sanofi y GSK firman acuerdo millonario con EEUU

La primera vacuna contra la covid-19 se estará aplicando en Colombia en el primer semestre del 2021 y beneficiará a los grupos de mayor riesgo, y en 2022 se comenzará a inmunizar al resto de la población.

“Esperamos aplicar la primera vacuna en el primer semestre de 2021”, dijo el ministro de Salud, Fernando Ruiz, citado en un comunicado de su despacho.

En ese sentido, Ruiz destacó que el país tiene “desde hace tres meses planes de vacunación que cubren inicialmente trabajadores de la salud, mayores de 60 años y población con comorbilidades; y estamos esperando aplicar la primera el primer semestre del año 2021”.

Añadió que los grupos que menos probabilidad tienen de mortalidad por la covid-19 podrían tener acceso en 2022.

“Estamos buscando reducir mortalidad -y en la forma en que van a estar disponibles las vacunas- necesariamente vamos a tener que cubrir primero los grupos de riesgo”, precisó.

El jefe de la cartera de Salud dijo ayer que Colombia ya tiene aseguradas, a través del mecanismo COVAX, 20 millones de dosis.

Cubierto el primer grupo, dijo el ministro, después vendría la segunda fase, que busca generar inmunidad de rebaño vacunando entre un 50 % y 60 % del resto de la población.

NO AL COBRO POR LA VACUNA

Frente a las propuestas de cobrar la vacunación a los estratos sociales más altos, Ruiz rechazó la iniciativa porque sería discriminar a las personas por su condición socioeconómica.

Actualmente se discute en el Congreso colombiano la llamada “Ley de vacunas”, que establece mecanismos para facilitar el acceso a la del coronavirus.

El proyecto ya fue aprobado en sus dos primeros debates y apenas le restan dos más para convertirse en ley.

Sin embargo, a pesar de su importancia, un parágrafo introducido en la ponencia para el tercer debate desató una polémica porque a la iniciativa le introdujeron un aparte en el que se indica que las personas más adineradas tendrán que pagar.

RECURSOS GARANTIZADOS

Al referirse a los recursos dispuestos para la vacunación para la covid-19, Ruiz dijo que, hasta el momento, existen los fondos necesarios para vacunar a 15 millones de personas.

“Por lo pronto estamos avanzando en negociaciones bilaterales con diferentes farmacéuticas, esperamos tener algunas noticias en los últimos días”, aseguró.

Colombia, en el proceso de negociación, adoptó como política pública no hacer compras a ciegas, sino únicamente cuando exista información científica de seguridad y eficacia.

“Una vez exista esa información, empezamos el proceso de vacunación, pero obviamente previamente ya hemos firmado acuerdo de confidencialidad con Pfizer y con otras empresas”, indicó el ministro, que añadió que se comprarán vacunas de diferentes laboratorios, en la medida que haya disponibilidad.

De esta manera, Ruiz sostuvo que hay acuerdos de confidencialidad con vacunas chinas y de la India, entre otras.

Sigue leyendo

Colombia

La primera dama de Colombia, María Juliana Ruiz se contagió de coronavirus

Publicado

el

Por

María Juliana Ruiz se contagió de coronavirus

La Presidencia de la República de Colombia confirmó que la primera dama, María Juliana Ruiz, tiene coronavirus, también afirmaron que el presidente Iván Duque dio negativo.

Varios medios han confirmado que la funcionaria está asintomática y ya aislada para guardar la debida cuarentena al dar positivo COVID.
Ruiz estuvo muy activa en las últimas semanas adelantando gestiones para ayudar a los damnificados por el huracán Iota en San Andrés. El lunes como cada inicio de semana se sometió a las pruebas y este martes se conoció el resultado positivo.

Sigue leyendo

SIGUENOS EN FACEBOOK

SIGUENOS EN TWITTER

CONTENIDO PATROCINADO

Tendencias