Conecta con nosotros

Ciencia

El coronavirus también ‘llega’ a la Luna

Publicado

el

Entre las misiones afectadas por la pandemia del coronavirus está el programa Artemisa para volver a la Luna y el Telescopio James Webb.

Sabemos que el coronavirus está paralizándolo todo, pero no podíamos imaginarnos que pudiera llegar hasta la Luna: el programa Artemisa de la NASA también se ha visto afectado y se encuentra en estos momentos paralizado. Pero no es el único, ¿qué otros proyectos espaciales se han visto afectados por el confinamiento?

Vamos a cuidar a nuestra gente. Esa es nuestra primera prioridad “, comentó Jim Bridenstine, el administrador de la NASA, en un comunicado de prensa publicado el pasado 20 de marzo. “La tecnología nos permite hacer mucho de lo que necesitamos hacer de forma remota, pero, donde se requiere trabajo práctico, es difícil o imposible cumplir con las pautas de los CDC -Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades- mientras procesamos hardware de vuelos espaciales, y donde no podemos hacerlo de manera segura vamos a tener que suspender el trabajo y centrarnos en las actividades de misión crítica”.

Este es el motivo por el que se ha paralizado el programa Artemisa, heredero de los vuelos de Apolo. Gracias al programa Artemisa veremos al ser humano volver a poner un pie en la Luna. Pensábamos que la primera misión de Artemisa despegaría el próximo año, pero es posible que las fechas tengan que ser modificadas. No sabemos qué va a pasar con Artemisa 1 (misión no tripulada prevista para 2021), Artemisa 2 (prueba del satélite con astronautas en 2022) y Artemisa 3 (el ser humano vuelve a pisar la Luna, 2024), pero la noticia de la paralización del programa indica que los retrasos pueden ser inevitables, aunque no se ha confirmado que sea así.

El Telescopio James Webb, que acumula ya varios retrasos, también ha sido paralizado: “El equipo del telescopio espacial James Webb, también en California, suspende las operaciones de integración y prueba”, tal y como anunció la NASA la pasada semana.

Por su parte, la Agencia Espacia Europea (ESA, por sus siglas en inglés) ha apuntado que su “máxima prioridad” son “a salud y el bienestar de todos los trabajadores de la Agencia”, por lo que la mayoría de sus trabajadores se encuentra trabajando desde casa: “La ESA comenzó a aplicar medidas de reducción de riesgos con mucha antelación. La gran mayoría del personal de la ESA lleva casi dos semanas trabajando desde casa”, apuntaron en un comunicado de prensa este mismo miércoles. “Solo aquellas personas encargadas de labores críticas, incluido el mantenimiento de las operaciones de las naves en tiempo real, siguen presentes en los centros de la ESA de toda Europa”, añaden.

Fuente Texto: Hipertextual.com

Anuncio
Click para comentar

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ciencia

Gliese 486b, el exoplaneta que podría ser la piedra Rosetta para estudiar sus atmósferas

Publicado

el

Por

Gliese 486b: Un nuevo exoplaneta podría ser la piedra Rosetta para estudiar sus atmósferas

Gliese 486b, un exoplaneta recién descubierto reúne las condiciones para poder convertirse en el lugar ideal donde estudiar la atmósfera y composición interna de los planetas rocosos fuera del Sistema Solar, según un estudio que publica hoy la revista Science.

Gliese es una super-Tierra caliente que orbita una estrella enana roja a solo 26 años luz del Sol. Por su temperatura -430 grados centígrados- no es habitable y su superficie, probablemente, se parece más a la de Venus, con un paisaje caliente y seco, surcado por ardientes ríos de lava.

Sin embargo, reúne los requisitos que permitirán probar los modelos atmosféricos y estudiar las atmósferas en los planetas más allá del Sistema Solar.

Cómo es Gliese 486b

Los cálculos realizados con los modelos existentes sugieren que el planeta tiene atmósfera, aunque puede ser más tenue que la terrestre, pero para confirmarlo habrá que esperar al nuevo telescopio espacial James Webb, que se lanzará este octubre, y al Telescopio Extremadamente Grande (ELT), actualmente en construcción.

En cualquier caso, Gliese 486b es un exoplaneta único para la investigación. Su cercanía a nosotros, su tamaño bastante parecido a la Tierra -un radio un 30 % mayor y 2,8 veces su masa- y su temperatura, adecuada para estudiar la atmósfera, hacen de él un planeta “que lo tiene todo”, señala a Efe José Antonio Caballero, investigador del español Centro de Astrobiología (CSIC-INTA).

Gliese 486b puede ser “la piedra Rosetta de la planetología”, el modelo en que el que basen las futuras investigaciones, según Caballero, coautor del estudio, en el que han participado más de una treintena de instituciones, lideradas por el Instituto Max Planck de Astronomía (Alemania).

Sigue leyendo

Ciencia

Astronautas realizan otra caminata para trabajar en paneles solares de la EEI

Publicado

el

Por

Astronautas realizan otra caminata

La astronauta de la NASA Kate Rubins y su colega de la agencia japonesa JAXA Soichi Noguchi iniciaron este viernes la segunda caminata espacial con miras a modernizar el sistema de energía solar de la Estación Espacial Internacional (EEI).

En la caminata, que durará por lo menos seis horas y media, los dos astronautas colocarán estructuras para sostener los nuevos seis paneles solares que la NASA tiene previsto empezar a entregar a finales de este año o comienzos de 2022.

Ambos completarán la instalación y configuración de los kits de modificación en los paneles solares 4B y 2B, “lo que permitirá instalar nuevos paneles solares para aumentar el suministro de energía de la estación espacial”, según recoge el blog de la NASA.

El trabajo lo empezaron el pasado domingo Rubins y su compañero de la NASA Víctor Glover, quienes ese día sacaron al exterior dos bolsas de dos metros y medio de largo que contenían los puntales que se ensamblarán para formar las estructuras de soporte triangulares.

Para las dos caminatas espaciales, los astronautas han usado trajes especiales con baterías y dotados de cascos con cámaras.

La caminata espacial de este viernes es la número 236 que realizan astronautas de la EEI desde 1998 y la cuarta en lo que va del año.

Luego de la configuración en los paneles solares, Rubins hará hoy “el enrutamiento de cables para la interfaz de posición de estacionamiento de la plataforma Bartolomeo (PAPOS) en el módulo Columbus“, de acuerdo con la NASA.

Por su parte, Noguchi reemplazará un conjunto de “transceptores externos del sistema de video inalámbrico” del laboratorio espacial, además de otros trabajos si alcanza el tiempo programado para la caminata.

La estación espacial cuenta con cuatro enormes alas de paneles solares, dos a cada lado de la armadura de energía del laboratorio.

Cada ala está formada por dos paneles de 39 pies (11,8 metros) de ancho que se extienden 112 pies (más de 34 metros) en direcciones opuestas y dan energía a ocho circuitos eléctricos.

La primer ala con dos paneles se instaló en diciembre de 2000 y en 2006, 2007 y 2009 se fueron añadiendo las otras.

Cuando la estación está a la luz del día, los paneles cargan las baterías y de noche suministran la energía almacenada a la estación.

Los seis nuevos paneles solares que la NASA va a colocar en la EEI tienen un costo de 103 millones de dólares, unas dimensiones de 20 por 63 pies (6 por 19 metros) y con ellos en funcionamiento el sistema mejorado de la estación proporcionará alrededor de 215.000 kilovatios de energía.

Los nuevos materiales serán llevados a la EEI por tres buques de carga Dragon de SpaceX que se lanzarán a finales de este año. Se requerirán dos caminatas espaciales para instalar cada nuevo panel, dijo la NASA en un comunicado.

El sábado pasado, la vicepresidenta de EE.UU. Kamala Harris, llamó al astronauta Victor Glover a la EEI y le felicitó por haber hecho historia como el primer afroamericano en llegar a la estación espacial, algo que ella misma, también afroamericana, hizo al ser la primera mujer en llegar a la Vicepresidencia.

EFE

Sigue leyendo

Ciencia

El Foro Romano muestra la atracción de Napoléon por el mito de Roma

Publicado

el

Por

El Foro Romano muestra la atracción de Napoléon por el mito de Roma

La gran atracción de Napoleón por la antigua Roma vista a través de pinturas, esculturas, medallas y otras obras es el eje de la exposición “Napoléon y el mito de Roma” en los Mercados de Trajano, en el Foro, que conmemora el bicentenario de la muerte del emperador.

La muestra, abierta hasta el 30 de mayo, se divide en tres grandes secciones: la influencia del mundo clásico en Napoleón, la relación de Bonaparte con Italia y en particular con Roma y los modelos antiguos en el arte y la épica napoleónica, tal y como constató Efe en una visita para la prensa.

Entre las piezas expuestas en los Mercados de Trajano se encuentran esculturas de Antonio Canova, así como otros bustos del emperador francés y de personajes clásicos, copias de conocidos retratos -como “Napoleón cruzando los Alpes”, de Jacques-Louis David– o el original “Napoleón con su hábito de coronación”, de François Gérard.

Aunque Napoleón no llegó a visitar la actual capital italiana, sintió fascinación por la historia antigua desde que era un joven estudiante de la Escuela Militar de Brienne, hasta el punto de que llegó a hacer suya mucha de la simbología romana, como la corona de laurel o el águila imperial, y consideró Roma la segunda ciudad de su imperio solo por detrás de París.

Coronado como Rey de Roma en el Duomo de Milán el 26 de mayo de 1805 -menos de un año después de haber sido proclamado emperador por el papa Pío VII en la catedral parisina de Notre Dame- Napoleón nunca logró concretar su viaje a la capital italiana, para el que la ciudad se preparó durante años.

Sin embargo, el gobierno napoleónico emprendió acciones para revalorizar la emblemática columna de Trajano y sus alrededores. No en vano, la muestra “Napoléon y el mito de Roma” se expone en los Mercados de Trajano por esta razón.

Entre 1811 y 1812 comenzaron los trabajos en dicha parte de los Foros Imperiales y, ya desde 1833, el conocido como Foro de Trajano adoptó un aspecto muy similar al de hoy en día.

Pero, aunque las labores de excavación y rehabilitación permitieron dar un aspecto monumental a las inmediaciones de la columna, la intención inicial de Napoleón era trasladar algunos de estos restos a la capital de su imperio, París.

Algunas piezas fueron devueltas a Roma gracias al empeño del escultor italiano Antonio Canova, mientras que otras, como la columna de Trajano, por la que Napoleón sentía fascinación, nunca llegaron a irse de la ciudad.

En su defecto, tras la victoria en la batalla de Austerlitz (1805), el emperador mandó construir, a imagen y semejanza de la trajana, la columna de Vendôme, coronada por una escultura suya.

EFE

Sigue leyendo

SIGUENOS EN FACEBOOK

SIGUENOS EN TWITTER

CONTENIDO PATROCINADO

Tendencias

<- - Compuesto de inicio!>