Arabia Saudí transforma sus cuatro principales clubes de fútbol en empresas

El ministro de Deportes de Arabia Saudí, el príncipe Abdulaziz bin Turki al Faisal, anunció este lunes la transferencia de la propiedad de los clubes Al Ittihad, Al Ahly, Al Nassr y Al Hilal al Fondo de Inversión Pública (PIF, en inglés), que será propietario del 75 % de cada club, mientras que el resto será propiedad de organizaciones sin fines de lucro.

El anuncio lo hizo el responsable de Deportes en una rueda de prensa este lunes en Riad y enmarcó la transformación de estos cuatro clubes en empresas en el proyecto de inversión y privatización de clubes deportivos que el príncipe heredero saudí y primer ministro, Mohamed bin Salmán, presentó por la mañana.

El mismo PIF comentó a través de su perfil oficial de Twitter que estos “cuatro clubes deportivos (Al Ittihad, Al Ahly, Al Nassr y Al Hilal) se han transformado ya en empresas”, cada una de ellas de su propiedad.

El PIF es el fondo de inversión y ahorro del estado de Arabia Saudí, y su impresionante fortuna procede del petróleo, activo en el que los saudíes son una de las grandes potencias del mundo, pero en los últimos años han decidido diversificar sus inversiones ante la caducidad futura de esta fuente de energía.

Asimismo, el príncipe Abdulaziz dijo que “13 clubes han logrado establecer empresas privadas para la inversión deportiva y más de 61 clubes han aplicado estándares de gobernanza”.

Este proyecto de privatización de los clubes saudíes tiene como base “fomentar las oportunidades de inversión y un entorno de inversión atractivo en el sector deportivo; impulsar la profesionalidad y la sostenibilidad financiera de los clubes deportivos; así como mejorar la competitividad y las infraestructuras de los clubes”, señaló este lunes la agencia oficial de noticias saudí SPA.

De interés: Karim Benzema dejará el Real Madrid: Rumbo a una nueva aventura en Arabia Saudita

Con este proyecto se busca aumentar los ingresos de la asociación de la liga saudí de fútbol de 450 millones de riales (120 millones de dólares) a más de 1.800 millones de riales (480 millones de dólares) al año.

Bin Salmán utiliza el PIF para realizar todo tipo de inversiones, desde la financiación de ambiciosos proyectos en el naciente sector turístico saudí, como la futurista ciudad NEOM, a adquisiciones de industrias consideradas estratégicas o inversiones en otros países.

Entre sus últimas adquisiciones se encuentran dos empresas de eSports con las que formó un grupo para buscar el liderazgo en el sector, o el 100 % de la empresas del club de fútbol inglés Newcastle United, en 2021.

¡Síguenos en Google News, Facebook y Twitter para mantenerte informado con las mejores noticias!

EFE