Conecta con nosotros
Portugal Portugal

Europa

“Es inimaginable”: los hospitales se ahogan en Portugal, a punto de aislarse

Publicado

el

Por

“Es un momento inimaginable”. Así resume la situación de Portugal el hospital Santa Maria, el más importante del país, donde los enfermos esperan durante horas en ambulancias para ser atendidos. Es la imagen de un descontrol que ha llevado al Gobierno portugués a aislarse de Europa con controles fronterizos.

El temor al colapso sanitario es cada vez más tangible en el país, donde se suceden las noticias de traslados entre centros de diferentes regiones y las UCIs trabajan ya saturadas, al 90 % de su capacidad, y cada día con más pacientes.

Este viernes se ha superado la inédita barrera de 800 ingresados en cuidados intensivos, con un total de 6.627 hospitalizados en todo el país, y desde el ojo del huracán en Lisboa, por primera vez un responsable de urgencias ha salido del servicio para lanzar llamamientos desesperados ante la prensa.

“Estamos viviendo un momento inimaginable. Crítico. La situación solo puede empeorar en próximos días”. Es el resumen de la directora de urgencias del hospital Santa María, Anabela Oliveira.

ENFERMOS QUE PASAN LA NOCHE EN UNA AMBULANCIA

Oliveira hablaba a las puertas de un hospital que simboliza el desbordamiento provocado por la tercera ola en Portugal. Desde hace días se agolpan aquí decenas de ambulancias -la pasada noche llegaron a ser 40- que esperan, a veces durante horas, para que se atienda sus enfermos sean atendidos.

Pacientes de todas las edades, cada vez con cuadros más graves de coronavirus, aguardan en algunos casos hasta doce horas para que se les haga triaje. Los sanitarios que les acompañan hacen lo que pueden, les suministran oxígeno o charlan con ellos si tienen ánimo.

“Ya vamos a entrar, ¡paciencia!”, prometía esta mañana un bombero a la paciente que transportaba, y que respondía con un leve asentimiento antes de volver a recostarse en la camilla. La escena habitual en un parque de urgencias que no da abasto.

“No sabemos si los que están en las ambulancias son graves o leves, llegan sin referencias”, sostiene Oliveira, que dice que estos días están ingresando a todos los que pueden. Pero la fila no deja de crecer.

“A día de hoy tenemos cerca de 60 pacientes en urgencias para ingresar. Los que están en ambulancias son pacientes que no conseguimos llevar a urgencias”, apunta, con un tono desesperado por momentos.

Este viernes se ha abierto un pre-triaje para intentar acelerar las cosas: equipos de médicos examinan a los pacientes de cada ambulancia en una primera evaluación. Es “un esfuerzo absolutamente increíble”, dice Oliveira, teniendo en cuenta las limitaciones de personal.

Desde que comenzó la pandemia, según confirmó a EFE el Ministerio portugués de Sanidad, se han contagiado un total de 23.768 profesionales sanitarios en Portugal, de los cuales casi la mitad se ha recuperado y ha vuelto al trabajo.

Mientras el Santa María lucha para atender a todos, en el resto del país siguen los traslados entre centros.

Esta viernes tres pacientes de cuidados intensivos en estado crítico, sedados, son llevados de Lisboa al archipiélago de Madeira en un avión militar -casi dos horas de vuelo-, un ofrecimiento que llegó después de que un centenar de pacientes fuesen derivados del Amadora-Sintra, en la periferia de la capital, por sobrecarga de la red de oxígeno.

PORTUGAL SE AISLA EL DOMINGO

La saturación hospitalaria es resultado de un mes negro para Portugal. Los hospitalizados no han dejado de crecer desde el 1 de enero y el país, de diez millones de habitantes, encadena diez días con más de 200 muertos diarios (con récord de 303 este jueves), y ronda los 14.000 contagios por jornada.

La variante británica, que tiene una prevalencia a nivel nacional del 20 %, pero del 50 % en la región de Lisboa, ha contribuido al rápido descontrol del virus, que ha llevado al Gobierno a aislarse de Europa a partir del domingo y durante 14 días.

Portugal prohibirá durante dos semanas a sus ciudadanos abandonar el país por cualquier vía y repondrá controles en la frontera terrestre con España, algo que, insisten tanto Madrid como Lisboa, no supone el cierre de la frontera, sino limitaciones a la movilidad.

CONFINAMIENTO GENERAL

Para toda la población, el confinamiento es la regla. La medida comenzó el pasado día 15 pero, tras mostrar escaso éxito en sus primeras jornadas, tuvo que ser modificada por el Ejecutivo, que decretó entonces más restricciones y posteriormente también puso fin a la enseñanza presencial.

Dos semanas de suspensión de clases fueron entonces decretadas, una decisión que levantó polémica, con voces que apuntaban a la necesidad de pasar inmediatamente a la enseñanza a distancia para no perder ritmo.

El Gobierno, que inicialmente confiaba en poder reabrir las escuelas tras 14 días, acabó por asumir que la situación es demasiado grave y volverán el día 8 de febrero las clases “online”, aunque desde la Asociación Nacional de Directores de Agrupaciones de Escuelas (ANDAEP) critican que faltan medios prometidos.

De momento, el Ministerio de Educación ha entregado 100.000 ordenadores para niños y adolescentes con bajos recursos, pero “faltan 335.000” que esperan que lleguen en este trimestre y que, se apunta, son clave para que no crezcan las desigualdades.

EFE

Anuncio
Click para comentar

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Europa

Terribles comentarios en retransmisión de Los Premios Goya 2021, machismo en su máxima expresión

Publicado

el

Por

Premios Goya 2021, machismo en su máxima expresión

Una desafortunada situación se vivió en el arribo de varias mujeres a los Premios Goya 2021, muchos en redes acusan en esto machismo en su máxima expresión.

Todo ocurrió en la retransmisión de RTVE a través de su Facebook donde las palabras de grueso calibre y los calificativos abundaron.

En redes sociales el tema se volvió tendencia para condenar lo hecho por estas personas que se ubicaron cerca a los micrófonos y que demuestran el largo camino por respeto que aún falta por andar al género femenino.

Comentarios machistas y sexistas en transmisión de los Premios Goya 2021

Sigue leyendo

Europa

La protesta polaca cristaliza en el “Infierno de las mujeres”

Publicado

el

Por

Protestas

Las recientes y polémicas restricciones al aborto y la retirada del Convenio de Estambul sobre violencia doméstica centran las protestas de la campaña “Infierno de las mujeres” en Polonia este domingo, víspera del Día Internacional de la Mujer.

En octubre, el Tribunal Constitucional, controlado de facto por el gobierno del ultraconservador Ley y Justicia (PiS), se pronunció en un fallo que hace prácticamente imposible abortar legalmente en Polonia al ilegalizar el caso de grave malformación del feto.

Esto provocó una ola de protestas calificada como la mayor movilización social desde 1989. Las manifestaciones, con apoyo social mayoritario, se han extendido por todas las grandes ciudades y también algunas menores, una situación sin precedentes.

Casi seis meses después, aún pueden verse pancartas y carteles de apoyo con el emblema del rayo negro y la frase “Infierno de las mujeres”.

El Gobierno polaco intenta minimizar el alcance de estas movilizaciones e incluso desacreditarlas, tildándolas de “extremistas” y acusándolas de tener un trasfondo político en vez de luchar por derechos civiles.

La fuerte represión policial, incluida la agresión a una diputada y varios periodistas, ha sido criticada dentro y fuera del país.

Sin embargo, el respaldo conseguido por estas protestas ha ido ampliando su efecto y agregando a estudiantes, críticos con la Iglesia y colectivos de minorías sexuales.

En un sondeo del año pasado, el 13 % de los polacos quería la prohibición del aborto. Una encuesta de la radio polaca indicó que el 70 % de los encuestados estaba a favor de las protestas.

La legislación polaca sobre el aborto es una de las más restrictivas del mundo. Antes de 1989, se practicaban en Polonia unos 500.000 abortos al año y ahora, según el gobierno, se llevan a cabo menos de 1.000.

Sin embargo, más del 95 % de estas intervenciones es ilegal bajo la nueva legislación, que obliga a completar la gestación siempre que no haya peligro de muerte para la madre o se trate de un caso de violación o incesto.

Se estima que, cada año, 150.000 mujeres polacas interrumpen voluntariamente su embarazo de manera ilegal, poniendo en peligro su salud.

Actualmente no se imparte educación sexual en las escuelas polacas. Bajo el nombre de “preparación para la vida familiar”, se imparte una materia en cuyo currículo aparece la palabra “familia” 173 veces y “sexo” solo dos: una para describir el cibersexo y otra para referirse a la adicción al sexo.

Malgorzata Kulbaczewska-Figat, periodista y redactora jefe adjunta de strajk.eu, recuerda en declaraciones a Efe que en 2016 unas movilizaciones similares lograron que el gobierno diese marcha atrás.

“Lograremos lo que queremos, seguiremos luchando por la dignidad y por nuestro lugar en la sociedad polaca; con nuestra lucha en el pasado logramos nuestros objetivos”, dice.

Agata Czarnacka, activista feminista y asesora del Club Parlamentario SLD para la Democracia y la Antidiscriminación, asegura que Polonia es “un campo de batalla” para la lucha feminista global.

“Pienso que todas nosotras tenemos el mismo desafío. Que los políticos nos escuchen. Necesitamos mucha energía, mucha resistencia, mucho tiempo y mucha atención”, declara a Efe.

“Me entristece ver que los movimientos de derecha y el Gobierno polaco intentan limitar la presencia polaca en la UE, e incluso ridiculizar a la UE en Polonia. Veo que no se entiende muy bien la democracia”, comenta.

La comisaria europea de Igualdad, Helena Dalli, afirmó que “la restricción sustancial al acceso legal al aborto va en contra de las obligaciones internacionales de Polonia de respetar los Derechos Humanos”.

El portavoz del Departamento de Estado estadounidense, Ned Price, dijo recientemente que Washingtopn está “observando de cerca la situación” de Marta Lempart, la líder de las protestas detenida.

Si Polonia, como ha amenazado, finalmente se retira del Convenio de Estambul, un acuerdo multilateral sobre los derechos de la mujer y contra el maltrato sexista, será el único país de la UE ausente.

Las protestas no solo sirven como plataforma de reivindicación feminista, también han puesto de manifiesto el rechazo de gran parte de la población a otras políticas del Gobierno.

“Soy una mujer polaca y apoyo la protesta de las mujeres. He asistido en persona a estas protestas y creo que es muy importante luchar por nuestros derechos. Creo que es sobre todo político, pero también hay otras consideraciones al respecto. No abandonaremos:

lucharemos por nuestros derechos”, dice una joven polaca.

Los grupos detrás de las manifestaciones han asegurado que, a partir de marzo redoblarán sus protestas a pesar de las restricciones al movimiento y reuniones públicas impuestos por el Gobierno a causa del coronavirus.

EFE

Sigue leyendo

Accidentes

En Suiza aprueban prohibir el burka y ocultar el rostro en público

Publicado

el

Por

suiza-prohibir-burka

Los suizos aprobaron hoy en referéndum, aunque por un mínimo margen, una ley que prohíbe que las mujeres utilicen en cualquier lugar público el velo integral o el burka, elementos de la vestimenta tradicional islámica.

La iniciativa presentada al pueblo fue denominada “Sí a la prohibición de esconder el rostro” y ha salido adelante con un 52 % de votos.

Su objetivo declarado era promover la igualdad, la libertad y, en particular, la seguridad, ya que los proponentes afirmaban que evitaría que mujeres sean obligadas a ocultar su rostro o que otros lo hagan con un propósito criminal o terrorista.

Su principal promotor fue el partido UDC, el más conservador del espectro político suizo, pero la nueva norma también recibió el apoyo de otros partidos de derecha.

Entre sus oponentes no solo figuraban partidos políticos, sino movimientos sociales como reconocidos colectivos feministas, que juzgaban que esta prohibición era “racista y sexista”.

También el Gobierno y el Parlamento suizos estaban contra esta prohibición por considerar que se trata de un fenómeno marginal en Suiza, que podría tener efectos negativos en el turismo y, finalmente, no ayudaría realmente a las mujeres afectadas.

Suiza recibe cada año una clientela turística procedente de países árabes y de alto poder adquisitivo.

“Ninguna mujer puede aceptar caminar por la calle con una tela sobre el rostro que le impide respirar, mostrarse como persona y como mujer, y decirlo en voz alta no es ni sexista ni racista”, declaró hoy al conocerse el resultado del referéndum la parlamentaria Jaqueline de Quattro, en declaraciones a la radio-televisión pública suiza RTS.

La ley aprobada en este referéndum también se aplicará a los participantes en manifestaciones y marchas, que no podrán ocultarse el rostro, lo que en ocasiones ocurre cuando grupúsculos violentos actúan de forma violenta y realizan destrozos en las calles.

EFE

Sigue leyendo

SIGUENOS EN FACEBOOK

SIGUENOS EN TWITTER

CONTENIDO PATROCINADO

Tendencias

<- - Compuesto de inicio!>