Haití: Más de 1.500 personas en condiciones inhumanas debido a la violencia entre bandas

Haití: Más de 1.500 personas en condiciones inhumanas debido a la violencia entre bandas

Más de 1.500 personas, la mayoría mujeres y niños, se encuentran en condiciones inhumanas en cuatro campos de desplazados situados en Poste Marchand, como consecuencia de la nueva ola de violencia en Haití, a causa de la guerra entre bandas en la zona de Bel-Air, en pleno corazón de Puerto Príncipe, cerca del Palacio Nacional. Esta situación ha obligado a los habitantes a huir en masa de sus barrios, algunos de ellos considerados pacíficos, e instalarse en campamentos sin ningún servicio social básico.

Según la ONG Red Nacional de Defensa de Derechos Humanos (Rnddh), estos nuevos conflictos, que estallaron a finales de febrero, han causado más de 60 muertos y 50 desaparecidos, agravando la ya crítica situación que vive Haití en todos los órdenes. Cientos de casas han sido incendiadas y la gente ha perdido sus bienes acumulados durante décadas.

Los desplazados de Bel-air, Delmas 24, Rue Tiremasse y Solino se encuentran en el campo de desplazados situado en Post-Marchand, donde conviven adultos de todas las edades, algunos con discapacidades, niños e incluso recién nacidos. Alegan sentirse olvidados por las autoridades, que no hacen nada por crear un clima de paz en los barrios populares.

La falta de alimentos y recursos esenciales para los desplazados se está cubriendo gracias a personas de la diáspora y a artistas, a quienes los comités de jóvenes del barrio de Poste Marchand piden ayuda.

Te puede interesar: Autoridades de Haití identifican a 2 nuevos sospechosos en el caso del asesinato del presidente Moïse

La crueldad de los enfrentamientos no conoce límites, según los desplazados por esta y otras guerras urbanas. Jimmy Cherisier, alias Barbecue, el expolicía que dirige la coalición armada conocida como el G9, es conocido por una atrocidad que coquetea con lo impensable. La furia de las bandas no conoce límites y la gente se pregunta hasta dónde puede llegar esta situación.

En un comunicado en el que anunció el cierre provisional de uno de sus hospitales en otra zona de conflicto armado, Médicos Sin Fronteras señaló que el número de víctimas aumenta en su centro de urgencias situado a pocos kilómetros de Bel-Air, que recibe cada día hasta 10 veces más heridos de bala que la media.

La complicidad policial también es denunciada por los desplazados, que aseguran que tanques de la Policía Nacional han participado en los conflictos junto a ciertos grupos armados. Esta situación ha llevado a la población a sentirse desprotegida y desamparada.

Ante esta grave situación, la comunidad internacional debe tomar medidas para proteger los derechos humanos y ayudar a las personas desplazadas. Es importante que se busquen soluciones pacíficas a los conflictos para que los habitantes de Haití puedan recuperar la esperanza de vivir en paz y seguridad.

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *