Conecta con nosotros
Científicos honduras - Iota Científicos honduras - Iota

Clima

Científicos hondureños advierten que con Iota “se viene algo apocalíptico”

Publicado

el

Los científicos hondureños Salvador Moncada y Marco Tulio Medina advirtieron este sábado, en declaraciones a Efe, que algo “apocalíptico” se viene para su país, con los daños que dejará la tormenta tropical Iota, que se desplaza por el Caribe.

“Hay que actuar rápidamente, porque lo que se viene es apocalíptico, porque el país ha quedado con los graves daños que dejó Eta -la semana pasada- y ahora le cae otra tormenta de las mismas proporciones”, subrayó Moncada desde Londres, donde reside.

Por esa razón, Moncada considera que “es importante hacer ya una movilización internacional”, por parte de las autoridades y la sociedad civil de Honduras, porque hasta ahora “no hay prácticamente nada”.

“Hay gente que está recogiendo dinero, pero es a nivel individual nada más, en pequeñas organizaciones, pero con lo que se viene se va a necesitar una ayuda masiva”, recalcó el reconocido profesional hondureño.

PAÍSES RICOS DEBEN AYUDAR A LOS POBRES

Agregó que a través de organizaciones de sociedad civil, la Universidad Nacional Autónoma de Honduras (Unah) y las iglesias, entre otras, se debe “publicitar internacionalmente” lo que le espera a Honduras con la llegada de Iota, fenómeno que la próxima semana, según ha advertido sus autoridades, estará causando graves daños al país, cuyo suelo está altamente saturado por las grandes inundaciones que dejó Eta.

“Ahí habrá daños que van a necesitar de muchos millones de dólares para recuperar todo eso y salvar a la gente de una situación de salud que se va a poner realmente terrible”, recalcó Salvador Moncada.

El científico considera que al país le llevará años recuperarse de los nuevos estragos que sufrirá por los últimos fenómenos naturales y que será “una situación de salud y de daño a la población civil muy difícil de resolver si no hay una ayuda internacional masiva”.

EFECTOS DEL CAMBIO CLIMÁTICO

“Esto es un producto claro del cambio climático, ya debe haber en el país un aumento de enfermedades gastrointestinales, broncorrespiratorias, aumento del nivel de desnutrición, infecciones de la piel porque estas son aguas contaminadas”, añadió.

Viéndolo “estratégicamente”, al final, según Moncada, “el covid-19 puede ser el problema más pequeño de todos”, porque debido a la desprotección total de la población y las enfermedades consecuentes en el país “puede terminar habiendo hasta epidemia de cólera o algo así de terrible” con la llegada de Iota.

Moncada destacó que aunque los países más pobres, como Honduras, “no han contribuido históricamente al cambio climático, son los que están sufriendo el máximo daño por estos eventos catastróficos que están directamente relacionados con el cambio climático”.

En ese sentido, expresó que “los países ricos, que han estado creando el cambio climático, deberían de estar listos para ayudarle a los países nuestros que en nada han contribuido a esta situación desastrosa para la humanidad”.

SITUACIÓN CATASTRÓFICA DE LA SALUD PÚBLICA

Marco Tulio Medina, por su parte, indicó que los nuevos daños, con más inundaciones severas que dejará Iota, también incrementará los casos de dengue clásico y grave, otro flagelo que enfrenta Honduras, con más 24.000 enfermos en lo que va de 2020.

Añadió que las inundaciones también causarán otras enfermedades como la leptospirosis, que se contrae por aguas contaminadas con la orina de animales como las ratas.

Además, para seguir agravando la crisis sanitaria que vive el país centroamericano con las inundaciones causadas en menos de tres semanas por dos fenómenos tropicales, se van a disparar los contagios y muertes por covid-19.

“Ahora hablamos de que habrá una situación catastrófica de la salud pública porque no se están tomando todas las medidas de protección”, expresó Medina, exdecano de la Facultad de Ciencias Médicas de la Unah, quien además trabaja en otros programas con la Organización Mundial de la Salud (OMS).

En opinión de Medina, ha sido un error autorizar la salida libre de todas las personas en plena pandemia de covid-19, luego de las inundaciones causadas por la depresión tropical Eta.

Agregó que en el país está en fase ascendente la pandemia y que con las inundaciones que dejó Eta, con el aislamiento de muchas comunidades, “no hay forma de detectar de una manera apropiada todas las estrategias que se han planteado a nivel internacional por la OMS”.

“Es muy difícil poder tener un control apropiado, dar seguimiento y rastreo a la covid-19 cuando hay vías de comunicación que están cortadas, lo que dificulta el traslado de personas graves hacia centros hospitalarios para su atención”, afirmó.

Eso se volverá “prácticamente muy difícil, habrá un incremento de la mortalidad, los hospitales van a estar aislados y sobrecargados por otras enfermedades que se van a presentar de forma epidémica, el panorama es realmente muy oscuro y casi apocalíptico, como dice el doctor Moncada”, subrayó Medina.

EFE

Anuncio
Click para comentar

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Clima

El Atlántico amenaza otra vez a días de cerrar una temporada ciclónica récord

Publicado

el

Por

Atlantico

A días de concluir una temporada ciclónica que ha batido récords de actividad, el Atlántico vuelve a amenazar con la formación de dos nuevos fenómenos meteorológicos que podrían hacer de este año algo completamente inusual, informó este viernes el Centro Nacional de Huracanes (NHC, en inglés).

Los meteorólogos estadounidenses siguen dos puntos en las aguas del Atlántico, que se prevé pueden convertirse en depresiones tropicales en los próximos cinco días.

El primero de ellos, ubicado varios cientos de kilómetros al sureste de las Bermudas, deja lluvias y tormentas eléctricas y se espera que las condiciones ambientales se vuelvan más propicias para que el sistema de bajas presiones adquiera fuerza a medida que se mueve hacia el noreste por delante de un sistema frontal.

Los expertos le dan un 40 % de posibilidades de formación de un sistema subtropical, mientras que el segundo, es de un 20 % a principios de la próxima semana mientras permanece al norte de las españolas Islas Canarias y se mueve lentamente hacia el oeste y suroeste de Portugal.

La Administración Nacional Oceánica y Atmosférica (NOAA, en inglés) ha calificado de “extremadamente activa” a la actual temporada de huracanes en la cuenta atlántica, que oficialmente concluye el próximo día 30, aunque alerta de que es posible que haya “tormentas tropicales continúen desarrollándose después de ese día”.

La actual temporada de huracanes está llegando a su fin con un récord de 30 tormentas con nombre, de las cuales 12 de ellas tocaron tierra en la región continental de Estados Unidos.

De las 30 tormentas tropicales, 13 se convirtieron en huracanes (con vientos máximos de al menos 74 millas por hora o 119 km/h), incluidos seis huracanes de categoría mayor (con vientos desde 111 m/h o 178 km/h).

Esta es la mayor cantidad de tormentas tropicales registradas en un solo año, superando las 28 de 2005, y el segundo número más alto de huracanes registrado.

Semejante cantidad de tormentas obligó a usar por segunda vez, después de 2005, como nombres las letras del alfabeto griego.

Entre ellas estuvieron los poderosos huracanes Eta y Iota, que este noviembre arrasaron a su paso por Centroamérica, donde dejaron una estela de destrucción y muerte en Nicaragua, Honduras y Guatemala.

EFE

Sigue leyendo

Clima

Iota se disipa pero amenaza con más lluvias e inundaciones a Centroamérica

Publicado

el

Por

Iota

La tormenta tropical Iota se disipó este miércoles pero continúa amenazando con fuertes lluvias, inundaciones y deslizamientos de tierra a Centroamérica después de causar al menos una decena de muertes y destrucción en esa región y en la isla colombiana de San Andrés.

Iota, que tocó tierra la noche del lunes como un poderoso huracán de categoría 4 en Nicaragua, ha causado la muerte de al menos ocho personas en ese país y otras dos en Colombia.

El sistema se encontraba a unas 20 millas (35 km) al noroeste de San Salvador (El Salvador) y presentaba vientos máximos sostenidos de 30 millas por hora (45 km), según el más reciente boletín del Centro Nacional de Huracanes (NHC, en inglés) de Estados Unidos.

Los remanentes de Iota se mueven a unas 12 millas por hora (19 km) hacia el oeste y pueden aún producir acumulaciones adicionales de lluvia hasta el jueves en Honduras, Guatemala Nicaragua, El Salvador y el sur de Belice de hasta 8 pulgadas (unos 20 centímetros).

De igual forma, los meteorólogos del NHC, con sede en Miami, advirtieron de posibles resacas y corrientes marinas que afectarán la mayoría de la costa de Centroamérica y la Península de Yucatán durante las próximas 24 horas.

Iota tocó tierra apenas dos semanas después de que Eta, un huracán de categoría 4 lo hiciera en Nicaragua el 3 de noviembre pasado.

Eta llegó el 4 de noviembre como depresión tropical a Honduras y causó lluvias en el istmo que dejaron al menos 144 muertos, 120 desaparecidos y destrucción y suelos saturados de agua y más proclives a deslaves.

Entre tanto, los estragos causados por Iota, que ya suman al menos 8 muertos en Nicaragua, aún no han sido contabilizados.

En Colombia, el devastador paso del huracán Iota dejó al menos dos muertos y un desaparecido en el archipiélago de San Andrés, Providencia y Santa Catalina.

Hasta ahora ha habido 30 tormentas tropicales con nombre, de las cuales 13 han sido huracanes y, de estos, 6 han sido mayores.

Queda hasta el 30 de noviembre para que se acabe oficialmente la temporada de huracanes en el Atlántico, que este año ha registrado una actividad por encima de lo normal.

EFE

Sigue leyendo

Clima

El huracán Iota pierde fuerza y se convierte en tormenta tropical tras causar graves daños en Nicaragua

Publicado

el

Por

El huracán Iota pierde fuerza y se convierte en tormenta tropical

El poderoso huracán Iota, que llegó a alcanzar la categoría 4 -de un máximo de 5-, ha perdido fuerza tras entrar en Nicaragua y convertirse en tormenta tropical con nivel 2 en la escala Saffir-Simpson, informó este martes el Centro Nacional de Huracanes de EE.UU. (CNH).

El huracán, que ha causado graves destrozos en Nicaragua, se está movimiento hacia el este del país a una velocidad de unas 9 millas por hora (15 km/h), y se prevé que esta trayectoria se mantenga durante los próximos días.

El centro de Iota convertido en tormenta tropical, se internará en el norte de Nicaragua y posteriormente se moverá por el sur de Honduras, adonde llegará está noche o a primera hora del miércoles, según las fuentes.

Actualmente, el fenómeno atmosférico mantiene unos vientos máximos sostenidos de cerca de 105 millas por hora (165 km/h) con ráfagas eventualmente más fuertes, a pesar de haber disminuido su categoría.

Se cree que el huracán se debilitará a lo largo del miércoles de forma rápida y que quede totalmente disipado en Centroamérica, donde probablemente acabará su recorrido.

Así va el huracán Iota por centroamérica

TRADUCCIÓN: Mientras los vientos de Iota son más bajos, el huracán todavía tiene el potencial de producir efectos potencialmente catastróficos por inundaciones repentinas y deslizamientos de lodo sobre América Central.

Sigue leyendo

SIGUENOS EN FACEBOOK

SIGUENOS EN TWITTER

CONTENIDO PATROCINADO

Tendencias