Conecta con nosotros

Ciencia

Encontraron una momia de 3.600 años con todo y ajuar en Luxor

Publicado

el

Por

Tenía 15 o 16 años y reposaba de costado en un ataúd con su ajuar. Se trata de la momia de una joven, cuya antigüedad se data en unos 3.600 años y que ha sido encontrada en una colina en Luxor (Egipto) por arqueólogos españoles del Proyecto Djehuty.

Es el hallazgo más importante de la campaña de excavaciones realizada los pasados enero y febrero en Luxor del proyecto Proyecto Djehuty, liderado por el Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC).

El ataúd antropomorfo de la dinastía XVII del Antiguo Egipto fue hallado en la colina de Dra Abu el-Naga, en Luxor (antigua Tebas) y en él descansaba sobre el costado derecho la momia de una mujer, de unos 15 o 16 años y 1,59 metros de altura.

La joven portaba aún su ajuar: dos pendientes, dos anillos y cuatro collares, uno de ellos de gran valor, explica el CSIC en un comunicado.

El ataúd, pintado de blanco y tallado en un solo tronco de árbol, probablemente un sicomoro, fue descubierto a unos metros del patio de entrada a la tumba-capilla de Djehuty (supervisor del Tesoro y de los trabajos artesanos de la reina Hatshepsut), junto a una pequeña capilla hecha en adobe del año 1600 a. C.

Los expertos han explicado que el ataúd fue abandonado sobre el suelo por saqueadores de tumbas en época antigua, pero que fue dejado “con cierto cuidado y sin abrir”.

Una radiografía de la momia dentro del ataúd reveló que la joven llevaba dos pendientes en la oreja izquierda y dos anillos (uno en cada mano), uno de hueso y otro de vidrio azul con un engarce y un cordel alrededor del dedo.

Detalle del ataúd, de una antigüedad de 3.600 años, en cuyo interior reposaba la momia de una joven y su ajuar

Detalle del ataúd, de una antigüedad de 3.600 años, en cuyo interior reposaba la momia de una joven y su ajuar, encontrado en Luxor por arqueólogos españoles del Proyecto Djehuty. EFE/JOSÉ M. GALÁN/CSIC

Sobre el pecho se habían colocado, formando un pequeño montón, cuatro collares, dos de cuentas de fayenza (un tipo de cerámica artesanal con acabado vidrioso) de distintos tonos de azul y un tercero de fayenza y de vidrio verde.

El cuarto collar “es el más elaborado y valioso”, según el investigador del CSIC José Manuel Galán, quien explica que está formado por 74 piezas de distintas formas talladas en amatista, cornalina y otras piedras semipreciosas que todavía no han sido identificadas, además de vidrio, y siete amuletos de fayenza.

Un halcón de ámbar, representando al dios Horus, parece haber sido la figura central, flanqueado por dos escarabeos, amuletos egipcios con forma de escarabajo pelotero.

Galán, del Instituto de Lenguas y Culturas de Mediterráneo y Oriente Próximo y coordinador del Poryecto Djehuty, destaca que del ajuar “sorprende” su riqueza, al tratarse de una persona tan joven y con un “ataúd relativamente modesto”.

En la zona de la necrópolis donde se encontraron estos restos se ordenó enterrar, al menos, a tres reyes de la dinastía XVII y a algunos miembros de sus familias y cortesanos de la época residentes en Tebas.

En el yacimiento se han hallado, hasta la fecha, una docena de ataúdes dejados sobre el suelo sin protección alguna, “algo inusual”. Además, el porcentaje de enterramientos infantiles y de mujeres “es también más elevado que en otras partes de la necrópolis”, detalla el experto.

Al otro lado de la capilla de adobe, se encontró un pequeño ataúd de barro, de 22 centímetros de largo por 15 de ancho, que todavía conservaba anudada la cuerda que lo cerraba.

En su interior había una figurilla humana de madera (shabti) envuelta en cuatro vendas de lino anudadas por el cuello y los tobillos, una de las cuales lleva una inscripción en escritura hierática que identifica al propietario como “El Osiris, Djehuty”.

El Proyecto Djehuty tiene como objetivo la excavación, restauración y publicación de una zona de la necrópolis de la antigua Tebas, en la orilla occidental de Luxor.

La iniciativa toma su nombre de Djehuty, supervisor del Tesoro y de los trabajos artesanos de la reina Hatshepsut, una de las pocas mujeres que ejercieron de faraón en el antiguo Egipto y cuyo reinado se extendió durante 22 años en la dinastía XVIII, en torno al año 1470 a. C.

Anuncio
Click para comentar

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ciencia

Gliese 486b, el exoplaneta que podría ser la piedra Rosetta para estudiar sus atmósferas

Publicado

el

Por

Gliese 486b: Un nuevo exoplaneta podría ser la piedra Rosetta para estudiar sus atmósferas

Gliese 486b, un exoplaneta recién descubierto reúne las condiciones para poder convertirse en el lugar ideal donde estudiar la atmósfera y composición interna de los planetas rocosos fuera del Sistema Solar, según un estudio que publica hoy la revista Science.

Gliese es una super-Tierra caliente que orbita una estrella enana roja a solo 26 años luz del Sol. Por su temperatura -430 grados centígrados- no es habitable y su superficie, probablemente, se parece más a la de Venus, con un paisaje caliente y seco, surcado por ardientes ríos de lava.

Sin embargo, reúne los requisitos que permitirán probar los modelos atmosféricos y estudiar las atmósferas en los planetas más allá del Sistema Solar.

Cómo es Gliese 486b

Los cálculos realizados con los modelos existentes sugieren que el planeta tiene atmósfera, aunque puede ser más tenue que la terrestre, pero para confirmarlo habrá que esperar al nuevo telescopio espacial James Webb, que se lanzará este octubre, y al Telescopio Extremadamente Grande (ELT), actualmente en construcción.

En cualquier caso, Gliese 486b es un exoplaneta único para la investigación. Su cercanía a nosotros, su tamaño bastante parecido a la Tierra -un radio un 30 % mayor y 2,8 veces su masa- y su temperatura, adecuada para estudiar la atmósfera, hacen de él un planeta “que lo tiene todo”, señala a Efe José Antonio Caballero, investigador del español Centro de Astrobiología (CSIC-INTA).

Gliese 486b puede ser “la piedra Rosetta de la planetología”, el modelo en que el que basen las futuras investigaciones, según Caballero, coautor del estudio, en el que han participado más de una treintena de instituciones, lideradas por el Instituto Max Planck de Astronomía (Alemania).

Sigue leyendo

Ciencia

Astronautas realizan otra caminata para trabajar en paneles solares de la EEI

Publicado

el

Por

Astronautas realizan otra caminata

La astronauta de la NASA Kate Rubins y su colega de la agencia japonesa JAXA Soichi Noguchi iniciaron este viernes la segunda caminata espacial con miras a modernizar el sistema de energía solar de la Estación Espacial Internacional (EEI).

En la caminata, que durará por lo menos seis horas y media, los dos astronautas colocarán estructuras para sostener los nuevos seis paneles solares que la NASA tiene previsto empezar a entregar a finales de este año o comienzos de 2022.

Ambos completarán la instalación y configuración de los kits de modificación en los paneles solares 4B y 2B, “lo que permitirá instalar nuevos paneles solares para aumentar el suministro de energía de la estación espacial”, según recoge el blog de la NASA.

El trabajo lo empezaron el pasado domingo Rubins y su compañero de la NASA Víctor Glover, quienes ese día sacaron al exterior dos bolsas de dos metros y medio de largo que contenían los puntales que se ensamblarán para formar las estructuras de soporte triangulares.

Para las dos caminatas espaciales, los astronautas han usado trajes especiales con baterías y dotados de cascos con cámaras.

La caminata espacial de este viernes es la número 236 que realizan astronautas de la EEI desde 1998 y la cuarta en lo que va del año.

Luego de la configuración en los paneles solares, Rubins hará hoy “el enrutamiento de cables para la interfaz de posición de estacionamiento de la plataforma Bartolomeo (PAPOS) en el módulo Columbus“, de acuerdo con la NASA.

Por su parte, Noguchi reemplazará un conjunto de “transceptores externos del sistema de video inalámbrico” del laboratorio espacial, además de otros trabajos si alcanza el tiempo programado para la caminata.

La estación espacial cuenta con cuatro enormes alas de paneles solares, dos a cada lado de la armadura de energía del laboratorio.

Cada ala está formada por dos paneles de 39 pies (11,8 metros) de ancho que se extienden 112 pies (más de 34 metros) en direcciones opuestas y dan energía a ocho circuitos eléctricos.

La primer ala con dos paneles se instaló en diciembre de 2000 y en 2006, 2007 y 2009 se fueron añadiendo las otras.

Cuando la estación está a la luz del día, los paneles cargan las baterías y de noche suministran la energía almacenada a la estación.

Los seis nuevos paneles solares que la NASA va a colocar en la EEI tienen un costo de 103 millones de dólares, unas dimensiones de 20 por 63 pies (6 por 19 metros) y con ellos en funcionamiento el sistema mejorado de la estación proporcionará alrededor de 215.000 kilovatios de energía.

Los nuevos materiales serán llevados a la EEI por tres buques de carga Dragon de SpaceX que se lanzarán a finales de este año. Se requerirán dos caminatas espaciales para instalar cada nuevo panel, dijo la NASA en un comunicado.

El sábado pasado, la vicepresidenta de EE.UU. Kamala Harris, llamó al astronauta Victor Glover a la EEI y le felicitó por haber hecho historia como el primer afroamericano en llegar a la estación espacial, algo que ella misma, también afroamericana, hizo al ser la primera mujer en llegar a la Vicepresidencia.

EFE

Sigue leyendo

Ciencia

El Foro Romano muestra la atracción de Napoléon por el mito de Roma

Publicado

el

Por

El Foro Romano muestra la atracción de Napoléon por el mito de Roma

La gran atracción de Napoleón por la antigua Roma vista a través de pinturas, esculturas, medallas y otras obras es el eje de la exposición “Napoléon y el mito de Roma” en los Mercados de Trajano, en el Foro, que conmemora el bicentenario de la muerte del emperador.

La muestra, abierta hasta el 30 de mayo, se divide en tres grandes secciones: la influencia del mundo clásico en Napoleón, la relación de Bonaparte con Italia y en particular con Roma y los modelos antiguos en el arte y la épica napoleónica, tal y como constató Efe en una visita para la prensa.

Entre las piezas expuestas en los Mercados de Trajano se encuentran esculturas de Antonio Canova, así como otros bustos del emperador francés y de personajes clásicos, copias de conocidos retratos -como “Napoleón cruzando los Alpes”, de Jacques-Louis David– o el original “Napoleón con su hábito de coronación”, de François Gérard.

Aunque Napoleón no llegó a visitar la actual capital italiana, sintió fascinación por la historia antigua desde que era un joven estudiante de la Escuela Militar de Brienne, hasta el punto de que llegó a hacer suya mucha de la simbología romana, como la corona de laurel o el águila imperial, y consideró Roma la segunda ciudad de su imperio solo por detrás de París.

Coronado como Rey de Roma en el Duomo de Milán el 26 de mayo de 1805 -menos de un año después de haber sido proclamado emperador por el papa Pío VII en la catedral parisina de Notre Dame- Napoleón nunca logró concretar su viaje a la capital italiana, para el que la ciudad se preparó durante años.

Sin embargo, el gobierno napoleónico emprendió acciones para revalorizar la emblemática columna de Trajano y sus alrededores. No en vano, la muestra “Napoléon y el mito de Roma” se expone en los Mercados de Trajano por esta razón.

Entre 1811 y 1812 comenzaron los trabajos en dicha parte de los Foros Imperiales y, ya desde 1833, el conocido como Foro de Trajano adoptó un aspecto muy similar al de hoy en día.

Pero, aunque las labores de excavación y rehabilitación permitieron dar un aspecto monumental a las inmediaciones de la columna, la intención inicial de Napoleón era trasladar algunos de estos restos a la capital de su imperio, París.

Algunas piezas fueron devueltas a Roma gracias al empeño del escultor italiano Antonio Canova, mientras que otras, como la columna de Trajano, por la que Napoleón sentía fascinación, nunca llegaron a irse de la ciudad.

En su defecto, tras la victoria en la batalla de Austerlitz (1805), el emperador mandó construir, a imagen y semejanza de la trajana, la columna de Vendôme, coronada por una escultura suya.

EFE

Sigue leyendo

SIGUENOS EN FACEBOOK

SIGUENOS EN TWITTER

CONTENIDO PATROCINADO

Tendencias

<- - Compuesto de inicio!>