Conecta con nosotros
Brasil Brasil

América Latina

Las doce horas agónicas de un sepulturero en el mayor cementerio de Brasil

Publicado

el

Por

Doce horas y 62 entierros. Una jornada sin respiro en la que no hay tiempo ni para rezar a los difuntos. Así es el día a día de los sepultureros del cementerio brasileño de Vila Formosa, el mayor de Latinoamérica, en plena pandemia de coronavirus: “Es un cuerpo detrás de otro, no paramos”.

En esta gigantesca necrópolis, situada en la zona este de Sao Paulo y donde se estiman que reposan los restos de 1,5 millones de personas, los entierros se suceden a un ritmo vertiginoso, desde primera hora de la mañana hasta que cae el Sol.

Apenas hay descansos. El flujo de trabajo no lo permite.

El lunes realizaron 62 entierros en un lote de tierra de este camposanto, de los que más de la mitad (35) fueron de casos confirmados o sospechosos de COVID-19, que en todo Brasil ya deja cerca de 17.000 muertes y más de 250.000 contagios.

“Cada día que pasa es más difícil”, afirma a Efe James Alan, de 34 años, coordinador de los sepultureros de Vila Formosa, donde trabaja desde hace siete años.

Es una tragedia de la que intentan distanciarse emocionalmente para no deprimirse.

06.15-08.20 horas: DESAYUNO, ORACIÓN Y AFILADO DE LAS PALAS

James sale de su apartamento en ‘Cidade Tiradentes’, en la humilde periferia de Sao Paulo, una de las zonas de la ciudad más afectadas por la crisis del coronavirus.

Poco antes de las siete de la mañana llega a Vila Formosa, que ahora luce cubierto por la niebla.

Desayuna en el modesto comedor del edificio de administración y, poco después, se dirige al vestuario para cambiarse y ponerse un mono blanco descartable, dos pares de guantes y una mascarilla.

Pero antes de poner rumbo a la “cuadra 27”, el lote donde enterrarán hoy, reúne a los seis colegas de su equipo (Edinilson, Osni, Wilker, Sergio, Cristiano y Antonio) para una emotiva oración con dosis de charla de motivación.

“Vamos a revestirnos con la armadura de Dios”, dice citando el pasaje de la Biblia Efesios 6.

Terminan con un fuerte aplauso y acto seguido afilan sus palas. Ya están listos.

08:30-11:30: TRES HORAS AL LÍMITE

Nada más llegar al área de sepulturas, donde ya hay decenas de tumbas cavadas a cielo abierto, aparece el primer ataúd. No es un caso de COVID-19, pero nadie acompaña al difunto, ni familiares, ni amigos.

En 120 segundos lo entierran, bajo la atenta mirada de los perros que, abandonados tras la muerte de sus dueños, ahora viven en el camposanto.

A las 08:41 hora local (11:41 GMT) llega el primer posible fallecido por coronavirus.

“Es D3”, dice uno de los enterradores. D3 es el código que aparece en la esquina superior derecha de los atestados médicos y que indica que la víctima murió por COVID-19 o está aguardando análisis para confirmarlo.

Al cabo de la primera media hora, ya han realizado seis entierros. Al último ha acudido un grupo bastante numeroso de personas, pero la ausencia puede más que la razón.

Algunos de los familiares de María Guerreiro, fallecida con sospecha de coronavirus, se abrazan al ataúd, pero no hay tiempo para más. Pasados unos minutos, los sepultureros les invitan a retirarse. El reloj corre en su contra.

“No podemos involucrarnos (sentimentalmente), tenemos que ser profesionales en ese momento”, indica James.

Si lo hicieran, sabrían que ese es el tercer entierro de la familia por sospecha de COVID-19.

La situación se complica. Los vehículos de los servicios funerarios hacen fila.

En un intervalo de veinte minutos son enterradas cuatro personas más, tres de las cuales potenciales casos de coronavirus. Empiezan a haber aglomeraciones. El ruido de las palas se entremezcla con el lamento de los parientes.

“Hoy el día está difícil”, asegura James.

12:00-15:00: ALMUERZO POR TURNOS, LLEGAN MÁS ÓBITOS

A partir de mediodía el Sol empieza a hacer mella en el ímpetu de los enterradores, que acaban de finalizar su trigésimo segundo entierro.

“No para, ¿verdad?”, puntualiza Edenilson Souza, de 47 años, compañero de James.

En el cielo varios buitres sobrevuelan en círculos. La cuadra 27 empieza a llenarse de coronas de flores con misivas como “Esté en paz, siempre estaremos juntos”, “Te echamos de menos, familiares y amigos” y “El adiós no es eterno, solo una breve separación”.

El volumen de trabajo es tan alto que les obliga a dividirse en dos grupos para comer y es ahí cuando surgen algunas asperezas sobre quién va primero y quién almuerza después.

15:00-18:00: INSULTOS, PELEAS ENTRE FAMILIARES Y ENTIERROS A OSCURAS

En la tarde hay varios momentos de tensión. El primero ocurre cuando el hijo de un padre fallecido con sospecha de COVID-19 insulta a Adenilson.

“¡Imbécil!¡Vete a tomar por culo!”, le exclama al exigirle que ayude a agrandar el tamaño de la fosa asignada para su padre. Lejos de alarmarse, Edenilson se aparta del lugar y guarda silencio.

“Y así todo los días”, lamenta a Efe Osni de Oliveira, también de la cuadrilla de James.

Minutos después, un entierro acaba a tortazos, cuando una mujer se abalanza sobre otra a golpes y se tiraran de los pelos, mientras los familiares intentan separarlas.

Tras dos intentos fallidos, uno de los sepultureros se ve obligado a intervenir y amenaza con llamar a la Policía.

También hay problemas con un ataúd de grandes dimensiones que se ha rajado por debajo, aunque unas vueltas de cinta americana solucionan un inconveniente mayor.

Si bien el ritmo disminuye, aún hay tiempo de realizar una decena de entierros más, el último literalmente a oscuras.

“A veces encendemos la luz del teléfono o a veces pedimos al coche funerario que nos alumbre desde el lateral”, explica James.

18:00-19:00: FIN DE LA JORNADA

Sin más sepulturas en la lista, a las 18.10 dan por cerrado el servicio del día. En la pandemia su media se mueve en un abanico de 50-55 entierros por día, con 30-32 casos de COVID-19. El lunes, la superaron.

Después de una jornada extenuante, James considera que hay muchos “prejuicios” sobre la profesión de enterrador: “Es triste que las personas no lo valoren, pero yo siempre digo que no tengo vergüenza de mi profesión, ni de lo que hago”, sentencia James.

Es la hora de quitarse todos los equipos de protección, tomar un baño y volver a casa.EFE

Anuncio
Click para comentar

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

América Latina

Venezuela acusa a Duque de usar a los inmigrantes para solicitar fondos

Publicado

el

Por

Venezuela acusa a Duque de usar a los inmigrantes para solicitar fondos

Venezuela acusó este sábado al presidente de Colombia, Iván Duque, de usar a los inmigrantes venezolanos en ese país para “justificar los recursos” que su Gobierno solicita a organismos multilaterales, y que “terminan en las mafias” y no en la atención de la migración.

El canciller venezolano, Jorge Arreaza, dijo en Twitter que la visita que hicieron esta misma jornada a la ciudad de Cúcuta la ministra de Asuntos Exteriores de España, Arancha González Laya, y su par colombiana, Claudia Blum, hizo parte del “infaltable destino del tour turístico” del mandatario colombiano para justificar los fondos que solicita “a partir de la migración venezolana”.

“(Migración) que ellos mismos promueven al apoyar el bloqueo de Estados Unidos (a Venezuela). Al final, esos fondos, como los del Plan Colombia, terminan en las mafias”, dijo Arreaza en el mismo mensaje.

“Ministra González Laya, visite las Canarias y distintos puntos del Mediterráneo y ocúpese de los refugiados que llegan en total desamparo desde nuestra Madre África gracias a las guerras de la OTAN y al neoimperialismo europeo. ¡Basta de injerencias en Venezuela!”, agregó el canciller venezolano en otra publicación.

Según datos oficiales, en Colombia hay al menos 1.748.000 venezolanos, lo que convierte a esta nación en el principal destino de los más de cinco millones de personas que han salido del país petrolero huyendo de la crisis.

Parte de estos migrantes se radicaron en Cúcuta, una ciudad que limita con el estado venezolano de Táchira.

En su visita a Cúcuta, González Laya y Blum visitaron un hospital y un albergue de la Unicef en el que se da atención a migrantes venezolanos.

Después de estas actividades, la ministra de Exteriores española declaró, desde el paso fronterizo terrestre de Cúcuta, que conecta a Colombia y Venezuela, que estaba en la ciudad para intentar “dar una respuesta” a los migrantes venezolanos.

“No estoy aquí para criticar a Venezuela ni estoy aquí para dar lecciones a Venezuela”, dijo después de considerar que la expulsión de la embajadora de la Unión Europea en Caracas, Isabel Brilhante, no ayuda en la labor de diálogo para resolver la crisis política venezolana.

“Yo estoy aquí para intentar, junto a la comunidad internacional, dar una respuesta a los ciudadanos venezolanos que han decidido abandonar su país y venir a Colombia en búsqueda de una mejor vida”, alegó la jefa de la diplomacia española.

EFE

Sigue leyendo

América Latina

Hallan el cuerpo de Tomás Bravo y detienen a Jorge Escobar, su tío abuelo

Publicado

el

Por

Hallan el cuerpo de Tomás Bravo y detienen a Jorge Escobar, su tío abuelo

El cuerpo de Tomás Bravo, un niño de tres años que se encontraba desaparecido desde el pasado 17 de febrero en una zona del sur del país, fue hallado este viernes.

Al mismo tiempo del hallazgo su tío abuelo fue detenido como presunto culpable de la muerte del menor.

“Coinciden absolutamente las características físicas, morfológicas y las ropas que traía Tomasito el día de su desaparición”, aseguró el fiscal a cargo de la investigación, José Ortiz.

Respecto a la presunta culpabilidad del tío abuelo, el persecutor indicó que “falta esperar el peritaje para determinar la calificación jurídica” pero que en principio esta será “homicidio simple”.

“No se trata de un accidente. Por la manera del hallazgo claramente hay intervención de terceros”, aseveró.

El tío abuelo del niño, identificado como Jorge Escobar, dijo haber salido con el pequeño para arrear animales, momento en el que supuestamente le perdió el rastro.

El incidente en el que desapareció Tomás Bravo tuvo lugar en la zona de Arauco, Región del Biobío, en el sur de Chile.

Con el transcurso de los días, y luego de que la escena se viera alterada tras la llegada de decenas de voluntarios que se sumaron a la búsqueda del menor, se amplió el rango de trabajo hasta dar con el cuerpo sin vida.

Sigue leyendo

América Latina

Chile reporta 4.586 casos nuevos de covid-19, la mayor cifra en casi un mes

Publicado

el

Por

Chile reporta 4.586 casos nuevos de covid-19, la mayor cifra en casi un mes

El Ministerio de Salud de Chile reportó este viernes 4.586 casos nuevos de covid-19, lo que supone la cifra más alta desde el pasado 29 de enero y con las que el país alcanzó los 816.929 contagios totales desde que en marzo de 2020 se contabilizara el primer positivo.

Pese a ello, el ministro de Salud, Enrique Paris, destacó que “la variación de casos nuevos confirmados en las últimas dos semanas es de – 3 %, con un total de 11 regiones del país que disminuyen sus casos nuevos en el mismo periodo”.

En cuanto a los decesos, las autoridades informaron que en las últimas 24 horas se registraron 90 fallecidos por causas asociadas a la covid-19, elevándose el número total de fallecidos a 20.400 desde el comienzo de la pandemia.

“No es momento de abandonar ninguna de las medidas de autocuidado contra la covid-19. El conjunto de la población, incluyendo los más de 3 millones de personas que ya se han vacunado con la primera dosis, deben seguir usando mascarilla, lavándose las manos frecuentemente, evitar las aglomeraciones y mantener la distancia física”, dijo el ministro en conferencia de prensa.

Las autoridades sanitarias informaron también que en las últimas 24 horas la tasa de positividad -el número de contagios detectados por cada 100 test PCR realizados- fue de del 8,22 %, tras llevar a cabo 54.910 exámenes en la última jornada.

A la fecha, 1.658 personas se encuentran hospitalizadas en Unidades de Cuidados Intensivos, de las cuales 1.403 están con apoyo de ventilación mecánica. En estos momentos existen un total de 192 camas críticas disponibles.

El país vive desde mediados del pasado diciembre una segunda ola de la pandemia que coincide con la temporada estival y que en los últimos días había dado señales de estabilizarse, con los casos nuevos diarios en torno a 3.000 y sin grandes altibajos en la cifra de decesos.

La población en cuarentena total ha disminuido en las últimas semanas de más de un 20 % a menos de un 10 % y la mayor parte de la capital avanza hacia la normalidad con la apertura de bares los fines de semana y los cines que llevaban cerrados prácticamente desde el inicio de la pandemia.

PROCESO DE VACUNACIÓN

En paralelo, Chile sigue llevando a cabo un exitoso proceso de vacunación y este viernes recibió un nuevo cargamento con 2,1 millones de dosis contra la covid-19 del laboratorio chino Sinovac.

Se trata del cuarto cargamento masivo que llega en menos de un mes a Chile, que también ha aprobado las vacunas elaboradas por Pfizer-BioNTech y AstraZeneca y ya ha inoculado con al menos una dosis a más de 3,2 millones de personas, entre ellas el 70 % de los mayores de 65 años.

Con más del 16 % de su población vacunada Chile es el país que más rápido avanza en la inoculación en Latinoamérica, por delante de gigantes como Argentina, Brasil y México, y el sexto del mundo después de Israel, Emiratos Árabes Unidos, Reino Unido, Estados Unidos y Baréin, según el registro Our World in Data de la Universidad de Oxford.

EFE

Sigue leyendo

SIGUENOS EN FACEBOOK

SIGUENOS EN TWITTER

CONTENIDO PATROCINADO

Tendencias

<- - Compuesto de inicio!>