Conecta con nosotros

América Latina

Un proyecto busca refrescar las favelas de Río de Janeiro con techos verdes

Publicado

el

Por

Río de Janeiro

Es verano en Río de Janeiro y el calor que se concentra en las estrechas favelas sofoca. Refrescar estos ambientes de forma sustentable es el objetivo de Techo Verde Favela, un proyecto que nació en el corazón de estas barriadas brasileñas inspirado en países de Europa.

También conocidos como jardines aéreos, los techos verdes son considerados ‘pulmones urbanos’ por mejorar la calidad ambiental en las ciudades donde el cemento prevalece y la vegetación se extingue.

Su origen se remonta a los Jardines Colgantes de Babilonia -2.500 años atrás- y se propagaron durante la segunda mitad del siglo XX en Europa por el rápido crecimiento urbano. Alemania es el país líder de esta tendencia ecológica.

Luis Cassiano, fundador de Techo Verde Favela, descubrió estas bondades seis años atrás, luego de sufrir con las altas temperaturas que se concentraban en su casa, una de las tantas que se levantan en ‘Parque Arará’.

Esta favela, repleta de comercios y donde conviven unas 9.000 personas en medio de estrechas calles y sin zonas verdes para respirar, se ubica en la zona norte de Río de Janeiro, lejos del mar y sobre un terreno que años atrás albergaba un manglar.

Amante de las plantas y de la naturaleza, Cassiano encontró en los techos verdes la solución a su problema. Tras estudiar a fondo la metodología, se lanzó a sembrar su propio jardín encima del tejado que cubre su casa.

Desde entonces, la pequeña ‘selva urbana’ que cubre su hogar, compuesta por bromelias, cactus, suculentas y hasta palmeras, le ofrece un bienestar que antes no conocía a cambio de agua y cariño.

“Yo no sé vivir sin ese tejado”, enfatizó a Efe Cassiano, quien, a sus 51 años, confiesa que habría enloquecido sin el frescor que cada día le brinda día a día ese jardín.

“Su mayor importancia radica en cómo logra la diferencia de temperatura. Soy una persona que siente mucho el calor y sin ese tejado no podría mantenerme aquí. Cuando lo implementé, lo hice por una situación de auxilio, porque yo no aguantaba llegar del trabajo y tener todo ese calor aquí dentro”, subrayó.

El “fresquinho” del que habla Cassiano se siente de inmediato al ingresar en su hogar y la temperatura baja más en el último piso, donde el clima se mantiene entre 10 y 15 grados centígrados más frío de lo que marca el termómetro externo.

EDUCACIÓN AMBIENTAL, BASE DEL PROYECTO

Desde que experimentó en carne propia las virtudes de su techo verde, Cassiano quiso replicar la idea en otros hogares de la comunidad, pues este tipo de jardines también ayudan a evitar inundaciones, mejoran la calidad del aire, contribuyen a reducir el consumo de energía y convierten las estructuras de cemento y ladrillo en espacios “más bonitos”.

Según el ambientalista, promover la implementación de estos tejados en la favela no ha sido fácil, pues este tipo de proyectos son a largo plazo y la gente quiere “beneficios inmediatos”.

A eso se suman los cuidados diarios para su mantenimiento, que son vistos por muchos como una esclavitud, y los costos de su realización, que la gente de la favela no suele priorizar y menos ahora cuando la pandemia del coronavirus ha dejado a muchos sin trabajo, pues implican una inversión inicial mínima de unos 400 reales (unos 74 dólares).

Los montos incluso pueden reducirse con compras al por mayor si hay una participación colectiva del proyecto, pero la realidad es otra y por eso además de enseñar las técnicas para la implementación de techos verdes, se requiere educar a la población en asuntos ambientales y despertar en ella el amor por naturaleza.

“La persona tiene que saber lo que está haciendo, pero también debe amar las plantas”, insistió Cassiano.

En eso coincide David de Sousa, líder de Enactus, una organización no gubernamental que promueve el emprendimiento social y que viene apoyando el trabajo de Techo Verde Favela, con soporte técnico e investigación, con el auspicio de la Universidad Federal de Río de Janeiro (UFRJ).

LA PANDEMIA FRENÓ EL PROCESO

No obstante, el trabajo directo con la comunidad para empaparla del proyecto y enseñar sus beneficios quedó en el limbo por la pandemia del coronavirus, pues la UFRJ frenó las actividades que se reanudarán solo cuando exista un riesgo mínimo de contagio.

Es un trabajo “robusto”, según Cassiano, que se hace con el corazón y que sobrevive de ayudas voluntarias, cada vez más escasas.

Las posibilidades de que proyectos como Techo Verde Favela cuenten con el apoyo del Gobierno municipal también fueron postergadas por la covid en el corto plazo, y solo a futuro podrán estudiarse en los planes participativos que piensa desarrollar la Alcaldía con las comunidades de la zona norte de Río de Janeiro, confirmó a Efe Washington Fajardo, secretario municipal de Planeación Urbana.

Esto, porque la Alcaldía está priorizando acciones para revivir el centro de la ciudad, donde se concentran unos 800.000 empleos que fueron duramente afectados por el cierre de muchos negocios debido a las medidas para evitar la propagación del virus.

El tema ambiental está incluido en el plan urbano para esa zona de Río de Janeiro, donde la municipalidad impulsará que se implementen terrazas verdes en los edificios, que puedan ser visitadas por el público, ofreciendo beneficios para quienes desarrollen los proyectos.

EFE

Anuncio
Click para comentar

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

América Latina

Venezuela enviará mil milicianos a la zona fronteriza con Colombia donde combate desde marzo

Publicado

el

Venezuela enviará mil milicianos a la zona fronteriza con Colombia donde combate desde marzo (1)

Venezuela enviará un grupo de mil combatientes de la Milicia Nacional, una unidad de civiles afectos al chavismo, uniformados y armados, se desplazará al estado fronterizo de Apure, donde, el pasado 21 de marzo, estallaron combates con una banda de disidentes de las FARC, informaron este martes fuentes castrenses.

El anuncio lo hizo el comandante de la Milicia Nacional, mayor general Manuel Bernal Martínez, quien explicó que será una “fuerza miliciana humanitaria de protección a las comunidades” de la región y estará coordinada por el Ministerio de Defensa y el Comando Estratégico Operacional de la Fuerza Armada Nacional Bolivariana (Ceofanb).

Explicó que los mil combatientes son voluntarios, han sido formados en 22 unidades y estarán bajo el mando de un general de división, dos generales de brigada de la Milicia y cuatro oficiales superiores.

En 2020, hubo una reforma de las Fuerzas Armadas promovida por la polémica y hoy extinta Asamblea Nacional Constituyente, que asumió de facto las funciones del Parlamento, en ese momento con mayoría opositora.

Dicha reforma, incluyó a la Milicia Nacional como un “componente especial” de la Fuerza Armada Nacional Bolivariana (FANB), quince años después de haber sido conformada como fuerza “complementaria” de civiles armados, cuyos miembros son afectos al chavismo.

La Milicia, en esta nueva norma, adquiere atribuciones especiales en materia de inteligencia y contrainteligencia, en tanto que tiene la misión de “registrar, organizar, equipar, adiestrar y adoctrinar al pueblo a objeto de contribuir con la seguridad de la nación”, por lo que varios expertos y militares retirados consideran que sus miembros actúan como espías del Gobierno donde están desplegados.

Tras el anuncio del comandante de la Milicia, el presidente Nicolás Maduro explicó que la orden en Apure es la de “guerra de todo el pueblo en defensa de la soberanía y de la tierra contra los grupos irregulares, delincuenciales, criminales y terroristas que vienen de Colombia”.

Al respecto, subrayó que debe haber contra esas bandas una “guerra de todo el pueblo” en “unión cívico-militar-policial”.

Además, aseguró que el modelo desarrollado durante los combates en Apure “sirve como enseñanza para defender el territorio ante grupos armados por el Comando Sur” de Estados Unidos y el Gobierno colombiano, que considera que están detrás de esos ataques.

El pasado 21 de marzo comenzaron unos combates entre militares de la FANB y miembros de un grupo armado que no ha sido identificado por fuentes oficiales ni castrenses, aunque han difundido fotos en las que puede verse uniformes incautados con las siglas y logos de la antigua guerrilla de las FARC.

En los enfrentamientos han fallecido ocho militares y nueve “terroristas”, mientras que unos 6.000 habitantes de la zona han tenido que desplazarse al vecino departamento colombiano de Arauca.

EFE

Sigue leyendo

América Latina

Uruguay, país americano con más muertos por covid-19 por millón de habitantes

Publicado

el

Uruguay

Uruguay se ha convertido en el país americano con más muertos por covid-19 por millón de habitantes, debido al aumento progresivo de fallecimientos, con 71 registrados este lunes y 1.533 acumulados desde la declaración de emergencia sanitaria el 13 de marzo de 2020.

Según los datos de la web Our World in Data, de la Universidad de Oxford, el registro de 20,44 muertes por millón de habitantes en Uruguay sitúa al país suramericano en el quinto lugar del mundo, por detrás de los europeos Bosnia-Herzegovina (57,61), Hungría (30,12), San Marino (29,46) y Bulgaria (28,93).

Los números registrados en Uruguay en las últimas jornadas han llevado a superar a países de la región como Perú (9,92), Paraguay (8,69), Chile (7,17) o Brasil (6,96), y dejar muy lejos a Estados Unidos, con 1,41 por millón de habitantes.

Uruguay acumula 560 fallecidos en los primeros 12 días de abril, lo que supone más del triple de los registrados hasta el 31 de diciembre de 2020, cuando el país suramericano acumuló 181.

El peor día fue precisamente este lunes, cuando el Sistema Nacional de Emergencia (Sinae) informó de que 71 personas habían fallecido durante la jornada. Previamente, el viernes 9 había reportado 88, que correspondían al acumulado diario de 52 y a 36 casos no registrados con anterioridad.

Pese a la inquietud del sector sanitario y de los expertos científicos por el aumento de contagios y de fallecimientos, así como la saturación de las unidades de cuidados intensivos, el Gobierno de Luis Lacalle Pou sigue apelando a la “libertad responsable” y no ha decretado confinamiento obligatorio.

Actualmente, están suspendidas la presencialidad en las clases, las competiciones deportivas ‘amateur’ y las representaciones de espectáculos públicos; hay cierre de clubes y gimnasios, de los ‘free-shops’ (tiendas libres de impuestos) en la frontera con Brasil y de los casinos bajo la órbita del Estado.

Además, está restringido el horario de bares y restaurantes hasta la medianoche y el ingreso al país solo está permitido, además de a uruguayos y residentes, a los foráneos que acrediten alguna excepcionalidad por motivos diplomáticos, económico-laborales o personales y bajo expresa autorización del Ejecutivo.

El Ejecutivo considera “suficientes” las medidas tomadas hasta el momento y confía en que el ritmo de vacunación sirva para aminorar el número de casos diarios y alcanzar la denominada “inmunidad de rebaño”.

A las 10.37 horas (13.37 GMT) de este martes, 1.091.002 personas (un 31,12 % de la población) han recibido alguna de las dos dosis (883.510 con la primera y 207.492 con las dos ya administradas) de la china Coronavac o la estadounidense Pfizer.

Uruguay acumula 147.173 casos totales (de los que 32.515 son activos), 494 personas están internadas en cuidados intensivos (si bien el SUMI, Sociedad Uruguaya de Medicina Intensiva, aumenta esa cifra hasta 504) y el país se encuentra en color rojo, dentro del índice de Harvard, con 96,95 casos por 100.000 habitantes.

EFE

Sigue leyendo

América Latina

Buenos Aires registra un nuevo récord de contagios diarios de coronavirus

Publicado

el

Por

Buenos Aires registra un nuevo récord de contagios diarios de coronavirus- Italia marca un nuevo récord COVID al rozar los 22.000 contagios en el último día

Buenos Aires, la capital argentina registró la cifra más alta de contagios diarios desde el inicio de la pandemia, con 3.358 positivos.

Alrededor del país, se contabilizaron más de 19 mil casos nuevos.

Expertos han recomendado al Gobierno endurecer las restricciones; por ahora, el ministro de Educación descarta suspender las clases presenciales.

Sin embargo- Nicolás Trotta, ministro de Educación de Argentina, señaló que la segunda ola de COVID-19 “no implicará la suspensión absoluta” de las clases presenciales en el país.

Sigue leyendo