Conecta con nosotros
Toy Story Toy Story

Películas

“Toy Story” cumple 25 años: un sueño que revolucionó el cine de animación

Publicado

el

Hace 25 años, unos intrépidos juguetes revolucionaban el cine de animación con “Toy Story”, el primer largometraje creado por computador; aunque este clásico de la cultura popular podría no haber visto la luz por las reticencias iniciales de Disney, en un principio contrarias a la visión de Pixar.

El 22 de noviembre de 1995 se estrenaba la película que daría un salto mortal en la historia del cine, pero la acrobacia audiovisual necesitó casi 15 años de desarrollo y el empeño de su director, John Lasseter, quien llegó a recibir un Óscar especial por los logros pioneros en el campo de la animación generada por computador.

Tiempo antes, en 1983, llegó a ser despedido de los estudios Disney por su interés en desarrollar proyectos basados en la informática que requerían elevados presupuestos para la época.

Pocos imaginaban que esa obsesión acabaría por inaugurar una de las sagas más exitosas de la gran pantalla, que elevó el estatus del cine animado y que evolucionaría en cuatro entregas, cada una más aclamada que la anterior.

LOS 15 AÑOS DE PRUEBA Y ERROR QUE LLEVARON A “TOY STORY”

Hasta entonces, lápiz, papel y borrador eran los únicos ingredientes para construir la magia en las cintas de dibujos animados, que habían alcanzado la cumbre del éxito con “The Lion King” en 1994 y “Pocahontas” en 1995″, pero también mostraban un estilo algo estancado.

Mientras Disney dominaba en la industria con sus maneras clásicas, otra compañía que nació como división informática de Lucasfilm, el estudio de George Lucas y “Star Wars”, llevaba años investigando la tecnología del arte por computador.

Su nombre era Pixar, y en ella trabajaba Lasseter, el animador expulsado de Disney.

La primera inspiración para “Toy Story” fue la película “Tor”, de 1982, un filme pionero en introducir la computación gráfica de manera destacada en su argumento y que fascinó tanto a Lasseter que tras verla propuso a Disney un proyecto 100 % informático.

Sin despertar entusiasmo pero viendo las posibilidades, la compañía permitió que el cineasta se dedicara a dar forma a esa idea, pero su presupuesto llegó a ser más costoso que el de una película de dibujos clásica y en el estudio no vieron su sentido.
Tras su salida de Disney, Lasseter fichó por la división de animación e informática de Lucasfilm, que un año después adquiriría un Steve Jobs desencantado con Apple, para crear Pixar.

Desde ese momento, el nuevo estudio lanzó una serie de cortometrajes y campañas publicitarias en las que perfeccionó la técnica hasta dar con “Tin Toy” en 1988, un cortometraje que ganó el Óscar a mejor corto de animación y que fue el germen de “Toy Story”.

Con más ambición, Lasseter volvió a llamar a Disney para ofrecer un largometraje, con la condición de que Pixar tuviera el control creativo. Al principio hubo rechazo de los primeros guiones por ser demasiado adultos, mientras la empresa de Steve Jobs atravesaba una situación financiera precaria.

Finalmente, tras idas y venidas, “Toy Story” se completó con 30 millones de dólares y un centenar de empleados. Nada comparado con los casi 800 trabajadores y 50 millones que requerían filmes como “The Lion King”.

UNA REVOLUCIÓN DE LA ANIMACIÓN CON GUIÑOS ADULTOS

Más allá de una proeza técnica, la película de Pixar supuso un salto enorme en el estilo, la profundidad y las temáticas de la animación.

“Toy Story” consiguió que el público pensara en el cine de dibujos como algo que no estaba únicamente dirigido a niños: el argumento contenía diferentes capas, desde la obvia a la más profunda, que introducían humor, ironía y guiños agudos.

Woody y Buzz Lightyear se convirtieron en héroes con sus personalidades torpes, complejas y llenas de crisis existenciales, que se apoyaban en un elenco de personajes perfectamente definidos y carismáticos como el tiranosaurio Rex, el perro Slinky o el matrimonio cara de papa.

Fue un estilo que marcó las señas de identidad de Pixar y elevó el estatus de las películas de dibujos.

“Monsters”, “Finding nemo”, “The Incredibles“, “Coco”, “Wall-E” y las oscarizadas tres continuaciones de “Toy Story” deben su empeño a unos cineastas que en cierto momento decidieron cumplir, a todo costo, con eso de “¡Hasta el infinito y más allá!”.

EFE

Anuncio
Click para comentar

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Películas

De Zamunda a Wakanda: Eddie Murphy defiende el legado de “Coming to America”

Publicado

el

Por

Fotograma cedido por Paramount Pictures donde aparece el actor Eddie Murphy en el papel de rey de Zamunda, durante una escena de la película Coming 2 America. EFE

Volver a Zamunda más de tres décadas después. Eso es lo que se propuso Eddie Murphy en “Coming 2 America”, secuela de la famosa comedia “Coming to America” (1988) que, según el actor, es una cinta cuyo legado solo se puede comparar con el de “Black Panther” (2018).

“‘Coming to America’ fue la primera película en la historia del cine que tenía un reparto totalmente negro que fue exitosa en todo el mundo”, aseguró en un encuentro virtual con los medios al que asistió Efe.

“Va sobre la familia, el amor, hacer lo correcto y la tradición. De eso iba esa película. Y esas increíbles imágenes de reyes negros y reinas negras, princesas y todo eso… ‘Black Panther’ también lo hizo: fue la segunda película que tenía reyes y reinas negros (de la ficticia Wakanda). Pero la primera fue ‘Coming to America’ y la tercera será ‘Coming 2 America'”, argumentó.

Recuperado tras años fuera de los grandes focos de Hollywood, Eddie Murphy presentará el viernes en Amazon Prime Video esta nueva y disparatada aventura del príncipe Akeem.

Craig Brewer, el director que contribuyó a la resurrección de Eddie Murphy con “Dolemite Is My Name” (2019), se puso a los mandos de esta secuela que mezcla en su reparto viejos conocidos con nuevos rostros: Arsenio Hall, Shari Headley, James Earl Jones, Wesley Snipes, Leslie Jones, Tracy Morgan, etc.

“UNA PELÍCULA DE CULTO”

Así define Eddie Murphy, nominado al Óscar al mejor actor de reparto por “Dreamgirls” (2006), el impacto que sigue teniendo “Coming to America” en la cultura popular.

“En Halloween la gente se disfraza de personajes de la película. Y el canal VH1 pone ‘Coming to America’ durante 24 horas seguidas en Navidad. Es una cinta de culto. Todo esto forma parte de ello”, explicó.

Eddie Murphy también recordó que Randy Watson, uno de sus múltiples y alocados alter egos en “Coming to America”, hizo en el cine uno de los primeros “mic drop” (soltar el micrófono), un gesto descarado de despedida que es habitual en el rap y al que en los últimos años también se han apuntado famosos como el expresidente de EE.UU. Barack Obama.

Más allá del humor familiar y de los maquillajes exagerados que caracterizaron a “Coming to America”, Eddie Murphy apuntó que el éxito de esta comedia también se basó en “lo eterno” de sus temas.

“El amor y todo eso, casarse con alguien que quieres, a quien de verdad amas… Hay mucho de eso ahí. El musical ‘Fiddler on the Roof’ tiene muchas cosas e imágenes similares que también aparecieron después en ‘Coming to America'”, ejemplificó.

Dirigida por John Landis (“The Blues Brothers”, 1980), la película original recaudó 289 millones de dólares en todo el mundo y obtuvo dos candidaturas en los Óscar: mejor maquillaje y mejor diseño de vestuario.

UN REY CON PROBLEMAS

En esta continuación, Eddie Murphy vuelve a ponerse en la piel de Akeem, el mimado príncipe de una nación inventada en África que, aburrido de que le buscaran potenciales esposas que lo adulen todo el rato, decidió viajar a Queens (Nueva York) para buscar una mujer de la que enamorarse realmente sin revelar su verdadera identidad.

En “Coming 2 America”, Akeem se convierte en rey de Zamunda, pero los problemas sucesorios continúan al descubrir que tiene un hijo perdido en EE.UU.

Akeem emprende entonces un nuevo viaje a Nueva York para localizar a quien podría ser el heredero del trono.

Eddie Murphy insistió en que una de sus obsesiones para esta nueva película era recuperar al máximo posible de actores de la cinta original y captar la esencia de aquella comedia.

Pero también las nuevas incorporaciones subrayaron su emoción y placer por aparecer en la secuela de “Coming to America”, que fue todo un hito para la comunidad negra en EE.UU.

“Voy a contar cómo fue mi primer día de rodaje (en ‘Coming 2 America’), que fue un día que me puso la piel de gallina”, confesó Leslie Jones.

“Cuando ese día Eddie entró vestido como rey parecía como si la película original simplemente hubiera continuado. Entró como si viniera de otra escena de la cinta original. No creo que ni él se diera cuenta que todos estábamos como ‘oh, Dios mío’. Y ahí fue cuando todo empezó a ser muy real”, indicó.

EFE

Sigue leyendo

Películas

Un filme retrata la dimensión íntima de la violencia de Boko Haram en Nigeria

Publicado

el

Por

Boko Haram

La dimensión más íntima y humana de la violencia del grupo yihadista Boko Haram en el noreste de Nigeria se ve plasmada en el nuevo filme del director Desmond Ovbiagele, “The Milkmaid” (“La lechera”), que busca “ir más allá de las cifras y profundizar en las emociones de los implicados”, según dice a Efe.

El largometraje fue el candidato de Nigeria a Mejor Filme Internacional de la 93 edición de los Óscar y, aunque no llegó a ser seleccionada por la Academia de Hollywood como finalista, ha llamado la atención del público nigeriano e internacional.

“Como cinematógrafos, sentíamos la responsabilidad de retratar a personas que no tienen altavoz en su contexto más auténtico, tanto respecto a la lengua, como a su apariencia o su carácter”, subraya Obviagele, de 48 años, en una entrevista telefónica con Efe.

“The Milkmaid” (2020) es el segundo largometraje de Ovbiagele, un antiguo banquero que cambió las finanzas por el cine de Nollywood, como se conoce popularmente a industria cinematográfica nigeriana, una de las más potentes del mundo.

El cineasta debutó con el thriller “Render to Caesar” (2014), seleccionado para participar en el Festival Panafricano de Cine y Televisión de Uagadugú, el más grande de África, y recibió galardones como el de mejor filme internacional en el Festival Internacional de Cine de la Diáspora del Nilo en Uganda.

“The Milkmaid” narra cómo Aisha (Maryam Booth) y Zainab (Anthonieta Kalunta), dos hermanas de etnia fulani que crecen en el norte de Nigeria, ven sus vidas marcadas para siempre cuando insurgentes yihadistas atacan su pueblo en plena celebración de la boda de Zainab, desatando una cadena de violencia y dolor que tendrá consecuencias fatales.

La película traslada al público a los hermosos paisajes del estado norteño de Taraba y yuxtapone en un contraste casi doloroso los colores brillantes que visten los invitados al enlace y los bellos patrones que lucen en su piel las mujeres con la violencia de los terroristas, que destruyen en pocos minutos el pueblo, matando a los hombres y secuestrando a las dos jóvenes.

A partir de aquí, Ovbiagele despliega un elenco de protagonistas complejos y llenos de matices, incluyendo a las dos hermanas, que reaccionan de manera muy diferente a la captura; y Dangana (Gambo Usman Kona), un combatiente extremista que acabará contrayendo matrimonio con ambas y, más tarde, tratará de abandonar el grupo terrorista.

“Algunos de los insurgentes en la película no tienen zonas grises, son básicamente malvados, pero en otros hay más matices y hemos tratado de retratarlos con la mayor complejidad y fidelidad posible”, apunta el realizador.

Para lograr esta rigurosidad, Ovbiagele investigó en profundidad el conflicto que asola a esta nación africana y logró entrevistar a dos mujeres supervivientes de secuestros de Boko Haram, cuya “resiliencia” lo impactó, asegura.

Aunque “The Milkmaid” también muestra la violencia de los insurgentes, se trata de un relato más íntimo que bélico y se centra, sobre todo, en los claroscuros de la relación entre Aisha y Zainab.

Mientras Aisha se resiste a sus captores y logra huir del secuestro, su hermana pequeña Zainab cae en la trampa del adoctrinamiento y se convierte en perpetradora además de víctima, animando incluso a otras mujeres a inmolarse en atentados.

UN IDIOMA AUTÉNTICO

Por encima de todo, “The Milkmaid” es una historia sobre nigerianos contada por nigerianos, tal y como demuestra la elección del hausa -lengua mayoritaria de la zona- y no del inglés como idioma principal del filme, salpicado con algunas palabras de fulfulde y árabe.

En 2019, la candidata nigeriana a los Óscars, “Lionheart” -la primera película que el país presentaba a estos premios- fue rechazada, precisamente, por incluir demasiado diálogo en inglés.

“El idioma era clave para nosotros. No tenía sentido que los personajes hablaran en inglés en el noreste de Nigeria, simplemente eso no pasa”, señala el director, que, sin embargo, no habla hausa, lo que complicó la grabación del filme.

Otro de los contratiempos que dificultó el rodaje se dio cuando parte del equipo viajaba desde el sur del país hasta Taraba y, en un control, fueron tomados por insurgentes reales y atacados por la población, después de que la policía encontrara en su equipaje los disfraces y elementos de caracterización que transportaban.

Afortunadamente, tras unos días detenidos, el equipo logró seguir con el rodaje de la película, que también ha sufrido la censura de hasta 30 minutos de imágenes por parte de las autoridades nigerianas alegando que relaciona el terrorismo con el islam, algo que el director niega.

“Estábamos buscando la máxima autenticidad y no podíamos mostrar la ideología de los insurgentes como si viniera de la nada porque no es la verdad, surge de un lugar pero han decidido manipular su interpretación”, subraya Ovbiagele.

“The Milkmaid” -que conquistó cinco categorías en los Premios de la Academia del Cine Africano- logra profundizar en una realidad que, a menudo, llega al público solo a través de las cifras de muertos y pretende “retratar a las personas envueltas en esa situación, tanto víctimas como perpetradores”, concluye el director.

Desde 2009, Boko Haram ha asesinado a unas 27.000 personas y ha causado más de 2,7 millones de desplazados internos, principalmente en Nigeria, pero también en países vecinos como Camerún, Chad y Níger.

EFE

Sigue leyendo

Películas

David Fincher y Netflix vuelven a unir sus pasos con “The Killer”

Publicado

el

Por

David Fincher y Netflix vuelven a unir sus pasos con The Killer

El cineasta David Fincher y Netflix volverán a unir sus pasos tras “Mank” (2020) con la adaptación de la novela gráfica “The Killer”, informan este miércoles medios estadounidenses como The Hollywood Reporter.

Fincher dirigirá esta película basada en la obra de Matz y Luc Jacamon.

Michael Fassbender aparece en las quinielas para protagonizar esta cinta y ya está en conversaciones para incorporarse al proyecto, pero por ahora no se ha confirmado que este sea el actor que liderará “The Killer”.

Otro punto muy interesante de este proyecto de Fincher es que aquí colaborará con Andrew Kevin Walker, el guionista detrás de “Se7en” (1995) y que también trabajó con el director (sin crédito) en otras películas como “The Game” (1997) o “El club de la lucha” (1999).

“The Killer” ahondará en la crisis psicológica por la que pasa un sicario.

Nominado al Óscar a la mejor dirección por “El curioso caso de Benjamin Button” (2008) y “La red social” (2010), la filmografía de Fincher, uno de los cineastas más reconocidos del panorama contemporáneo, incluye también otras joyas como “Zodiac” (2007).

El pasado diciembre presentó en Netflix “Mank”, una película sobre Herman J. Mankiewicz, el coguionista de “Ciudadano Kane” (1941).

Siguiendo códigos estéticos del Hollywood clásico, como una muy cuidada fotografía en blanco y negro, Fincher usa la figura de Mankiewicz para hablar de los abusos de los grandes estudios, de la manipulación de los medios de comunicación, de la libertad de expresión, de las turbulencias del proceso creativo y de las adicciones.

Y todo eso lo encuadra en una California a mediados de los años 30, pujante con Hollywood y la industria petrolífera pero todavía muy afectada por la Gran Depresión, y dominada por oscuros magnates como William Randolph Hearst o Louis B. Mayer que tratan de frenar a “peligros socialistas” como Upton Sinclair.

Gary Oldman, Amanda Seyfried, Charles Dance y Lily Collins figuran en el reparto de “Mank”, que con seis candidaturas es la cinta más nominada para los Globos de Oro que se celebran este domingo 28 de febrero.

Antes de “Mank” y de este nuevo proyecto de “The Killer“, Fincher ya había colaborado con Netflix como director y productor en las series “House of Cards” y “Mindhunter”.

EFE

Sigue leyendo

SIGUENOS EN FACEBOOK

SIGUENOS EN TWITTER

CONTENIDO PATROCINADO

Tendencias

<- - Compuesto de inicio!>