Conecta con nosotros
Venezuela Venezuela

América Latina

Venezuela fue el país con más muertes violentas de América Latina en 2020, según una ONG

Publicado

el

Por

Venezuela fue el país con más muertes violentas de América Latina en 2020, pese a que hubo una reducción del número de homicidios, informó este martes la ONG Observatorio Venezolano de Violencia (OVV).

En una rueda de prensa virtual en la que fue presentado el informe, el director del OVV Roberto Briceño-León aseguró que, en 2020, hubo 11.891 personas que fallecieron por causas violentas, lo que implica una tasa de 45,6 por cada cien mil habitantes.

Eso implica una reducción con respecto a los datos publicados por la ONG en 2019, cuando hubo 16.506 muertes por causas violentas, lo que arrojó una cifra de 60,3 por cada cien mil habitantes.

Por eso, Briceño-León aseguró que, en 2020, “Venezuela ha sido azotada por dos epidemias: la de la covid-19 y la epidemia de la violencia”.

“La epidemia de la violencia resultó once veces mas letal que la epidemia de covid-19”, afirmó acerca de la enfermedad que provoca el nuevo coronavirus y que, según datos oficiales, se ha cobrado la vida de 1.018 venezolanos.

Entre las muertes violentas, hubo 4.231 personas que fallecieron en casos de “resistencia a la autoridad”, 4.153 homicidios y 3.507 muertes que están en averiguación que, según aclaró el director del OVV, son “muertes claramente violentas” a juicio de la ONG.

Frente a esos datos, aseguró que 2020 “fue un año muy atípico en muchos aspectos” que ha llevado a “reconsiderar muchas interpretaciones sobre la dinámica de la criminalidad”.

“EPIDEMIA DE VIOLENCIA POLICIAL”

Briceño-León también denunció que hay una “epidemia de violencia policial”, puesto que desde 2016 ha habido “un aumento sostenido de la letalidad policial” y, desde entonces, “cada año hay más víctimas por haberse resistido a la autoridad que los homicidios de cualquier otro tipo”.

El director de la ONG mostró los datos de que disponen y que recogen que, en 2016, “por cada cien homicidios hubo 28 personas que fallecieron en actuaciones policiales que calificaron como muertes por haber resistido a la autoridad”.

La cifra creció a 34 en actuaciones policiales por cada cien homicidios en 2017, 72 en 2018 y 88 en 2019.

En 2020, por primera vez hubo más muertos a manos de policías que por los delincuentes: 101 casos provocados por los agentes, por cada 100 homicidios delincuenciales.

El 90 % de las víctimas de la resistencia a la autoridad tenía entre 18 y 40 años.

De las 4.231 “víctimas de la letalidad policial”, 82 tenía entre 12 y 17 años, así como tres niños menores de 11 años que “supuestamente murieron por haber resistido a la autoridad”.

La mitad de los muertos “cayeron en acciones de la Policía Nacional Bolivariana (PNB) y del Cuerpo de Investigaciones Científicas, Penales y Criminalísticas (CICPC).

En el caso de la PNB, el 82 % de las víctimas las ocasionó las Fuerzas de Acciones Especiales (FAES), un cuerpo cuya disolución ha pedido la Oficina de la Alta Comisionada para los Derechos Humanos de las Naciones Unidas.

En el 12 % de los casos, fueron funcionarios de la Guardia Nacional Bolivariana (GNB), un cuerpo policial adscrito a las Fuerzas Armadas, y en el 20 % a los grupos de policía de cada estado.

Esas cifras muestran que hubo cuatro veces más muertes por resistencia a la autoridad que por la covid-19.

DEBILITAMIENTO DE LAS BANDAS

La OVV también observó que en 2020 hubo un debilitamiento de las bandas pequeñas y un fortalecimiento de las grandes, dedicadas al crimen organizado.

“Ese proceso estuvo acompañado de una disminución del delito depredador, del robo, hurto y secuestro de las bandas pequeñas”, observó la organización, según explicó su director, quien subrayó que, en “Venezuela, el delito está dolarizado”, así como casi el 70 % de las transacciones cotidianas.

En paralelo, ha habido un “incremento del delito de extorsión aplicado a las pocas actividades económicas activas y con acceso a moneda extranjera en las bandas grandes”.
La destrucción de la actividad económica y la dolarización “ha llevado al crimen organizado a concentrarse en los nichos económicos que puedan sobrevivir y que tienen acceso a moneda extranjera”, agrega el informe.

En el debilitamiento del crimen, Briceño-León explicó que, “ciertamente, hay menos delincuentes porque han emigrado”, pero destacó que no se puede reducir el impacto que ha tenido la letalidad policial en las bandas.

También ha habido una “incidencia de las medidas de cuarentena en la reducción de los delitos menores o contra la propiedad”.

“En su conjunto, tanto en Venezuela como en América Latina ha podido observarse una reducción de los delitos que se cometen en las calles, en el espacio público, mientras se incrementaron los delitos que ocurren en el espacio privado”, sostiene el informe leído por Briceño-León.

Sin embargo y pese a esa situación en la región, el director de la OVV explicó que Venezuela permanece como el país con mayor número de muertes violentas en América Latina “a pesar de la reducción tan importante” que han reportado este año de las distintas tasas de muertes violentas.

EFE

Anuncio
Click para comentar

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

América Latina

La pandemia provoca un aumento sin precedentes en la pobreza en Latinoamérica

Publicado

el

Por

La pandemia provoca un aumento sin precedentes en la pobreza en Latinoamérica

La pandemia del coronavirus está provocando un aumento sin precedentes en los niveles de pobreza en Latinoamérica, la región más desigual del mundo y más afectada por la crisis sanitaria, con 22 millones de nuevos pobres en 2020, reveló este jueves la Cepal.

El organismo dependiente de la ONU estimó que el año pasado la tasa de pobreza alcanzó el 33,7 % de la población y la tasa de pobreza extrema se situó en 12,5 %, niveles que no se han observado en los últimos 12 y 20 años, respectivamente.

El total de personas en situación de pobreza aumentó así a 209 millones, de las cuales 78 millones se encuentran en situación de pobreza extrema, lo que supone 8 millones más que en 2019, según el informe “Panorama Social de Latinoamérica 2020”, presentado por la la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (Cepal), con sede en Santiago de Chile.

“Ocho de cada 10 latinoamericanos son vulnerables, por ello se requiere avanzar en sistemas de protección social universales”, dijo la secretaria ejecutiva de la institución, Alicia Bárcena, quien alertó de que el ascensor social se ha detenido y cerca de 59 millones de personas que en 2019 pertenecían a los estratos medios experimentaron un proceso de movilidad económica descendiente.

Los Gobiernos latinoamericanos implementaron un total de 263 medidas de protección social de emergencia en 2020, que alcanzaron casi al 50 % de la población (326 millones de personas).

Sin esas medidas, alertó Bárcena, “la incidencia de la pobreza extrema habría alcanzado el 15,8 % y la pobreza el 37,2 % de la población”.

LA PEOR RECESIÓN EN MÁS DE UN SIGLO

La pandemia, que ha dejado 21,5 millones de casos y cerca de 700.000 decesos en un año en la región, está viviendo una segunda ola en varios países como México, Brasil, Perú y Chile, que habían iniciado la apertura de sus economías y han tenido que dar pasos hacia atrás.

“Latinoamérica tiene el 8,4 % de la población mundial y el 27,8 % de muertes registradas por la pandemia en el mundo. Esto sucede por razones como el hacinamiento, la falta de accesos básicos, el sistemas de salud fragmentados y el lento y desigual acceso a vacunación”, aseguró Bárcena.

El coronavirus ha agravado los problemas estructurales de la región, provocando la mayor crisis económica en los últimos 120 años en Latinoamérica, con una contracción en 2020 del 7,7 % y una tasa de desocupación regional del 10,7 %, lo que representa un incremento del 2,6 % respecto a 2019, según la Cepal.

El nivel del PIB per cápita regional, además, terminó el año pasado en el mismo nivel de 2010, lo que significa que la región se encuentra frente a una nueva década perdida, como la vivida en la de 1980.

“Para 2021, vemos un rebote del 3,7 %, pero nos va a costar algunos años recuperar los niveles de actividad económica de 2019”, lamentó la secretaria, quien agregó que la región enfrenta la pandemia en un momento de debilidad de su economía, con un crecimiento que apenas alcanzó una tasa del 0,1 % en 2019.

Si la región creciera al 0,3 %, la tasa promedio del último sexenio, el nivel del PIB de 2019 no se alcanzaría en la próxima década, mientras que si se mantuviera el crecimiento mostrado en la última década (1,8 %) se alcanzaría en 2024, según el organismo.

El principal problema que encara la región es el desigual proceso de vacunación que se está llevando a cabo: mientras que Chile es el líder regional y ya ha inoculado a más del 18 % de su población, hay países como Guatemala, Paraguay y El Salvador que apenas han vacunado a unos pocos miles de personas.

“No vamos a conseguir la inmunidad de rebaño en 2021. Estamos viviendo un fuerte acaparamiento mundial de las vacunas de los países desarrollados y urge una colaboración internacional”, instó Bárcena.

EFE

Sigue leyendo

América Latina

Casi 750 mujeres fueron asesinadas en apenas cinco estados de Brasil en 2020

Publicado

el

Por

Casi 750 mujeres fueron asesinadas en apenas cinco estados de Brasil en 2020

Cerca de 750 mujeres fueron asesinadas el año pasado, en plena pandemia del nuevo coronavirus, en apenas cinco de los 27 estados del país, según un informe divulgado este jueves por la Red de Observatorios de Seguridad.

El estudio denuncia los altos índices de violencia contra las mujeres, que durante 2020 dejó una media diaria de cinco mujeres muertas en los estados de Sao Paulo, Río de Janeiro, Bahía, Ceará y Pernambuco.

Según el reporte, se registraron 1.823 casos de violencia y agresiones machistas solo en esos cinco estados brasileños que concentran casi la mitad de la población de este país de 212 millones de habitantes.

El 66 % de esa cifra corresponde a feminicidios y tentativas de feminicidio.

De los 747 asesinatos de mujeres notificados el año pasado en Sao Paulo, Río de Janeiro, Bahía, Ceará y Pernambuco, 449 fueron identificados como feminicidios y 298 como homicidios.

Sao Paulo fue el estado que más asesinatos de mujeres registró, con 200, seguido de Bahía (181), Pernambuco (144), Ceará (138) y Río de Janeiro (84).

Muchos casos de feminicidio no son identificados como tal, por lo que las cifras de mujeres que fueron asesinadas por su género deben ser mayores, según el informe, que, según aseguran sus autores, recoge más casos de violencia que los divulgados por las secretarías regionales de Seguridad.

“La clasificación de la muerte de una mujer como feminicidio depende a menudo de la interpretación y, en otras ocasiones, de la investigación, lo que es poco común en la tradición policial brasileña. Por tanto, un feminicidio se registra fácilmente como homicidio”, señaló el estudio.

De acuerdo con la Red de Observatorios de Seguridad, en el 58 % de los casos de feminicidio y el 66 % de los casos de agresión, fueron ejecutados por las parejas o exparejas de las víctimas.

“Predominan las muertes dentro del hogar, con cuchillos, golpes y otras agresiones extremadamente crueles, por compañeros o excompañeros”, aseguró a Efe Silvia Ramos, una de las coordinadoras de la Red.

Hasta el momento no hay datos que consoliden los feminicidios ocurridos el año pasado en todo Brasil.

Otro informe del Forum Brasileño de Seguridad Pública señaló que los homicidios intencionales a mujeres pasaron de 1.834 en el primer semestre de 2019 a 1.861, en el mismo período de 2020, un aumento del 1,5 %, mientras que los feminicidios aumentaron de 636 a 648, un 1,9 % más, en la misma comparación.

En 2019 fueron identificaron 1.326 víctimas de feminicidio en el gigante suramericano, un aumento de 7,1 % en el comparativo con 2018, en su mayoría mujeres negras muertas por sus propios compañeros sentimentales.

EFE

Sigue leyendo

América Latina

El colectivo LasTesis buscan “globalizar” la lucha feminista con su primer libro

Publicado

el

Por

LasTesis

El colectivo chileno LasTesis, creadoras del himno global contra la violencia machista “Un violador en tu camino”, publicaron este miércoles su primer libro en el que buscan “globalizar” el feminismo y explican que su lucha por la igualdad “no es de izquierda ni de derecha”.

“Nosotras elegimos el arte como resistencia. Nosotras hemos sido perseguidas y violentadas por decir lo que pensamos. Nosotras nos cuidamos entre nosotras. Sabemos que, en parte, hemos tenido la suerte y los privilegios que otras y otres no, porque estamos vivas”, dice el colectivo en el prólogo del libro.

Titulado “Quemar el miedo” y escrito en forma de manifiesto, la obra está disponible desde este miércoles en Latinoamérica y España, aunque también se han vendido los derechos a Alemania y Estados Unidos.

“Es un poderoso y emocionante texto que promete convertirse en la herramienta indispensable para todxs aquellxs que buscan entender y empatizar con la lucha global de las mujeres, por una sociedad más justa y feminista”, explicó en un comunicado la editorial Planeta.

Integrado por las artistas Dafne Valdés, Sibila Sotomayor, Paula Cometa y Lea Cáceres, el colectivo chileno se hizo mundialmente famoso en noviembre de 2019 tras interpretar en el marco de las protestas sociales que vivía entonces Chile una coreografía contra los mitos sociales que rodean a la violación y la impunidad.

“El Estado opresor es un macho violador” o “El violador eres tú, son los ‘pacos’ (policías), los jueces, el Estado, el presidente” son algunas de las estrofas de la canción que miles de mujeres entonaron el año pasado con una venda negra en los ojos en lugares tan dispares como México, Nueva York, Madrid o Turquía.

Desde entonces, las activistas han sido el altavoz de muchas injusticias sociales de Chile y el año pasado fueron elegidas por la revista Time como parte de las 100 personas más influyentes del mundo.

En el libro, LasTesis abordan el origen de las protestas que sacudieron Chile durante meses y que fueron las más graves desde el fin de la dictadura de Augusto Pinochet (1973-1990), analizan los diferentes feminismos, hablan sobre la importancia de desmontar el patriarcado e invitan a repensar la maternidad, según la editorial.

También explican “por qué su lucha no es de izquierda o de derecha, sino feminista, interseccional y queer” y “comparten profundas reflexiones sobre el rol político del cuerpo y el discurso amoroso predominante”, agregó Planeta.

EFE

Sigue leyendo

SIGUENOS EN FACEBOOK

SIGUENOS EN TWITTER

CONTENIDO PATROCINADO

Tendencias

<- - Compuesto de inicio!>