Conecta con nosotros
LGBT LGBT

América Latina

La vida LGBT de la Zona Rosa de Ciudad de México se reinventa para sobrevivir

Publicado

el

Las icónicas discotecas LGBT de la Zona Rosa de Ciudad de México cambian las luces y el espectáculo por tacos y enchiladas en un esfuerzo por sobrevivir a la crisis de COVID-19 en el país, donde al menos 15 % de los establecimientos nocturnos ya quebraron.

Después de operar de forma ininterrumpida por 21 años, el Cabaré-Tito cerró cinco meses por la pandemia, por lo que ahora es el Restauran-Tito, un cambio de giro con el que el Gobierno de Ciudad de México les permite operar al 30 % de su capacidad.

“Ahorita como tal no tenemos fiesta, pero tenemos todas las adecuaciones, nos reinventamos, dijimos ‘no tenemos ingresos ya, necesitamos hacer algo’, entonces abrimos en modo restaurante, es momentáneo”, explica en entrevista con Efe el gerente Arian Esteves.

UNA CRISIS NOCTURNA

Además de cerca de 517.000 contagios y más de 56.500 muertos, la pandemia del coronavirus ha desaparecido casi 1,2 millones de empleos formales en los cinco meses y medio que lleva en México.

La economía tuvo una contracción histórica del 18,9 % anual en el segundo trimestre del año.

En este contexto, la Asociación Nacional de la Industria de Discotecas, Bares y Centros de Espectáculos (Anidice) ha reportado la quiebra de 15 % de los 18.000 negocios de este giro, del que dependen 400.000 empleos directos.
Tan solo en el grupo Cabaré-Tito hay una plantilla de 250 trabajadores, pero ahora solo están activos cerca de 20 pese al apoyo de los dueños.

“Fue de tajo el anuncio de ‘se cierran’, fue muy triste, emocionalmente sí fue bajarnos en la cuestión de pensar en ingresos, en pensar también en los compañeros, realmente mucha gente depende de esta empresa y fue muy desolador todo esto”, comenta Lorenzo Antonio Vargas, encargado del club Fusión.

Después de la emergencia sanitaria que paralizó los sectores económicos no esenciales en abril y mayo, el Gobierno emprendió la “nueva normalidad” el 1 de junio con un semáforo epidemiólogico que señala las actividades permitidas para cada uno de los estados.

Pero solo uno, el sureño Campeche, está en el color amarillo (de nivel medio de riesgo), por lo que el resto aún no puede abrir bares o discotecas, como Ciudad de México, que está en naranja o peligro alto.

“Tratamos de mantenernos a flote, nuestros jefes realmente nos están apoyando mucho para que este barco siga funcionando, pero no tenemos una fecha exacta (para reabrir como discoteca LGBT )”, indica Vargas.

LUGAR DE COMUNIDAD

La importancia de la Zona Rosa radica en ser un espacio para la comunidad LGBT, que ha afrontado discriminación en la pandemia por el confinamiento y la falta de lugares seguros de esparcimiento.

Por ello, Javier Nájera no dudó en apoyar al Cabaré-Tito cuando se transformó en restaurante, al considerar necesario que estos establecimientos sobrevivan por su valor para la comunidad.

“Es muy importante que hagan este tipo de cosas porque lejos, a lo mejor, de que sea algo para que haya entretenimiento, pues creo que incentivamos también la reactivación de la economía, como país, y creo que eso es algo muy importante”, opina.

Otros sitios del área también se reinventan, como El Marra que ahora es una lonchería con drag queens como camareras, o el Rico Club, que se transformó en Rico Restaurante con nachos y tortas de cochinita pibil.

“Sí hay restaurantes, hay miles de restaurantes en todo el país, en toda la ciudad, pero restaurantes para la comunidad LGBT no hay, entonces yo creo que nuestros clientes de Cabaré-Tito, que nos son fieles, estaban esperando esta apertura en esta modalidad porque es un lugar donde se sienten protegidos”, explica Esteves.

Y aunque hay consumidores ansiosos por volver a la “vieja normalidad”, el gerente pide paciencia, apoyo y respeto inequívoco a las normas sanitarias para superar la crisis.

“No nos vamos a quedar así después de que pase toda esta tormenta del COVID, regresaremos a ser lo que éramos antes, como antro, que la gente se venga a divertir, a bailar, a cantar y a llorar, es lo que la gente extraña, pero ahorita es restaurante”, subraya.

EFE

Anuncio
Click para comentar

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

América Latina

FAO: Las mujeres sufren mayor desnutrición que los hombres en Latinoamérica

Publicado

el

Por

Las mujeres sufren mayor desnutrición que los hombres en Latinoamérica

Las mujeres en América Latina y el Caribe sufren mayores niveles de desnutrición que los hombres, alertó este lunes la FAO, que pidió garantizar políticas que promuevan la igualdad de género y procesos de empoderamiento de esta población para contribuir a su autonomía económica.

“En Mesoamérica, así como en toda la región de América Latina y el Caribe, las mujeres sufren en mayor porcentaje las dos caras de la malnutrición: por una parte, el hambre; y por otra, el sobrepeso y la obesidad”, indicó la Organización de la ONU para la Alimentación y la Agricultura (FAO) en una declaración pública fechada en Panamá.

El ente de las Naciones Unidas explicó que el más reciente informe sobre el Panorama de la Seguridad Alimentaria en la región “muestra una prevalencia de inseguridad alimentaria en las mujeres de la región de Mesoamérica de 13,6 %, versus 11,3 % en el caso de los hombres, para el período 2017-2019”.

En todos los países de América Latina y el Caribe, indicó la FAO, “el sobrepeso en las mujeres es mayor que en los hombres, y en 19 países, la diferencia es al menos de 10 puntos porcentuales”.

“Las mujeres experimentan la coexistencia de la desnutrición y al mismo tiempo el sobrepeso y obesidad con consecuencias directas en la prevalencia de enfermedades no transmisibles relacionadas a la dieta”, dijo la especialista en género de la oficina de FAO para Mesoamérica, Verónica Chicas.

Es por ello que se hace “necesario entender mejor la relación entre el funcionamiento de los actuales sistemas alimentarios y cómo influyen estos en los mayores niveles de malnutrición en niñas, jóvenes y adultas”, agregó la funcionaria.

La raíz de esta situación es la desigualdad económica, de allí que la FAO busque contribuir a la disminución de las brechas de género en distintos niveles, trabajando, por ejemplo, en coordinación con los gobiernos para promover que las políticas, programas y proyectos se implementen con una perspectiva de igualdad de género.

También para el empoderamiento y reactivación económica de las mujeres rurales e indígenas, así como su fortalecimiento con competencias de planificación, empresariales y de negocios para contribuir a su autonomía económica personal, familiar y para que cuenten con elementos que les permitan ser más capaces de participar efectivamente en la economía local y nacional.

En ese sentido y en el marco del Día Internacional de la Mujer que se conmemora este 8 de marzo, la FAO destacó que promueve una campaña sobre el rol clave de las mujeres en una reactivación inclusiva y transformadora de los sistemas alimentarios.

Ello, “con el objetivo de visibilizar que la transformación de los sistemas alimentarios es también una cuestión de igualdad de género: las marcadas desigualdades experimentadas por mujeres y niñas son tanto una causa como un resultado de sistemas alimentarios insostenibles, acceso injusto a los alimentos, consumo y producción”, dijo el ente de la ONU.

Entre otros, esta campaña “plantea que es necesario repensar el papel de las mujeres como productoras y consumidoras, con especial atención ante el cambio climático, instando a observar cómo las respuestas de las mujeres al cambio climático fortalecen la resiliencia de los sistemas alimentarios”, afirmó la FAO.

EFE

Sigue leyendo

América Latina

Encuentran sin vida al exfutbolista Franco Acosta

Publicado

el

Por

En la imagen, el futbolista uruguayo Franco Acosta. EFE - Pedro Puente Hoyos - Archivo

El ex futbolista uruguayo Franco Acosta fue hallado sin vida este lunes, después de que el sábado desapareciera al intentar cruzar nadando un arroyo en el departamento de Canelones, en el sur del país.

Según confirmaron a Efe fuentes de la Armada Nacional, el cuerpo del joven deportista fue encontrado prácticamente en el mismo lugar donde había sido visto por última vez.

Franco Acosta, de 25 años, era buscado por las autoridades marítimas desde el sábado.

Nacido en marzo de 1996, el futbolista comenzó su carrera profesional en el Fénix, donde debutó en 2013.

Dos años después, el delantero disputó el Sudamericano Sub-20 y el Mundial de la misma categoría con Uruguay en una selección que contaba con futbolistas como Erick Cabaco, Mauro Arambarri, Nahitan Nández y Gastón Pereiro.

En esa misma temporada, Franco Acosta fue adquirido por el Villarreal de España, donde comenzó defendiendo los colores del filial.

Más tarde, saltó al primer equipo y en junio debutó en la Liga Europea de la UEFA en la victoria del ‘submarino amarillo’ por 0-2 frente al Lyon de Francia con tantos de Bruno Soriano y Leo Baptistao.

Finalmente, en 2018 pasó al Racing de Santander, también de la liga española, club en el que estuvo una temporada antes de retornar a Uruguay, donde defendió al Plaza Colonia, al Boston River y al Atenas de San Carlos.

EFE

Sigue leyendo

América Latina

Impunidad, dolor y miseria: la barbarie machista hunde a Argentina

Publicado

el

Por

Impunidad machista en Argentina

En la casa de Mónica y Ricardo reina el silencio. No hay espacio para las muestras esporádicas de alegría entre sus cuatro paredes. El ambiente está cargado: el televisor de fondo, con el volumen al mínimo; el aire, viciado por el olor a tabaco; los dos perros, enormes, haciendo guardia en el exterior.

Emplazado en una esquina del salón, un altar casero llena de luz toda la estancia. En él hay fotos antiguas, dibujos y mensajes con reclamos de justicia. Mónica se sienta frente a él y permanece callada, observando con la mirada perdida el rostro sonriente de su hija Araceli, asesinada en 2017 por un grupo de hombres cuando tan sólo tenía 22 años.

“Nosotros éramos una gente que miraba la televisión y decía ‘mirá, cómo llora esa mujer que le mataron a la hija’… Pero lo veíamos de este lado de la pantalla, hasta que nos tocó a nosotros. Ahí me di cuenta que a veces uno no quiere ver la realidad”, cuenta a Efe la madre de la joven.

El caso de Araceli Fulles, que todavía está pendiente de resolución en los tribunales, no es una excepción en Argentina, un país que vive inmerso en una espiral de violencia machista y en donde la justicia fracasa a la hora de evitar este tipo de crímenes.

RECUERDOS DE LA DESAPARICIÓN

Acostumbrada a rememorar lo sucedido, la voz de Mónica casi no titubea al hablar del 2 de abril del 2017, el día en que ella y Ricardo vieron por última vez con vida a su hija Araceli.

Aquel domingo, la joven asistió a un asado a pocas calles de su casa. Como cada vez que salía de noche, enviaba mensajes a su madre para que estuviera tranquila, el último de ellos sobre las 6 de la madrugada, cuando le escribió: “prepará las cosas de mate que ya voy”.

Transcurrió media hora, luego una hora entera, dos horas, y Araceli no aparecía. “Cuando ella me dice viene, es que viene. Yo decía que algo pasó, no sé si era intuición de madre o qué”, relata Mónica, que enseguida enfiló el camino hacia la comisaría más cercana para interponer una denuncia por desaparición.

Después pasaron 25 días de manifestaciones, rumores constantes y pistas sin fundamento, hasta que el 27 de abril un escuadrón canino encontró el cuerpo sin vida de Araceli, el cual yacía semienterrado en una casa de Villa Ballester.

“La realidad es que si no hubiera sido por ellos (los perros), quizás no tendríamos novedades”, sostiene el padre de la víctima.

Desde el asesinato de Araceli, un total de 900 personas entre mujeres, parejas y familiares han sido víctimas de la violencia machista en Argentina, lo equivalente a un crimen cometido cada 38 horas, según el recuento independiente del Observatorio Lucía Pérez.

“Las cifras se mantienen muy estables: tenemos entre 255 y 300 femicidios al año. Aun en el marco de la pandemia, donde todos los delitos disminuyeron, los femicidios fueron los únicos que se mantuvieron en los mismos niveles”, señala a Efe Silvia Ferreyra, coordinadora nacional de las Mujeres de la Matria Latinoamericana (MuMaLa) de Argentina.

EL LABERINTO JUDICIAL

Con todo, la desaparición de Araceli apenas fue el preludio de un calvario todavía mayor para Mónica y su familia, que se toparon con un laberinto judicial desde el mismo momento de la denuncia.

Primero fue la pasividad de los policías, que pusieron trabas durante la tramitación de dicha denuncia; y luego el proceder errático de la Fiscalía, reticente a investigar los testimonios que día a día llegaban a los oídos de los padres de la joven asesinada.

“Nosotros, los padres, tenemos que hacer la búsqueda, investigar, conseguir los testigos, todo lo tenemos que hacer nosotros. Ellos (los agentes judiciales) no hacen nada, están sentados, nada más”, subraya la madre de la joven.

A esto se suma que de los nueve imputados por la muerte de Araceli, tan sólo permaneció en prisión provisional el dueño de la finca donde la encontraron, Darío Badaracco, que en 2019 murió tras ser quemado con agua hervida por sus compañeros de celda.

“Los soltaron (a los otros ocho) por falta de pruebas. Fue un caso muy fuerte y a la vez muy doloroso para nosotros, porque sabiendo quiénes estaban involucrados, los dejaron fuera”, lamenta Mónica, que desde entonces permanece bajo custodia de la Policía bonaerense y de la federal las 24 horas del día.

Estas malas prácticas explican la pésima imagen de la Justicia en Argentina, un poder que “claramente no está haciendo lo suficiente” para frenar los crímenes machistas, según María Laura Postiglione, abogada especialista en cuestiones de género.

En opinión de la letrada, la multiplicidad de fueros judiciales y la “burocratización” del proceso legal provoca que las víctimas de estos delitos anden “peregrinando por los distintos ámbitos” de la Justicia, en unos casos que muchas veces ni siquiera llegan a juicio.

“No todos los casos de violencia machista llegan a un juicio porque quedan en la medida de protección, no hay investigación y entonces se quedan en el ámbito de la impunidad total”, asegura Postiglione, subrayando la necesidad de que se aplique de forma contundente la legislación vigente, como es el caso de la Ley Micaela, aprobada en 2018.

LA VIOLENCIA MACHISTA, UNA “EMERGENCIA EN ARGENTINA”

Por todo esto, desde MuMaLa presentaron este 3 de marzo un proyecto de ley para declarar la “Emergencia Nacional por Violencia de Género en Argentina”, con la intención de aumentar las partidas presupuestarias y frenar una barbarie que ya ha acabado con más de 60 vidas en lo que va de año.

Mientras tanto, Mónica y Ricardo aguardan el juicio por la muerte de su hija, previsto para el próximo septiembre, con la esperanza de que se imparta justicia y con un deseo: que toda la sociedad se una al margen de las etiquetas políticas para frenar la violencia machista en Argentina.

EFE

Sigue leyendo

SIGUENOS EN FACEBOOK

SIGUENOS EN TWITTER

CONTENIDO PATROCINADO

Tendencias

<- - Compuesto de inicio!>