Los cosmosnautas rusos comienzan la caminata espacial para subsanar una fuga en el módulo Naúka

Los cosmonautas rusos Oleg Kononenko y Nikolái Chub comenzaron hoy una caminata espacial para subsanar una fuga en el sistema de refrigeración del módulo Naúka del segmento ruso de la Estación Espacial Internacional (EEI).

Kononenko, con una franja roja en su escafandra, y Chub, con una azul, para facilitar su identificación, salieron al espacio exterior por la escotilla del módulo Poisk que fue abierta pasadas las 17:46 GMT, nueve minutos antes de lo previsto.

Si el primero es un veterano de caminatas espaciales, con seis en su haber, para su compañero es la primera expedición extravehicular.

Según Roscosmos, la agencia espacial rusa, está previsto que la salida al espacio exterior tenga una duración de seis horas y 52 minutos.

Los cosmonautas desconectarán los circuitos hidráulicos del radiador adicional, incluido el que perdió hermetismo el pasado día 9, de los circuitos hidráulicos externos del sistema que garantiza el régimen de temperatura del módulo Naúka.

Un vez que concluyan esta tarea, fotografiarán el lugar de la fuga para que los especialistas en la Tierra puedan establecer sus causas.

Al informar del desperfecto, Roscosmos precisó que la fuga se produjo en una circuito de reserva y que el circuito principal de sistema de termorregulación funcionaba normalmente, por lo que no había ningún riesgo para la EEI y sus tripulantes.

En menos de un año se han producido ya tres incidentes de este tipo en el segmento ruso de la plataforma orbital.

Además de la fuga en el Naúka, en diciembre de 2022 y en febrero de este año la nave Soyuz- 22 y el carguero Progress MS-21, respectivamente, estando adosadas a la EII sufrieron pérdidas de hermetismo en los circuitos externos de sus sistemas de termorregulación.

Los expertos rusos determinaron que en ambos casos las fugas fueron provocadas por el impacto de micrometeoritos.

El programa de trabajo de Kononenko y Chub incluye también la instalación de un radar en casco del Naúka para experimentos de observación de la Tierra.

Si les alcanza el tiempo, antes de regresar a la EEI los cosmonautas instalarán una placas de fijación de cables en el módulo servicio ruso Zvezdá.

De interés: Cosmonautas efectúan una nueva caminata espacial para alistar el módulo NaúkaEl difícil camino a la recuperación de la comunidad latina de Maui tras los incendios

¡Síguenos en Google News, Facebook y Twitter para mantenerte informado con las mejores noticias!

EFE