Conecta con nosotros
carcel villavicencio carcel villavicencio

Colombia

El coronavirus se ceba con los reclusos de la cárcel de Villavicencio

Publicado

el

Por

La cárcel de Villavicencio, en el centro de Colombia, se convirtió en uno de los principales focos del COVID-19 en el país, con cerca de 100 contagiados y tres muertos, situación que la tiene al borde de una catástrofe sanitaria.

En ese establecimiento fueron detectados hace dos semanas los primeros casos de coronavirus y desde entonces la cifra de contagiados no para de crecer entre reclusos y guardianes e incluso hasta un cocinero de la prisión dio positivo.

Las pésimas condiciones sanitarias y el hacinamiento de las cárceles colombianas, que en el caso de la de Villavicencio es del 97,6 %, con 1.776 presos en un espacio que solo puede albergar a 899, han favorecido la proliferación de los contagios y alarmado a las autoridades de la ciudad, capital del departamento del Meta.

“Hoy hicimos un consejo de seguridad en el que solicitamos desde el equipo de epidemiólogos del municipio alrededor de 2.000 pruebas adicionales al Gobierno nacional, eso es importante para validar la situación real de contagio que tiene la cárcel de la ciudad”, manifestó el alcalde de Villavicencio, Felipe Harman.

ESPIRAL DE CONTAGIOS

El primer caso fue el de un hombre de 63 años que murió de COVID-19 el pasado 7 de abril, seis días después de salir de la prisión, lo que obligó al Instituto Nacional Penitenciario y Carcelario (Inpec) a activar el protocolo de emergencia en salud.

Sin embargo, a los pocos días aparecieron otros dos casos y así la cifra fue aumentando ante la pasividad de las autoridades, hasta el punto de que la semana pasada fueron 15 los contagiados, ayer 40 y hoy otros trece, para un total de 91 confirmados y tres fallecidos.

Esa cifra representa dos terceras partes de los 136 casos de COVID-19 que hay en todo el departamento del Meta y la sola cárcel supera los contagios en regiones enteras del país, como el Huila (81), Nariño (62), Norte de Santander (60) y Quindío (55), entre otras.

La secretaria de Salud de Villavicencio, Tanya Cortés, dijo a periodistas que de los 91 contagiados, 58 son presos, incluidos los tres que fallecieron, y 31 casos corresponden guardianes y personal de administración, más el jefe de cocina y una enfermera.

PÁNICO EN EL VECINDARIO

La pandemia en la cárcel sembró el pánico entre los habitantes de los barrios que la circundan: 20 de Julio, La Vainilla y Antonio Ricaurte, pues los vecinos temen que así como el coronavirus traspasó los muros y se metió en la prisión, salga y se riegue por las calles.

Por esa razón, la Alcaldía, junto con al Gobernación del Meta y el INPEC dispusieron “un plan de aislamiento al personal privado de la libertad y cuerpo de custodia de la cárcel de Villavicencio”.

Adicionalmente aumentarán la vigilancia en las calles circundantes, las desinfectarán y llevarán más ayudas a las familias del sector para mantener a la gente en casa porque, a pesar de la cuarentena nacional obligatoria, son muchos los que salen.

“Estamos patrullando alrededor de toda la cárcel con la Policía Nacional y (…) vamos a priorizar al sector en ayudas, pero sí que es importante que también la gente comprenda el nivel de riesgo que tiene y se cuiden, los necesitamos en sus casas”, manifestó el alcalde.

PROTESTA DE PRESOS

La voz de alarma sobre el peligro que suponía la llegada del coronavirus a las cárceles del país la dieron los propios presos la noche del pasado 21 de marzo cuando se amotinaron en 13 presidios para exigir mejores condiciones sanitarias y protección contra la pandemia que por entonces apenas empezaba a asomarse e Colombia.

La protesta terminó con 23 reclusos muertos y 83 heridos en la penitenciaría bogotana de La Modelo, en la peor matanza de su tipo que recuerde el país.

La ministra de Justicia, Margarita Cabello Blanco, afirmó entonces que las revueltas no tenían nada que ver con las condiciones sanitarias y que lo que hubo fue “un intento masivo y criminal de fuga en el centro penitenciario de La Modelo y motines en varios centros penitenciarios del país”.

EXCARCELACIONES PENDIENTES

Sin embargo, otras autoridades y organismos defensores de derechos humanos han denunciado desde hace tiempo las malas condiciones de las cárceles colombianas y ahora piden al Gobierno que agilice la excarcelación de aquellos presos que tienen problemas de salud, que son de avanzada edad o que han cumplidos dos tercios de su pena.

El senador de izquierdas Iván Cepeda y la Fundación Comité de Solidaridad con los Presos Políticos (CSPP) solicitaron esta semana a la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) medidas cautelares que permitan que el Estado colombiano tome medidas para proteger la vida de más de 20.000 reclusos.

“Las diez cárceles sobre las que pedimos medidas cautelares están en Bogotá, Medellín, Villavicencio, Jamundí (Valle), Santander y Chocó, que tienen más de 20.000 personas privadas de la libertad, de las cuales 2.453 son mujeres”, dijo Cepeda a Efe.

Según el senador, el decreto que regula las excarcelaciones y permite la detención domiciliaria “es insuficiente” porque no se logra bajar el hacinamiento en las prisiones.

En Colombia había hasta el mes pasado 119.368 presos en cárceles con capacidad para 80.763, lo que supone una tasa de hacinamiento del 50 %, una población vulnerable a una pandemia que hasta hoy deja 4.561 contagiados en el país y 215 muertos.

Anuncio
Click para comentar

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Colombia

Colombia activa un comando contra el narcotráfico y las amenazas transnacionales

Publicado

el

Por

En la imagen, el presidente de Colombia, Iván Duque. EFE/Leonardo Muñoz/Archivo

El presidente colombiano, Iván Duque, activó este viernes en el Fuerte Militar de Tolemaida (centro), el principal centro de formación del Ejército colombiano, el Comando contra el Narcotráfico y las Amenazas Transnacionales (Conat).

El jefe de Estado colombiano aseguró que el Conat “nace con el propósito de doblegar, de golpear y de someter las estructuras del narcotráfico y de las amenazas transnacionales ligadas a la exploración ilegal de minerales, al tráfico de especies, de personas y por supuesto a cualquier forma transnacional de terrorismo”.

Esta unidad del Ejército está compuesta por 7.000 hombres y la comandará el general Juan Carlos Correa Consuegra, profesional en Ciencias Militares y Administración de Empresas de la Universidad Militar Nueva Granada de Bogotá.

Duque, que estuvo acompañado de la línea de mando militar, aseguró que el narcotráfico ha sido y es una amenaza que atenta contra el espíritu de la “Constitución, vida, honra, bienes; y busca amedrentar al ciudadano de bien, reclutar el joven y niño indefenso y corromper los valores sociales”.

Remarcó que “esta fuerza y el trabajo articulado de toda la fuerza pública irá sin contemplación a desmantelar las estructuras del narcotráfico del ELN, de la ‘Narcotalia’ (como se refiere a las disidencias de las FARC), de los Caparros, y de cualquier forma de criminalidad”.

Agregó que el narcotráfico es una “fuerza perversa que asesina líderes sociales, a quienes están en proceso de retorno en la legalidad y es la que pretende volver a sembrar horror, por eso hoy, la fuerza pública irá sin contemplación a destruir las estructuras del narcotráfico”.

Duque recordó que en el marco de la lucha contra el narcotráfico el año pasado se incautaron más de 500 toneladas de droga, se erradicaron manualmente cerca de 130.000 hectáreas de coca, se logró la destrucción histórica de más de 830 laboratorios y la reducción exponencial de cultivos ilícitos.

Según cifras del Gobierno colombiano, en lo que va de este año se han erradicado 4.574 hectáreas de cultivos ilícitos, 93 % más respecto al mismo periodo de 2020, con 2.370 hectáreas.

Las incautaciones de cocaína aumentaron un 106 % frente al mismo periodo del año anterior, pasando de 27,5 toneladas a 56,7 toneladas.

EFE

Sigue leyendo

Colombia

La imagen que Rafael Nieto posteó de Iván Cepeda y que generó rechazo en la Izquierda

Publicado

el

Por

La imagen que Rafael Nieto posteó de Iván Cepeda y que generó rechazo en la Izquierda

Una imagen posteada por el experto político Rafael Nieto Loaiza sobre el periodista Herbin Hoyos en paralelo a la gestión de Iván Cepeda ha generado cientos de críticas y rechazo de la Izquierda colombiana.

Nieto quiso referirse a la labor de Herbin Hoyos quien desde su programas ‘Las voces del Secuestro’ acercó a familias que estaban separadas a causa de este flagelo, lo puso en comparación con Cepeda a quien calificó como la voz de los secuestradores.

Esto generó de inmediato reacción en esa facción política colombiana que incluso llegó a sugerir que es algo que se puede demandar.

Sigue leyendo

Colombia

Imputan cargos a Alberto Salcedo, periodista y profesor denunciado por Amaranta Hank

Publicado

el

Por

Amaranta Hank y Alberto Salcedo Ramos

Al periodista y profesor Alberto Salcedo Ramos fue imputado por el cargo de acto sexual violento, mismo por el que fue denunciado por Angie Castellanos y Alejandra Omaña, esta última conocida en Colombia bajo el seudónimo de Amaranta Hank.

Ambas mujeres tomaron la vocería de un caso que tendría más víctimas y por las que la justicia colombiana ya inició un proceso investigativo de varios meses y del que Salcedo Ramos ha prometido salir victorioso.

Las denuncias hechas publicas en 2020 recogen los testimonios de al menos 20 mujeres.

Sigue leyendo

SIGUENOS EN FACEBOOK

SIGUENOS EN TWITTER

CONTENIDO PATROCINADO

Tendencias

<- - Compuesto de inicio!>