Conecta con nosotros
Trump acepta que se acaba su mandato Trump insinua que dejará el cargo, si el colegio electoral vota por Biden Trump acepta que se acaba su mandato Trump insinua que dejará el cargo, si el colegio electoral vota por Biden

América del Norte

Trump acepta que se acaba su mandato

Publicado

el

Por

El presidente saliente estadounidense, Donald Trump, aceptó este jueves que su Presidencia será de un solo mandato y prometió una “transición ordenada”, después de que el Congreso ratificara la victoria electoral del mandatario electo Joe Biden.

“A pesar de que estoy totalmente en desacuerdo con el resultado de las elecciones, y los hechos están de mi lado, sin embargo, habrá una transición ordenada el 20 de enero”, dijo Trump en un comunicado distribuido en Twitter por uno de sus principales asesores, Dan Scavino.

“Siempre he dicho que continuaríamos nuestra lucha para asegurar que solo se contaban los votos legales. ¡Aunque esto representa el fin del mejor primer mandato en la historia presidencial, solo es el comienzo de nuestra lucha para Hacer a Estados Unidos Grande de Nuevo!”, añadió, citando su lema electoral.

La reacción de Trump llegó a través de Scavino

Esto se da porque la cuenta de Twitter del propio presidente saliente está suspendida temporalmente, debido a unos mensajes en los que el mandatario justificó el asalto al Capitolio por parte de sus simpatizantes.

Trump no llegó a reconocer del todo la derrota en su comunicado, algo que prometió a sus seguidores que “nunca” haría, pero sí admitió que su mandato llega a su fin, y que tendrá que abandonar la Casa Blanca el próximo 20 de enero.

Su mensaje llegó minutos después de que el Congreso de EE.UU. ratificara la victoria del presidente electo, Joe Biden, en un gesto normalmente ceremonial que derivó en uno de los días más oscuros de la historia de Estados Unidos.

Anuncio
Click para comentar

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

América del Norte

Julie Payette renuncia tras ser acusada de propiciar un ambiente laboral ‘tóxico’

Publicado

el

Por

Julie Payette renuncia tras ser acusada de propiciar un ambiente laboral 'tóxico'

La gobernadora general de Canadá, Julie Payette, se vio forzada a dimitir después de que una investigación independiente confirmara las acusaciones de acoso laboral formuladas contra ella y su jefa de gabinete por varios empleados.

En un comunicado, el primer ministro de Canadá, Justin Trudeau, confirmó que hoy había recibido “la dimisión de la gobernadora general” y aunque no reconoció directamente las acusaciones contra Payette añadió que “todos los empleados en el Gobierno de Canadá tienen el derecho a trabajar en un ambiente seguro y saludable”.

Trudeau añadió que “el anuncio proporciona una oportunidad para un nuevo liderazgo” que responda “a las preocupaciones laborales planteadas durante la investigación”.

El primer ministro canadiense también señaló que de forma provisional, el presidente del Tribunal Supremo de Canadá, el juez Richard Wagner, se hará cargo de cumplir las funciones de la gobernadora general, que incluyen la firma de las leyes aprobadas por el Parlamento.

Julie Payette y su jefa de gabinete, Assunta Di Lorenzo, dimitieron tras filtrarse hoy el resultado de la investigación, que concluye que la gobernadora general, que actúa como jefa de Estado en representación de la reina de Inglaterra, creó un ambiente de trabajo “tóxico” desde su nombramiento al cargo.

En un comunicado dado a conocer tras la aparición de las primeras informaciones, Payette confirmó su dimisión aunque evadió reconocer su papel en la “tensiones” surgidas en su oficina.

“Aunque no se presentaron quejas formales o reclamaciones oficiales durante mi ejercicio… me tomo estas acusaciones de forma muy seria”, declaró Payette, una antigua astronauta de 57 años y que fue nombrada gobernadora general en octubre de 2017.

Julie Payette añadió que ha “llegado a la conclusión que se debe nombrar un nuevo gobernador general. Los canadienses se merecen estabilidad en estos momentos de incertidumbre”.

Sigue leyendo

América del Norte

Biden alerta de que EE.UU. superará los 500.000 muertos por la covid-19 en febrero

Publicado

el

Por

Joe Biden

El nuevo presidente de Estados Unidos, Joe Biden, alertó este jueves de que la cifra de muertos por la covid-19 en su país superará probablemente los 500.000 en febrero, y reconoció que le llevará meses “darle la vuelta” a la estrategia encarada por su predecesor, Donald Trump.

“Las cosas van a seguir empeorando antes de mejorar”, dijo Biden durante un acto en la Casa Blanca, en el que firmó una decena de medidas y decretos para acelerar la respuesta a la pandemia.

“La cifra de muertos probablemente superará los 500.000 el mes que viene (…). Nos va a llevar meses darle la vuelta a esta situación”, añadió el mandatario.

Estados Unidos rebasó el pasado martes la barrera de los 400.000 fallecimientos por la covid-19 y ha sumado otros 8.000 decesos en las 48 horas siguientes, hasta sobrepasar los 408.000, según el recuento independiente de la Universidad Johns Hopkins.

El pronóstico de Biden coincide con el del Instituto de Métricas y Evaluaciones de Salud (IHME, en inglés) de la Universidad de Washington, que calcula que, si continúa la trayectoria actual, Estados Unidos superará el medio millón de muertos el día 19 de febrero y empezará marzo con más de 521.000 fallecidos por la enfermedad.

“A lo largo del último año, no pudimos apoyarnos en el Gobierno federal para que actuaran con la urgencia, la concentración y la coordinación que necesitamos, y hemos visto el coste trágico de ese fracaso”, opinó Biden.

El nuevo mandatario anunció una nueva estrategia para hacer frente a la pandemia como si fuera una “guerra”, que incluye medidas para acelerar el ritmo de vacunación, una campaña cuya implementación describió como “un fracaso deplorable”.

Entre otras medidas, Biden firmó un decreto que confirma que Estados Unidos exigirá a quienes entren al país desde el extranjero hacerse una prueba de covid-19 antes de volar, y hacer cuarentena después. El primero de esos requisitos ya lo anunciaron la semana pasada los Centros de Control y Prevención de Enfermedades (CDC, en inglés).

Otra de sus medidas ordena el uso de mascarillas en aeropuertos y en la mayoría de aviones, trenes, barcos y autobuses de media y larga distancia, algo que su predecesor, Donald Trump, se negó a hacer.

Biden también mandó recurrir a la Ley de Producción de Defensa, una legislación adoptada en 1950 en respuesta a la Guerra de Corea, para movilizar al sector industrial y acelerar la fabricación de máscaras, respiradores y otros equipos contra la pandemia.

EFE

Sigue leyendo

América del Norte

¿Quién tiene el maletín nuclear? Trump se llevó uno a Florida

Publicado

el

Por

maletín nuclear - El expresidente de Estados Unidos Donald Trump es visto en un auto a su llegada a West Palm Beach

¿Quién tiene el maletín nuclear? Se trata de una maleta de unos 20 kilos de cuero negro que siempre acompaña al presidente de EE.UU. y que contiene los protocolos necesarios para lanzar un ataque nuclear en cualquier parte del mundo.

Normalmente, la transferencia de un presidente a otro del maletín -conocido como “balón nuclear”- se produce el 20 de enero ante las escalinatas del Capitolio: cuando el nuevo mandatario toma posesión, la maleta pasa de la mano de un soldado a otro, designado para ayudar al nuevo jefe de Estado.

Es un acto discreto, destinado a pasar desapercibido; pero, de suma importancia para la seguridad de EE.UU.

En un documental de 2013, el exvicepresidente Dick Cheney (2001-2009) describía ese momento: “Tienes la ceremonia ahí desarrollándose al frente, pero más o menos detrás de una de las grandes columnas, dos tipos están parados allí con su uniforme militar y, en el momento adecuado, uno se acerca para entregárselo al otro”.

Y, cuando ese militar acepta el maletín, “el nuevo presidente es el que tiene el control de los activos nucleares”.

TRUMP NO ESTABA EN LA CEREMONIA PARA ENTREGAR EL “BALÓN”

Esta vez, sin embargo, cuando el nuevo presidente de EE.UU., Joe Biden, juró ayer, miércoles, el cargo, su antecesor, Donald Trump, ya estaba a 1.600 kilómetros de distancia en la soleada Palm Beach, al sur de Florida.

Era la primera vez en 151 años que un presidente no acudía a la ceremonia de investidura de su sucesor. El último en hacerlo fue Andrew Johnson en 1869, pero entonces EE.UU. no poseía uno de los arsenales nucleares más grandes del mundo.

Por suerte, no existe un solo “balón nuclear” y hay al menos tres, explicó el experto en armamento de este tipo Stephen Schwartz en un reciente pódcast del Centro para el Control de Armas y la No Proliferación.

De esa forma, cuando Trump ayer salió de la Casa Blanca a las 8 de la mañana, se llevó consigo el maletín; y nada más tomar posesión, el nuevo asistente militar de Biden recibió uno de los dos otros “balones nucleares”.

Se conocen pocos detalles de ese momento crucial, ya que el Pentágono se niega a ofrecer información; pero, poco antes de que comenzara la investidura, un grupo de reporteros pudo ver cómo un hombre entraba al Capitolio con el característico maletín negro, informó el periodista de The Washington Post Mike DeBonis en Twitter.

LA “GALLETA” QUE VERIFICA LA IDENTIDAD DEL PRESIDENTE

No obstante, para lanzar un ataque nuclear, lo más importante no es el maletín, sino una pequeña tarjeta laminada conocida como “galleta” o “código de oro” y que sirve para verificar la identidad del presidente, desveló Schwartz en el pódcast.

Al contrario de lo que muestran las películas, el jefe de Estado no tiene un botón rojo para disparar los misiles y la “galleta” tampoco contiene los secretos códigos nucleares.

Esos códigos están guardados a cal y canto en el Pentágono, de manera que si el presidente quiere lanzar un ataque nuclear lo primero que debe hacer es usar un teléfono especial que tiene su asistente militar y que le conecta con funcionarios del mando encargado de los misiles.

Entonces, el presidente tendría que verificar su identidad usando los códigos alfanuméricos de la “galleta”, por ejemplo “D-E-5”, y solo entonces comenzaría el proceso de lanzamiento, detalló Schwartz.

Cuando Trump se fue a Florida, también se llevó la “galleta” con el código que le permitía confirmar su identidad, pero esa clave quedó anulada en cuanto Biden asumió el poder.

“UN MENÚ” CON OPCIONES DE ATAQUE

De acuerdo con Schwartz, el “balón nuclear” no esconde sofisticada tecnología militar, como ha retratado Hollywood en la gran pantalla, sino una gran cantidad de papeles, incluidas las instrucciones de un sistema de transmisión que permitiría al presidente hablar con el público en caso de ataque.

También contiene una lista de los lugares en tierra, mar y aire donde podría refugiarse el mandatario en caso de ataque y un archivador con todas las opciones para una ofensiva y que, según Schwartz, se parece a un “menú de comida china” con iconos para mostrar las diferentes posibilidades y especificar el daño que acarrea cada una de ellas.

Según la revista oficial del reputado Instituto Smithsonian, el origen del maletín nuclear está clasificado por motivos de seguridad, pero fue el presidente John F. Kennedy (1961-1963), quien creó los protocolos de ese sistema después de la crisis de los misiles de Cuba.

El “balón nuclear” y la “galleta” suponen una gran responsabilidad y ya han estado rodeados de controversia en el pasado.

Por ejemplo, en 1981, durante el caos que siguió al intento de asesinato de Ronald Reagan (1981-1989), por un momento no se supo dónde estaba la “galleta” con los códigos: los médicos le quitaron la ropa para atenderle y la tarjeta, que estaba en su chaqueta, acabó en una bolsa de plástico.

Por su parte, Bill Clinton (1993-2001) perdió la tarjeta con los códigos durante varios meses, lo que provocó una gran alarma entre sus asesores en cuanto se enteraron.

EFE

Sigue leyendo

SIGUENOS EN FACEBOOK

SIGUENOS EN TWITTER

CONTENIDO PATROCINADO

Tendencias