Conecta con nosotros
Rusia Rusia

Europa

Rusia supera los 1,5 millones de casos de coronavirus

Publicado

el

Por

Rusia superó hoy los 1,5 millones de casos de coronavirus tras sumar 16.710 nuevos contagios en la última jornada, según informó el centro operativo de lucha contra la covid-19.

En las últimas 24 horas en Rusia se confirmaron 16.710 nuevos casos de covid-19 en 84 regiones, incluidos 4.456 asintomáticos.

La cifra acumulada de casos positivos en coronavirus desde el inicio de la pandemia asciende de esta manera a 1.513.877.

Además se registraron en Rusia en la última jornada 229 nuevos fallecimientos relacionados con la covid-19.

El total de muertos que se cobró la enfermedad en el país asciende actualmente a 26.050.

La mayoría de los nuevos contagios se detectó en la capital rusa (4.455), San Petersburgo (709) y la región de Moscú (491).

En Moscú, epicentro de la pandemia en el país, durante las últimas 24 horas 1.072 pacientes con covid-19 fueron hospitalizados.

El alcalde, Serguéi Sobianin, cree que la incidencia de la enfermedad durante esta segunda ola se ha ralentizado en la capital y espera que alcance pronto el pico para volver a descender.

El presidente ruso, Vladímir Putin, considera que, por ahora, no es necesario volver a imponer medidas restrictivas en todo el país como ocurrió la pasada primavera.

En Moscú, el Ayuntamiento ha ordenado el régimen de teletrabajo para al menos el 30 % de la plantilla de las empresas y organizaciones en los casos en que no afecte mayormente a su funcionamiento, y ha recomendado a los mayores de 65 años y enfermos crónicos permanecer en sus domicilios.

EFE

Anuncio
Click para comentar

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Europa

La tradicional misa del Gallo será adelantada por las medidas anticovid en Italia

Publicado

el

Por

La tradicional misa del Gallo será adelantada por las medidas anticovid en Italia

La Conferencia Episcopal Italiana (CEI) aseguró que colaborará con Gobierno en el respecto de las normas para evitar la difusión del coronavirus, en relación a la necesidad de adelantar la misa del Gallo, que tradicionalmente se celebra a medianoche, para respetar el toque de queda nacional.

“La Conferencia Episcopal Italiana tendrá la oportunidad en sus órganos institucionales de vigilar la situación epidemiológica y discutir cómo celebrar los ritos navideños en condiciones seguras, en pleno cumplimiento de las reglas, como ha sucedido hasta ahora. Es deseo de la Conferencia Episcopal Italiana continuar la colaboración válida, en escucha mutua, con la Presidencia del Consejo de Ministros, el Ministerio del Interior y el Comité Técnico-Científico”, escribió la CEI en una nota.

Por su parte, el vicepresidente de la CEI, Antonino Raspanti, aseguró que las instrucciones de los obispos italianos estarán en línea con el “toque de queda” establecido por el gobierno, en una entrevista publicada hoy en el diario “La Stampa”.

Raspanti, obispo de Acireale(Sicilia), no prevé problemas, porque ya en miles de parroquias, así como en la Basílica de San Pedro en la misa que celebra el papa, ya se ha adelantado el horario.

A la pregunta si es un problema litúrgico adelantar la misa del Gallo, el vicepresidente de la CEI explica que la fiesta de la Navidad comienza con las primeras vísperas de Navidad; por lo general, la noche en la liturgia latina comienza después de las 18.00 ó 19.00 horas y termina alrededor de las 5.00 horas de la mañana siguiente; por tanto, la misa del Gallo se puede celebrar en una de las horas nocturnas. Desde hace años tanto el papa como muchas parroquias la anticipan.

También el Vaticano estudia cómo será la misa del Gallo que celebra el papa Francisco, aunque este año todo indica que será sin la presencia de fieles.

Sigue leyendo

Europa

El papa nombró a 13 cardenales y les advirtió del peligro de la corrupción

Publicado

el

Por

El papa Francisco

El papa Francisco nombró hoy a trece nuevos cardenales, nueve de ellos que podrán participar en un cónclave, en una celebración con sólo un centenar de fieles distanciados debido a la pandemia, y en la que el pontífice les advirtió de “las tantas clases de corrupción en la vida sacerdotal”.

Entre los 13 nuevos cardenales se encuentran el arzobispo de Santiago de Chile, el español Celestino Aós, y el obispo emérito de San Cristóbal de las Casas (México), el mexicano Felipe Arizmedi Esquivel.

Francisco invitó en su homilía a los nuevos purpurados “a estar siempre vigilantes para permanecer” en el camino de Dios porque, añadió, “con los pies, con el cuerpo podemos estar con Él, pero nuestro corazón puede estar lejos y llevarnos fuera del camino”.

También lamento a quien, “a veces, sin darse cuenta, usa al Señor para promoverse a sí mismo”.

“Pensemos a tantas clases de corrupción en la vida sacerdotal”, observó en un momento en el que un escándalo financiero salpicó al cardenal Angelo Becciu, lo que provocó que Francisco lo destituyese de su cargo y lo privase de sus derechos cardenalicios.

“Así, por ejemplo, el rojo púrpura del hábito cardenalicio, que es el color de la sangre, se puede convertir, por el espíritu mundano, en el de una distinción eminente”, dijo Francisco que añadió: “Y tú no serás el pastor cercano si sólo escuchas la palabra eminencia (como se les llama a los cardenales). Cuando oigan sólo esto estarán fuera del camino”.

Debido a la pandemia solo pocos familiares y amigos de los cardenales pudieron participar en la ceremonia y tampoco habrá las tradicionales visitas de cortesía que se organizaban tras el acto y por la situación sanitaria no pudieron llegar a Roma Cornelius Sim, vicario apostólico de Brunei, y José F. Advincula, arzobispo de Capiz (Filipinas).

Tampoco se permitió el tradicional abrazo entre los cardenales al final de la celebración.

Durante la ceremonia, los purpurados se acercaron al papa uno a uno, algunos con mascarilla y otros no, y se arrodillaron ante él y recibieron el anillo cardenalicio, “símbolo de su nuevo compromiso universal con la Iglesia”; la birreta cardenalicia, “roja en memoria de la sangre de los mártires que dieron su vida por defender su fe” y se les asignó una diaconía, una parroquia de la capital.

¿QUIÉNES SON LOS NUEVOS MIEMBROS DEL COLEGIO CARDENALICIO?

Entre los nuevos purpurados se encuentran el capuchino español Celestino Aós, que es arzobispo de Santiago de Chile desde diciembre de 2019 y que llegó a este país en 1983. Aós fue la apuesta del papa Francisco para la renovación del episcopado en este país tras la grave crisis abierta por los abusos en el seno de la Iglesia y el encubrimiento por parte de sus obispos.

Francisco también premia a México nombrando al obispo emérito de San Cristobal de las Casas (México), Felipe Arizmendi Esquivel, quien no podrá participar en un cónclave al haber superado los 80 años.

Pero con esta nueva púrpura, México volverá a tener a siete cardenales tras el fallecimiento el 19 de agosto de 2019 de Sergio Obesa Rivera, obispo de Veracruz.

Entre los nueve que serán creados cardenales y menores de 80 años se encuentran los dos nuevos miembros de la Curia, algo que es habitual tras su nombramiento: el prefecto de la Congregación para la Causa de los Santos, el arzobispo italiano Marcello Semeraro que sustituye al defenestrado por el papa, Angelo Becciu y el nuevo secretario general del Sínodo de los obispos, el maltés Mario Grech.

También serán creados cardenales el arzobispo de Kigali, en Ruanda, Antoine Kambnada, que se convertirá así en el primer “príncipe de la Iglesia” de este país tan golpeado por las guerras y la hambruna, y los italianos, el arzobispo de Siena (Italia), Paolo Giudice y al custodio el convento de Asís, Mauro Gambetti.

Entre los mayores de 80 años, exnuncio y observador del Vaticano en la Naciones Unidas, Silvano Tomasi; al predicador de la Casa Pontificia, Raniero Cantalamessa y el exdirector de Caritas de Roma y párroco del santuario del Divino Amore, de Roma, Enrico Feroci.

Mientras que el arzobispo de Washington, Wilton Gregory, originario del South Side de Chicago, se convirtió hoy en el primer purpurado afroamericano de la historia de la Iglesia.

LA HUELLA DE FRANCISCO SOBRE EL COLEGIO CARDENALICIO

Con este nuevo consistorio, el papa Francisco continúa su trabajo para diseñar la geografía del colegio cardenalicio con una mirada a aquellos países que no han tenido representación.

Con los nombramientos de hoy Francisco habrá creado un total de 101 cardenales, 73 de los cuales se encuentran actualmente entre los que tienen derecho a participar en un cónclave para la elección del nuevo pontífice.

El número total de cardenales electores, es decir con menos de 80 años, es ahora de 128, pero bajará a 121 en el espacio de un año porque siete cardenales alcanzarán el umbral de los 80 años.

Cabe señalar, que tres de los nuevos cardenales italianos nombrados hoy, Gambetti, Cantalamessa, Feroci, no son obispos, lo que es una elección inusual y que muestra la intención de Francisco de realmente premiar a todos los que lo merecen.
A nivel continental, la geografía del cónclave será de 17 cardenales de África; 16 de Asia; 24 de América Latina; 13 de América del Norte; 4 de Oceanía y 54 Europa.

Ahora los europeos representan el 41 por ciento del colegio electoral, hace siete años eran el 42 por ciento, mientras que los africanos son 14 por ciento respecto al 10 por ciento del pasado cónclave y los asiáticos y procedentes de Oceanía son el 16 por ciento, en comparación con el 10 % de 2013.

Pero además los cardenales de países pobres o en desarrollo (como Centroamérica y Sudamérica, Asia, Oceanía, África) pasan del 36,5 al 46 por ciento.

Con Bergoglio, países que nunca habían tenido un cardenal ahora tienen un representante. Además de los nombrados hoy de República Centroafricana, Brunei y Ruanda, en pasado creó purpurados de Haití, Dominica, Birmania, Panamá, Cabo Verde, Tonga, Bangladesh, Papúa Nueva Guinea, Malasia, Lesoto, Malí, Suecia y Laos, El Salvador y Luxemburgo.

EFE

Sigue leyendo

Europa

Macron trata de rebajar la protesta por la violencia policial en Francia

Publicado

el

Por

Macron

El presidente francés, Emmanuel Macron, trató hoy de atajar la creciente protesta surgida en el país por la violencia policial, aseguró haberse visto “conmocionado” por el último episodio y pidió contundencia para sancionar a los agentes que incumplan los códigos.

Su intervención, formulada primero a través de un portavoz del Elíseo y luego con un amplio mensaje personal en Facebook, se produce tras la agresión el pasado día 21 a un productor musical negro, cuyas imágenes difundidas a través de las redes sociales han provocado muchas condenas.

“Francia no debe recurrir nunca a la violencia o la brutalidad, vengan de donde vengan. No debe dejar prosperar el odio o el racismo”, indicó en Facebook, donde subrayó que aunque no aceptará los ataques a policías y gendarmes, “quienes hacen aplicar la ley deben respetarla”.

Los últimos hechos, en los que cuatro agentes agreden y presuntamente insultan al productor Michel Zecler en su estudio parisiense, se producen días después de otras actuaciones similares, como el desalojo violento de un campamento de inmigrantes en la Plaza de la República de París.

La difusión de esos vídeos ha degradado la imagen de la Policía y coincidido con un momento particularmente inoportuno para el Gobierno, que impulsa una reforma legislativa para limitar la difusión de imágenes de las fuerzas del orden.

Esa reforma, aprobada ya en primera lectura por la Asamblea Nacional, ha levantado también ampollas entre organizaciones defensoras de derechos y medios de comunicación, que consideran que persigue levantar un telón de acero sobre la impunidad policial.

CONDENA UNÁNIME

Son muchas las voces que creen que, con esa ley, no habría podido conocerse la agresión a Zecler, que ha provocado una unánime condena entre personajes del mundo de la política, como el exministro del Interior Christophe Castaner, pero también de ámbitos como el deporte, con las críticas de futbolistas como Kylian Mbappé o Antoine Griezmann, dos de los más populares del país.

En ese contexto, Macron ha querido calmar la situación, para lo que ha pedido al ministro del Interior, Gérald Darmanin, contundencia para detener este tipo de hechos, y reclamó este viernes al Ejecutivo “propuestas para reafirmar el vínculo de confianza que debe existir entre los franceses y quienes los protegen”.

El presidente está obligado a caminar sobre aguas turbulentas para no levantar susceptibilidades entre los policías ni dar la sensación de querer imponer la mano dura en las calles.

Macron conoce lo delicado de ese ejercicio. A principios de año, las fuerzas del orden ya estuvieron en el disparadero por dos casos, el de Cédric Chouviat, que murió asfixiado durante un arresto en enero, y más tarde el de Adama Traoré, que databa de 2016, pero cuya investigación, relanzada en junio, fue considerada laxa por asociaciones de derechos humanos.

Frente a esas acusaciones, los sindicatos policiales y de la gendarmería se consideraron desamparados de la protección del Gobierno.

LA MANO DURA DE DARMANIN

En su punto de mira estaba el entonces ministro del Interior, Castaner, quien, debilitado, dejó el Ejecutivo en julio pasado, sustituido por Darmanin, discípulo del expresidente conservador Nicolas Sarkozy y defensor de una línea más dura.

A él se le atribuye estar detrás de la reforma de la controvertida ley de seguridad, pero, tras expresar un firme respaldo a los policías al principio, en los últimos días parece haber reculado.

En el caso de Zecler, Darmanin se mostró dispuesto a retirar el uniforme a los agentes implicados si la investigación concluye que no respetaron las normas deontológicas del Cuerpo, algo que parece desprenderse de las imágenes difundidas, por mucho que los policías aleguen que el productor musical trató de arrebatarles las armas.

Además de las cámaras de seguridad del estudio de Zecler, las redes sociales difunden otros grabados por particulares en la calle, en los que se ve al productor arrodillado en el suelo mientras recibe golpes de los agentes.

Cuatro de ellos están detenidos para ser interrogados, tres acusados de actos violentos y un cuarto de haber lanzado una granada lacrimógena al interior del estudio. Zecler sostiene, además, que recibió insultos racistas, pero los vídeos publicados no tienen sonido.

EFE

Sigue leyendo

SIGUENOS EN FACEBOOK

SIGUENOS EN TWITTER

CONTENIDO PATROCINADO

Tendencias