Conecta con nosotros
personas trans en Venezuela personas trans en Venezuela

América Latina

Las personas trans en Venezuela, sin identidad ni derechos

Publicado

el

Por

Una abogada de Venezuela hizo historia en 2015 al convertirse en la primera mujer transexual de toda América que ganaba un escaño como diputada. Un quinquenio después, las personas transgénero siguen sin derechos en este país, cuya crisis económica, además, vulnera a esta minoría de manera diferenciada.

Quien es transexual en Venezuela tiene menos derechos que el resto de ciudadanos. Es decir, cualquier venezolano que esté hoy en pobreza extrema, agobiado por las fallas en los servicios públicos o devengando un salario de menos de un dólar al mes está en mejores circunstancias que el colectivo T de las siglas LGBTI.

Esto lo sabe Tamara Adrián, la legisladora que saltó a la fama hace cinco años y que hoy cree que su presencia en el Parlamento de Venezuela solo ha aportado visibilidad a la causa, sin ningún avance en materia de igualdad ante la ley. “Todavía no hay ningún derecho”, admite en una entrevista con Efe.

La activista de 66 años asegura que el conjunto de personas transgénero constituye “la minoría más excluida desde el punto de vista social, cultural y educativo en Venezuela”, donde no tienen permitido cambiar sus documentos de identidad y les resulta casi imposible conseguir empleos calificados.

UNA MUJER TRANS ES UNA MUJER

Adrián fue agregada en la lista de mujeres que aspiraban a un escaño en las elecciones de 2015 aun cuando su identidad legal dice que se llama Tomás. En 2004 introdujo una demanda ante el Tribunal Supremo de Justicia (TSJ) para conseguir el cambio de nombre, acorde a su género, y todavía no ha recibido respuesta.

Su caso, explica, es un ejemplo del atraso que vive Venezuela en esta materia desde 1999, cuando se instauró la llamada revolución bolivariana. En los últimos 20 años del siglo pasado hubo cerca de 150 reconocimientos de identidad en el país y en lo que va de milenio, subraya, ninguno.

Bajo esa “transfobia de Estado”, prosigue, ha sido imposible avanzar. Por eso, el balance que ella misma hace de este quinquenio es tan “esperanzador” como “frustrante”, pues Suramérica se ha abierto camino hacia la igualdad pero se han quedado atrás Perú, Paraguay y Venezuela, “que no se parece” a sus pares de la región.

Desde la Asamblea Nacional (AN, Parlamento), Adrián propuso una reforma parcial a la Ley de registro civil con la que pretendía modernizar un estatuto “arcaico” e incluir conceptos que permitieran la inclusión de las personas LGBTI. Nada pudo concretarse.

Justamente en el último quinquenio, Venezuela entró en su peor crisis económica, social y política, en medio de la cual el TSJ declaró que todos los actos de la AN eran nulos, incluyendo la sesión en que declararon un “Día contra la Homofobia y Transfobia”, la única vez que la igualdad parecía haber ganado en la Cámara.

UN HOMBRE TRANS ES UN HOMBRE

Sam, un hombre trans de 45 años, dice que su petición al Estado venezolano es simple, que lo reconozcan legalmente por el género con el que se identifica, que el nombre que él escogió esté plasmado en sus documentos.

La simpleza de su requerimiento se antoja utópica en un país que, en cambio, lo somete al escarnio cada vez que presenta su identificación legal en un supermercado, entidad bancaria, aeropuerto o control policial.

Por su identidad de género, Sam ha recibido más noes de los que pueda recordar en entrevistas de trabajo. Aunque es publicista y trabajó casi 20 años en campos relacionados, una vez que comenzó su transición en 2012 no pudo mantenerse en el mercado y desde entonces ha hecho casi cualquier oficio para sobrevivir.

Otro joven trans, que pidió permanecer en el anonimato, contó a Efe que fue detenido este año por usurpación de identidad, un delito que prácticamente se vio obligado a cometer para conseguir trabajo en el transporte terrestre, donde presentó un documento forzado hasta que fue abordado por agentes que custodian las vías públicas.

Ejemplos de discriminación abundan y, sin embargo, Sam se cree afortunado hasta cierto punto pues, además de tener la felicidad de poder ser quien realmente es, dice que las mujeres trans lo tienen doblemente difícil en el país, que las empuja casi exclusivamente a la prostitución.

UNA PERSONA TRANS ES UNA PERSONA

“Esas son las consecuencias (…) de no reconocer la identidad de las personas trans, exponiéndolas a este tipo de situaciones, a no poder encontrar un trabajo digno, a no poder estudiar, a no poder viajar, a cualquier otra cosa”, reclama Adrián.

Los venezolanos, concentrados con todo su ímpetu en sobrevivir a la crisis nacional, no han podido “hablar de los problemas del siglo XXI”, como la interrupción voluntaria del embarazo, la eutanasia y la igualdad LGBTI, o al menos así lo cree la diputada.

Con estimaciones que hablan de un 96 % de pobreza y con un PIB que lleva seis años de contracción “es muy difícil” plantear el debate, pues los ciudadanos están dedicados a la tarea de sobrevivir, una batalla que las personas trans libran con menos armas aún.

“No se ha hablado del tema y, entonces, cuando no se habla del tema la gente no tiene conciencia. Lo que es invisible, sigue siendo invisible”, apostilla la legisladora.

Y en ese intento por abrir los ojos ante lo evidente, destaca la alegría de Sam por haber conseguido una licencia de conducir en la que pudo usar una foto reciente y ser identificado como “masculino”. El nombre sigue siendo el que le asignaron al nacer pero esta pequeña conquista ha insuflado su lucha.

Este drama que viven los 365 días del año se acentúa cada 20 de noviembre, Día Internacional de la Memoria Transexual, en el que los peores recuerdos y experiencias se agolpan en sus mentes, pero sin dejar de pensar en dar continuidad a una lucha justa.

EFE

Anuncio
Click para comentar

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

América Latina

Las autoridades de El Salvador capturan a más de 600 pandilleros, según el Gobierno

Publicado

el

Salvador

Las autoridades de seguridad de El Salvador capturaron en los últimos días a más de 700 personas, de los que 641 son miembros de pandillas, acusadas de diferentes delitos, según lo informó este sábado el ministro de Seguridad, Rogelio Rivas.

El funcionario explicó en una conferencia de prensa que entre el martes y viernes de esta semana se llevó a cabo un operativo “sin precedente realizando 762 capturas efectivas de las que se contaba con órdenes administrativas y judiciales”.

Señaló que del total de capturados, 354 son pandilleros de la Mara Salvatrucha (MS13), 256 del Barrio 18 facciones Revolucionarios y Sureños, y 31 de otras estructuras pequeñas. El resto son civiles, según lo indicó.

Entre los pandilleros capturados se encuentran los supuestos responsables de dos quíntuples homicidios, uno de ellos perpetrado en octubre pasado en el occidente del país, dijo Rivas.

El resto de delitos por los que fueron detenidas estás personas son extorsión, desaparición de personas, agrupaciones ilícitas y proposición o conspiración en el delito de homicidio agravado.

Las declaraciones del ministro fueron brindadas durante la presentación de un poco más de 100 personas, de las más de 700 arrestadas en el operativo desarrollado “a nivel nacional” y en el que participaron 3.000 elementos de la Policía, de acuerdo con Rivas.

El evento se realizó en las instalaciones de la División Antinarcóticos de la Policía Nacional Civil (PNC), en San Salvador.

“GOLPE AL NARCOTRÁFICO”

Rivas señaló que en lo que va de la ejecución del Plan Control Territorial, lanzado en junio de 2019, se ha dado un “golpe al narcotráfico” con la incautación de “2.809 kilogramos de diferentes tipos de droga, en su mayoría cocaína, valorados en 45,9 millones de dólares”.

El funcionario no especificó las fechas en las que se ha decomisado dicha droga.

El tráfico de drogas en pequeñas cantidades es una de las principales fuentes de ingresos económicos de las pandillas, fondos que después lavan en pequeños negocios.

Sólo la pandilla MS13 recolecta unos 700.000 dólares mensuales mediante esta actividad ilícita, a la que se suman los fondos obtenidos mediante la extorsión a comerciantes y ciudadanos por más de 2 millones de dólares mensuales.

Estos datos fueron revelados por un supuesto líder retirado de la MS13, quien declaró como testigo clave de la Fiscalía en un juicio que en el que fueron condenados 373 pandilleros.

El testigo, identificado únicamente como “Noé”, también señaló que la MS13 buscó establecer alianzas con los carteles de la droga de México y Guatemala para traficar narcóticos prohibidos y armas.

El Salvador es parte de una lista del Gobierno de Estados Unidos que identifica a 22 países como grandes productores o plataformas para el tráfico de drogas.

La lista es completada por Afganistán, Bahamas, Belice, Birmania, Bolivia, Colombia, Costa Rica, República Dominicana, Ecuador, Guatemala, Haití, Honduras, India, Jamaica, Laos, México, Nicaragua, Pakistán, Panamá, Perú y Venezuela.

REDUCCIÓN DE HOMICIDIOS

El ministro de Seguridad también indicó que en lo que va de la ejecución del plan de seguridad “los homicidios se han reducido en un 46,5 % y se tiene un promedio anual histórico de 3,6 %”.

El Gobierno informó este sábado en un comunicado de que , de acuerdo con datos de la Policía, “el promedio diario de asesinatos en El Salvador por cada 100.000 habitantes será de 21 este año, mientras que en 2019 fueron 36”.

El Salvador es asediado por las pandillas MS13, las facciones Revolucionarios y Sureños del Barrio 18 y otras minoritarias que poseen más de 600 células y cuyos ingresos provienen principalmente de las extorsiones y el narcotráfico al menudeo.

EFE

Sigue leyendo

América Latina

La caótica despedida a Maradona sigue suscitando polémica en Argentina

Publicado

el

Despedida Maradona

La caótica despedida popular a Diego Armando Maradona, que incluyó el pasado jueves violentos incidentes en Buenos Aires, sigue suscitando polémica entre el Gobierno de Argentina y el Ejecutivo capitalino.

El Gobierno del presidente Alberto Fernández, a través de la Secretaría de Derechos Humanos, denunció ante la Justicia al alcalde capitalino, Horacio Rodríguez Larreta, y al vicealcalde y ministro de Seguridad comunal, Diego Santilli, por la represión por parte de la Policía de Buenos Aires en los alrededores de la Casa Rosada, sede del Ejecutivo argentino, donde el jueves velaron los restos de Maradona.

“Fue muy doloroso ver cómo los simpatizantes de Maradona, quienes venían pacíficamente a despedirlo, terminan siendo reprimidos”, dijo este sábado el jefe de Gabinete argentino, Santiago Cafiero, en declaraciones radiales.

Los incidentes se desataron a siete cuadras de la Casa Rosada, cuando la Policía detuvo la fila de las miles de personas que aspiraban a dar su último adiós a Maradona.

El Gobierno capitalino alega que cortó el avance de la fila por orden del Ejecutivo nacional, algo que éste niega.

También hubo incidentes a las puertas y en el interior de la Casa Rosada, donde la seguridad estaba a cargo de fuerzas federales, pero el Gobierno de Fernández argumenta que el orden se restituyó sin violencia.

Santilli rechazó este sábado la denuncia contra en su contra y aseveró que “judicializar” lo sucedido es apoyar a los “violentos”.

“Lo único que se pretende aquí es apoyar a los violentos, definitivamente se politiza la situación, duele que todos los que amamos al fútbol despidamos al ídolo de esta manera, duele que, en vez de trabajar en conjunto, politicen la situación”, afirmó el vicealcalde.

DENUNCIA AL PRESIDENTE

En tanto, dirigentes opositores denunciaron penalmente a Fernández, a quien acusaron de haber favorecido la propagación de la covid-19 al organizar el velatorio de Maradona en la Casa Rosada.

La denuncia fue presentada por Yamil Santoro y Antonio Fratamico, dirigentes de la coalición liberal Republicanos Unidos, quien denunciaron al presidente por haber organizado un funeral “masivo”, “violando la seguridad sanitaria”, cuando aún rigen medidas de distanciamiento social decretadas por el propio Fernández.

El jefe de Gabinete dijo este sábado que, durante el multitudinario velatorio, hubo puestos de control sanitario, pero admitió que era “muy inevitable que la gente se acercara” entre sí.

EL LARGO BESO DEL ADIÓS

Maradona, de 60 años, que había estado ingresado a inicios de este mes en dos centros de salud por anemia, deshidratación y un hematoma subdural por el que finalmente fue operado, murió el pasado miércoles de un paro cardíaco en una casa de las afueras de Buenos Aires.

Las circunstancias que rodearon a sus últimas horas de vida son objeto de investigación judicial, en particular, si el astro recibió la atención médica necesaria.

Los medios locales especulan ahora con la batalla legal que se avecina por la herencia de “el Diez”, quien se crió en el humilde barrio bonaerense de Villa Fiorito, amasó una fortuna gracias a su estrellato deportivo y tiene cinco hijos reconocidos legalmente.

Entre ellos está Jana Maradona, de 24 años, quien este viernes a través de las redes sociales agradeció las muestras de cariño a su padre.

“Esto se siente todavía como un sueño horrible pero no quiero dejar que pase mas tiempo sin agradecerles infinitamente todo el amor que le demostraron a mi papá siempre, y particularmente estos días. Cada palabra, cada foto, cada demostración de afecto fueron mimos al corazón”, dijo la joven, quien conoció a Maradona en 2015.

En tanto, este viernes los abogados de Santiago Lara -de 19 años y quien tiene abierto un juicio de filiación para determinar si es hijo de Maradona-, presentaron un recurso judicial para que se extraiga una muestra de ADN del cuerpo del exfutbolista.

EFE

Sigue leyendo

América Latina

Marchas contra Piñera y violentos desmanes dejan 74 detenidos en Chile

Publicado

el

Por

Marchas contra Piñera

Un total de 74 personas fueron detenidas en las manifestaciones para pedir la renuncia del presidente de Chile, Sebastián Piñera, celebradas el viernes y que acabaron en violentos desmanes, con saqueos y enfrentamientos con las fuerzas de seguridad, informaron este sábado las autoridades.

“Estamos en presencia de las cifras más altas de detenidos en lo que va del año en circunstancias de manifestaciones violentas”, dijo en rueda de prensa el ministro de Interior, Rodrigo Delgado.

Los principales incidentes se registraron en la céntrica Alameda, una arteria del centro de Santiago, cercana al palacio presidencial, que se ha convertido en la nueva “zona cero” de las revueltas, en vez de Plaza Italia, el epicentro del estallido social contra la desigualdad que se originó en octubre de 2019.

Desde la tarde, cientos de personas marcharon de forma pacífica hacia La Moneda para pedir la salida de Piñera y la liberación de los detenidos durante las protestas sociales, pero un par de horas después empezaron los enfrentamientos contra el cuerpo policial de Carabineros, que usaron camiones lanza agua y gases lacrimógenos.

También se registraron barricadas, destrucción de mobiliario público y una tienda por departamentos de una gran multinacional fue saqueada por decenas de encapuchados.

“Estamos en presencia de delincuentes que no les interesan las pensiones, la salud, la educación. Estamos en presencia de personas que quieren ocupar el paraguas de ciertas demandas sociales para salir a delinquir”, denunció el ministro.

Los desmanes también se dieron en otras ciudades como Antofagasta (norte), Concepción y Valparaíso (ambas en el centro), aunque el grueso de los detenidos se registró en la capital (56).

Las protestas de 2019 comenzaron como una queja contra el alza en el precio del billete de metro, pero se convirtieron en un clamor por un modelo socioeconómico más justo que se extendió durante más de un año y dejó una treintena de heridos, miles de heridos y señalamientos por violaciones a los derechos humanos hacia las fuerzas de seguridad.

La apertura de un proceso constituyente en el pasado plebiscito del 25 de octubre era vista como la solución para una gran parte de los manifestantes, por considerar que es la vía que permitirá establecer un nuevo modelo de país que desate el corsé neoliberal que ampara la actual Carta Magna, redactada durante la dictadura de Augusto Pinochet (1973-1990).

Sin embargo, las protestas han continuado hasta la fecha con diferentes reclamos y dirigiendo las miradas directamente al presidente del país. EFE

“Ni la ciudad ni el país se merece que todos los viernes algunos quieran salir como si fuera un juego a bloquear las ciudades, a bloquear el centro”, agregó Delgado.

EFE

Sigue leyendo

SIGUENOS EN FACEBOOK

SIGUENOS EN TWITTER

CONTENIDO PATROCINADO

Tendencias