El milagro de Dino: el perro que despertó a su dueña del coma y luego murió

Una historia conmovedora se vivió en Bogotá, donde una mujer que sufrió un accidente cerebrovascular y quedó en coma, despertó gracias a la visita de su perro, que luego falleció. Se trata de Myriam Bedoya, de 68 años, y su fiel compañero Dino, un perro criollo de 12 años que le dio una nueva oportunidad de vida.

Myriam sufrió un derrame cerebral después de regresar de un viaje a Viotá, Cundinamarca, y fue llevada de urgencia a la Clínica del Occidente, donde le diagnosticaron un infarto en el tallo cerebral, el centro de las funciones vitales. Debido a la gravedad de su estado, los médicos la indujeron al coma y la trasladaron al Hospital Universitario Nacional de Colombia (HUN).

Allí, Myriam permaneció inconsciente durante más de 15 días, sin responder a ningún estímulo. Los médicos le dieron dos opciones a su familia: enviarla a un centro de crónicos o dejarla morir de forma natural. Su esposo, Néstor Hugo Aristizábal, y su hija, María Paula Aristizábal, optaron por la segunda, pero antes quisieron que su perro, Dino, la visitara.

La conmovedora historia de Dino, el perro que sacó del coma a su ama y luego se fue

Dino era el consentido de Myriam, quien lo adoptó como hogar de paso y le enseñó a jugar, a esperarla en la cocina y a acompañarla en sus siestas. El perro, de pelaje negro y ojos cafés, lucía un chaleco de colores y se movía con alegría por el hospital.

Al llegar a la habitación de su dueña, la olfateó y le lamió la mano. Fue entonces cuando ocurrió el milagro: Myriam intentó agarrar la pata de Dino y al día siguiente abrió los ojos.

Los médicos y el personal de salud no podían creer lo que veían. Myriam había superado el coma y fue operada para alimentarse y respirar por medio de sondas. Después de 52 días, pudo regresar a su casa, donde la esperaba Dino. Sin embargo, el perro no estaba bien. Había perdido peso, fuerza y apetito. Parecía que había entregado su vida a su ama. Un día, lo encontraron muerto en el primer piso de la casa.

María Paula está convencida de que Dino fue un ángel que salvó a su mamá y que sigue presente en su vida. Cada vez que habla de él, una mariposa blanca se posa cerca de ella. Además, gracias a su historia, el HUN creó el programa Huellas que Sanan, que permite el ingreso de mascotas para aliviar y acompañar a los pacientes.

Lea también: Cómo entrenar a tu perro con las 5 órdenes básicas de obediencia

¡Síguenos en Google News, Facebook y Twitter para mantenerte informado con las mejores noticias!