Conecta con nosotros

Economía

FMI: Latinoamérica será la región con la menor recuperación del mundo en 2021

Publicada

el

Latinoamérica

Latinoamérica y el Caribe será la región con una menor recuperación en 2021, de apenas el 3,7 %, tras una contracción récord en 2020 por la crisis provocada por la pandemia del coronavirus, advirtió este viernes el Fondo Monetario Internacional (FMI).

Es el pronóstico de crecimiento más bajo regional del mundo para 2021, después del hundimiento del 9,4 % anticipado para este año.

“Latinoamérica ya era la que venía creciendo a una tasa más moderada”, explicó Alejandro Werner, director del Departamento del Hemisferio Occidental, al presentar el informe regional en rueda de prensa.

Por ello, y dados los problemas “estructurales” de la región, como la falta de productividad, la baja inversión y problemas de regulación, la región seguirá estando a la cola el próximo año.

Latinoamérica concentra ya cerca del 25 % de los casos de contagios confirmados COVID-19 en todo el mundo.

“La pandemia todavía se está expandiendo con rapidez, lo que indica que se necesitará que las medidas de distanciamiento social se mantengan en vigor por un mayor tiempo, lo que deprimirá la actividad económica en la segunda mitad de 2020 y dejará aún más cicatrices”, agregó.

En este sentido, se refirió al riesgo que esto supone dados “los altos niveles de informalidad y baja preparación para manejar nuevos brotes, como la alta ocupación de las camas de cuidados intensivos y escasa capacidad para hacer test y rastreo”.

POSIBLE AVIVAMIENTO DE TENSIONES SOCIALES

Por ello, Werner señaló que el panorama podría “empeorar” y durar aún más “elevando la pobreza, la desigualdad y reavivando las tensiones sociales en la región”.

Este viernes, el Fondo rebajó drásticamente las previsiones de crecimiento económico en 2020 de Chile, cuya economía retrocederá un 7,5 %, de Colombia que lo hará un 7,8 %, Perú, que registrará una disminución del 13,9 % y Venezuela, cuya economía se contraerá un 20 %.

Las nuevas proyecciones del Fondo contrastan con las que había anticipado hace apenas tres meses, y muestran las mayores revisiones a la baja en Perú, 9,4 puntos porcentuales peor de lo previsto; seguida por Colombia, 5,4 puntos menos; Venezuela, cinco menos; y Chile, tres puntos porcentuales por debajo de lo anticipado para este año.

Para 2021 se prevé una “suave recuperación” del crecimiento del PIB del 5 % en Chile, 4 % en Colombia, 6,5 % en Perú y una contracción no tan fuerte, del 5 %, en Venezuela, según los datos del Fondo.

En Centro América y la República Dominicana, las previsiones también son más sombrías, con una caída del PIB conjunto del 5,9 % este año, tres puntos y medio por debajo de los pronósticos de abril, y un leve repunte del 3 % en 2021.

Aunque Werner destacó las “difíciles perspectivas”, apuntó como elemento positivo que “las condiciones financieras se han relajado en las últimas semanas, reflejo de las contundentes acciones de los bancos centrales de los países avanzados, que han permitido que algunos países hayan podido emitir deuda en el extranjero”.

LASTRE DE LAS GRANDES ECONOMÍAS: BRASIL Y MÉXICO

Este miércoles, el FMI empeoró sus perspectivas para el conjunto regional de América Latina y el Caribe al pronosticar que su actividad económica se desplomará un 9,4 % este año por el impacto de la pandemia del coronavirus, 4,2 puntos peor que en sus cálculos de abril.

“En la región donde la mayoría de los países aún luchan por contener infecciones, prevemos que las dos economías más grandes, Brasil y México, se contraigan un 9,1 % y un 10,5 %, respectivamente, en 2020”, detallan los expertos del Fondo en la actualización de su informe de Perspectivas Económicas Mundiales.

Estos pronósticos para Brasil y México son 3,8 y 3,9 puntos inferiores a los previstos hace tres meses, respectivamente. EFE

Economía

El desempleo cae en EE.UU. al 11,1 % en junio, 2,2 puntos menos que en mayo

Publicada

el

desempleo

La reapertura gradual de la economía de Estados Unidos se reflejó en una disminución de 2,2 puntos porcentuales en el índice de desempleo, que en junio alcanzó el 11,1 % con la creación de unos 4,8 millones de puestos de trabajo, una cifra sin precedentes en la historia del país, informó este jueves el Gobierno.

“El 80 % de los negocios está ahora abierto”, dijo el presidente Donald Trump en una conferencia de prensa en la Casa Blanca. “Las solicitudes para la apertura de nuevos negocios han aumentado al doble desde marzo”, agregó.

“Con todas las tribulaciones que hemos tenido… y que en su mayoría son ‘noticia falsas’, la confianza de los consumidores aumentó en junio, las ventas de minoristas subieron un 18 %, el mayor incremento en la historia del país”, aseguró el gobernante en una rueda de prensa.

Los datos de la Oficina de Estadísticas Laborales (BLS, en inglés) alegraron a los inversionistas y el índice Dow Jones de Industriales tuvo una subida de 1,6 %, el S&P 500 ascendió un 1,3 %, y el índice Nasdaq registró un aumento del 1 %.

Las cifras son mejores que lo esperado, ya que la mayor parte de los economistas vaticinaba un aumento de 3,3 millones de empleos y que el índice quedase en el 12,5 %.

Según las cifras oficiales, en junio el sector privado añadió 4,74 millones de empleos después de un incremento de 3,09 millones en el mes anterior, una cifra sin precedentes.

Los datos suponen una buena noticia para Trump, quien aspira a ser reelegido en noviembre a pesar de la debacle económica causada por la pandemia de COVID-19, que llevó el índice de desempleo al 14,7 % en abril, el más alto desde la Gran Depresión de la década de 1930.

Muchas empresas y negocios empezaron a contratar trabajadores desde mediados de mayo y en junio pero todavía hay más de 10 millones de personas que perdieron sus empleos durante la crisis y no han sido recontratadas.

El número de trabajadores que han perdido sus empleos de forma permanente subió en 588.000 en junio para alcanzar un total de 2,8 millones. La cifra de quienes han estado desempleados durante al menos 15 semanas aumentó en 825.000, y quienes han estado sin empleo por al menos 27 semanas se incrementó en 227.000.

Aunque las cifras de empleo han seguido subiendo, los economistas ven con preocupación el incremento de casos de COVID-19 en varios estados del sur y el centro del país, especialmente en los estados que adoptaron las medidas menos restrictivas de confinamiento, y que han adelantado la reanudación de actividades.

En la semana que concluyó el 27 de mayo, el gobierno recibió 1,42 millones de solicitudes de prestaciones por desempleo, comparadas con las 1,48 millones de la semana anterior. Durante 15 semanas consecutivas la cifra de solicitudes de este subsidio supera el millón, comparado con un promedio de 200.000 pedidos en los meses anteriores a marzo.

De la misma manera que las tasas de infección y muertes por COVID-19 son más altas para los afroamericanos, los latinos y la población de más bajos ingresos, el informe de empleo en junio muestra que estos grupos siguen siendo los más afectados por la crisis económica causada por la pandemia.

El sector de esparcimiento y hotelería, con un incremento de 2,1 millones de empleos, aportó casi el 40 % de los empleos adicionales en junio, en tanto que los bares y restaurantes aumentaron su planilla en 1,5 millones de empleados. El sector industrial, que había añadido 225.000 empleos en mayo, sumó otros 356.000 puestos de trabajo en junio.

Por su parte la administración gubernamental, que en mayo había perdido 585.000 empleos, agregó 33.000 en junio.

El promedio de solicitudes de las prestaciones por desempleo en cuatro semanas, un índice que compensa la volatilidad del dato semanal, fue de 1,5 millones hasta el 28 de junio, comparado con 1,62 millones de media de la semana anterior.

Según la BLS, en la semana que concluyó el 20 de mayo había 19,29 millones de personas que recibían el subsidio por desempleo, comparado con las 19,52 millones de la semana anterior.

AGENCIA EFE

Sigue leyendo

Economía

Día sin IVA 2 en Medellín: con pico y cédula, esto es lo que podrá comprar

Publicada

el

día sin iva 2 en Medellín: dias sin iva-pac-metodos de pago-pago electronico

La jornada del Día sin IVA 2 en Medellín tendrá cambios, así lo anunció el alcalde Daniel Quintero.

Quintero escribió que “en acuerdo con los Alcaldes del Área Metropolitana el próximo día sin IVA no se permitirá la venta de presencial de electrodomésticos, computadores y equipos de comunicaciones”.

Sobre las medidas que rigen en Medelín, afirmó que “se mantendrá el pico y cédula, y se hará estricto control para evitar aglomeraciones”.

El gobierno nacional propuso que en el país algunas compras, principalmente de electrodomésticos, se realice de manera virtual, y que cada comprador pueda recibir su producto en un lapso máximo de dos semanas.

Día sin IVA 2 en Medellín: disposiciones

Sigue leyendo

Economía

Perú en cien días salvó miles de vidas, pero resquebrajó su economía

Publicada

el

peru

Cien días después de iniciar una “guerra” contra la epidemia de la COVID-19, Perú ha salvado decenas de miles de vidas al aplicar una de las cuarentenas más estrictas del mundo pero, a cambio, resquebrajó años de crecimiento económico sostenido que le permitieron convertirse en un país de renta media.

En los extremos de esta realidad se encuentran el haber salvado unas 100.000 vidas tan solo en Lima, pero también el descalabro económico que ha llevado al Banco Central de Reserva (BCRP) a prever un -12,5 % de caída del PIB al cierre de este año.

Estas cifras han exacerbado el debate entre quienes defienden las restricciones que, en un primer momento, permitieron ganar tiempo para reforzar el deficiente sistema sanitario y los que afirman que el impensable desplome económico en uno de los países más sólidos de la región ya está dañando el día a día de millones de personas.

BALANCE NEGATIVO

Para la analista María Alejandra Campos, el balance de la gestión de la pandemia que ha hecho el gobierno de Martín Vizcarra “tiende a lo negativo”, a pesar de que se debe reconocer que los fallecidos en el país, que superan los 8.400, “han sido muchísimo menos de los que hubiesen sido sin cuarentena”.

“En términos de manejo del gobierno creo que ha sido una situación predecible. Lo que ha pasado es lo que le ha pasado a Martín Vizcarra durante todo su gobierno: una buena reacción inicial, con instinto político, y luego muchas dificultades para ejecutar esas medidas en la gestión pública”, comentó a Efe.

En ese sentido, hay factores estructurales en el Estado peruano, como la falta de cuadros y un sistema de salud “paupérrimo”, así como la alta informalidad en el país, pero también “la soledad” de Vizcarra en el poder, al no contar con aliados ni una bancada que lo apoye en el Congreso.

Más allá de eso, Campos consideró que tampoco “ha habido capacidad de hilar fino en la gestión pública para poder ejecutar otro tipo de políticas públicas, como las que han usado países que han luchado contra la epidemia de manera muchísimo más eficiente”.

MILES DE CASOS MENOS

En uno de los diferentes escenarios que muestra la epidemia en Perú, las autoridades sanitarias remarcan que las medidas que se tomaron para atenuar el impacto de la enfermedad evitaron más de 900.000 casos positivos y 100.000 fallecidos tan solo en Lima.

Esto, a pesar de que la capital peruana es el epicentro de la epidemia, con mas de 147.000 de los 260.000 casos que tiene el país, y mas de 3.800 fallecidos, lo que ha enervado las críticas que indican que la cuarentena golpeó la economía sin evitar que Perú se haya convertido en el sexto país con más infectados en el mundo.

Aunque los especialistas sanitarios también afirman que se ha logrado reducir la velocidad de contagio en el país, que actualmente se encuentra por debajo de uno, el ministro de Salud, Víctor Zamora, admitió que es probable que los recursos sanitarios sigan siendo insuficientes si se presenta “un rebrote de alta magnitud”.

DURO ESCENARIO DE CRISIS

El reverso de la medalla lo ofrece el terreno económico, duramente golpeado tras más de tres meses de paralización casi total, que llevó al BCRP a prever que el país sufrirá este año un descenso de -12,5 % de su Producto Interior Bruto (PIB), la mayor caída económica de los últimos cien años.

Al representar estas proyecciones, el presidente del BCRP, Julio Velarde, usó términos como “terrible, inimaginable” para explicar la afectación económica y llegó a decir que “ni en la peor” de sus pesadillas hubiera imaginado que la economía peruana pudiera caer en 40,5 % en un mes, como sucedió en abril pasado.

Además, la caída en la población económicamente activa (PEA) ha dejado millones de hogares afectados que tendrán muy difícil la posibilidad de encontrar un nuevo empleo, lo que haría que la pobreza crezca del 20,5 % de 2019 a un 27,5 % al final de este año.

Sin embargo, los expertos consideran que la economía peruana, que llegó a un promedio de crecimiento anual de 6 % en las últimas dos décadas, podría recuperarse totalmente durante el primer trimestre de 2022, lo que también permitirá reducir la pobreza.

MANEJO PÚBLICO DE LA PANDEMIA

Ante esta crisis sanitaria y económica, para Campos se debe remarcar que Perú presenta problemas estructurales “que han aportado a que la gestión de la pandemia sea cien veces más difícil que en otro país”, pero sin dejar de mencionar el poco eficiente “manejo público de la pandemia”.

“Creo que estuvo bien priorizar la salud y mandar la economía al último escalón en los primeros quince días o el primer mes de la pandemia, pero luego tenían que tomar acciones para que la economía no sufra lo que ha sufrido ahora”, opinó.

En ese sentido, expertos y analistas señalan que el cierre de la economía en regiones donde casi no había casos de la enfermedad o la mortalidad era baja, como en el sur peruano, “no tenía sentido”.

“Es cierto que estar vivo es más importante que generar ingresos, pero si tienes tan pocos ingresos que vas a volverte tan pobre que tu salud se va a poner en riesgo, la economía termina equiparándose”, reflexionó Campos.

MARCA DE LA DESIGUALDAD

Ahora que el gobierno ha decidido adelantar la reapertura de la economía para evitar un colapso mayor, la analista consideró que se entra en “la etapa de sálvese quien pueda”, ya que Perú es un país marcado por la desigualdad económica y social.

“Creo que se va a volver una enfermedad marcada por la desigualdad del país: la clase alta y media alta puede quedarse en su casa y hacer tele-trabajo, va a salir mucho mejor parada de esto que las clases bajas, que tienen que salir a trabajar y usar transporte público e ir al mercado, porque no les queda otra”, dijo.

También se debe considerar que Perú es un país con “una clase media muy vulnerable”, lo que va a crear “un nuevo bolsón de pobreza que se va a ver particularmente afectado por la pandemia”, concluyó.

JUICIO DE LA HISTORIA

Las duras críticas que recibe el manejo de la crisis, no han dejado indiferente al presidente Vizcarra, quien fustigó a sus detractores y aseguró que será “la historia la que va a juzgar las decisiones” que se tomaron para enfrentar a la epidemia.

Para Vizcarra, la decisión de dictar la cuarentena desde el pasado 16 de marzo fue “difícil pero necesaria”, ya que se debía combatir a un virus “complejo, desconocido y letal que estaba atacando a todo el mundo”.

En ese sentido, aseguró que todas las decisiones se tomaron “pensando en lo más importante del país: las personas, el interés individual y colectivo” y que su gobierno no ha descansado “en ningún momento” desde que la enfermedad llegó a Perú.

“Así que fe, confianza y optimismo. El Perú, con coraje, fortaleza y decisión, siempre ha podido superar estos problemas y la covid-19 no será la excepción. Vamos a lograrlo y continuaremos con la senda de desarrollo de todos los peruanos”, aseguró. EFE

Sigue leyendo

Tendencias

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies