Conecta con nosotros
La contaminación por combustibles fósiles causa 1 de cada 5 muertes mundiales La contaminación por combustibles fósiles causa 1 de cada 5 muertes mundiales

Medio Ambiente

La contaminación por combustibles fósiles causa 1 de cada 5 muertes mundiales

Publicado

el

Por

Más de 8 millones de personas murieron en 2018 en el mundo por respirar aire contaminado con partículas procedentes de la quema de combustibles como el carbón, la gasolina o el gasóleo, una cifra significativamente mayor de lo que investigaciones anteriores habían sugerido.

Esta es la principal conclusión de un estudio de la Universidad de Harvard, en colaboración con la Universidad de Birmingham, la Universidad de Leicester y el University College de Londres, y publicado en la revista Environmental Research.

Los investigadores estimaron que 1 de cada 5 muertes (18 a 21,5%) cada año se puede atribuir a la contaminación por combustibles fósiles, una cifra mucho más alta de lo que se pensaba anteriormente.

Así, las regiones con las mayores concentraciones de contaminación atmosférica relacionada con los combustibles fósiles -incluyendo el este de América del Norte, Europa y el sudeste asiático- tienen las mayores tasas de mortalidad.

Según una nota de prensa de la Escuela John A. Paulson de Ingeniería y Ciencias Aplicadas (SEAS) de Harvard, el mayor y más exhaustivo estudio sobre las causas de la mortalidad mundial -Global Burden of Disease Study- cifraba en 4,2 millones el número total de muertes en el mundo por las partículas transportadas por el aire exterior -incluidas las del polvo, el humo de los incendios forestales y las quemas agrícolas-.

Ahora, se calcula que las emisiones de combustibles fósiles son responsables por sí solas de la muerte de 8,7 millones de personas.

¿Cómo han llegado los investigadores a una cifra tan elevada de muertes causadas por los combustibles fósiles?

Las investigaciones anteriores, según Harvard, se basaban en observaciones por satélite y de superficie para estimar las concentraciones medias anuales de partículas en el aire, las PM2,5.

El problema es que las observaciones por satélite y de superficie no pueden distinguir entre las partículas procedentes de las emisiones de los combustibles fósiles y las del polvo, el humo de los incendios forestales u otras fuentes, dicen los autores.

“Con los datos de los satélites, sólo se ven piezas del rompecabezas”, puntualiza Loretta J. Mickley, científica de Harvard y autora del nuevo estudio, quien señala que para los satélites supone un reto distinguir entre tipos de partículas, “y puede haber lagunas en los datos”.

Para superarlo, los investigadores recurrieron a GEOS-Chem, un modelo global en 3D de la química atmosférica dirigido en SEAS; gracias a su alta resolución espacial, los investigadores pudieron dividir el globo en una cuadrícula y estudiar cada una de sus pequeñas casillas.

“En lugar de basarnos en promedios repartidos por grandes regiones, queríamos cartografiar dónde está la contaminación y dónde vive la gente, para saber con más exactitud lo que respira”, explica por su parte Karn Vohra, de la Universidad de Birmingham.

Para modelizar las PM2,5 generadas por la combustión de combustibles fósiles, los investigadores usaron estimaciones de las emisiones procedentes de múltiples sectores, como la energía, la industria, los barcos, los aviones y el transporte terrestre, además de datos meteorológicos.

En concreto, los científicos utilizaron datos principalmente de 2012 porque fue un año que no estuvo influenciado por El Niño, que puede empeorar o mejorar la contaminación del aire, y los actualizaron para reflejar “el cambio significativo” en las emisiones de combustibles fósiles de China, que se redujeron aproximadamente a la mitad entre 2012 y 2018, según los autores.

Así, este nuevo modelo que relaciona los niveles de concentración de partículas procedentes de las emisiones de combustibles fósiles con los resultados en materia de salud, constató una mayor tasa de mortalidad por la exposición a largo plazo a los combustibles fósiles, incluso en concentraciones más bajas.

El estudio señala que, a nivel mundial, la exposición a las partículas procedentes de estas emisiones representó el 21,5% del total de muertes en 2012, y en 2018 se redujo al 18% debido al endurecimiento de las medidas de calidad del aire en China.

La quema de combustibles fósiles produce partículas finas cargadas de toxinas, que son lo suficientemente pequeñas como para penetrar profundamente en los pulmones, y los riesgos de inhalar estas partículas PM2,5 están bien documentados.

“Nuestro estudio se suma a la creciente evidencia de que la contaminación del aire por la dependencia continua de los combustibles fósiles es perjudicial para la salud mundial”, opina Eloise Marais, de la University College de Londres, quien subraya: “no podemos con conciencia continuar dependiendo de los combustibles fósiles, cuando sabemos que existen efectos tan severos en la salud y alternativas viables y más limpias”.

EFE

Anuncio
Click para comentar

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Medio Ambiente

Siete de las diez ciudades de Brasil que más carbono emiten están en la Amazonía

Publicado

el

Por

Siete de las diez ciudades de Brasil que más carbono emiten están en la Amazonía

Siete de las diez ciudades de Brasil que más gases de efecto invernadero emiten a la atmósfera están en la Amazonía, donde la deforestación es la principal fuente de contaminación, según un informe divulgado este jueves por el Observatorio del Clima.

El estudio contabiliza por primera vez las emisiones de carbono de los 5.570 municipios brasileños, entre los años 2000 y 2018, según la organización, que reúne a 56 ONG ecologistas, entre ellas Greenpeace y WWF.

Las diez localidades del país que lideran la clasificación, de las que siete están en la Amazonía, emiten juntas 172 millones de toneladas brutas de gas carbónico equivalente (CO2e), una cifra superior a la de algunos países enteros, como Bélgica, Perú y Filipinas, según el reporte.

El municipio que más gases contaminantes emite en Brasil es Sao Félix do Xingu, en el estado amazónico de Pará, con 29,7 millones de toneladas brutas de CO2e en 2018, debido principalmente a “cambios en el uso de la tierra”, vinculados a la deforestación de la selva, y a la intensa actividad agropecuaria en la zona.

Si fuera un país, Sao Félix do Xingu ocuparía el puesto 111º del mundo en emisiones, por delante de Chile, Costa Rica, Croacia, Noruega, Panamá y Uruguay, según datos del Instituto de Recursos Mundiales (WRI por sus siglas en inglés), recogidos en el informe.

El Observatorio del Clima destacó que cada habitante de Sao Félix do Xingu “emite” al año una cantidad bruta de carbono casi 22 veces mayor que la media per capita nacional y seis veces superior a la de Catar, que según el estudio, es el país líder en ese apartado.

En el segundo y tercer lugar de la clasificación de los mayores emisores de gases del país se encuentran otras dos ciudades amazónicas: Altamira, también en Pará y el municipio brasileño de mayor extensión, y Porto Velho, capital del estado de Rondonia.

Sao Félix do Xingu, Altamira y Porto Velho ocupan además los primeros lugares en los índices de deforestación del país, según datos oficiales.
El estudio no incluye los datos de 2019, cuando el líder ultraderechista Jair Bolsonaro asumió la Presidencia de Brasil, momento a partir del cual los índices de deforestación e incendios comenzaron a dispararse en la Amazonía y en otros biomas, como el Pantanal.

Desde entonces, la sociedad civil atribuye esa mayor destrucción en la Amazonía al discurso del mandatario, que defiende la explotación de los recursos naturales de la selva y cuyo Gobierno recortó el presupuesto de los órganos de fiscalización medioambiental.

Los tres municipios de los diez más contaminantes que no se sitúan en el mayor bosque tropical del planeta son Sao Paulo, la ciudad más poblada del país, Río de Janeiro y Serra, esta última en el estado de Espírito Santo.

El reporte señaló que el sector de transportes es el principal factor de emisiones de gases de efecto invernadero en las capitales regionales del país.

EFE

Sigue leyendo

Medio Ambiente

La ONU y decenas de países urgen a acelerar el abandono del carbón

Publicado

el

Por

La ONU y decenas de países urgen a acelerar el abandono del carbón

La ONU y decenas de países llamaron este martes a abandonar cuanto antes el uso del carbón en la producción de electricidad y defendieron que es la medida más importante que se puede tomar en la lucha contra el cambio climático y que, además, tiene sentido desde el punto de vista económico.

“Si tomamos medidas inmediatas para acabar con el combustible fósil más sucio, más contaminante y cada vez más costoso en nuestros sectores eléctricos, entonces tendremos una posibilidad de éxito”, señaló el secretario general de Naciones Unidas, António Guterres.

El diplomático portugués abrió una conferencia organizada por los gobiernos de Reino Unido y Canadá, que encabezan una coalición internacional para abandonar el carbón, en la que también participan países como Francia, Alemania, Italia, México, Perú, entre otros, y numerosos gobiernos locales y regionales y empresas.

En la cita anual de este grupo, que se celebra por vía virtual, se anunció la incorporación de diez nuevos miembros, entre ellos Uruguay.

No obstante, Estados Unidos, India o China, los mayores consumidores de carbón, el principal responsable de las emisiones de gases de efecto invernadero, no forman parte de esta coalición de 36 países, en la que tampoco está España.

Guterres, en su intervención, hizo un llamamiento a cancelar todos los proyectos de plantas de carbón planeados, a poner fin a las inversiones en este combustible y dedicarlas a energías renovables y a trabajar para minimizar el impacto social de los cierres de instalaciones que usan carbón.

“Hubo una época en la que el carbón llevó electricidad barata a regiones enteras y empleos vitales para esas comunidades. Esos días han pasado”, recalcó.

El jefe de la ONU destacó que las renovables son cada vez más asequibles y en la mayoría de mercados ya es más barato instalar capacidad con estas fuentes que abrir nuevas plantas de carbón.

Guterres recalcó que eliminar gradualmente el carbón del sector eléctrico es la medida más importante que puede tomarse para cumplir con el objetivo de limitar la subida de las temperaturas a 1,5 grados centígrados con respecto a los niveles preindustriales.

Según defendió, es necesario reducir para 2030 el uso de carbón en la generación eléctrica hasta un 80 % por debajo del nivel de 2010.

Pese a los llamamientos de la ONU, algunos países -especialmente China, el mayor contaminador del mundo- están construyendo nuevas plantas térmicas alimentadas con carbón.

En un informe publicado el pasado viernes, la Convención Marco de la ONU para el Cambio Climático (UNFCCC) advirtió de que por ahora la comunidad internacional está lejos de la ambición necesaria para atajar la crisis y alertó de que el mundo se está quedando sin tiempo para reducir emisiones de forma significativa antes de que sea demasiado tarde.

EFE

Sigue leyendo

Medio Ambiente

El Etna experimenta su octava erupción en dos semanas

Publicado

el

Por

El Etna experimenta su octava erupción en dos semanas

El volcán Etna, situado en la isla italiana de Sicilia (sur), ha experimentado este martes su octava erupción desde el 16 de febrero y se ha producido una lluvia de cenizas que se han dispersado en el aire, informó el Instituto Nacional de Geofísica y Vulcanología-Observatorio del Etna de Catania.

El instituto explicó en una nota que la zona más activa se encuentra en el cráter sureste y que a las 11:45 horas locales (10:45 GMT) se reanudó una débil actividad eruptiva estromboliana, con un ligero aumento en la amplitud media del temblor volcánico.

Poco después, se observó una lluvia de cenizas que se dispersó con rapidez en el aire y una fuente de lava, si bien la presencia de nubes dificulta la visibilidad “directa de la actividad”.

Las autoridades italianas tuvieron que cerrar el pasado 16 de febrero el aeropuerto de Catania por los problemas de visibilidad derivados de la nueva erupción del Etna, que se encuentra a pocos kilómetros de distancia.

Esa primera erupción duró varias horas y al día siguiente Catania y los municipios de los alrededores amanecieron cubiertos de ceniza y de fragmentos de lava.

A este primer episodio le han seguido otros siete hasta este martes.

EFE

Sigue leyendo

SIGUENOS EN FACEBOOK

SIGUENOS EN TWITTER

CONTENIDO PATROCINADO

Tendencias

<- - Compuesto de inicio!>