Conecta con nosotros

América del Norte

Prohibió a guardias negros tratar con el acusado de matar a Floyd

Publicada

el

guardias negros

Ocho guardias de prisiones negros y latinos presentaron una demanda de discriminación contra las autoridades penitenciarias de Minesota (EE.UU.), alegando que por no ser blancos se les prohibió tener contacto con, el expolicía blanco acusado de la muerte del afroamericano George Floyd, informaron este domingo medios locales.

En la queja, presentada ante el Departamento de Derechos Humanos de Minesota el viernes pasado, los guardias correccionales del condado de Ramsey alegan que cuando Chauvin llegó el 29 de mayo pasado a las instalaciones del Centro de Detención de Adultos, el superintendente ordenó a todos los oficiales de color que abandonaran el piso donde estaría recluido, informó el canal local KSTP.

La querella legal argumenta que a los oficiales negros e hispanos se les prohibió tener contacto con Chauvin y fueron intercambiados con sus colegas blancos para realizar otras tareas.

Según el reporte periodístico del canal afiliado a la cadena ABC, la demanda asegura que un oficial dijo que se sintió “humillado” y otros agentes de color fueron vistos llorando.

La muerte de Floyd el pasado 25 de mayo en Mineápolis, en una escena que fue grabada por los móviles de los transeúntes que captaron los casi nueve minutos de agonía de la víctima mientras el agente presionaba su rodilla contra su cuello, generó una ola de protestas y manifestaciones de repudio que aún persisten tras cuatro semanas del hecho.

Tras las quejas, la Oficina del Alguacil del Condado de Ramsey dijo en un comunicado que había recibido una queja verbal de un delegado sindical al día siguiente y abrió una investigación sobre el hecho.

Chauvin estuvo recluido en el Centro de Detención de Adultos del Condado de Ramsey durante dos días antes de ser transferido a la Cárcel del Condado de Hennepin el 31 de mayo y luego a la Instalación Correccional de Minesota en Oak Park Heights.

Los guardias de prisiones que se unieron a la demanda permanecen en el anonimato por temor a represalias, según Bonnie Smith, el abogado que los representa.

En un comunicado compartido por KSTP, Smith dijo que “ordenar a los empleados por su raza y color de piel fue profundamente degradante y humillante, por no mencionar ilegal”.

“Estos guardias correccionales vienen a trabajar todos los días para mantener a nuestra comunidad segura y las decisiones de empleo deben tomarse en función de su desempeño, no del color de su piel”, concluye el abogado en el comunicado.

El fiscal general del estado de Minesota, Keith Ellison, endureció las acusaciones contra Chauvin. El expolicía enfrenta cargos de asesinato en segundo grado, tras haber sido imputado el pasado 29 de mayo de asesinato en tercer grado y de homicidio imprudente. EFE

América del Norte

EE.UU. suma el récord de 65.305 contagios y llega a 133.900 muertos por COVID-19

Publicada

el

contagios

Estados Unidos alcanzó este viernes la cifra de 3.173.446 contagios confirmados de la COVID-19 y la de 133.969 fallecidos, de acuerdo con el recuento independiente de la Universidad Johns Hopkins.

Este balance a las 20.00 hora local (00.00 GMT del sábado) es de 65.305 contagios más que el jueves y de 863 nuevas muertes.

La cifra de nuevos contagios marcó un nuevo récord al superar por cuarta vez en pocos días los 60.000 arrastrada por los brotes en estados del sur y del oeste como Florida, Texas, California, Arizona y Georgia.

Nueva York, sin embargo, se mantiene todavía como el estado más golpeado en Estados Unidos por la pandemia con 400.299 casos confirmados y 32.307 fallecidos, solo superado por Brasil, el Reino Unido, Italia y México.
Tan solo en la ciudad de Nueva York han muerto 23.267 personas.

A Nueva York le siguen la vecina Nueva Jersey con 15.479 muertos, Massachusetts con 8.296 e Illinois con 7.345.
Otros estados con un gran número de fallecidos son Pensilvania con 6.880, California con 6.862, Michigan con 6.285 o Connecticut, con 4.348.

En cuanto a contagios, California es el segundo estado solo por detrás de Nueva York con 304.707, Florida el tercero con 244.151 y Texas el cuarto con 243.285.

El balance provisional de fallecidos -133.969- ha superado ya la cota más baja de las estimaciones iniciales de la Casa Blanca, que proyectó en el mejor de los casos entre 100.000 y 240.000 muertes a causa de la pandemia.

El presidente estadounidense, Donald Trump, rebajó esas estimaciones y se mostró confiado en que la cifra final estaría más bien entre los 50.000 y los 60.000 fallecidos, aunque en sus últimos cálculos auguró ya hasta 110.000 muertos, un número que también se ha superado.

Por su parte, el Instituto de Métricas y Evaluaciones de Salud (IHME) de la Universidad de Washington, en cuyos modelos de predicción de la evolución de la pandemia se fija a menudo la Casa Blanca, calcula que Estados Unidos llegará al mes de octubre con unos 185.000 muertos.

AGENCIA EFE

Sigue leyendo

América del Norte

La “turbulenta” era de las médicas pioneras de EE.UU.

Publicada

el

La "turbulenta" era de las médicas pioneras de EE.UU.

Una época de turbulencia racial como la de ahora en Estados Unidos marcó la lucha de las primeras mujeres que se hicieron médicas en el país, según dice Valerie Scoon, una cineasta afroamericana que desentierra con un nuevo documental una historia que muchos han querido “ahogar”.

Con “Doctoras atrevidas: médicas en el siglo XIX” (Daring Women Doctors: Physicians in the 19th Century), Scoon busca dar a conocer a estas “mujeres pioneras que se enfrentaron a la hostilidad, el racismo y el sexismo para convertirse en médicos”.

“Es una historia inspiradora y relevante para nosotros hoy en muchas formas”, explicó la cineasta de la Universidad Estatal de Florida (FSU), que produjo este documental para la televisión pública Public Broadcasting System (PBS).

La productora y guionista, que es profesora de FSU, recordó que la primera escuela de medicina para mujeres abrió durante un período de “gran agitación”, poco antes de la Guerra Civil estadounidense (1861-1865) y a finales del siglo XIX ya había una gran cantidad de estos centros docentes.

“Esos fueron ciertamente tiempos turbulentos y estas mujeres perseveraron y lograron sentar las bases para el éxito de nuestras doctoras actuales”, dijo la cineasta, quien ha supervisado filmes como “Malcolm X” (1992) y “The Great Debaters” (2007), que fue nominado al Globo de Oro.

MÉDICAS, UN DESAFÍO A LAS RESTRICCIONES

Para Scoon, la historia de estas mujeres cobra más relevancia hoy en medio de las protestas raciales tras la muerte del afroamericano George Floyd a manos de un policía blanco, que además hizo más visibles otros casos de violencia racial recientes.

El documental “tiene como objetivo informarnos y desafiarnos a todos para crear una sociedad donde podamos cumplir con nuestros objetivos sin las restricciones del racismo o las expectativas de género”, manifestó.

Resaltó que para convertirse en médicas tuvieron que superar “enormes obstáculos” de la mano de los abolicionistas y los defensores de los derechos de las mujeres, y en momentos en que incluso carecían del derecho al voto.

Scoon subrayó además que otra de las razones que hacen oportuno su documental es “que resalta el camino para que las mujeres obtuvieran el derecho al voto durante el año que celebra el centenario de la Enmienda 19”, que les otorgó ese derecho en 1920.

La curiosidad de la productora por la historia de Eliza Anna Grier (1864-1902), una niña nacida en la esclavitud que se convirtió en médica, llevó a la realización del guión.

A pesar de ser una esclava emancipada con poco dinero o educación, Grier pagó su educación en la prestigiosa Escuela de Medicina de la Mujer de Pensilvania alternando cada año de sus estudios con uno de recolección de algodón y se convirtió en la primera mujer afroamericana autorizada a practicar medicina en Georgia.

“Cuando vi a mujeres de color haciendo todo el trabajo en casos de parto y todos los honorarios iban a un médico blanco que simplemente lo atendió, me pregunté por qué no debería yo recibir los honorarios”, señalo la pionera según los archivos históricos.

Scoon se encontró después con otras médicas pioneras, de raza blanca, como Ann Preston (1813-1872), una cuáquera y abolicionista que fue la primera decana de medicina, y a Emeline Cleveland (1829-1878), la primera cirujana de Estados Unidos.

Preston luchó para que sus estudiantes fueran admitidas en conferencias de los hospitales de Filadelfia y Pensilvania en medio de la hostilidad de grupos de hombres.

Mientras, Cleveland es recordada por su gran destreza y fue una de las primeras mujeres médicas estadounidenses en realizar una cirugía ginecológica y abdominal importante.

Sigue leyendo

América del Norte

“Warp Speed”, la operación de EEUU que podría dejar al resto del mundo sin vacuna de COVID

Publicada

el

Warp Speed

Más rápido que la velocidad de la luz. Ese concepto trae a la mente la alegórica “Operación Warp Speed”, con la que Estados Unidos quiere procurarse 300 millones de vacunas y tratamientos suficientes para encarar 2021 inmune a la COVID-19, pero que podría dejar sin acceso temprano a tratamientos y vacunas a otros países.

“Me parece muy preocupante que las acciones que está tomando Estados Unidos puedan servir para acaparar vacunas y medicinas contra la COVID-19”, señala en entrevista con Efe el profesor Lawrence Gostin, director del Instituto de Salud Global de la Facultad de Derecho de Georgetown.

Al tiempo que el Gobierno de Donald Trump reniega del multilateralismo y tras hacer oficial su intención de abandonar la Organización Mundial de la Salud (OMS), el gobierno estadounidense está dedicando miles de millones de dólares a procurarse potenciales vacunas y tratamientos contra la pandemia.

El problema, según coinciden los expertos, es que Trump no parece tener en cuenta la dimensión global de la lucha contra la pandemia y actúa con la intención de asegurarse todo el stock inicial de posibles curas.

En marzo intentó persuadir a la empresa alemana CureVac para que trasladara su investigación de una posible vacuna contra la COVID-19 a Estados Unidos, algo que finalmente no prosperó y que acabó con la apresurada salida de su entonces consejero delegado, el estadounidense Daniel Menichella, y con la afirmación del Gobierno alemán de que todo lo relacionado con la pandemia es un asunto de “seguridad nacional”.

El mes pasado, la Casa Blanca ordenó la compra de prácticamente toda la producción hasta septiembre del tratamiento de redemsivir, de la empresa estadounidense Gilead, una de las dos medicinas que han probado ser útiles contra la COVID-19.

Thomas Senderovitz, responsable de la Agencia Danesa del Medicamento, dijo la semana pasada en la televisión pública de su país que el paso dado por EE.UU. para acaparar redemsivir es una mala noticia para Europa y para un mundo en medio de una crisis global.

“No he visto algo así antes. Una compañía que decide vender todo su inventario a un solo país. Es muy extraño e inapropiado”, indicó.

La “Operación Warp Speed” adjudicó esta semana su mayor contrato: 1.600 millones de dólares a Novavax, una farmacéutica de Maryland casi desconocida que está desarrollando una posible vacuna contra la COVID-19 para finales de este año.

El desembolso conlleva un compromiso de entregar cien millones de dosis de esta nueva vacuna, un número muy alto para una nueva producción hasta para una multinacional y que podría servir para vacunar a 50 millones de personas.

Novavax se suma a otra docena de candidatas para conseguir una vacuna contra la COVID-19, entre las que se encuentran los prometedores proyectos de Johnson & Johnson (financiada con 456 millones de dinero federal), Moderna (500 millones) y AstraZeneca (1.200 millones de dólares).

“Hay muchas razones para pensar que la Administración Trump no compartirá de manera equitativa vacunas y medicinas esenciales para combatir la pandemia. Ha operado de acuerdo a su plataforma América Primero y parece claro que se querrá asegurar la mayor parte de la producción mundial. Este poder para acaparar será mayor si EE.UU. es el primero en conseguir la vacuna”, señala Gostin.

El doctor Anthony Fauci, director del Instituto Nacional de Enfermedades Infecciosas y principal epidemiólogo del país, cree que Estados Unido debería tener acceso en 2021 a unas 200.000 dosis para inmunizar a su población contra el SARS-CoV-2, equivalente al 40 % de la producción global de la vacuna de la gripe estacional mucho más barata y fácil de producir.

Esto hace pensar que las farmacéuticas que han recibido ayudas a cambio de compromisos por parte de Washington, entre ellas el gigante AstraZeneca, se verán presionadas para poner toda su capacidad productiva al servicio de Estados Unidos.

“Acciones como la compra a Gilead mandan un mensaje muy dañino sobre el egoísmo y contra el espíritu de solidaridad global. Además, su anuncio de retirarse de la OMS muestra que a Trump no le importa mucho la cooperación y la igualdad en salud”, recalca el profesor Gostin.

AGENCIA EFE

Sigue leyendo

Tendencias

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies