Conecta con nosotros

América del Norte

EE.UU. se mira en su espejo roto

Publicada

el

EE.UU. se mira en su espejo roto

Protestas sociales en EE.UU. de costa a costa, cerca de 40 millones de personas desempleadas y más de 100 mil fallecidos por el coronavirus, Estados Unidos vive una combinación de crisis sin precedentes que arroja sombras sobre su orgullo nacional y agrieta su imagen internacional.

A ello se suma que la Casa Blanca está ocupada por uno de los presidentes más controvertidos de las últimas décadas, Donald Trump.

Los últimos tres meses han sido como una sucesión de shocks eléctricos a la primera potencia mundial.

Primero, la llegada de la pandemia del coronavirus, con momentos asombrosos como el despliegue de un hospital militar de campaña en Central Park en Nueva York, y que ha dejado ya más de 100 mil muertos.

A continuación, la ola de despidos masivos provocada por las medidas de restricción de movilidad y confinamiento para contener la expansión de la enfermedad, que llevaron a solicitar el subsidio de desempleo a más de 40 millones de estadounidenses.

Y, por último, los mayores protestas raciales por brutalidad policial en medio siglo, algunas de las cuales derivaron en saqueos y disturbios, tras la muerte en Mineápolis a finales de mayo de George Floyd, asfixiado bajo la rodilla de un policía blanco.

EE.UU.-Temen que el coronavirus rebrote en varias ciudades

UN LÍDER ATRINCHERADO

“Es una combinación de diferentes fuerzas a la vez, y con un liderazgo totalmente deficiente. Sería difícil para cualquier líder, pero lastimosamente el que tenemos solo lidera para un sector minoritario del país”, explica a Efe Erick Langer, profesor de Historia de la Escuela de Relaciones Internacionales de la Universidad de Georgetown, en Washington.

Una de las imágenes más potentes de la actual crisis, y replicada sin fin en las televisiones, es la del presidente Trump atrincherado en una Casa Blanca fortificada por vallas y agentes.

“Son imágenes sumamente desfavorables, ha construido su propio muro separándose del pueblo. La Casa Blanca debería ser la casa del pueblo”, subraya Langer.

A ello se añade la dispersión de manifestantes del pasado 1 de junio con gases lacrimógenos y porrazos para que el mandatario pudiera cruzar la plaza Lafayette y hacerse una foto con una Biblia en la mano ante la iglesia de Saint John’s.

Pese a la insistencia de Trump en calificar de “saqueadores y anarquistas” a los manifestantes, uno de los aspectos más notables es la heterogeneidad en el seno de las marchas: jóvenes y mayores, blancos, negros e hispanos, hombres y mujeres.

Es por ello que el escritor y ensayista Ta Nehisi Coates, uno de las grandes referentes intelectuales afroamericanos actuales, se mostró “sorprendentemente esperanzado”.

“Creo que grandes sectores de EE.UU. ahora ven a Trump como la Policía. Sienten sobre Trump lo mismo que sienten sobre los policías. Esto significa una enorme negación de legitimidad. Donald Trump puede ganar las elecciones en noviembre, pero será un gobernante y no un presidente. Es una diferencia clave”, señaló Coates en una conversación con el portal de información Vox.

IMAGEN INTERNACIONAL AGRIETADA

Lo que ocurre en Estados Unidos tiene una fuerte resonancia en el resto del planeta, dado que se trata de la potencia que ha marcado el rumbo geopolítico mundial desde el final de la II Guerra Mundial, en 1945.

Este peso específico se demuestra a través de apasionados amores y odios.

Una muestra de ello son las decenas de manifestaciones que han surgido en Europa y otras regiones para denunciar la violencia racial y la brutalidad policial en Estados Unidos.

“Más que poner a EE.UU. primero, como suele repetir incesantemente en sus mítines, lo que ha hecho es dejarlo solo. Trump ha tratado de destruir el sistema político internacional que EE.UU. había creado y del que se había aprovechado”, remarca Langer.

“Estados Unidos -lamenta el profesor universitario- ha dejado el escenario global”.

Algo que ha quedado aún más en evidencia con la crisis del coronavirus, que ha dejado en EE.UU. más de 100 mil muertos y casi 2 millones de contagiados.

Trump, cuya estrategia se sustenta en el principio de negar siempre cualquier error propio, ha redoblado su dedo acusatorio al multilateralismo y anunció su retirada de la Organización Mundial de la Salud (OMS).

De hecho, sus intentos de retomar la agenda global, como la fallida convocatoria de una cumbre del G7 en Washington este mes, han sido recibidos con tibieza por parte de la comunidad internacional, en el mejor de los casos, o silencio, en el peor.

Si la Casa Blanca celebraba un día la buena disposición de los líderes globales a una cita para celebrar el “regreso a la normalidad” tras la crisis, días después el propio Trump se veía obligado a anunciar su cancelación ante el escaso interés y la negativa a asistir de la canciller alemana, Angela Merkel.

CRISIS ECONÓMICA Y POLARIZACIÓN

La historia enseña que los declives de las grandes potencias suelen partir de problemas económicos.

Con un desempleo que cerró mayo en el 13.3 %, por encima del alcanzado en la Gran Depresión de 1930, y una caída estimada del PIB de más de 6 %, la cicatrices serán profundas y difíciles de sanar en EE.UU.

El Oficina de Presupuesto del Congreso (CBO) ha advertido que prevé que el país no recupere el nivel económico previo a la crisis hasta dentro de una década, en 2030.

Mark Bray, profesor de Historia de la Universidad Rutgers, en Nueva Jersey, señala que las actuales protestas muestran “desgarros en el tejido social” que plantean desafíos más amplios.

“Tiene ciertas similitudes con los disturbios de 1968 (tras el asesinato de Martin Luther King) en el sentido de la aguda polarización y las guerras culturales que vive el país”, comenta a Efe Bray, autor de un libro sobre el movimiento izquierdista Antifa, al que Trump responsabiliza de estar tras las protestas.

A juicio del historiador, Antifa (marcado por un carácter antifascista) y el Black Lives Matter (las vidas negras importan) tienen ciertos puntos en los que “se solapan”, pero proceden de “ámbitos distintos” y son solo una parte de la gran diversidad vista en las calles.

“El punto en común son los espectaculares fracasos de Trump en la gestión de la pandemia, su criminalización constante de quien se le opone. Y que se alimentan de la enorme frustración que ha ido acumulando la ciudadanía tras semanas de confinamiento y la falta de empleo y de clases”, sostiene. EFE

Recomendado: Amber Hoffman: de estar a punto de morir a regresar a la vida

Haga clic para comentar

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

América del Norte

El Gobierno de Trump lleva a cabo la primera ejecución federal en 17 años

Publicada

el

Daniel Lewis Lee - Donald Trump

El Gobierno del presidente de Estados Unidos, Donald Trump, llevó este martes a cabo la primera ejecución de un convicto por delitos federales en 17 años, apenas seis horas después que el Tribunal Supremo anulara la objeción de una jueza al procedimiento usado en la aplicación de la pena capital.

“Ley y orden”, declaró Trump en un mensaje en su cuenta de Twitter poco después de que se conociera la decisión del Tribunal Supremo de dar vía libre a las ejecuciones.

Las autoridades en la prisión federal de Terre Haute (Indiana) ejecutaron a Daniel Lewis Lee, un exsupremacista blanco condenado en 1999 por la tortura y asesinato en 1996 de los tres miembros de una familia, cuyos cuerpos arrojó a un lago en Arkansas.

“He cometido muchos errores en mi vida, pero no soy un asesino”, dijo Lee en su declaración final. “Están matando a un hombre inocente”, agregó.

En respuesta a la apelación de cuatro condenados a muerte, la jueza federal de Washington Tanya Chutkan había emitido el lunes un dictamen indicando que el nuevo protocolo para la ejecución de la pena capital probablemente viola la Octava Enmienda de la Constitución.

Dicha enmienda establece que a los presos no se les puede someter a “castigos crueles o inusitados”.

La magistrada aseguró en su fallo que había pruebas suficientes de que el fármaco letal empleado en la ejecución, el pentobarbital, “produce sensaciones de ahogamiento y asfixia” y causa “dolor extremo, terror y pánico”.

Los tribunales estadounidenses habían puesto bajo revisión el nuevo protocolo para las ejecuciones federales, en las que ahora se debe emplear solamente el pentobarbital, en lugar de la combinación de varios fármacos que se usaba antes, y que ha dado problemas y provocado macabros episodios de intentos fallidos.

Esta era la segunda vez que la magistrada de la capital estadounidense emitía un fallo sobre el asunto, después de que en noviembre pasado rechazara ya las ejecuciones por este procedimiento, una decisión que posteriormente fue revocada por un tribunal de apelaciones.

El pasado 29 de junio, el Tribunal Supremo se había negado a bloquear la ejecución de cuatro presos de cárceles federales que están programadas para este mes y para agosto, la primera de ellas la de Daniel Lewis Lee.

El fiscal general de EE.UU., William Barr, ordenó el año pasado al Buró Federal de Prisiones que reanudara el programa de ejecuciones.

La última ejecución federal antes que la de Lewis Lee había tenido lugar en 2003 y actualmente quedan 61 presos condenados a la pena capital por el Gobierno federal, según el Centro de Información sobre la Pena de Muerte (DPIC, por sus siglas en inglés).

Entre ellos figuran el condenado por los atentados del maratón de Boston de 2013, Dzhokhar Tsarnaev; y Dylann Roof, sentenciado a muerte por el asesinato de nueve feligreses afroamericanos en una iglesia de Charleston, en Carolina del Sur, en 2015; aunque ambos se encuentran en el proceso de apelación legal.

La reanudación de la aplicación de la pena capital federal contrasta con la tendencia registrada en EE.UU. en los últimos años, con la reducción progresiva de las ejecuciones, cada vez más concentradas en los estados conservadores del sur del país.

De hecho, varios estados han abolido recientemente la pena de muerte, hasta llegar a los 22 de los 50 que tiene el país.

El último fue Colorado, que la suspendió en marzo.

Después de que el Gobierno de Donald Trump anunciara la vuelta de la pena capital a nivel federal, la Unión Estadounidense de Libertades Civiles (ACLU, en inglés) criticó la decisión al asegurar que el Departamento de Justicia está “de nuevo en el lado equivocado de la historia”.

“El sistema federal de la pena de muerte no funciona y es racista, inefectivo y cruel (…) y esta decisión nos devuelve el país décadas atrás”, afirmó en un comunicado.

El DPIC, que recopila información sobre la pena de muerte, aseguró que “desde 1973 más de 160 personas que fueron acusadas erróneamente y condenadas a muerte en EE.UU. han sido posteriormente exoneradas”.

AGENCIA EFE

Sigue leyendo

América del Norte

Cabo Verde autoriza extradición de Álex Saab a EEUU y tiemblan en Venezuela y Colombia

Publicada

el

Cabo Verde autoriza la extradición de Álex Saab a EEUU

El Gobierno de Cabo Verde ha autorizado la extradición a Estados Unidos del empresario colombiano Álex Saab, acusado de ser testaferro del presidente de Venezuela, Nicolás Maduro.

Aunque la decisión final la tomará un tribunal caboverdiano, confirmó su abogado, José Manuel Pinto Monteiro.

El Ejecutivo avaló la extradición sobre la base de “la opinión judicial favorable de la Procuraduría General de la República (PGR)”, enviada el pasado día 8, para su revisión, al Tribunal de Apelaciones de Barlavento, con sede en la isla de San Vicente (norte del archipiélago), que asumirá la deliberación final, afirmó Pinto.

Saab fue detenido el pasado 12 de junio cuando su avión hizo escala para repostar en el Aeropuerto Internacional Amilcar Cabral de la isla norteña de Sal (el más importante de este país insular de África occidental), en respuesta a una petición de EEUU cursada a través de Interpol por presuntos delitos de blanqueo de dinero.

SUPUESTO BLANQUEO DE MILLONES DE DÓLARES DE ALEX SAAB

Un funcionario del Gobierno estadounidense indicó en julio de 2019 que con los CLAP, que se entregan a los más pobres, el empresario colombiano y tres hijastros de Maduro se lucraron, al parecer, con “cientos de millones de dólares”.

Washington también presentó cargos en julio pasado contra Saab y su mano derecha, Álvaro Enrique Pulido, a quienes acusa de blanquear hasta 350 millones de dólares supuestamente defraudados a través del sistema de control cambiario en Venezuela.

Según EEUU, entre noviembre de 2011 y septiembre de 2015, Saab y Pulido se confabularon con otros para lavar sus ganancias ilícitas y transferirlas desde Venezuela a cuentas bancarias estadounidenses, motivo por el que Washington tiene jurisdicción en el caso.

Su detención acaeció después de que el pasado 9 de junio la Fiscalía colombiana impusiera medidas cautelares con fines de expropiación de ocho inmuebles del “patrimonio ilícito” de Saab.

Según la Fiscalía, esos bienes tienen un valor de 35.000 millones de pesos (unos 9,7 millones de dólares) y están en Barranquilla.

Sigue leyendo

América del Norte

México es el cuarto país con más decesos por coronavirus a nivel mundial

Publicada

el

México es el cuarto país con más decesos por coronavirus a nivel mundial

México superó las 35.000 muertes por COVID-19 y se ubicó como el cuarto país a nivel mundial en cuanto al número de decesos, después de que las autoridades sanitarias del país reportaran 276 muertes y 4.482 contagios en las últimas 24 horas.

Con esas cifras, México llegó a 35.006 defunciones y 299.750 desde el inicio de la pandemia en este país el pasado 28 de febrero.

De acuerdo con los datos de la Universidad Johns Hopkins, con esta cifra de fallecimientos México superó a Italia, que registraba 34.954 y está por detrás de Estados Unidos, Brasil y Reino Unido.

En el caso de los contagios, México es séptimo tras superar el sábado a Reino Unido, ahora octavo con 291.154 contagios.

El 25 de junio México rebasó los 25.000 decesos y los 200.000 casos confirmados.

Sigue leyendo

Tendencias

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies