Conecta con nosotros

América Latina

Chile roza los 140.000 casos en cuarta semana de megacuarentena en Santiago

Publicada

el

Chile-megacuarentena-santiago

Las autoridades sanitarias de Chile informaron este lunes de que en las últimas 24 horas se registraron 4.696 casos del coronavirus SARS-CoV-2 y 74 muertes, lo que eleva el balance total a 138.846 infectados y 2.264 fallecidos, y alertaron de que la situación en Santiago sigue siendo “muy preocupante”.

Santiago, el principal foco de la pandemia y donde la red hospitalaria está al límite, comienza este lunes su cuarta semana consecutiva de cuarentena total, una medida que afecta a 7 de los 18 millones de habitantes del país.

“Independientemente de que la tendencia en la mayoría de las comunas (barrios) de la región metropolitana se ve favorable (…) también es cierto que los números de personas afectadas siguen siendo muy altos”, explicó el ministro de Salud, Jaime Mañalich, en su rueda de prensa diaria.

Chile-Coronavirus-Covid-19

La megacuarentena había sido rechazada reiteradamente por el Gobierno, que apostó al inicio de la crisis por aislar sólo a las comunas con más contagios y que se vio obligado a decretarla tras un explosivo aumento de casos a principios de mayo.

“Cada persona en la región metropolitana puede contagiar a 1,4 personas aproximadamente”, agregó el ministro.

El confinamiento en la capital se extenderá al menos hasta el 12 de junio, aunque no se descartan nuevas prórrogas debido a que el virus parece no remitir y a que la cuarentena no se está cumpliendo.

Según la Sociedad Chilena de Medicina Intensiva (Sochimi), la movilidad en la capital se ha reducido solo un 30 %.

“El Gobierno tiene la responsabilidad de tomar las medidas que corresponden, pero es imprescindible que la ciudadanía entienda que tenemos que hacer un sacrificio contundente para terminar lo antes posible con la cuarentena”, alertó Mañalich.

Junto al número de nuevos casos y fallecidos, en las últimas 24 horas también aumentó hasta 1.581 el número de pacientes ingresados en cuidados intensivos, de los cuales 1.333 necesitan ventilación mecánica y 380 se encuentran en estado crítico.

Las autoridades sanitarias reconocieron el domingo 553 nuevas muertes que no fueron contabilizadas entre abril y mayo por el cambio metodológico al contabilizar fallecidos, que ahora no sólo contempla los casos comprobados de la COVID-19, sino también aquellos casos sospechosos pero cuyo examen PCR no arrojó resultados a tiempo.

Además, y tras varias denuncias periodísticas, se revisó la base de datos de fallecidos certificados en el Registro Civil que, “directa o indirectamente”, pudieran estar vinculados a la COVID-19 como causa asociada al fallecimiento para consolidar el número de decesos.

Chile, que más de 700.000 exámenes es uno de los países que más pruebas PCR realiza en la región, se encuentra bajo estado de excepción, con toque de queda nocturno, con colegios, universidades y fronteras cerradas desde mediados de marzo, así como la mayoría de los comercios que no sean de primera necesidad. EFE

Recomendado: Nueva Zelanda anuncia que eliminó el coronavirus- por ahora

América Latina

Bolsonaro se recluye obligado por el coronavirus que siempre ha menospreciado

Publicada

el

Bolsonaro

El presidente brasileño, Jair Bolsonaro, que en las últimas semanas había moderado el tono de su permanente embate ideológico, se ha recluido aún más y despacha ahora desde su residencia afectado por la COVID-19, que siempre ha menospreciado.

Bolsonaro, quien la víspera anunció que ha contraído un virus que en algún momento había calificado de “gripecita”, a pesar de que ya infectó a 1,6 millones de brasileños y segó la vida de más de 67.000, mantuvo su agenda de este miércoles, mediante videoconferencias con algunos de sus ministros.

Febril en las redes sociales, también ha publicado vídeos en los que, pese a las dudas que existen en el mundo científico, promueve el uso de un derivado de la cloroquina para tratar la COVID-19 y se muestra tomando el polémico antipalúdico.

“A los que van en contra de la hidroxicloroquina, pero no dan otras alternativas, lamento informales que estoy muy bien usándola y con la gracia de Dios viviré aún por más tiempo”, afirmó Bolsonaro.

Fiel a su negacionismo, este mismo miércoles vetó 14 artículos de una ley aprobada por el Parlamento para contener la expansión de la pandemia entre los indígenas, que por sus precarias redes sanitarias son uno de los focos de preocupación en Brasil.

Entre los puntos vetados, que según el Gobierno creaban pesados compromisos presupuestarios sin determinar su impacto fiscal, uno obligaba al Estado a garantizar el acceso de los indígenas “al agua potable” y otro establecía la “distribución gratuita de materiales de higiene, limpieza y desinfección en las aldeas”.

Sin embargo, casi al mismo tiempo, un juez del Supremo determinó que el Gobierno deberá, en un plazo de diez días, “elaborar un plan y crear barreras sanitarias en las tierras indígenas”, en las que hay unos 12.000 contagios y cerca de 450 muertos.

UN CONFLICTO DE PODERES EN PLENA PANDEMIA

Antes de contraer el virus, el líder de la ultraderecha brasileña ya había entrado en conflicto con el Parlamento y la Corte Suprema, que actuaron como “reguladores” de medidas adoptadas por el Gobierno en línea con el desdén que Bolsonaro ha tratado la COVID-19.

Tanto las cámaras como el Poder Legislativo moderaron el tono de decisiones del presidente para intentar impedir cuarentenas y otras iniciativas que paralizaron virtualmente las actividades económicas, que según Bolsonaro serían “peores” que la propia pandemia.

La firma postura de los otros dos poderes motivó manifestaciones de partidarios de Bolsonaro, que coparon las calles para exigir una desescalada, respaldados muchas veces por la presencia de su líder, pese a que llegaban a pedir una “intervención militar” para “cerrar” el Parlamento y la Corte Suprema.

La escalada de ese conflicto institucional llegó al punto de que grupos radicales de ultraderecha alineados con Bolsonaro amenazaron en las redes sociales a jueces y parlamentarios y hasta simularon un “bombardeo” a la sede del Supremo con fuegos artificiales.

EL “CLAN” BOLSONARO Y SUS ENREDOS JUDICIALES

Esa situación ha coincidido con el avance de procesos judiciales que también ya habían sosegado un poco a Bolsonaro y afectan a tres de sus hijos que actúan en política: el senador Flavio, el diputado Eduardo y el concejal Carlos.

En los tres casos, investigados por irregularidades diversas que son más serias en el caso del senador Flavio Bolsonaro, sospechoso de incurrir en actos de corrupción en la época en que era diputado regional en Río de Janeiro.

Para más males, el propio mandatario está bajo investigación en el Supremo y en la Justicia Electoral. En el primer caso, por unas supuestas interferencias ilegales en la Policía Federal, y en el otro por supuesta difusión de “fake news” durante la campaña que le llevó al poder, en 2018.

Bolsonaro ya había acusado el impacto de esas investigaciones y moderado algo su tono, al punto de buscar acercarse a partidos del centro ideológico, distantes de los grupúsculos de la ultraderecha en que se apoyo inicialmente y que exigen del Gobierno un combate frontal al COVID-19 que, ahora, mantiene al mandatario recluido.

AGENCIA EFE

Sigue leyendo

América Latina

Oposición venezolana dice que Gobierno oculta cifra de muertos por COVID-19

Publicada

el

Oposición venezolana

La oposición venezolana acusó este miércoles al Gobierno de Nicolás Maduro de ocultar la cifra real de muertos por el nuevo coronavirus, al tiempo que llamó a los ciudadanos a extremar las medidas de bioseguridad y mantenerse en casa siempre que la situación lo permita.

“Lamentablemente, Nicolás Maduro sigue mintiendo, sigue manipulando la data de casos positivos y la data de mortalidad (por coronavirus)”, dijo en una rueda de prensa virtual el diputado opositor José Manuel Olivares.

De acuerdo con el legislador, exiliado en Colombia desde finales de 2018, en Venezuela han muerto por complicaciones derivadas de la enfermedad al menos 130 personas, 59 más de las que reportan los informes oficiales.

Según el último parte gubernamental, ofrecido el martes por el vicepresidente de Comunicaciones, Jorge Rodríguez, en Venezuela han muerto 71 de las 7.693 personas que se han contagiado de COVID-19.

“Hay una manipulación de la (tasa de) mortalidad para intentar decirle no sé a quien, hacerle ver, que tienen controlado el tema (del nuevo coronavirus) en Venezuela”, dijo hoy al respecto Olivares.

El opositor precisó, como soporte a su denuncia, que el Gobierno oculta la causa real de muerte de algunas personas, y usó como ejemplo los recientes decesos, que aseguró se debieron al nuevo coronavirus, de un paramédico en Caracas y otro hombre en el sureño estado de Bolívar, que colinda con Brasil.

Olivares también dijo que la tasa de contagio en los estados fronterizos es mayor en las ciudades venezolanas que en las colombianas, por cuanto puso en duda que la mayoría de los contagios en el país, tal y como lo ha señalado el propio Maduro, tengan un origen “importado”.

“Los venezolanos que vuelven a nuestro país -casi 60.000, según dice el Gobierno- se enferman en territorio venezolano”, aseguró.
Asimismo, pidió que se descentralice el análisis de las pruebas PCR para detectar el virus SARS-CoV-2, que hoy hace una sola institución en el país, y aseveró que hay otros 16 laboratorios listos para sumarse a los esfuerzos, lo que permitiría encontrar “diagnósticos tempranos”.

Venezuela detectó sus primeros casos del nuevo coronavirus a mediados de marzo, y desde el día 17 rige en el país una cuarentena que se ha flexibilizado algunas veces para permitir un respiro a la economía.

Sin embargo, Efe ha podido constatar que muchos comerciantes y trabajadores han roto la cuarentena casi desde el inicio de la misma para, según dijeron, evitar la quiebra.

AGENCIA EFE

Sigue leyendo

América Latina

América supera los seis millones de casos y el total global sube a 11,6 millones

Publicada

el

America

Los casos globales de COVID-19 se situaron hoy en 11,6 millones, más de la mitad de ellos en América, que en las últimas horas superó la barrera de los seis millones de contagios, de acuerdo con las cifras de la Organización Mundial de la Salud.

Después de tres jornadas consecutivas en las que se superaron los 200.000 nuevos casos diarios, el martes sólo se contabilizaron 172.000 en todo el planeta, coincidiendo con un menor número de casos reportados en los países más afectados, como Estados Unidos o Brasil.

Los fallecidos a nivel global desde el inicio de la pandemia hace más de medio año se sitúan en 539.026, de los que más de 268.000 se han registrado en América y 200.000 en Europa, los continentes más afectados.

Las curvas de contagios muestran cierta estabilización en todas las regiones en los últimos días, algo que se percibe de forma más acentuada desde hace semanas en las cifras diarias de fallecidos, salvo en África, donde este indicador sigue en ascenso (en ese continente han muerto más de 7.000 personas).

Estados Unidos, Brasil, la India y Rusia son los países más afectados por número de infecciones, seguidos de Perú y Chile, que superaron en las últimas horas la barrera de los 300.000 casos, mientras que México se sitúa en octavo lugar con más de 260.000 contagios.
Los pacientes recuperados se acercan a los 7 millones, alrededor del 60 % del total, y se mantienen en estado grave o crítico alrededor de un 1 % de los casos activos, es decir, unos 58.000.

AGENCIA EFE

Sigue leyendo

Tendencias

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies