Conecta con nosotros
Júpiter: Detectan una señal de radio procedente de Ganimedes, una de las lunas de Júpiter Júpiter: Detectan una señal de radio procedente de Ganimedes, una de las lunas de Júpiter

Ciencia

Detectan una señal de radio procedente de Ganimedes, una de las lunas de Júpiter

Publicado

el

Por

La NASA ha confirmado por primera vez en la historia que ha detectado una señal de radio desde Ganimedes, una de las lunas del planeta Júpiter.

Patrick Wiggins, uno de los embajadores de la agencia estadounidense en el estado de Utah, declaró que la señal no tiene origen alienígena, afirmando que “es más de una función natural”.

La señal fue captada por la sonda de la misión Juno y se sostuvo durante solo 5 segundos, mientras el aparato se estaba desplazando a una velocidad de 50 kilómetros por segundo por la región polar de Júpiter, donde las líneas de su campo magnético se conectan con Ganimedes.

Anuncio
Click para comentar

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ciencia

China, objetivo: la Luna

Publicado

el

Por

China

Bautizado en honor a una diosa que, según la mitología china, vive en la Luna, el programa Chang’e de la potencia asiática dio un paso de gigante el pasado diciembre tras alunizar y traer de vuelta a la Tierra muestras de roca lunar bajo la promesa de que las compartirá con científicos de otros países.

La sonda no tripulada Chang’e 5 regresó el 17 de diciembre con casi dos kilogramos de muestras lunares, lo que convirtió a China en el tercer país en completar esta hazaña tras Estados Unidos y la extinta Unión Soviética, la última en lograrlo en 1976.

Científicos chinos explicaron esta semana en un evento para los medios que el material ayudará a saber más sobre el satélite -por ejemplo, su edad exacta-, y que para ello programaron que la sonda perforase en el norte del Mons Rümker, un montículo volcánico de la cuenca Oceanus Procellarum, en la cara visible de la Luna.

Se trata de una zona a la que no habían llegado antes ni astronautas ni misiones espaciales no tripuladas.

Las muestras se recopilaron de dos formas diferentes: en la superficie de la Luna, gracias a un brazo robótico, y bajo tierra, a través de un taladro que perforó dos metros el satélite para obtener ejemplares que podrían datar de periodos muy anteriores.

DOSCIENTOS GRAMOS MENOS DE LO PREVISTO

Tras su llegada, la cápsula fue trasladada a Pekín en avión, donde se procedió a extraer el cilindro contenedor con las muestras.

No obstante, el subdirector del Centro de Exploración Lunar y Programa Espacial de la Administración Espacial Nacional de China (ANEC), Pei Zhaoyu, admitió en el citado evento que la sonda trajo 1.731 gramos en lugar de los dos kilos previstos.

“Queríamos que la sonda excavase durante 22 horas pero paramos después de 12. Los científicos estimaron que la cantidad era suficiente dada la densidad de las rocas”, afirmó, aunque reconoció que “podría no ser tan alta como pensábamos”.

También señaló que un 80 % de las muestras se utilizará para la investigación -el 20 % restante se almacenará-, y que el país las compartirá “con científicos de todo el mundo” durante un período de hasta seis meses, aunque todavía no se han recibido solicitudes desde el extranjero.

El éxito de la misión ha sido, además, motivo de orgullo: el alunizador también desplegó la bandera china en la superficie lunar, lo que convirtió a China en la segunda nación en hacerlo.

“La Luna es propiedad de toda la humanidad. Como potencia, China tiene la responsabilidad de explorarla. Otros países lograron resultados brillantes en sus programas, pero no podemos quedarnos a expensas del resto”, indicó el funcionario.

EL ESPACIO, ESCENARIO DE CONFLICTO Y DE COOPERACIÓN

Los progresos de China en el espacio han sido vistos con recelo por Washington, con quien Pekín mantiene diversas disputas que se recrudecieron durante el mandato del ya expresidente Donald Trump.

En 2019, una comisión estadounidense aseguró que “el sueño espacial chino” no consiste en explorarlo sino en “dominarlo” y que para ello invierte “ingentes cantidades de dinero”.

Pei no aclaró cuánto costó la última misión y se limitó a comentar que China no restringe la cooperación con ningún país.

No en vano, son las leyes estadounidenses las que limitan a su agencia espacial NASA a colaborar directamente con Pekín.

El funcionario destacó que China ha cooperado en la misión del Chang’e 5 con instituciones como la Agencia Espacial Europea (ESA) y, a través de ella, con la estación de seguimiento española de Maspalomas (Islas Canarias) operada por el Instituto Nacional de Técnica Aerospacial (INTA), que realizó el seguimiento de reentrada de la sonda.

También colaboró con Argentina en el campo de la Telemetría, Seguimiento y Comando (TT&C), confirmó a Efe Sabino Vaca Narvaja, representante especial para la Promoción Comercial e Inversiones en China, tras recibir una conmemoración en nombre de la Comisión Nacional de Actividades Espaciales de la Argentina (CONAE).

“Se premia a la Estación de Espacio Profundo en la provincia de Neuquén que prestó apoyo al Chang’e 5, una de las misiones más complejas que ha llevado a cabo China hasta ahora”, explicó.

El diplomático espera que los científicos argentinos puedan acceder a las muestras para estudiarlas -sea en equipos mixtos de investigación o por cuenta propia- “y, con suerte, contribuir al conocimiento y una mayor comprensión de la Luna”.

EL ‘CONEJO DE JADE’ CONTINÚA EN EL LADO OCULTO DE LA LUNA

El programa chino de exploración lunar comenzó con el lanzamiento de una primera sonda orbital en 2007. Después, el país asiático realizó su primer alunizaje en 2013 y, en enero de 2019, logró que la Chang’e-4 se posara en su cara oculta.

Y allí sigue: el 8 de enero de este año, la ANEC hizo público que el robot explorador Yutu-2 (“conejo de jade”, nombrado así en honor al acompañante de la diosa Chang’e) reanudó sus operaciones en su vigesimosexto día lunar para moverse hacia el noroeste en dirección a cráteres de impacto con alta reflectividad.

El explorador tomará fotos panorámicas y continuará efectuando exploraciones científicas con su espectrómetro de imágenes infrarrojas, detector de átomos neutros y radar lunar.

Las sondas del programa se lanzaron mediante las diversas series del cohete Larga Marcha, que ya llevó al espacio con éxito la primera misión china a Marte, la Tianwen-1, el pasado 23 de julio, y cuya llegada al planeta rojo se prevé para el próximo mayo.

Pero la guinda al programa será una misión tripulada a la Luna y la construcción de una base científica en el mismo satélite, aunque todavía no se ha fijado una fecha para ello.

El plan es que la Chang’e-6 lleve a cabo una misión similar a la del Chang’e-5, mientras que la Chang’e-7 explorará la topografía antártica de la Luna y la Chang’e-8 desarrollará “tecnologías clave” para construir la estación lunar, que prevé la investigación científica y la minería sobre la superficie del satélite.

EFE

Sigue leyendo

Ciencia

Logran la primera imagen real del virus de la covid en 3D

Publicado

el

Por

imagen covid en 3D

No es una foto (no se puede fotografiar a un virus), pero tampoco en un modelo computerizado. Lo que un equipo de investigadores en tres países ha logrado es la primera imagen real y en tres dimensiones del SARS-CoV-2, un avance que puede ayudar a los científicos a luchar contra él.

“Es lo más cercano a mostrar la apariencia real del virus que hemos logrado hasta ahora. Con la tecnología actual, no se puede mostrar una imagen más real”, resume para Efe Peter Mindek, director de tecnología de Nanographics, la empresa austríaca que ha creado la imagen, junto a centros universitarios de China y Arabia Saudí.

Para obtener la imagen, un objeto esférico del que surgen las famosas espículas, se usó la técnica de tomografía crioelectrónica, en el que la muestra congelada se va escaneando desde distintos ángulos usando un microscopio electrónico.

Los datos obtenidos se transforman en imágenes tridimensionales usando algoritmos.

DESDE CHINA HASTA VIENA

La tomografía se realizó en la Universidad Tsinghua, en China, y los datos obtenidos fueron segmentados luego por expertos de la Universidad de Ciencia y Tecnología Rey Abdalá.

Finalmente, Nanographics, fundada por científicos de la Universidad Técnica de Viena, eliminó el ruido de la imagen original, la renderizó y le asignó propiedades ópticas y colores.

Mindek recuerda que un virus es más pequeño que la longitud de onda de la luz visible, por lo que, por ejemplo, ni siquiera tiene color.

COLOR FALSO PERO FORMA REAL

Por eso, los tonos rosas y azules usados en la imagen son, como él dice, “falsos”, con el propósito de ayudar a representar mejor la forma y las distintas partes del virus.

Lo que sí es real, es la forma del virus, algo que tiene mucha importancia para los científicos que buscan formas de combatirlo.

“Los científicos que investigan vacunas y curas necesitan saber la forma de las moléculas. Si lo ven en 3D, es más fácil saber cómo funcionan”, explica Mindek.

AYUDA PARA LAS VACUNAS

Este experto en visualización de datos recuerda que el funcionamiento de las vacunas se basa en la interacción entre moléculas: “Cuando encajan físicamente, por su forma, pueden interactuar”.

Pero Mindek destaca que tan importante como eso es la tarea de divulgación científica que supone mostrar al público cómo es el virus que está afectando a sus vidas.

“Todas las imágenes que aparecen en los medios son modelos. Queríamos llevar al público una imagen real del virus en 3D”, cuenta.

Mindek compara esta imagen, que insiste es real y no una recreación, con la presentada de un agujero negro en abril de 2019, y que, como en este caso se realizó utilizando algoritmos para reconstruir los datos aportados, en ese caso, por varios telescopios.

EFE

Sigue leyendo

Ciencia

WASP-107b, un exoplaneta mucho más etéreo de lo imaginado

Publicado

el

Por

WASP-107b

La masa del núcleo del exoplaneta gigante WASP-107b es mucho menor de lo que se creía que era necesario para formar la inmensa envoltura de gas que rodea a un gigante gaseoso él mismo o como Júpiter y Saturno, en el sistema solar, según un estudio publicado hoy en el Astronomical Journal.

Liderado por Caroline Piaulet, de la Universidad de Montreal (UdeM), el artículo, realizado con expertos en exoplanetas de Canadá, Estados Unidos, Alemania y Japón, sugiere que los gigantes gaseosos se forman con mucha más facilidad de lo pensado, un hallazgo que tiene importantes implicaciones.

Descubierto en 2017, WASP-107b orbita a la estrella WASP-107 -situada a 212 años luz de la Tierra en la constelación de Virgo- y está 16 veces más cerca de su astro que la Tierra del Sol.

Tan grande como Júpiter pero diez veces más ligero, WASP-107b es uno de los planetas llamados planetas “super-puff” (súper etéreo) o “cotton-candy” (algodón de azúcar).

Piaulet y su equipo utilizaron por primera vez las observaciones del WASP-107b obtenidas en el Observatorio Keck de Hawai para evaluar su masa con mayor precisión.

Usando el método de la velocidad radial, que permite determinar la masa de un planeta observando el movimiento de bamboleo de su estrella anfitriona, concluyeron que la masa del WASP-107b es aproximadamente una décima parte de la de Júpiter, o unas 30 veces la de la Tierra.

Después, los investigadores hicieron un análisis para determinar la estructura interna más probable del planeta y llegaron a una conclusión sorprendente: con una densidad tan baja, el planeta debe tener un núcleo sólido de no más de cuatro veces la masa de la Tierra.

Esto significa que más del 85 por ciento de su masa está incluida en la gruesa capa de gas que rodea este núcleo.

En comparación, Neptuno, que tiene una masa similar a la de WASP-107b, sólo tiene entre el 5 y el 15 por ciento de su masa total en su capa de gas.

Pero ¿cómo pudo formarse un planeta de tan baja densidad y evitar que su enorme capa de gas se escapara?.

Los planetas se forman en el disco de polvo y gas que rodea a una joven estrella llamada disco protoplanetario.

Los modelos clásicos de formación de planetas gigantes gaseosos basados en Júpiter y Saturno, establecen que hace falta un núcleo sólido al menos 10 veces más masivo que la Tierra para acumular una gran cantidad de gas antes de que el disco se disipe.

Sin un núcleo masivo, se pensaba que los planetas gigantes gaseosos no podían cruzar el umbral crítico necesario para acumular y retener sus grandes envolturas de gas.

Para la profesora de la Universidad McGill y miembro del iREx, Eve Lee, la explicación más plausible es que WASP-107b se formó lejos de la estrella “donde el gas del disco está lo suficientemente frío como para que la acumulación de gas pueda ocurrir muy rápidamente”.

Las observaciones del equipo de investigación permitieron descubrir un segundo planeta, WASP-107c, con una masa de un tercio de la de Júpiter, considerablemente más que la de WASP-107b.

WASP-107c también está mucho más lejos de la estrella central; tarda tres años en completar una órbita a su alrededor y también es interesante: su excentricidad es alta, lo que significa que su trayectoria alrededor de su estrella es más ovalada que circular.

Su gran excentricidad apunta a un pasado bastante caótico, con interacciones entre los planetas que podrían haber llevado a desplazamientos significativos, como el que se sospecha para WASP-107b”, sostiene Piaulet.

Por otra parte, los estudios de su atmósfera con el Telescopio Espacial Hubble publicados en 2018 revelaron que WASP-107b contiene muy poco metano, algo extraño para este tipo de planeta donde debería ser abundante.

El Telescopio Espacial James Webb, cuyo lanzamiento está previsto para el 2021, ayudará a desvelar muchos de los misterios sobre la composición de la atmósfera del planeta.

EFE

Sigue leyendo

SIGUENOS EN FACEBOOK

SIGUENOS EN TWITTER

CONTENIDO PATROCINADO

Tendencias