Neymar llegó al PSG en 2017 desde el Barcelona con una fractura en su pie derecho

El atacante brasileño Neymar llegó al Paris Saint-Germain en 2017 procedente del FC Barcelona con una fractura en el pie derecho, algo que podría explicar las lesiones más serias que sufrió durante su estancia en el club francés, informa este miércoles L’Equipe.

Neymar, cuyo fichaje batió récords por los 222 millones de euros que pagó el PSG por la cláusula de rescisión del jugador, sufría de una fractura por estrés en el quinto metatarsiano del pie derecho cuando llegó a París en agosto de 2017, según fuentes españolas cercanas al jugador, añade el diario.

Durante las seis temporadas que estuvo en el club parisino, el jugador disputó menos de la mitad de los partidos de su equipo debido a las numerosas lesiones que sufrió, tres de ellas -las más serias- en el pie derecho: dos fracturas en el quinto metatarsiano (febrero de 2018 y enero de 2019) y una operación de tobillo en marzo de 2023.

Contactado por L’Equipe, el entonces médico del PSG, Éric Rolland, que actualmente trabaja en el Rennes, eludió hablar para “respetar el secreto médico”.

Sin embargo, un antiguo médico de las selección nacional francesa señaló al medio desde el anonimato que, si la fractura por estrés se detectó durante la revisión médica a su llegada en 2017, se podía haber estudiado una operación o una inmovilización durante varios meses.

Este especialista recuerda que las dos fracturas de 2018 y 2019 fueron de carácter traumático y tuvieron lugar tras duelos con rivales en los que Neymar fue desequilibrado cuando apoyaba el pie derecho.

Añade que no hay una explicación única para las lesiones en la zona, sino que puede haber múltiples factores, como la morfología y la constitución física del jugador o su estilo de juego basado en los regates con apoyos dinámicos.

De interés: Criminales intentan secuestrar a la hija recién nacida de Neymar y Bruna Biancardi

¡Síguenos en Google News, Facebook y Twitter para mantenerte informado con las mejores noticias!

EFE