Conecta con nosotros
Latinoamérica Latinoamérica

Economía

BM: Latinoamérica crecerá un 3,7 % en 2021 con riesgos por alto endeudamiento

Publicado

el

Por

Latinoamérica crecerá un 3,7 % en 2021, después de la caída del 6,9 % en 2020 por la pandemia de la covid, aunque enfrenta importantes riesgos derivados del enorme endeudamiento y una posible reavivación de tensiones sociales por el alza en la pobreza, vaticinó este martes el Banco Mundial (BM).

Este repunte se producirá una vez “se flexibilicen las iniciativas para mitigar la pandemia, se distribuyan vacunas, se estabilicen los precios de los principales productos básicos y mejoren las condiciones externas”, apuntó el organismo en su informe de “Perspectivas Económicas Globales”
En un escenario negativo, matizó el BM, en el que se retrase la distribución de las vacunas y con efectos económicos secundarios, el crecimiento podría ser aún menor, del 1,9 %.

Las dos mayores economías de la región, Brasil y México, se prevé que se expandan un 3 % y un 3,7 %, respectivamente, este año.

Por su parte, se espera que Argentina crezca un 4,9 % en 2021 y en Colombia la recuperación se ubicará también en el 4,9 %.

De cara al futuro próximo, el BM alertó del “deterioro de la confianza de los inversionistas es un grave riesgo para las perspectivas económicas” y señaló que “la capacidad crediticia se ha reducido en toda la región” de América Latina.

“Si bien el estímulo fiscal ha sido necesario para amortiguar el golpe de la pandemia, el espacio fiscal se ha utilizado en gran medida y la deuda pública ha aumentado marcadamente”, subrayó.

Además, advirtió de que “la combinación de una arraigada desigualdad de oportunidades, la percepción negativa de la eficacia de los Gobiernos y el aumento de la pobreza podría reavivar los conflictos sociales”.

EFE

Anuncio
Click para comentar

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Economía

Honor revela nuevos negocios tras su separación de Huawei

Publicado

el

Por

Honor revela nuevos negocios tras su separación de Huawei

Honor, el fabricante de ‘smartphones’ recientemente escindido del gigante tecnológico chino Huawei para minimizar el impacto de las sanciones estadounidenses, confirmó hoy que ha firmado contratos con algunos de los grandes suministradores de chips del país norteamericano.

En un comunicado publicado en su página web tras el lanzamiento de su último buque insignia, el View40, la compañía explica que tiene “la flexibilidad y la independencia para elegir las mejores soluciones para su cadena global de suministro”.

Así pues, detalla que ha firmado contratos con los grandes fabricantes estadounidenses de chips Intel y Qualcomm, así como con otras tecnológicas internacionales como Microsoft, AMD, Sony, Samsung, MediaTek o SK Hynix.

“En los últimos cinco meses, Honor ha pasado por un período extremadamente difícil pero muy significativo”, explicó en la presentación del teléfono Zhao Ming, consejero delegado de la compañía y antiguo alto directivo de Huawei.

El View40, que, según la prensa local, vendió todas las unidades de lanzamiento en menos de cuatro minutos, funciona bajo Magic UI 4.0, basado en la décima versión del sistema operativo de Google, Android, al que Huawei ya no tiene acceso tras las sanciones impuestas por Washington.

El pasado 17 de noviembre, tras semanas de especulación, Huawei anunció la venta de Honor -hasta entonces, su marca de teléfonos inteligentes de bajo coste- a un consorcio liderado por una compañía pública de Shenzhen, la ciudad suroriental china en la que la compañía tiene su sede, aunque no se divulgó el montante de la operación.

Según explicó en su momento la tecnológica, la decisión se tomó para “salvar la cadena industrial” de Honor.
Sigue leyendo

Economía

El desempleo en Lima subió a 13 % y los salarios cayeron 25,6 % en el 2020

Publicado

el

Por

Lima - desempleo

El desempleo en la capital de Perú, Lima, subió a 13 % en el 2020, el doble que en el 2019, mientras que la masa salarial de trabajadores dependientes e independientes se redujo en 25,6 % en el último trimestre del 2020, de acuerdo a la Encuesta Permanente de Empleo publicada este viernes.

Lima concentra un tercio de la población total de Perú, es decir, más de 10 millones de habitantes, y las principales actividades económicas y comerciales del país se realizan en esta urbe.

Por ese motivo, el Instituto Nacional de Estadística e Informática (INEI) elabora la encuesta de empleo en Lima para conocer la evolución del trabajo en esta región y proyectar su impacto en todo el territorio.

A raíz de las restricciones impuestas por la pandemia de la covid-19, el desempleo se disparó en Lima hasta 16 % en los trimestres comprendidos entre abril y octubre, pero a partir del último trimestre del año hubo una recuperación y culminó en 13,8 %.

En el trimestre comprendido entre octubre y diciembre del 2020, hubo 699.700 personas en búsqueda activa de trabajo en Lima Metropolitana, un incremento de 114,7 % respecto al mismo trimestre del 2019, según indicó la publicación del INEI.

Hasta diciembre pasado, la población ocupada en Lima bajó a 4.355.800 personas y los que cuentan con empleo adecuado se redujeron en 31 % hasta los 2.280.600 personas.

A su vez, la población subempleada aumentó en 21,7 % a 370.400 personas.

Por su parte, las remuneraciones que conforman la masa salarial de los trabajadores dependientes e independientes se redujo en 25,6 % en el último trimestre del 2020, en comparación a similar periodo del 2019.

El ingreso promedio mensual proveniente del trabajo en Lima Metropolitana se redujo en 12,4 % y se ubicó en alrededor de 1.560,9 soles (unos 432 dólares).

La caída del empleo se produjo especialmente en trabajadores mayores de 45 años (-15,2 %), seguido por los trabajadores menores de 25 años (-12,3 %) y la población entre 25 y 44 años (12,2 %).

EFE

Sigue leyendo

Economía

Renault lanza un plan estratégico para basar su negocio en la rentabilidad

Publicado

el

Por

Renault

El grupo automovilístico Renault anunció este jueves un plan estratégico para alcanzar un margen operativo del 3 % en 2023, al basar su modelo de negocio en la rentabilidad, no en la cuota de mercado, con un recorte de inversiones y gastos fijos, así como una mayor eficiencia en todas sus operaciones.

El plan, que se aplicará hasta 2025, continúa y profundiza la reestructuración que lanzó en mayo pasado -con una reducción de 15.000 puestos de trabajo- para afrontar la complicada situación causada por la pandemia de coronavirus, aunque los resultados financieros de 2020 no se conocerán hasta febrero.

El principal eje de la estrategia es “desplazar nuestro centro de atención del volumen de ventas al valor” financiero, destacó el consejero delegado del grupo, Luca di Meo, en la presentación del proyecto.

Uno de los principales ejes de la nueva estrategia es lo que Renault define como una “estricta disciplina de costes”: se busca continuar y profundizar la reducción de costes fijos lanzada en mayo, que alcanzará un acumulado de 2.500 millones de euros (3.053 millones de dólares) en 2023 y 3.000 millones de euros (3.664 millones de dólares) en 2025.

La compañía prevé llegar a 2025 con una reducción de su capacidad de producción a 3,1 millones de unidades anuales, desde los 4 millones de 2019, según indicó en un comunicado, aunque con más flexibilidad en sus factorías.

Además, los costes variables bajarán en 600 euros por cada vehículo para 2025.

Las inversiones y los gastos de innovación y desarrollo se reducirán del actual 10 % del volumen de negocio a un 8 % en 2025.

Como resultado, Renault espera recortar su umbral de rentabilidad un 30 % para 2023 y alcanzar un margen operativo positivo del 3 % (unos 3.000 millones de euros) en el mismo año, cifra que debería llegar al 5 % en 2025.

En el lado técnico, el grupo Renault reducirá de 6 a 3 sus plataformas y de 8 a 4 sus familias de motores.

Y, en el frente comercial, el grupo prevé lanzar 24 nuevos modelos de aquí a 2025, de los que al menos diez serán completamente eléctricos. Para ese año, Renault tendrá “la gama de modelos más verde de Europa”, subrayó Di Meo.

También se prevé el retorno de “modelos icónicos”, como el mítico R5, que será eléctrico, o del Lada Niva.

En zonas geográficas, Renault quiere orientar su presencia internacional hacia los mercados y segmentos más rentables, sobre todo en América Latina, India y Corea del Sur, y “aprovechar nuestra competitividad” en España, Marruecos, Rumanía y Turquía, precisa el comunicado.

“Europa todavía concentra tres cuartas partes de nuestro beneficio”, recordó Di Meo, para quien es necesario “una expansión global” de los beneficios.

La compañía insistió en que “ya no medirá su éxito en cuota de mercado ni en volumen de ventas sino en rentabilidad”.

El grupo tendrá cuatro grandes unidades de negocio: Renault, Dacia-Lada (que estarán más integradas entre sí), la marca deportiva Alpine y Mobilize, una rama dedicada a servicios de movilidad (como vehículos compartidos) y datos, y de la que se espera que suponga al menos el 20 % de los ingresos del grupo para 2030.

En el lado tecnológico, además del desarrollo de nuevos vehículos eléctricos movidos por baterías o hidrógeno, Renault prevé lanzar en 2022 un vehículo en asociación con Google, que tendrá los servicios y aplicaciones del gigante informático.

EFE

Sigue leyendo

SIGUENOS EN FACEBOOK

SIGUENOS EN TWITTER

CONTENIDO PATROCINADO

Tendencias