Cristiano Ronaldo, un ejemplo de Fair Play: le cobraron un penal y avisó que no fue

Cristiano Ronaldo demostró su nobleza y su honestidad en el partido que su equipo, el Al Nassr, disputó ante el Persépolis, por la Champions asiática. El portugués rechazó un penal que le habían cobrado a su favor y le dijo al árbitro que no hubo falta.

La jugada ocurrió durante la primera parte del encuentro, cuando el delantero luso intentó rematar al arco tras un centro desde la derecha. El balón rebotó en un defensor y el portugués volvió a buscarlo, pero sintió un roce por detrás y se cayó al suelo.

Fue así como el árbitro no dudó en señalar el punto penal, pero el delantero se levantó rápidamente y le hizo un gesto al juez para indicarle que no había sido infracción.

Cristiano Ronaldo, el crack que no quiso un penal regalado

El exjugador del Real Madrid y Manchester United siguió al árbitro hasta convencerlo de que anulara el penal. Mientras tanto, desde el banco de suplentes del Persépolis protestaban y pedían una tarjeta amarilla para Cristiano Ronaldo por simular. Sin embargo, el árbitro no sancionó al portugués y reanudó el juego con un bote a tierra.

El gesto Fair Play de Cristiano Ronaldo fue aplaudido por muchos aficionados y comentaristas, que destacaron su actitud ejemplar y su respeto por el juego limpio. EL juego finalmente quedaría empatado a 0 tantos.

Lea también: Martínez: Cristiano sigue teniendo “hambre, incluso cuando lo ha ganado todo”