Conecta con nosotros
Embarazadas Embarazadas

Salud

Embarazadas con SARS-CoV-2 en el tercer trimestre no contagian al recién nacido

Publicado

el

Por

Un estudio financiado por los Institutos Nacionales de Salud (NIH) de Estados Unidos concluye que es poco probable que las mujeres embarazadas, infectadas con el SARS-CoV-2 en el tercer trimestre, transmitan la infección al recién nacido.

Publicado en la revista JAMA Network Open y liderado por Andrea G. Edlow, del Hospital General de Massachusetts y la Facultad de Medicina de Harvard, el estudio fue realizado por el Instituto Nacional de Salud Infantil y Desarrollo Eunice Kennedy Shriver (NICHD), el Instituto Nacional Cardiovascular (NHLBI) y del Instituto Nacional de Enfermedades Infecciosas (NIAID).

Para hacer el estudio, los investigadores hicieron seguimiento de 127 embarazadas ingresadas en hospitales de Boston la pasada primavera. De las 64 mujeres que dieron positivo en la prueba del SARS-CoV-2, ningún recién nacido dio positivo para el virus.

“Este estudio muestra con seguridad que es poco probable que las infecciones por SARS-CoV-2 durante el tercer trimestre pasen a través de la placenta al feto, pero es necesario realizar más investigaciones para confirmar este hallazgo”, afirma Diana W. Bianchi, directora del NICHD.

Los investigadores estudiaron la aparición de la infección por SARS-CoV-2 en el tercer trimestre del embarazo y evaluaron los niveles de virus en muestras de tejido respiratorio, sanguíneo y placentario, el desarrollo de anticuerpos maternos, la eficacia de esos anticuerpos para pasar a través de la placenta al feto (un indicador de la posible protección inmunológica de la madre) y examinaron el tejido placentario.

Los resultados comunicados se limitan a las mujeres contagiadas en el tercer trimestre porque todavía se están reuniendo y evaluando datos sobre mujeres infectadas en los primeros seis meses de gestación.

Entre las que dieron positivo, el 36% (23/64) eran asintomáticas, el 34% (22/64) tenían una enfermedad leve, el 11% (7/64) moderada, el 16% (10/64) grave y el 3% (2/64) crítica.

Para comparar, el estudio incluyó a 63 mujeres embarazadas que dieron negativo en las pruebas de SARS-CoV-2 y a 11 mujeres en edad reproductiva con covid-19 que no estaban embarazadas.

El equipo observó que las mujeres embarazadas que dieron positivo en el SARS-COV-2 tenían niveles detectables de virus en los fluidos respiratorios como la saliva, las secreciones nasales y de la garganta, pero ningún virus en el torrente sanguíneo o en la placenta.

Además, no encontraron diferencias significativas entre los niveles de anticuerpos del SARS-CoV-2 producidos por mujeres embarazadas y no embarazadas.

Sin embargo, al analizar las muestras de sangre del cordón umbilical de las mujeres tanto positivas como negativas para el SARS-CoV-2, los investigadores detectaron niveles más bajos de lo esperado de anticuerpos protectores y niveles altos de anticuerpos específicos contra la gripe (probablemente procedentes de la vacunación contra la gripe).

Los investigadores creen que estos hallazgos pueden indicar que los anticuerpos del SARS-CoV-2 no pasan a través de la placenta tan fácilmente como otros anticuerpos maternos, lo que sugiere que la trasferencia de anticuerpos del SARS-CoV-2 al feto es menor de lo esperado.

Además, la baja transferencia de anticuerpos se observó en todos los casos, independientemente de la gravedad de la covid-19 de la mujer o de si tenía una condición de salud subyacente, como obesidad, presión arterial alta o diabetes.

Para los autores es importante averiguar por qué estos anticuerpos maternos tienen menos probabilidades de atravesar la placenta y si esta transferencia reducida de anticuerpos hace que los recién nacidos sean más vulnerables a la infección por SARS-CoV-2 en comparación con otras.

También es importante determinar cómo los niveles más bajos de anticuerpos maternos contra el SARS-CoV-2 pueden afectar los resultados de salud de los bebés prematuros porque la covid-19 puede aumentar el riesgo de parto prematuro, advierten los autores.

El estudio también encontró que las placentas de las mujeres infectadas no eran diferentes de las de las mujeres no infectadas, aunque el riesgo de isquemia (reducción del flujo sanguíneo) en la placenta parecía mayor para las mujeres con covid-19 más grave.

En línea con un informe anterior, los investigadores también encontraron que mientras la placenta expresa las principales moléculas utilizadas por el SARS-CoV-2 para causar la infección -el receptor ACE2 y la enzima TMPRSS2- las dos moléculas rara vez se expresan juntas en el mismo lugar, lo que podría ayudar a explicar por qué el virus sólo rara vez afecta a la placenta.

EFE

Anuncio
Click para comentar

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Salud

Uno de cada diez infectados con covid-19 tiene síntomas doce semanas después

Publicado

el

Por

Uno de cada diez infectados con covid-19 tiene síntomas doce semanas después

Una de cada diez personas afectadas por la covid-19 presenta síntomas doce semanas después de haber superado la infección, reveló este jueves la Oficina Europea de la Organización Mundial de la Salud (OMS), que instó a considerar el denominado covid persistente una prioridad para las autoridades sanitarias.

Según un informe sobre covid de larga duración presentado por el Observatorio Europeo de Sistemas y Políticas de Salud, alrededor de una cuarta parte de los enfermos continúa teniendo síntomas un mes después, una condición que incluye desde dolor muscular y en el pecho a fatiga, problemas de respiración y lagunas mentales.

La probabilidad de padecer covid persistente no parece estar asociada con la severidad de la infección inicial y algunos grupos están aparentemente más dispuestos a sufrirla, como los trabajadores sanitarios y las mujeres, según el informe.

“Se trata de una enfermedad que puede tener un impacto enorme en la vida de la gente. Muchos son incapaces de volver a trabajar o tener una vida social, muchos han descrito cómo afecta a su salud mental, sobre todo porque su evolución varía a menudo”, señaló en rueda de prensa Martin McKee, uno de los autores del informe.

La OMS defendió la necesidad de un enfoque multidisciplinar para evaluar y gestionar este tipo de covid, desarrollar nuevos tratamientos, fomentar la investigación e impulsar medidas destinadas a proteger los derechos laborales y sociales de los trabajadores afectados.

“Quienes padecen covid persistente necesitan ser escuchados si queremos entender las consecuencias a largo plazo y la recuperación de la covid-19. Es una clara prioridad para la OMS y de la máxima importancia. Debería serlo para cada autoridad sanitaria”, señaló el director de OMS-Europa, Hans Kluge.

EFE

Sigue leyendo

Salud

La OMS no ha reconocido la efectividad de la ivermectina contra la COVID-19

Publicado

el

Por

La OMS no ha reconocido la efectividad de la ivermectina contra la COVID-19

La OMS- Organización Mundial de la Salud – señaló que los estudios aún están en curso y que faltan ensayos que proporcionen evidencias sobre la efectividad de la ivermectina contra la COVID-19.

La agencia de Administración de Alimentos y Medicamentos de los Estados Unidos (FDA, por sus siglas en inglés) ha señalado que “aunque existen usos aprobados para la ivermectina en personas y animales, no está aprobada para la prevención o el tratamiento del COVID-19″.

Más allá de la OMS, Lo que hay que saber de la ivermectina

– La ivermectina es un fármaco antiparasitario generalmente usado en animales y que también tiene una fórmula para humanos.

– La OMS señaló que el estudio de metanálisis del fármaco contra la COVID-19 aún está en curso.

– En 2020 un estudio determinó que la ivermectina puede inhibir la replicación del virus SARS-CoV-2 in vitro, es decir, en laboratorio y no en un organismo vivo.

Sigue leyendo

Salud

Un equipo ruso identifica una predisposición genética a sufrir covid-19 grave

Publicado

el

Por

Un equipo ruso identifica una predisposición genética a sufrir covid-19 grave

Investigadores rusos han identificado una predisposición genética que propiciaría sufrir la covid-19 de forma grave, para lo que, usando técnicas de aprendizaje automático, estudiaron la interconexión entre el genotipo HLA-I y la gravedad de la enfermedad.

El equipo construyó un modelo que hace una evaluación integral de la posible potencia de la respuesta inmunitaria de las células T ante el SARS-Cov-2 y lo validaron analizando genotipos de enfermos de Moscú y en una muestra de pacientes de Madrid.

El estudio que publica Frontiers in Immunology fue desarrollado por la Facultad de Biología y Biotecnología de la Universidad Nacional de Investigación (HSE), la Universidad Nacional de Investigación Médica de Rusia Pirogov y el Hospital Clínico de la Ciudad de Filatov.

La inmunidad de las células T es uno de los mecanismos clave usados por el cuerpo contra las infecciones víricas. El punto de partida para el desarrollo de la inmunidad celular es la presentación de péptidos del virus en la superficie de las células infectadas. A continuación se produce la activación de los linfocitos T, que comienzan a eliminar las células infectadas.

La capacidad de presentar con éxito los péptidos del virus está determinada, en gran medida, por la genética, según un comunicado de la HSE.

En las células humanas, las moléculas del antígeno leucocitario humano de clase I (HLA-I) son las responsables de esta presentación y el conjunto de seis de estas moléculas, que es único en cada ser humano, se hereda de los padres.

Si el conjunto de alelos (formas alternativas de un gen y cuya expresión determina ciertas características) detecta bien el virus, las células inmunitarias reconocerán y destruirán rápidamente las células infectadas; si una persona tiene “un conjunto que es malo en dicha detección, es más probable que se observe un caso más grave de la enfermedad”.

El equipo estudió la interconexión entre el genotipo HLA-I y la gravedad de la covid-19, para lo que, usando el aprendizaje automático, construyeron un modelo que proporciona una evaluación integral de la posible potencia de la respuesta inmunitaria de las células T ante el coronavirus

Los individuos que tenían el conjunto de alelos HLA-I que permite una presentación eficaz de los péptidos del SRAS-CoV-2 recibieron una puntuación de riesgo baja, mientras que las personas con menor capacidad de presentación la tuvieron mayor (en el rango de 0 a 100).

Para validar el modelo, se analizaron los genotipos de más de 100 pacientes que habían sufrido covid-19 y de más de 400 personas sanas, como grupo de control.

Los investigadores señalaron que la puntuación de riesgo modelada es muy eficaz para predecir la gravedad de la covid-19.

Además de analizar la población de Moscú, los investigadores utilizaron su modelo en una muestra de pacientes de Madrid y “la alta precisión de la predicción se confirmó también en ella.

La puntuación de riesgo de los pacientes con covid-19 grave fue “significativamente mayor que en los pacientes con casos moderados y leves de la enfermedad”.

Además de las correlaciones descubiertas entre el genotipo y la gravedad de la enfermedad, el enfoque propuesto también ayuda a evaluar cómo una determinada mutación de la covid-19 puede afectar al desarrollo de la inmunidad de las células T contra el virus.

Así, “podremos detectar grupos de pacientes en los que la infección con nuevas cepas de SARS-CoV-2 puede dar lugar a formas más graves de la enfermedad”, afirmó Alexander Tonevitsky de la HSE.

EFE

Sigue leyendo

SIGUENOS EN FACEBOOK

SIGUENOS EN TWITTER

CONTENIDO PATROCINADO

Tendencias

<- - Compuesto de inicio!>