Conecta con nosotros
Es falso, las PCR no pueden causar daño cerebral Es falso, las PCR no pueden causar daño cerebral

Salud

Es falso, las PCR no pueden causar daño cerebral ni tienen nada que ver con lobotomías

Publicado

el

Por

Es falso que las pruebas PCR para la detección de coronavirus por amplificación génica puedan causar daños cerebrales irreparables, como afirman mensajes difundidos en redes sociales que identifican estos test con “lobotomías” que servirían a oscuros objetivos ajenos a la lucha contra la covid-19.

Desde hace unas semanas circula en América Latina a través de Facebook un mensaje que cuestiona el papel de la medicina moderna y advierte sobre el supuesto “daño cerebral” que pueden causar los test PCR para la covid-19, técnica que considera una lobotomía encubierta sin relación alguna con la detección del virus SARS CoV-2.

“¿Saben ustedes cómo se practicaba la lobotomía en el siglo XIX? ¿Todavía siguen pensando que la ‘medicina’ moderna es para ayudarnos!?… ¿Todavía creen que esa maldita prueba del PCR es para detectar el supuesto virus (…)? ¿Por qué razón no hacen la prueba vía sanguínea (…) cuando las pruebas sanguíneas son efectivas!?”. Así empieza este mensaje, en tono conspirativo.

A continuación, cuestiona la funcionalidad de “introducir un hisopo por la nariz” hasta alcanzar las supuestas “partes frontales expuestas del cerebro”, pues, afirma, “no existe ninguna relación de esta maldita prueba” con “detectar si se es portador del ‘virus’”.

La PCR “expone a los pacientes a un daño cerebral donde no tiene ninguna regeneración de los tejidos” y “a algo mucho más grave, como lobotomías que han venido haciendo desde finales del siglo XIX y que claramente nunca te dirán”, asegura el texto junto a enlaces que conducen a artículos y reportes de prensa sobre esta práctica médica consistente en la ablación total o parcial de los lóbulos frontales del cerebro.

DATOS: En realidad, los test PCR (siglas en inglés de “reacción en cadena de la polimerasa”), que aíslan el ARN del coronavirus, no pueden causar ningún daño cerebral, según confirman los científicos, porque el bastoncillo utilizado para recolectar las mucosas llega solo hasta una cavidad en la garganta separada por una pared de hueso de la región craneal.

ES IMPOSIBLE QUE LA PCR LLEGUE AL CEREBRO

Carlos Estrada, director médico de la Unidad de Genética de los laboratorios colombianos Colcan, una de las instituciones autorizadas en ese país para la toma de PCR, explicó que “mediante la toma del hisopado nasofaríngeo no existe ningún tipo de compromiso con el sistema nervioso central, incluyendo el cerebro”.

Según el médico, “el elemento utilizado para tomar la muestra, que es un hisopo (bastoncillo con algodón en la punta), en ningún momento tiene contacto con estructura alguna del sistema nervioso central”, ya que anatómicamente el ser humano cuenta “con una serie de estructuras óseas que aíslan la cavidad nasal de la cavidad craneana”.

Estrada detalla que para acceder a la zona en la que se encuentra el tejido cerebral haría falta realizar “algún tipo de maniobra traumática que pueda ocasionar la ruptura de ese tipo de estructuras óseas y que el hisopo pueda llegar, de alguna forma, al sistema nervioso”.

“Eso nunca ocurre y ese tipo de complicaciones nunca se dan cuando hacemos ese tipo de tomas para el estudio de covid mediante la PCR”, precisa este especialista.

La lobotomía, en cambio, fue una técnica médica impulsada en los años 30 del siglo XX por el neurocirujano portugués António Egas Moniz que permitía acceder a la región frontal de la corteza cerebral mediante una incisión en la parte baja del ojo con un adminículo puntiagudo.

Una vez penetrado el cráneo, se procedía a eliminar las conexiones neuronales deficientes, a las que en ese momento se atribuían enfermedades como la depresión o la esquizofrenia.

La práctica de este procedimiento tuvo tal éxito que Egas Moniz recibió en 1949 el Premio Nobel de Fisiología o Medicina (compartido con el suizo Walter Hess) por su descubrimiento del valor terapéutico de las lobotomías -también conocidas como leucotomías-, que ya en la década de los sesenta cayeron en desuso por el impulso de medicinas eficientes para las enfermedades mentales.

LAS MUESTRAS SE TOMAN EN LA NASOFARINGE

En cambio, el procedimiento que se lleva a cabo durante una prueba PCR es una simple inserción de un bastoncillo por la cavidad nasal hasta llegar a la estructura denominada nasofaringe, con la finalidad de tomar una muestra del epitelio respiratorio, según indica la Organización Mundial de la Salud (OMS).

Una vez tomado el fluido, precisa Estrada, se lleva “a un proceso biológico en el que aislamos el ARN del virus covid-19” para identificar si hay rastros genéticos y antígenos de la enfermedad en el paciente analizado.

“Hay alguna muestra que puede causar algún tipo de trauma ligero, pero en ningún momento causamos alteración alguna a nivel del sistema nervioso central, mucho menos lobotomías, como se le está haciendo ver al público en general”, subraya este especialista médico, antes de insistir en que esa técnica requiere una “invasión severa”.

Entre las “complicaciones menores” que se puede producir a causa del hisopado, este médico menciona “algo de dolor o algo de sangrado escaso”, según la estructura anatómica del paciente y la dificultad de ingreso del bastoncillo.

Para evitar cualquier otra consecuencia, el especialista recomienda que este tipo de muestras se tomen en centros certificados y avalados por las autoridades locales.

POR QUÉ LAS PRUEBAS SANGUÍNEAS NO SIRVEN IGUAL QUE LAS PCR

Tampoco es cierto que no se realicen pruebas sanguíneas para detectar el coronavirus.

Los conocidos como “test de anticuerpos” analizan muestras de sangre, si bien solo permiten confirmar si el paciente ha sufrido alguna infección del virus en el pasado , no en el momento del análisis.

Según explican los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades de EE.UU. (CDC), en estas pruebas de anticuerpos se analiza la sangre para detectar proteínas generadas por el cuerpo para luchar contra un virus “que podrían permitir saber si se tuvo una infección por covid-19”.

No deberían por tanto utilizarse estas pruebas para diagnosticar una infección actual por la covid-19, excepto cuando hay demoras con las pruebas de detección virales.

Y es que un test de anticuerpos puede que no muestre si actualmente se padece una infección por el SARS-CoV 2 porque el organismo tarda entre una y tres semanas en generar anticuerpos después de una infección.

LA TERCERA VÍA DE LOS TEST DE ANTÍGENOS

Para la detección del coronavirus también se realizan pruebas rápidas que miden los antígenos, como se conoce a las sustancias que provocan que el sistema inmunitario produzca anticuerpos contra sí mismo, según señala la base de datos médica MedLine, administrada por la Biblioteca Nacional de Medicina de EE.UU.

Estos test de antígenos, más rápidos y baratos que las PCR pero menos precisos, analizan también una muestra de mucosa (o de saliva) y debe igualmente ser el personal sanitario y de laboratorio capacitado el que lleve a cabo la toma de muestras, el ensayo y la interpretación de los resultados, según recuerda la Comisión Europea en sus últimas recomendaciones para el uso de esas pruebas.

La OMS advierte al respecto que, en la utilización de los inmunoensayos rápidos para detectar el virus SARS-CoV-2, “la capacitación o competencia inadecuadas del operador de la prueba puede llevar a un error en la preparación del test de detección de antígeno, en la realización de la prueba o en la interpretación del resultado, con conclusiones erróneas”.

Anuncio
Click para comentar

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Salud

La vacuna de Pfizer es eficaz contra la variante detectada en el Reino Unido, según estudio

Publicado

el

Por

La vacuna de Pfizer es eficaz contra la variante detectada en el Reino Unido, según estudio Chile autoriza la vacuna de covid-19 de Pfizer para mayores de 16 años

Según un estudio preliminar visto por Reuters, la vacuna contra la COVID-19 fabricada por Pfizer y BioNTech es efectiva contra la variante del virus detectada en el Reino Unido.

Los laboratorios dejan claro que podrían readaptar la cura si fuese necesario. Los resultados, basados en el análisis de sangre de varios participantes en unos ensayos, son más extensos que los que se conocieron la pasada semana.

Las investigaciones han dado luz verde a la inmunidad en los reinfectados de la covid.

Sigue leyendo

Salud

¿Por qué muta el coronavirus?, como en Reino Unido, Sudáfrica y Brasil

Publicado

el

Por

¿Por qué muta el coronavirus?, como en Reino Unido, Sudáfrica y Brasil

El descubrimiento de variantes del SARS-CoV-2 más contagiosas en el Reino Unido, Sudáfrica y Brasil está añadiendo incertidumbre a la posibilidad de atajar la pandemia. Los científicos, que esperaban estos cambios, hacen un llamamiento a la calma.

En las últimas semanas se suceden las noticias acerca de las nuevas variantes de este coronavirus que inquietan por la rapidez con la que se propagan y por crear dudas sobre la efectividad que tendrán las vacunas para contrarrestarlas.

Esa alarma se ha extendido a las redes sociales, donde muchos usuarios se preguntan sobre los efectos de las mutaciones del coronavirus y expresan sus dudas acerca de las consecuencias que tendrán en la evolución de la pandemia.

Sin embargo, los expertos consultados por EFE subrayan que es normal que los virus muten y por el momento no ven razones para el alarmismo, aunque consideran necesario mantener una vigilancia atenta.

Prevén, no obstante, que puedan producirse versiones del SARS-CoV-2 que resistan la acción de las vacunas, aunque también consideran probable que estos fármacos se modifiquen sin dificultades para neutralizar esas variantes.

Tampoco descartan que alguna mutación suponga la aparición de un coronavirus capaz de generar una infección más grave y con mayores efectos letales, pero esa situación no es la más factible.

AZAR Y SELECCIÓN NATURAL DEL CORONAVIRUS

Según el presidente de la Sociedad Española de Virología (SEV), Albert Bosch, “lo más importante de la aparición de la variante del Reino Unido” es la confirmación de que el SARS-CoV-2 “puede variar” y que, por tanto, en el futuro es posible que aparezcan más.

Aunque los virus de ácido ribonucleico (ARN) -como es el caso del que causa la covid-19- tienen facilidad para mutar, el SARS-CoV-2 dispone de “unos mecanismos de corrección” de los cambios en su extenso genoma de 30.000 nucleótidos, explica Bosch.

Esos mecanismos de corrección no han evitado, sin embargo, que algunos de los errores cometidos por el virus en su replicación hayan permanecido como mutaciones.

Las variantes que por azar tengan algunas ventajas adaptativas pueden implantarse, propagarse y, en ocasiones, convertirse en la versión predominante del SARS-CoV-2, en un proceso de selección natural.

¿QUÉ PREOCUPA DE LAS VARIANTES DEL CORONAVIRUS DESCUBIERTAS?

Las variantes del virus identificadas hasta ahora son numerosas y entre ellas se encuentran la B.1.1.7, descubierta en el Reino Unido; la 501.V2, hallada en Sudáfrica, y la Cluster 5, de la que se han descrito transmisiones entre seres humanos y visones en varios países, como indica José Ramón Arribas, portavoz de la Sociedad Española de Enfermedades Infecciosas y Microbiología Clínica (SEIMC).

Otra más fue identificada en Tokio a principios de este mes en cuatro viajeros procedentes del estado brasileño de Amazonas.

Expertos de la Fundación Oswaldo Cruz (Fiocruz), vinculada al Ministerio de Salud de Brasil, han confirmado a EFE que la nueva versión es originaria de ese estado.

En la clasificación de estas modificaciones cabe distinguir entre “variante”, denominación que se refiere a una alteración del virus con un número significativo de mutaciones, y “cepa”, cuando los cambios son más numerosos y de mayor trascendencia.

Así, la B.1.1.7, por ejemplo, es una “variante” de la misma cepa del SARS-CoV-2 de la que hasta el momento se han identificado 23 mutaciones.

De ella preocupan los indicios que han hallado los virólogos británicos de que es capaz de infectar a mayor velocidad, aunque esa rapidez no parece ir acompañada de efectos más dañinos en la enfermedad.

En todo caso, como señala Arribas, que sea “más transmisible”, aunque no implique una peor virulencia, es “más peligroso” para el conjunto de la sociedad que lo contrario, porque puede colapsar el sistema sanitario con la infección de “muchos más pacientes”.

Más de medio centenar de países ha detectado casos de esta versión del SARS-CoV-2, aunque es posible que esté presente en un número más elevado, puesto que para identificar las variantes hay que secuenciar el virus, comparando sus 30.000 bases nitrogenadas con las ya conocidas, un análisis que puede resultar difícil de asumir para algunos sistemas sanitarios.

En España su prevalencia “estaría muy por debajo del 5 %”, lo cual significa que esta variante no está circulando “a un ritmo como lo esta haciendo en Reino Unido”, según informó este lunes el director del Centro de Alertas y Emergencias Sanitarias de España (CCAES), Fernando Simón.

El origen de esta celeridad en el contagio se encuentra en la mutación N501Y, que permite infectar las células humanas con mayor eficacia y que también está presente en la variante detectada por primera vez en Sudáfrica y en la descubierta en Brasil.

En el caso de la Cluster 5, identificada por primera vez en Dinamarca, se han descrito transmisiones del virus entre visones, de este animal a humanos y viceversa.

El riesgo, explica Arribas, es que haya un animal en el que se pueda quedar el coronavirus y “sea una fuente persistente de contagios”, aunque por el momento no parece que esa transmisión se esté produciendo de forma frecuente.

Además de en Dinamarca, esta variante ha sido localizada en varios países europeos, entre ellos España, y en Estados Unidos.

¿QUÉ RELACIÓN TIENEN LAS MUTACIONES DEL CORONAVIRUS CON LAS VACUNAS?

De las variantes de Sudáfrica y Brasil hay una mutación, la llamada E484, que ha suscitado la alarma entre los investigadores porque según un estudio preliminar de un equipo del Centro de Investigación del Cáncer Fred Hutchinson en Seattle, Estados Unidos, podría ofrecer una mayor resistencia a las vacunas.

Se trata de un estudio del que se han producido diferentes interpretaciones.

Varios medios internacionales han resaltado el hecho de que la mutación E484 podría ayudar a burlar los anticuerpos neutralizantes que el sistema inmunitario produce contra el coronavirus, pero según ha declarado uno de los firmantes de este análisis, el biólogo evolutivo Jesse Bloom, a The New York Times, la investigación reafirma la vigencia de las vacunas actuales.

Otro trabajo científico en preimpresión apunta que la vacuna de Pfizer y BioNTech también sería efectiva con la mutación N501Y, presente en las variantes de Reino Unido, Sudáfrica y Brasil.

El estudio ha sido llevado a cabo por la farmacéutica y la Universidad de Texas y publicado en el repositorio biorXiv, en el que los textos aún no han sido revisados por otros expertos, aunque estos pueden dejar sus comentarios.

En todo caso, tanto Bosch como Arribas explican que la probabilidad de que haya mutaciones que se resistan al efecto de las vacunas crecerá conforme haya más población inmune.

Se trata nuevamente de un proceso de selección natural de las mutaciones, en el que se mantendrán aquellas que presenten cambios que les hagan evitar la acción de los antígenos.

Sin embargo, ambos opinan que los investigadores podrán adaptar las vacunas a estos cambios para mantener su eficiencia.

Bosch, además, cree que este coronavirus no variará tanto como el de la gripe, que cada año obliga a hacer un esfuerzo para modificar los preparados que lo combaten.

Sobre el riesgo de que surja una variante más virulenta y letal, el presidente de la SEV señala que eso podría ocurrir en un escenario “catastrófico” pero añade que tampoco tiene por qué suceder.

“En virología”, sentencia, “nada es esperable, todo es posible”.

Sergio Hernández

Sigue leyendo

Salud

China y la OMS actuaron con lentitud para contener al coronavirus, indican expertos

Publicado

el

Por

Europa coronavirus: China y la OMS actuaron con lentitud para contener al coronavirus, indican expertos

China y la Organización Mundial de la Salud (OMS) podrían haber actuado más rápidamente para contener el inicio del brote, según un panel de revisión independiente. Además:

El panel de expertos que depende de la OMS ha criticado duramente a China por su gestión temprana del coronavirus y promete un plan de prevención para mayo.

El grupo también ha prometido crear una nueva guía para arreglar el “sistema mundial de alertas por pandemia” que ha calificado como “no apto para su propósito”.

“Nunca antes en los tiempos modernos se ha pedido a la comunidad internacional que responda a una crisis de salud mundial de esta magnitud y con consecuencias tan generalizadas”, continúa el informe. “La respuesta del sistema internacional ha sido deficiente en muchos aspectos”.

China y su respuesta a la COVID

Sigue leyendo

SIGUENOS EN FACEBOOK

SIGUENOS EN TWITTER

CONTENIDO PATROCINADO

Tendencias