Conecta con nosotros

Internacional

La OMS pide 31.300 millones de dólares para vacunas y tratamientos contra la COVID-19

Publicada

el

OMS

La iniciativa ACT Accelerator, creada por la Organización Mundial de la Salud (OMS) para investigar vacunas, diagnósticos y tratamientos contra la COVID-19 y garantizar que sean asequibles en todo el mundo, requiere una financiación de 31.300 millones de dólares, anunciaron hoy responsables del programa.

El programa por ahora sólo ha recibido 3.400 millones de dólares, por lo que necesita 27.900 millones adicionales, y 13.700 millones de ellos de manera urgentemente, explicaron los principales responsables de ACT en una conferencia presidida por el director general de la OMS, Tedros Adhanom Ghebreyesus.

“Necesitamos la colaboración activa de gobiernos, industria, sociedad civil y comunidades”, señaló el experto etíope, quien concluyó que “para que las herramientas de lucha contra la COVID-19 sean realmente efectivas necesitan un ingrediente esencial, como es la solidaridad”.

La iniciativa se ha fijado entre sus objetivos principales el envío hasta mediados de 2021 de 500 millones de tests y 245 millones de tratamientos a países en desarrollo.

También proyecta la producción de 2.000 millones de dosis de inmunización contra la COVID-19, la mitad de ellas destinadas a países de ingresos medios y bajos, antes de final del próximo año, aunque este objetivo depende de que tenga éxito alguno de los más de 200 laboratorios que buscan una vacuna.

La división de vacunas requiere una inversión de 18.100 millones de dólares, más de la mitad del total, según indicó la jefa de investigación científica de la OMS, Soumya Swaminathan, quien recordó que 15 de las vacunas candidatas están ya en fase clínica, es decir, que están siendo probadas en humanos.

El ACT Accelerator fue lanzado el 24 de abril en una ceremonia en la que participaron jefes de Estado y Gobierno de Europa, Latinoamérica, África y Asia, así como por entidades como la Fundación Bill & Melinda Gates.

Su principal finalidad es garantizar la disponibilidad de fármacos, tests y vacunas contra la pandemia a precios asequibles por parte de todos los países, considerándolos bienes públicos, a ser posible no sujetos a licencia, que puedan ser producidos y distribuidos en todas las regiones del mundo. EFE

América del Norte

Estados Unidos supera los 132.000 muertos y 3,04 millones de contagios de coronavirus

Publicada

el

Estados Unidos

Estados Unidos alcanzó este miércoles la cifra de 3.046.351 casos confirmados de COVID-19 y la de 132.095 fallecidos, de acuerdo con el recuento independiente de la Universidad Johns Hopkins.

Este balance a las 20.00 hora local (00.00 GMT del jueves) es de 55.000 contagios más que el martes y de 733 nuevas muertes.

La cifra de nuevos contagios sigue por encima de los 50.000 arrastrada por los brotes en estados del sur y del oeste como Florida, Texas, California, Arizona y Georgia.

Nueva York, sin embargo, se mantiene todavía como el estado más golpeado en Estados Unidos por la pandemia con 398.929 casos confirmados y 32.251 fallecidos, una cifra solo por debajo de Brasil, el Reino Unido e Italia.

Tan solo en la ciudad de Nueva York han muerto 23.224 personas.

A Nueva York le siguen la vecina Nueva Jersey con 15.332 muertos, Massachusetts con 8.243 e Illinois con 7.309.

Otros estados con un gran número de fallecidos son Pensilvania con 6.812, California con 6.659, Michigan con 6.262 o Connecticut, con 4.343.

En cuanto a contagios, California es el segundo estado solo por detrás de Nueva York con 288.212, Florida el tercero con 223.783 y Texas el cuarto con 222.284.

El balance provisional de fallecidos -132.095- ha superado ya la cota más baja de las estimaciones iniciales de la Casa Blanca, que proyectó en el mejor de los casos entre 100.000 y 240.000 muertes a causa de la pandemia.

El presidente estadounidense, Donald Trump, rebajó esas estimaciones y se mostró confiado en que la cifra final estaría más bien entre los 50.000 y los 60.000 fallecidos, aunque en sus últimos cálculos auguró ya hasta 110.000 muertos, un número que también se ha superado.

Por su parte, el Instituto de Métricas y Evaluaciones de Salud (IHME) de la Universidad de Washington, en cuyos modelos de predicción de la evolución de la pandemia se fija a menudo la Casa Blanca, calcula que Estados Unidos llegará al mes de octubre con unos 185.000 muertos.

AGENCIA EFE

Sigue leyendo

América Latina

Bolsonaro se recluye obligado por el coronavirus que siempre ha menospreciado

Publicada

el

Bolsonaro

El presidente brasileño, Jair Bolsonaro, que en las últimas semanas había moderado el tono de su permanente embate ideológico, se ha recluido aún más y despacha ahora desde su residencia afectado por la COVID-19, que siempre ha menospreciado.

Bolsonaro, quien la víspera anunció que ha contraído un virus que en algún momento había calificado de “gripecita”, a pesar de que ya infectó a 1,6 millones de brasileños y segó la vida de más de 67.000, mantuvo su agenda de este miércoles, mediante videoconferencias con algunos de sus ministros.

Febril en las redes sociales, también ha publicado vídeos en los que, pese a las dudas que existen en el mundo científico, promueve el uso de un derivado de la cloroquina para tratar la COVID-19 y se muestra tomando el polémico antipalúdico.

“A los que van en contra de la hidroxicloroquina, pero no dan otras alternativas, lamento informales que estoy muy bien usándola y con la gracia de Dios viviré aún por más tiempo”, afirmó Bolsonaro.

Fiel a su negacionismo, este mismo miércoles vetó 14 artículos de una ley aprobada por el Parlamento para contener la expansión de la pandemia entre los indígenas, que por sus precarias redes sanitarias son uno de los focos de preocupación en Brasil.

Entre los puntos vetados, que según el Gobierno creaban pesados compromisos presupuestarios sin determinar su impacto fiscal, uno obligaba al Estado a garantizar el acceso de los indígenas “al agua potable” y otro establecía la “distribución gratuita de materiales de higiene, limpieza y desinfección en las aldeas”.

Sin embargo, casi al mismo tiempo, un juez del Supremo determinó que el Gobierno deberá, en un plazo de diez días, “elaborar un plan y crear barreras sanitarias en las tierras indígenas”, en las que hay unos 12.000 contagios y cerca de 450 muertos.

UN CONFLICTO DE PODERES EN PLENA PANDEMIA

Antes de contraer el virus, el líder de la ultraderecha brasileña ya había entrado en conflicto con el Parlamento y la Corte Suprema, que actuaron como “reguladores” de medidas adoptadas por el Gobierno en línea con el desdén que Bolsonaro ha tratado la COVID-19.

Tanto las cámaras como el Poder Legislativo moderaron el tono de decisiones del presidente para intentar impedir cuarentenas y otras iniciativas que paralizaron virtualmente las actividades económicas, que según Bolsonaro serían “peores” que la propia pandemia.

La firma postura de los otros dos poderes motivó manifestaciones de partidarios de Bolsonaro, que coparon las calles para exigir una desescalada, respaldados muchas veces por la presencia de su líder, pese a que llegaban a pedir una “intervención militar” para “cerrar” el Parlamento y la Corte Suprema.

La escalada de ese conflicto institucional llegó al punto de que grupos radicales de ultraderecha alineados con Bolsonaro amenazaron en las redes sociales a jueces y parlamentarios y hasta simularon un “bombardeo” a la sede del Supremo con fuegos artificiales.

EL “CLAN” BOLSONARO Y SUS ENREDOS JUDICIALES

Esa situación ha coincidido con el avance de procesos judiciales que también ya habían sosegado un poco a Bolsonaro y afectan a tres de sus hijos que actúan en política: el senador Flavio, el diputado Eduardo y el concejal Carlos.

En los tres casos, investigados por irregularidades diversas que son más serias en el caso del senador Flavio Bolsonaro, sospechoso de incurrir en actos de corrupción en la época en que era diputado regional en Río de Janeiro.

Para más males, el propio mandatario está bajo investigación en el Supremo y en la Justicia Electoral. En el primer caso, por unas supuestas interferencias ilegales en la Policía Federal, y en el otro por supuesta difusión de “fake news” durante la campaña que le llevó al poder, en 2018.

Bolsonaro ya había acusado el impacto de esas investigaciones y moderado algo su tono, al punto de buscar acercarse a partidos del centro ideológico, distantes de los grupúsculos de la ultraderecha en que se apoyo inicialmente y que exigen del Gobierno un combate frontal al COVID-19 que, ahora, mantiene al mandatario recluido.

AGENCIA EFE

Sigue leyendo

América Latina

Oposición venezolana dice que Gobierno oculta cifra de muertos por COVID-19

Publicada

el

Oposición venezolana

La oposición venezolana acusó este miércoles al Gobierno de Nicolás Maduro de ocultar la cifra real de muertos por el nuevo coronavirus, al tiempo que llamó a los ciudadanos a extremar las medidas de bioseguridad y mantenerse en casa siempre que la situación lo permita.

“Lamentablemente, Nicolás Maduro sigue mintiendo, sigue manipulando la data de casos positivos y la data de mortalidad (por coronavirus)”, dijo en una rueda de prensa virtual el diputado opositor José Manuel Olivares.

De acuerdo con el legislador, exiliado en Colombia desde finales de 2018, en Venezuela han muerto por complicaciones derivadas de la enfermedad al menos 130 personas, 59 más de las que reportan los informes oficiales.

Según el último parte gubernamental, ofrecido el martes por el vicepresidente de Comunicaciones, Jorge Rodríguez, en Venezuela han muerto 71 de las 7.693 personas que se han contagiado de COVID-19.

“Hay una manipulación de la (tasa de) mortalidad para intentar decirle no sé a quien, hacerle ver, que tienen controlado el tema (del nuevo coronavirus) en Venezuela”, dijo hoy al respecto Olivares.

El opositor precisó, como soporte a su denuncia, que el Gobierno oculta la causa real de muerte de algunas personas, y usó como ejemplo los recientes decesos, que aseguró se debieron al nuevo coronavirus, de un paramédico en Caracas y otro hombre en el sureño estado de Bolívar, que colinda con Brasil.

Olivares también dijo que la tasa de contagio en los estados fronterizos es mayor en las ciudades venezolanas que en las colombianas, por cuanto puso en duda que la mayoría de los contagios en el país, tal y como lo ha señalado el propio Maduro, tengan un origen “importado”.

“Los venezolanos que vuelven a nuestro país -casi 60.000, según dice el Gobierno- se enferman en territorio venezolano”, aseguró.
Asimismo, pidió que se descentralice el análisis de las pruebas PCR para detectar el virus SARS-CoV-2, que hoy hace una sola institución en el país, y aseveró que hay otros 16 laboratorios listos para sumarse a los esfuerzos, lo que permitiría encontrar “diagnósticos tempranos”.

Venezuela detectó sus primeros casos del nuevo coronavirus a mediados de marzo, y desde el día 17 rige en el país una cuarentena que se ha flexibilizado algunas veces para permitir un respiro a la economía.

Sin embargo, Efe ha podido constatar que muchos comerciantes y trabajadores han roto la cuarentena casi desde el inicio de la misma para, según dijeron, evitar la quiebra.

AGENCIA EFE

Sigue leyendo

Tendencias

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies