Conecta con nosotros
Emma Stone se presenta como 'Cruella' para la película basada en la villana de 101 Dálmatas Emma Stone se presenta como 'Cruella' para la película basada en la villana de 101 Dálmatas

Películas

Emma Stone se presenta como ‘Cruella’ para la película basada en la villana de 101 Dálmatas

Publicado

el

Por

Disney ha lanzado el primer tráiler de Cruella interpretada por Emma Stone y basada totalmente en el icónico personaje de los 101 Dálmatas.

La mítica villana encarnará a Estella de Vil, la experta de moda que se obsesiona con la piel de perros, especialmente de Dálmatas.

La ganadora del Oscar de 32 años estará acompañado en el elenco por Emma Thompson, Joel Fry, Paul Walter Hauser, Emily Beecham y Mark Strong.

Anuncio
Click para comentar

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Películas

Lanzan adelanto de Superman en la Justice League de Zack Snyder

Publicado

el

Por

Superman en la Justice League de Zack Snyder

Este viernes 5 de marzo fue lanzado en el mundo un adelanto de lo que será Superman en Justice League de Zack Snyder que se emitirá por HBO.

El traje negro y las voces de Kal-El y del mismo superhéroe preguntándose porqué vuelve a vivir hacen parte de un abrebocas que ha generado aún más expectativas en los fans de DC.

También fue lanzado un nuevo póster que muestra al ‘Hombre de Acero’ con su capa negra.

Sigue leyendo

Películas

De Zamunda a Wakanda: Eddie Murphy defiende el legado de “Coming to America”

Publicado

el

Por

Fotograma cedido por Paramount Pictures donde aparece el actor Eddie Murphy en el papel de rey de Zamunda, durante una escena de la película Coming 2 America. EFE

Volver a Zamunda más de tres décadas después. Eso es lo que se propuso Eddie Murphy en “Coming 2 America”, secuela de la famosa comedia “Coming to America” (1988) que, según el actor, es una cinta cuyo legado solo se puede comparar con el de “Black Panther” (2018).

“‘Coming to America’ fue la primera película en la historia del cine que tenía un reparto totalmente negro que fue exitosa en todo el mundo”, aseguró en un encuentro virtual con los medios al que asistió Efe.

“Va sobre la familia, el amor, hacer lo correcto y la tradición. De eso iba esa película. Y esas increíbles imágenes de reyes negros y reinas negras, princesas y todo eso… ‘Black Panther’ también lo hizo: fue la segunda película que tenía reyes y reinas negros (de la ficticia Wakanda). Pero la primera fue ‘Coming to America’ y la tercera será ‘Coming 2 America'”, argumentó.

Recuperado tras años fuera de los grandes focos de Hollywood, Eddie Murphy presentará el viernes en Amazon Prime Video esta nueva y disparatada aventura del príncipe Akeem.

Craig Brewer, el director que contribuyó a la resurrección de Eddie Murphy con “Dolemite Is My Name” (2019), se puso a los mandos de esta secuela que mezcla en su reparto viejos conocidos con nuevos rostros: Arsenio Hall, Shari Headley, James Earl Jones, Wesley Snipes, Leslie Jones, Tracy Morgan, etc.

“UNA PELÍCULA DE CULTO”

Así define Eddie Murphy, nominado al Óscar al mejor actor de reparto por “Dreamgirls” (2006), el impacto que sigue teniendo “Coming to America” en la cultura popular.

“En Halloween la gente se disfraza de personajes de la película. Y el canal VH1 pone ‘Coming to America’ durante 24 horas seguidas en Navidad. Es una cinta de culto. Todo esto forma parte de ello”, explicó.

Eddie Murphy también recordó que Randy Watson, uno de sus múltiples y alocados alter egos en “Coming to America”, hizo en el cine uno de los primeros “mic drop” (soltar el micrófono), un gesto descarado de despedida que es habitual en el rap y al que en los últimos años también se han apuntado famosos como el expresidente de EE.UU. Barack Obama.

Más allá del humor familiar y de los maquillajes exagerados que caracterizaron a “Coming to America”, Eddie Murphy apuntó que el éxito de esta comedia también se basó en “lo eterno” de sus temas.

“El amor y todo eso, casarse con alguien que quieres, a quien de verdad amas… Hay mucho de eso ahí. El musical ‘Fiddler on the Roof’ tiene muchas cosas e imágenes similares que también aparecieron después en ‘Coming to America'”, ejemplificó.

Dirigida por John Landis (“The Blues Brothers”, 1980), la película original recaudó 289 millones de dólares en todo el mundo y obtuvo dos candidaturas en los Óscar: mejor maquillaje y mejor diseño de vestuario.

UN REY CON PROBLEMAS

En esta continuación, Eddie Murphy vuelve a ponerse en la piel de Akeem, el mimado príncipe de una nación inventada en África que, aburrido de que le buscaran potenciales esposas que lo adulen todo el rato, decidió viajar a Queens (Nueva York) para buscar una mujer de la que enamorarse realmente sin revelar su verdadera identidad.

En “Coming 2 America”, Akeem se convierte en rey de Zamunda, pero los problemas sucesorios continúan al descubrir que tiene un hijo perdido en EE.UU.

Akeem emprende entonces un nuevo viaje a Nueva York para localizar a quien podría ser el heredero del trono.

Eddie Murphy insistió en que una de sus obsesiones para esta nueva película era recuperar al máximo posible de actores de la cinta original y captar la esencia de aquella comedia.

Pero también las nuevas incorporaciones subrayaron su emoción y placer por aparecer en la secuela de “Coming to America”, que fue todo un hito para la comunidad negra en EE.UU.

“Voy a contar cómo fue mi primer día de rodaje (en ‘Coming 2 America’), que fue un día que me puso la piel de gallina”, confesó Leslie Jones.

“Cuando ese día Eddie entró vestido como rey parecía como si la película original simplemente hubiera continuado. Entró como si viniera de otra escena de la cinta original. No creo que ni él se diera cuenta que todos estábamos como ‘oh, Dios mío’. Y ahí fue cuando todo empezó a ser muy real”, indicó.

EFE

Sigue leyendo

Películas

Un filme retrata la dimensión íntima de la violencia de Boko Haram en Nigeria

Publicado

el

Por

Boko Haram

La dimensión más íntima y humana de la violencia del grupo yihadista Boko Haram en el noreste de Nigeria se ve plasmada en el nuevo filme del director Desmond Ovbiagele, “The Milkmaid” (“La lechera”), que busca “ir más allá de las cifras y profundizar en las emociones de los implicados”, según dice a Efe.

El largometraje fue el candidato de Nigeria a Mejor Filme Internacional de la 93 edición de los Óscar y, aunque no llegó a ser seleccionada por la Academia de Hollywood como finalista, ha llamado la atención del público nigeriano e internacional.

“Como cinematógrafos, sentíamos la responsabilidad de retratar a personas que no tienen altavoz en su contexto más auténtico, tanto respecto a la lengua, como a su apariencia o su carácter”, subraya Obviagele, de 48 años, en una entrevista telefónica con Efe.

“The Milkmaid” (2020) es el segundo largometraje de Ovbiagele, un antiguo banquero que cambió las finanzas por el cine de Nollywood, como se conoce popularmente a industria cinematográfica nigeriana, una de las más potentes del mundo.

El cineasta debutó con el thriller “Render to Caesar” (2014), seleccionado para participar en el Festival Panafricano de Cine y Televisión de Uagadugú, el más grande de África, y recibió galardones como el de mejor filme internacional en el Festival Internacional de Cine de la Diáspora del Nilo en Uganda.

“The Milkmaid” narra cómo Aisha (Maryam Booth) y Zainab (Anthonieta Kalunta), dos hermanas de etnia fulani que crecen en el norte de Nigeria, ven sus vidas marcadas para siempre cuando insurgentes yihadistas atacan su pueblo en plena celebración de la boda de Zainab, desatando una cadena de violencia y dolor que tendrá consecuencias fatales.

La película traslada al público a los hermosos paisajes del estado norteño de Taraba y yuxtapone en un contraste casi doloroso los colores brillantes que visten los invitados al enlace y los bellos patrones que lucen en su piel las mujeres con la violencia de los terroristas, que destruyen en pocos minutos el pueblo, matando a los hombres y secuestrando a las dos jóvenes.

A partir de aquí, Ovbiagele despliega un elenco de protagonistas complejos y llenos de matices, incluyendo a las dos hermanas, que reaccionan de manera muy diferente a la captura; y Dangana (Gambo Usman Kona), un combatiente extremista que acabará contrayendo matrimonio con ambas y, más tarde, tratará de abandonar el grupo terrorista.

“Algunos de los insurgentes en la película no tienen zonas grises, son básicamente malvados, pero en otros hay más matices y hemos tratado de retratarlos con la mayor complejidad y fidelidad posible”, apunta el realizador.

Para lograr esta rigurosidad, Ovbiagele investigó en profundidad el conflicto que asola a esta nación africana y logró entrevistar a dos mujeres supervivientes de secuestros de Boko Haram, cuya “resiliencia” lo impactó, asegura.

Aunque “The Milkmaid” también muestra la violencia de los insurgentes, se trata de un relato más íntimo que bélico y se centra, sobre todo, en los claroscuros de la relación entre Aisha y Zainab.

Mientras Aisha se resiste a sus captores y logra huir del secuestro, su hermana pequeña Zainab cae en la trampa del adoctrinamiento y se convierte en perpetradora además de víctima, animando incluso a otras mujeres a inmolarse en atentados.

UN IDIOMA AUTÉNTICO

Por encima de todo, “The Milkmaid” es una historia sobre nigerianos contada por nigerianos, tal y como demuestra la elección del hausa -lengua mayoritaria de la zona- y no del inglés como idioma principal del filme, salpicado con algunas palabras de fulfulde y árabe.

En 2019, la candidata nigeriana a los Óscars, “Lionheart” -la primera película que el país presentaba a estos premios- fue rechazada, precisamente, por incluir demasiado diálogo en inglés.

“El idioma era clave para nosotros. No tenía sentido que los personajes hablaran en inglés en el noreste de Nigeria, simplemente eso no pasa”, señala el director, que, sin embargo, no habla hausa, lo que complicó la grabación del filme.

Otro de los contratiempos que dificultó el rodaje se dio cuando parte del equipo viajaba desde el sur del país hasta Taraba y, en un control, fueron tomados por insurgentes reales y atacados por la población, después de que la policía encontrara en su equipaje los disfraces y elementos de caracterización que transportaban.

Afortunadamente, tras unos días detenidos, el equipo logró seguir con el rodaje de la película, que también ha sufrido la censura de hasta 30 minutos de imágenes por parte de las autoridades nigerianas alegando que relaciona el terrorismo con el islam, algo que el director niega.

“Estábamos buscando la máxima autenticidad y no podíamos mostrar la ideología de los insurgentes como si viniera de la nada porque no es la verdad, surge de un lugar pero han decidido manipular su interpretación”, subraya Ovbiagele.

“The Milkmaid” -que conquistó cinco categorías en los Premios de la Academia del Cine Africano- logra profundizar en una realidad que, a menudo, llega al público solo a través de las cifras de muertos y pretende “retratar a las personas envueltas en esa situación, tanto víctimas como perpetradores”, concluye el director.

Desde 2009, Boko Haram ha asesinado a unas 27.000 personas y ha causado más de 2,7 millones de desplazados internos, principalmente en Nigeria, pero también en países vecinos como Camerún, Chad y Níger.

EFE

Sigue leyendo

SIGUENOS EN FACEBOOK

SIGUENOS EN TWITTER

CONTENIDO PATROCINADO

Tendencias

<- - Compuesto de inicio!>