Conecta con nosotros

Negocios

Netflix crece más que nunca gracias a la cuarentena

Publicado

el

Por

Netflix informó que está viviendo gracias a las medidas de confinamiento decretadas en gran parte del mundo por la pandemia del COVID-19 el momento de mayor crecimiento de su historia y ha duplicado beneficios con respecto a hace un año.

En concreto, entre enero y marzo de 2020 -coincidiendo con el estallido de la pandemia-, la firma con sede en Los Gatos (California, EE.UU.) obtuvo unas ganancias de 709 millones de dólares, que duplican los 344 millones conseguidos en el mismo período del año pasado.

En este mismo período y muy especialmente en el mes de marzo, cuando se decretó el confinamiento en gran parte del mundo, la plataforma de contenidos en “streaming” vio cómo se disparaban las suscripciones de pago a su servicio, y sumó 15,8 millones de nuevos abonados.

Esta cifra rompe todos los récords anteriores de la compañía, y se sitúa muy por encima del que hasta ahora había sido el trimestre de mayor crecimiento de Netflix, los 9,6 millones de nuevos suscriptores de principios del año pasado.

La empresa confía en seguir creciendo durante los próximos meses, y proyectó un incremento de 7,5 millones de suscriptores de pago entre abril y junio, aunque alertó de que se trata en gran medida de una “conjetura” que dependerá del levantamiento parcial o total de las medidas de confinamiento en cada país.

Además, desde Netflix avisaron de que estos incrementos están fuertemente vinculados al hecho de que la gente está pasando más tiempo en sus casas y consumiendo entretenimiento, y que, por tanto, esperan que el crecimiento se rebaje cuando se vuelva a la normalidad.

En lo relativo a la facturación, la empresa que dirige Reed Hastings ingresó entre enero y marzo 5.767 millones de dólares, por encima de los 4.520 millones registrados en marzo del año pasado, mientras que sus accionistas se embolsaron 1,61 dólares por título frente a los 0,79 de hace un año.

Además de incrementar notablemente las suscripciones de pago y con ello la facturación, la pandemia de COVID-19 y las consiguientes órdenes de confinamiento en gran parte del mundo también han permitido a Netflix reducir varios de los costes significativamente, entre ellos los de marketing.

Así, los beneficios brutos de la empresa -antes de intereses e impuestos- fueron durante los pasados tres meses de 958 millones de dólares, frente a los 459 millones ganados entre enero y marzo de 2019.

En lo que va de año, Netflix también ha logrado rebajar su deuda a largo plazo en casi 600 millones de dólares, hasta dejarla en los actuales 14.170 millones.

Por regiones, la empresa de contenidos en “streaming” ganó abonados de pago en todos sus mercados, con los mayores incrementos porcentuales registrados en Asia-Pacífico (un 63 % más de suscriptores respecto a marzo de 2019) y Latinoamérica (más 25 % de crecimiento interanual).

Pese a que estas son las regiones de mayor crecimiento, la mayoría del negocio de Netflix sigue concentrándose en Europa y, muy especialmente, en Estados Unidos.

La empresa también ofreció algunos datos de la acogida que han tenido algunas de sus novedades durante los pasados tres meses, entre las que destaca la serie documental ​”Tiger King: Murder, Mayhemand Madness”, que con 64 millones de visualizaciones se ha convertido en el principal éxito audiovisual en tiempos de confinamiento.

Las cuentas de Netflix animaron moderadamente a los inversores en Wall Street, y las acciones de la empresa se revalorizaban un 0,83 % hasta los 437,11 dólares por título en las operaciones electrónicas posteriores al cierre de los mercados neoyorquinos.

Anuncio
Click para comentar

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Economía

La firma de pagos digitales Square, del fundador de Twitter, lanza un banco

Publicado

el

Por

En la imagen, el consejero delegado de la empresa de pagos móviles Square, Jack Dorsey (c). EFE

La firma de pagos digitales estadounidense Square, dirigida por el fundador y principal ejecutivo de Twitter, Jack Dorsey, lanzó este martes su propia entidad bancaria, una subsidiaria que se centrará en los préstamos y depósitos para pequeñas empresas.

La entidad bancaria se llama Square Financial Services, tiene sede en Salt Lake City (Utah, EE.UU.) y pretende ser el principal proveedor de financiación para los vendedores que utilizan los servicios de Square en todo el país, con quienes ha comenzado sus operaciones, según una nota.

La jefa financiera y presidenta ejecutiva de la firma, Amrita Ahuja, destacó que tener capacidad bancaria propia se alinea con el objetivo de “crear herramientas financieras que sirven a las comunidades de pocos recursos” en un “momento crítico para las pequeñas empresas”, sobre todo aquellas que son propiedad de mujeres y minorías.

Square llevaba cuatro años trabajando en el lanzamiento de su propio “banco industrial”, que está asegurado por la Corporación Federal de Seguros para Depósitos estadounidenses, y antes ofrecía sus préstamos en colaboración con Celtic Bank, de acuerdo con el canal CNBC.

Su CEO, Jack Dorsey, quiere posicionar a esta firma tecnológica como un referente financiero y entre las herramientas que ha desarrollado con éxito para ello está CashApp, que aporta casi la mitad de sus beneficios.

La compañía ha generado titulares recientemente por su respaldo del bitcóin, del que es defensor Dorsey, con la compra de esta criptomoneda por valor de 170 millones de dólares hace una semana, que se suma a otra compra por valor de 50 millones. En total, representa un 5 % de sus activos.

La noticia del banco de Square tuvo eco entre los inversores de Wall Street, que apostaron por comprar sus acciones e incrementaron el precio hasta un 7 % esta mañana, aunque después el entusiasmo fue moderándose.

EFE

Sigue leyendo

Economía

Brasil sufrió en 2020 su mayor retracción en 25 años, según proyecciones

Publicado

el

Por

Brasil sufrió en 2020 su mayor retracción en 25 años, según proyecciones

La economía brasileña sufrió en 2020 una retracción de cerca del 4,3 %, la mayor en los últimos 25 años, según las proyecciones divulgadas hasta este martes, en vísperas de que el Gobierno divulgue la variación del Producto Interior Bruto (PIB) en el año marcado por la pandemia de la covid-19.

De acuerdo con la previsión divulgada este martes por el centro de estudios económicos Fundación Getulio Vargas (FGV), la mayor economía sudamericana creció un 2,5 % en el último trimestre del año pasado tras haberse expandido un 7,7 % en el tercero, con lo que terminó 2020, impactada por la pandemia, con una contracción acumulada del 4,3 %.

Esta previsión coincide con la del centenar de economistas del mercado consultados semanalmente por el Banco Central y quienes, en su último sondeo, igualmente calcularon la retracción económica de Brasil en 2020 en un 4,3 %.

Las proyecciones de la retracción brasileña el año pasado varían desde el mínimo de 4,05 % medido por el Índice de Actividad Económica (IBC-Br), un indicador usado por el Banco Central para intentar anticipar la variación del PIB, hasta el máximo de 4,5 % previsto por el Fondo Monetario Internacional (FMI).

La previsión más optimista es la del ministro de Economía, Paulo Guedes, quien, en una entrevista a un canal en redes sociales divulgada este martes, afirmó que la economía “caerá un poquito menos que el 4,0 %”.

En cualquiera de los casos, la caída del PIB en 2020 será la mayor en los últimos 25 años, desde que, en 1996, el Gobierno comenzó a medir el crecimiento económico con los actuales criterios, ya que superará la retracción del 3,5 % que el país sufrió en 2015, cuando Brasil enfrentó su mayor recesión en varias décadas.

HASTA AHORA MAYOR RETRACCIÓN FUE LA DE 1990 (-4,35 %)

El Gobierno puede anunciar este miércoles una de las mayores contracciones económicas en la historia de Brasil debido a que, independiente de los criterios de medición, los perores desempeños anuales del país hasta ahora fueron los de 1990, cuando la economía encogió un 4,35 %, y 1981, con una bajada del 4,25 %.

Según la FGV, casi todos los sectores de la economía terminaron el año con una fuerte caída en su producción, especialmente el servicios, responsable por cerca del 70 % del PIB del país, con excepción de la agropecuaria y la minería, que crecieron favorecidas por el aumento de los precios de las materias primas, las exportaciones y la depreciación del real.

Por el lado de la demanda, el consumo de las familias, que es el principal motor de la economía brasileña, terminó 2020 con una caída del 5,6 %, según la última proyección de la FGV, y se salvó de un desplome aún mayor gracias a los subsidios mensuales que el Gobierno distribuyó entre 67 millones de desempleados, informales y pobres.

Pese a que no llegó a hundir a Brasil en una nueva recesión, la crisis económica provocada por la pandemia, que paralizó las actividades por varios meses y redujo la renta y el consumo de los brasileños, interrumpió la recuperación que el país intentaba desde la histórica recesión que sufrió en 2015 y 2016, cuando el PIB retrocedió en cerca de 7 puntos porcentuales.

Tras las retracciones de 2015 (-3,5 %) y 2016 (-3,3 %), Brasil volvió a crecer en 2017, con un ligero avance del 1,3 %, y mantuvo un tímido ritmo de recuperación en 2018 (+1,8 %) y 2019 (+1,9 %).

Según las previsiones de los economistas consultados por el Banco central, la economía brasileña puede comenzar a recuperarse en 2021, para cuando se prevé un crecimiento del 3,47 %, porcentaje que se reducirá al 2,50 % en 2022, 2023 y 2024.

Pero esa recuperación está condicionada a que Brasil avance en la campaña de inmunización contra la covid y a que consiga finalmente controlar la pandemia, que está en sus peores momento debido a una segunda ola más virulenta y mortal en la que el promedio de muertes en la última semana llega a un récord de 1.225 diarias y el de contagios a cerca de 56.000 por día.

Brasil es uno de los países más castigados en el mundo por la covid, con cerca de 256.00 muertes y 10,6 millones de casos.

La recuperación este año también dependerá de una reducción de las incertidumbres domésticas, ya que el mercado teme que, ante las presiones, el Gobierno del líder ultraderechista Jair Bolsonaro abandone su política económica liberal y flexibilice sus esfuerzos para controlar el histórico déficit público del país y una deuda histórica que se acerca al equivalente al 90 % del PIB.

EFE

Sigue leyendo

Negocios

Las plataformas ya son dueñas del 25 % del mercado televisivo mundial

Publicado

el

Por

plataformas - La página principal de la plataforma de contenidos Netflix. EFE/EPA/SEDAT SUNA/Archivo

Las plataformas audiovisuales como Netflix, HBO, Amazon Prime Video y otras ya son dueñas de al menos el 25 % del mercado televisivo mundial y han alcanzado los 900 millones de suscriptores, según un estudio de la escuela de negocios OBS Business School publicado este jueves en el que se destaca que la pandemia ha favorecido notablemente su expansión.

“Plataformas audiovisuales digitales: las grandes vencedoras de la pandemia” se titula el informe en el que se analiza la evolución que ha sufrido la industria audiovisual en el último año en el mundo y en España y se concluye que la pandemia ha servido como “dinamizador y catalizador” del consumo de plataformas audiovisuales.

“El covid-19 ha abierto una ventana de oportunidad para las plataformas audiovisuales digitales, elevando las audiencias y generando nuevos patrones de consumo que, aunque puedan moderarse en el horizonte de la normalización derivada de la vacunación y durante la pospandemia, no parece previsible que desaparezcan a medio plazo”, afirma uno de los autores del informe, el profesor de la Universidad Carlos III de Madrid y colaborador de OBS Business School Jorge Tuñón.

Pese a que durante el confinamiento la televisión convencional registró récords de visionado, especialmente los informativos, fueron las plataformas digitales las que en el último año experimentaron mayores aumentos, con un incremento del tráfico de hasta el 70 %, principalmente en producciones de ficción.

Aunque las plataformas no publican datos concretos de suscriptores, el informe estima, en base a diversas estadísticas, que con 183 millones de suscriptores y un 12,6% del consumo global de Internet, Netflix es la mejor posicionada. Le siguen Amazon Prime (150 millones de suscriptores), HBO (140 millones), Disney Plus (50 millones) y Apple TV (33 millones).

“La lucha por el pastel es feroz y aunque el predominio de momento está en manos de Netflix, la pionera, lo cierto es que el peligroso Amazon Prime, patrocinado por el hombre más rico del mundo, Jeff Bezos, parece constituir por el momento la opción más seria para desbancarle en el futuro”, apunta el texto.

EFE

Sigue leyendo

SIGUENOS EN FACEBOOK

SIGUENOS EN TWITTER

CONTENIDO PATROCINADO

Tendencias

<- - Compuesto de inicio!>