Conecta con nosotros
Una cuarta parte de los alemanes consume sobre todo ya productos ecológicos Una cuarta parte de los alemanes consume sobre todo ya productos ecológicos

Europa

Una cuarta parte de los alemanes consume sobre todo ya productos ecológicos

Publicado

el

Por

Casi una cuarta parte de los consumidores alemanes compra ya sobre todo alimentos ecológicos, un ámbito en el que los productos frescos españoles dominan, y en los que la guía mayoritaria son los sellos que los certifican.

Los últimos datos proceden de un sondeo de la consultora PwC, que sobre la base de una muestra de mil ciudadanos mayores de 18 años publicado esta semana encontró que ya son el 24 % los consumidores que compran sobre todo productos ecológicos, frente al 14 % de hace solo cuatro años.

“La popularidad de estos productos está aumentando, especialmente en las verduras, las frutas, la leche, pero también en las salchichas”, explica a EFE el director de venta minorista y bienes de consumo de PwC Alemania, Christian Wulff.

El 55 % de los consultados en el sondeo dijeron que confían en los sellos certificadores para orientarse en sus compras de productos ecológicos pero son todavía muchos -el 29 % según los datos de la encuesta- los que tienen una confianza “más bien baja” en aquellos y un 6 % no se fían nada.

Los datos de la Federación alemana de Alimentos Ecológicos (BÖLW por sus siglas en alemán) indican que en 2019 los alemanes gastaron en alimentos y bebidas ecológicas 11.970 millones de euros, un 10 % más que en el año precedente.

La venta minorista de estos productos tuvo una facturación de 7.130 millones de euros, un crecimiento del 11,4 % y así esa distribución garantizó el 60 % del total de la cifras que mueve el sector en Alemania.

Alemania se sitúa en el octavo puesto en todo el mundo por consumo por habitante: 132 euros anuales de media en una lista que encabezan Suiza y Dinamarca, según los datos del portal especializado Statista.

Según los que aporta la Agricultural Market Information Company (AMI), la cuota de mercado de alimentos ecológicos en todo el comercio de alimentos es de alrededor del 5,7 % y las mayores cuotas de facturación en todo el mercado de alimentos se lograron con harina orgánica, con un 26 %; huevos, con un 23 %, y leche, con un 14,4 %.

Más de 84.000 productos en Alemania llevan actualmente un sello ecológico, casi cuatro veces más que en 2004, cuando había 24.000 productos con este certificado de calidad, según Statista.

“No es tanto el sello sino dónde consigo el producto, hay una gran diferencia entre comprar productos ecológicos a través de un agricultor local o en un gran supermercado convencional, lógicamente confiaré más en la primera opción”, dice a Efe Maike Brahms, estudiante de 20 años en la puerta de un LPG Biomarkt del distrito de Steglitz en Berlín.

Se registran precios diferentes según el comercio y, por ejemplo en un supermercado berlinés de la cadena Rewe media docena de huevos ecológios cuestan 2,29 euros y en una tienda bio, Alnatura, 2,79 euros; un kilogramo de harina de trigo ecológica cuesta 0,79 euros en el primero y 1,49 euros en la segunda.

Pero en este ámbito Wulff cree que la diferencia de precios entre supermercados y tiendas ecológicas tiene más relación con la forma de producción que con la marca: “”Estamos entrando en un campo difícil porque no acaba de estar claro cuándo la producción comienza a convertirse en ecológica”, estima.

El mercado alemán tiene dificultades para abastecerse de productos propios y la proporción nacional rara vez alcanza el 20 %; prácticamente las únicas verduras y hortalizas ecológicas de origen doméstico son las calabazas y los calabacines, según datos de la temporada 2017-2018 recolectados por el portal de internet Ökolandbau.

La fuente confirma que entre los proveedores europeos del sector de alimentos ecológicos las importaciones procedentes de España, Francia e Italia son casi la mitad del total y en estas predominan los productos españoles.

Incluso durante la temporada doméstica los productos ecológicos alemanes entre mayo y agosto no son suficientes para abastecer la demanda y aumentan las importaciones procedentes de España, cuyos productos “en lo fundamental dominan” el mercado en esos meses.

EFE

Anuncio
Click para comentar

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Europa

Terribles comentarios en retransmisión de Los Premios Goya 2021, machismo en su máxima expresión

Publicado

el

Por

Premios Goya 2021, machismo en su máxima expresión

Una desafortunada situación se vivió en el arribo de varias mujeres a los Premios Goya 2021, muchos en redes acusan en esto machismo en su máxima expresión.

Todo ocurrió en la retransmisión de RTVE a través de su Facebook donde las palabras de grueso calibre y los calificativos abundaron.

En redes sociales el tema se volvió tendencia para condenar lo hecho por estas personas que se ubicaron cerca a los micrófonos y que demuestran el largo camino por respeto que aún falta por andar al género femenino.

Comentarios machistas y sexistas en transmisión de los Premios Goya 2021

Sigue leyendo

Europa

La protesta polaca cristaliza en el “Infierno de las mujeres”

Publicado

el

Por

Protestas

Las recientes y polémicas restricciones al aborto y la retirada del Convenio de Estambul sobre violencia doméstica centran las protestas de la campaña “Infierno de las mujeres” en Polonia este domingo, víspera del Día Internacional de la Mujer.

En octubre, el Tribunal Constitucional, controlado de facto por el gobierno del ultraconservador Ley y Justicia (PiS), se pronunció en un fallo que hace prácticamente imposible abortar legalmente en Polonia al ilegalizar el caso de grave malformación del feto.

Esto provocó una ola de protestas calificada como la mayor movilización social desde 1989. Las manifestaciones, con apoyo social mayoritario, se han extendido por todas las grandes ciudades y también algunas menores, una situación sin precedentes.

Casi seis meses después, aún pueden verse pancartas y carteles de apoyo con el emblema del rayo negro y la frase “Infierno de las mujeres”.

El Gobierno polaco intenta minimizar el alcance de estas movilizaciones e incluso desacreditarlas, tildándolas de “extremistas” y acusándolas de tener un trasfondo político en vez de luchar por derechos civiles.

La fuerte represión policial, incluida la agresión a una diputada y varios periodistas, ha sido criticada dentro y fuera del país.

Sin embargo, el respaldo conseguido por estas protestas ha ido ampliando su efecto y agregando a estudiantes, críticos con la Iglesia y colectivos de minorías sexuales.

En un sondeo del año pasado, el 13 % de los polacos quería la prohibición del aborto. Una encuesta de la radio polaca indicó que el 70 % de los encuestados estaba a favor de las protestas.

La legislación polaca sobre el aborto es una de las más restrictivas del mundo. Antes de 1989, se practicaban en Polonia unos 500.000 abortos al año y ahora, según el gobierno, se llevan a cabo menos de 1.000.

Sin embargo, más del 95 % de estas intervenciones es ilegal bajo la nueva legislación, que obliga a completar la gestación siempre que no haya peligro de muerte para la madre o se trate de un caso de violación o incesto.

Se estima que, cada año, 150.000 mujeres polacas interrumpen voluntariamente su embarazo de manera ilegal, poniendo en peligro su salud.

Actualmente no se imparte educación sexual en las escuelas polacas. Bajo el nombre de “preparación para la vida familiar”, se imparte una materia en cuyo currículo aparece la palabra “familia” 173 veces y “sexo” solo dos: una para describir el cibersexo y otra para referirse a la adicción al sexo.

Malgorzata Kulbaczewska-Figat, periodista y redactora jefe adjunta de strajk.eu, recuerda en declaraciones a Efe que en 2016 unas movilizaciones similares lograron que el gobierno diese marcha atrás.

“Lograremos lo que queremos, seguiremos luchando por la dignidad y por nuestro lugar en la sociedad polaca; con nuestra lucha en el pasado logramos nuestros objetivos”, dice.

Agata Czarnacka, activista feminista y asesora del Club Parlamentario SLD para la Democracia y la Antidiscriminación, asegura que Polonia es “un campo de batalla” para la lucha feminista global.

“Pienso que todas nosotras tenemos el mismo desafío. Que los políticos nos escuchen. Necesitamos mucha energía, mucha resistencia, mucho tiempo y mucha atención”, declara a Efe.

“Me entristece ver que los movimientos de derecha y el Gobierno polaco intentan limitar la presencia polaca en la UE, e incluso ridiculizar a la UE en Polonia. Veo que no se entiende muy bien la democracia”, comenta.

La comisaria europea de Igualdad, Helena Dalli, afirmó que “la restricción sustancial al acceso legal al aborto va en contra de las obligaciones internacionales de Polonia de respetar los Derechos Humanos”.

El portavoz del Departamento de Estado estadounidense, Ned Price, dijo recientemente que Washingtopn está “observando de cerca la situación” de Marta Lempart, la líder de las protestas detenida.

Si Polonia, como ha amenazado, finalmente se retira del Convenio de Estambul, un acuerdo multilateral sobre los derechos de la mujer y contra el maltrato sexista, será el único país de la UE ausente.

Las protestas no solo sirven como plataforma de reivindicación feminista, también han puesto de manifiesto el rechazo de gran parte de la población a otras políticas del Gobierno.

“Soy una mujer polaca y apoyo la protesta de las mujeres. He asistido en persona a estas protestas y creo que es muy importante luchar por nuestros derechos. Creo que es sobre todo político, pero también hay otras consideraciones al respecto. No abandonaremos:

lucharemos por nuestros derechos”, dice una joven polaca.

Los grupos detrás de las manifestaciones han asegurado que, a partir de marzo redoblarán sus protestas a pesar de las restricciones al movimiento y reuniones públicas impuestos por el Gobierno a causa del coronavirus.

EFE

Sigue leyendo

Accidentes

En Suiza aprueban prohibir el burka y ocultar el rostro en público

Publicado

el

Por

suiza-prohibir-burka

Los suizos aprobaron hoy en referéndum, aunque por un mínimo margen, una ley que prohíbe que las mujeres utilicen en cualquier lugar público el velo integral o el burka, elementos de la vestimenta tradicional islámica.

La iniciativa presentada al pueblo fue denominada “Sí a la prohibición de esconder el rostro” y ha salido adelante con un 52 % de votos.

Su objetivo declarado era promover la igualdad, la libertad y, en particular, la seguridad, ya que los proponentes afirmaban que evitaría que mujeres sean obligadas a ocultar su rostro o que otros lo hagan con un propósito criminal o terrorista.

Su principal promotor fue el partido UDC, el más conservador del espectro político suizo, pero la nueva norma también recibió el apoyo de otros partidos de derecha.

Entre sus oponentes no solo figuraban partidos políticos, sino movimientos sociales como reconocidos colectivos feministas, que juzgaban que esta prohibición era “racista y sexista”.

También el Gobierno y el Parlamento suizos estaban contra esta prohibición por considerar que se trata de un fenómeno marginal en Suiza, que podría tener efectos negativos en el turismo y, finalmente, no ayudaría realmente a las mujeres afectadas.

Suiza recibe cada año una clientela turística procedente de países árabes y de alto poder adquisitivo.

“Ninguna mujer puede aceptar caminar por la calle con una tela sobre el rostro que le impide respirar, mostrarse como persona y como mujer, y decirlo en voz alta no es ni sexista ni racista”, declaró hoy al conocerse el resultado del referéndum la parlamentaria Jaqueline de Quattro, en declaraciones a la radio-televisión pública suiza RTS.

La ley aprobada en este referéndum también se aplicará a los participantes en manifestaciones y marchas, que no podrán ocultarse el rostro, lo que en ocasiones ocurre cuando grupúsculos violentos actúan de forma violenta y realizan destrozos en las calles.

EFE

Sigue leyendo

SIGUENOS EN FACEBOOK

SIGUENOS EN TWITTER

CONTENIDO PATROCINADO

Tendencias

<- - Compuesto de inicio!>