Conecta con nosotros
Bélgica Bélgica

Europa

Monjes trapenses sorprenden a Bélgica con su primera cerveza del siglo XXI

Publicado

en

Los monjes de la Abadía de Rochefort, un monasterio medieval de Valonia que desde 1952 comercializa brebajes de alta fermentación, han sorprendido a Bélgica y al mundo con su primera cerveza trapense en 65 años, elaborada por unos eclesiásticos cuyas bebidas protege la UNESCO como Patrimonio Inmaterial de la Humanidad.

“En junio de 1920, la abadía de Saint-Remy produjo su primera cerveza fuerte destinada al público. Se elaboró hasta 1923. Se llamó la cerveza extra rubia Fuerte. Durante varios años, la cervecería había estado pensando en producir una cerveza triple como la ‘extra rubia’ de la época. Hemos optado por lanzarla en 2020, es decir, 100 años después”, resumió a la prensa local el ingeniero responsable de la calidad de la planta cervecera, Gumer Santos.

La bebida “debería de empezar a llegar a los supermercados este fin de semana”, explican desde la planta cervecera de la abadía, donde advierten que la producción inicial será limitada, a la espera de escuchar la opinión de los clientes y “hacer algunos ajustes eventuales, para mejorarla aún más”.

En cualquier otro país del mundo, el acontecimiento habría pasado relativamente inadvertido, relegado quizá a las secciones de gastronomía de los medios o a la prensa especializada.

Pero en Bélgica, que presume de elaborar las mejores cervezas del mundo, la noticia ha llegado a la portada del primer diario francófono, Le Soir, en una semana informativamente intensa, con la inminente formación de un Gobierno tras casi dos años de bloqueo y mientras que el coronavirus sigue campando a sus anchas por el país de Tintin y Milou.

“El futuro dirá cuál habrá sido el mayor logro de este miércoles 30 de septiembre de 2020: la composición de un gobierno federal o el lanzamiento de una nueva cerveza trapense desde los muros de la Abadía de Rochefort”, resumía por su parte la agencia pública de noticias Belga.

La nueva cerveza es una rubia de triple fermentación denominada Triple Extra con 8,1 grados de alcohol y chapa violeta, el color de la amistad. La marca incluye también el lema latino de la abadía “Curvata resurgo” (doblado, me pongo de pie).

Se suma a las tres célebres marcas del monasterio, comercializadas en botellas de 33 centilitros por entre 2 y 3 euros la unidad y conocidas con los números (6, 8 y 10), cuya producción conjunta llega a unos 56.000 hectolitros anuales y su graduación oscila entre los 7,5 y los 11,3 % grados de alcohol.

En Bélgica se encuentran seis de las catorce cerveceras trapistas del mundo, tres en el norte flamenco (Westvleteren, Achel y Westmalle) y tres en el sur valón (Chimay, Orval, Rochefort), un orgullo para ese país de 11,4 millones de habitantes y una de las grandes tradiciones gastronómicas belgas, junto a los bombones, los mejillones, los gofres o las patatas fritas.

Existen otras que también se llaman trapistas, como la que produce en el Monasterio de San Pedro Cerdeña de Burgos (España) desde 2016, pero que no cuentan con la homologación oficial de la Asociación Trapista Internacional.

La cerveza trapenses goza de una devoción tal en Bélgica que cuando un grupo de astrónomos belgas identificaron entre 2015 y 2017 un conjunto de exoplanetas con características similares a la Tierra y a “sólo” 39 años luz del planeta azul, lo denominaron sistema Trappist-1.

La elaboración de ese tipo de cerveza corre a cargo de miembros de la Orden Cisterciense de la Estricta Observancia, llamada también Orden de la Trapa, una milenaria comunidad eclesiástica católica que respeta la regla de San Benito, un código popular en los monasterios medievales que se fija en particular en asuntos domésticos como los horarios, la meditación y el trabajo.

“Son verdaderos monjes, cuando viven del trabajo de sus propias manos”, reza el capítulo 48 de las reglas benedictinas que propició que los monjes hayan hecho maestros de la producción alcohólica con agua, malta de cebada, azúcar, lúpulo y levadura, si bien el trabajo se ha adaptado a la digitalización y la robótica industria aplicada al arte de combinar.

“La abadía se adapta a las técnicas. Tenemos un material que ofrece mucho rendimiento. Nos mantenemos a la vanguardia a nivel de nuestros equipamientos”, explica en la prensa local el ingeniero responsable de la calidad de la planta cervecera, Gumer Santos.

La abadía de Rochefort fue fundada en 1230 como morada de monjas cistercienses, vio nacer su primera fábrica de cerveza hacia 1595, ha conocido revoluciones, guerras e incendios y está habitada por monjes desde 1887.

“La especificidad de la vida monástica no puede existir sino en un clima de silencio y soledad. El monasterio, por tanto, no puede visitarse”, explica la sobria página web del monasterio.

EFE

Sigue leyendo
Click para comentar

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Europa

Franceses afrontan con resignación nuevo confinamiento, que no esperaban pero que ya es inminente

Publicado

en

Por

Los franceses afrontan con resignación el nuevo confinamiento

Como un “déjà-vu” del mes de marzo, los franceses asisten pacientes a un segundo confinamiento, que no esperaban pero que ya es inminente.

La experiencia de haber vivido una cuarentena hace unos meses es, para algunos, un punto a favor para sobrellevar esta situación; para otros, en especial para los dueños de aquellos comercios considerados no esenciales, es un nuevo golpe cuando llega la campaña navideña.

Un nuevo confinamiento que ha caído sobre una moral ciudadana ya minada por el toque de queda y que, según anunció el jefe del Estado, estará en vigor hasta el próximo 1 de diciembre y que no debería prorrogarse si se consigue doblegar la curva de contagios y aligerar la saturación en los hospitales.

Pese a los avisos y recomendaciones de la comunidad científica y sanitaria, que alertaban de la creciente ocupación de camas en las salas de reanimación de los hospitales por pacientes con Covid, el Gobierno descartó la posibilidad de un nuevo confinamiento hasta casi el final.

“Debemos convivir con el virus hasta que llegue la vacuna” fue la premisa habitual del presidente, Emmanuel Macron, desde el desconfinamiento del mes de junio hasta este miércoles por la noche, cuando reconoció que el virus circulaba por Francia a tal velocidad que “ni las previsiones más pesimistas podían anticipar”, y por ello el país debía volver a encerrarse.

Cuando los premios Nobel de Economía de 2019 Abhijit Banerjee y Esther Duflo recomendaron, a finales de septiembre, establecer un confinamiento de todo el territorio del 1 al 20 de diciembre, para permitir que los franceses se reunieran con sus familias durante las fiestas, pocos les hicieron caso.

NIÑOS AL COLEGIO, UN ALIVIO PARA LOS PADRES

“Honestamente, pensábamos que no llegaríamos al confinamiento esta vez, pero finalmente así ha sido, así que debemos aceptarlo”, admite Clementine Depois, vecina del distrito 95 de las afueras de París que tiene dos hijos y que agradece poder llevarlos al colegio esta vez, algo que no fue posible durante la primera ola.

“Será bueno para ellos y bueno para nosotros, porque podremos focalizarnos en el teletrabajo, sobre todo nos irá bien para las reuniones” virtuales de empresa, explica.

Una opinión compartida por otra parisina, Coralie Covin, de 52 años, que llama a que todo el mundo se tome en serio las normas para poder volver a una vida normal cuanto antes, y no se muestra muy pesimista para el próximo mes: “El anterior confinamiento pasó, no fue precisamente una fiesta diaria, pero lo llevamos como pudimos. Como ya hemos vivido uno, este lo llevaremos con más moral”.

Jean-Charles va más allá y declara que este nuevo confinamiento es indispensable. “Si no se imponen medidas así de duras no saldremos de esta. Ahora creo que psicológicamente no será tan duro, porque este confinamiento será más ligero”, dice este otro parisino.

La resignación, palpable entre la población, se convierte en tristeza y preocupación si se mira a los comercios, que este jueves a las 21.00 horas deberán bajar la persiana hasta como mínimo el 1 de diciembre, como el caso de JouéClub, una concurrida juguetería del céntrico Boulevard Haussmann.

“El cierre de tiendas es siempre un momento dramático. Para nosotros, como comerciantes de juguetes, el sentimiento es todavía más fuerte, llevamos un año trabajando para preparar la Navidad de los niños”, lamenta Franck Mathais, quien considera que tiendas como la suya tienen las mismas medidas de seguridad que los supermercados, y sin embargo les obligan a cerrar.

INCOMPRENSIÓN DEL CONFINAMIENTO EN LAS REGIONES MENOS AFECTADAS

Maxime Larché, vecino de la localidad borgoñona de Avallon, no comprende que esta población de la campiña francesa se vea afectada por el confinamiento igual que otras regiones, donde el virus circula con una intensidad mucho más alta.

Este departamento pertenece a la región de Auvernia Ródano Alpes, donde se encuentra la ciudad de Lyon, una zona donde, según las previsiones del Instituto Pasteur, el 80 % de las UCI estarán ocupadas el 31 de octubre por enfermos con Covid, y a mediados de noviembre esa ocupación podría llegar al 200 %.

Isabelle Février, profesora de niños de entre 14 y 20 años de Bretaña, lamenta que cuando tan solo quedan tres días para que los alumnos vuelvan a clase después del puente de Todos los Santos, el Ministerio de Sanidad no les ha informado aún de cuál va ser el nuevo protocolo a seguir en las aulas.

Cindy Pallavidino, vecina de 30 años de Draguignan, una localidad de la Costa Azul cercana a Niza, cree que vivir cerca del campo la ayudará tanto a ella como a su familia a sobrellevar este nuevo confinamiento. “Espero que esta medida ayude a que en Navidad nos podamos reunir con la familia”.

El propio Macron expresó en la noche del miércoles, al anunciar el nuevo confinamiento, la esperanza de que esta medida pueda permitir celebrar las Navidades en familia, aunque las autoridades han advertido de que no tolerarán fiestas masivas.

Josep Puig y Ana Ayesa

Sigue leyendo

Europa

Europa supera los diez millones de casos de coronarivus

Publicado

en

Por

Europa

Europa ha superado los diez millones de casos de coronavirus y ahora tiene la incidencia más alta de contagios desde que empezó la pandemia, con 1,5 millones de casos reportados en los últimos siete días, reveló el director de la Oficina de la Organización Mundial de la Salud (OMS) para Europa, Hans Kluge.

Si se toma en consideración la incidencia de los últimos catorce días, supera los 200 casos por cada 100.000 habitantes en la mayoría de los países europeos.

En la misma línea, las hospitalizaciones han aumentado hasta niveles que no se veían desde los meses de marzo y abril, con más de 10 por cada 100.000 habitantes en una tercera parte de países del continente, detalló Kluge.

EFE

Sigue leyendo

Europa

Turquía condena “enérgicamente” el ataque terrorista de Niza hoy

Publicado

en

Por

Turquia

El Gobierno conservador islamista de Turquía condenó este jueves “enérgicamente” el ataque terrorista perpetrado cerca de la iglesia de Notre-Dame de Niza (Francia) y destacó que “ninguna razón puede justificar el asesinato de una persona o justificar la violencia”.

El ministerio de Exteriores turco señaló en un comunicado emitido en su página web que aquellos que “organizan un ataque tan brutal en un lugar sagrado de culto no respetan los valores religiosos, humanitarios y morales”.

“Como país que lucha contra diferentes tipos de terrorismo y pierde a sus ciudadanos debido al terrorismo, hacemos hincapié en que somos solidarios con el pueblo francés, especialmente con los residentes de Niza, contra el terrorismo y la violencia”, agrega el comunicado de Exteriores turco.

Por su parte, el portavoz de la presidencia turca, Ibrahim Kalin, aseguró en la red social Twitter que su país “condena el reprobable ataque terrorista sucedido en la iglesia de Notre-Dame de Niza, en Francia”, y expresó sus condolencias al “pueblo francés”.

“El terror no tiene religión, lengua o color. Lucharemos contra toda clase de terror y extremismo con decisión y solidaridad”, añadió Kalin.

Las relaciones entre Francia y Turquía pasan por momentos de máxima tensión por una disputa en torno a la libertad de expresión, incluyendo caricaturas del profeta Mahoma tras la decapitación de un profesor cerca de París.

Las tensiones se profundizaron este miércoles, con la airada reacción de numerosos altos cargos turcos contra la revista satírica “Charlie Hebdo”, que hoy difunde en portada una caricatura del presidente Recep Tayyip Erdogan, quien había llamado a un boicot de los productos franceses.

EFE

Sigue leyendo

PUBLICIDAD

pUBLICIDAD - MUEBLES DE MADERA

SIGUENOS EN FACEBOOK

SIGUENOS EN TWITTER

Tendencias