Conecta con nosotros
tormenta tropical Eta tormenta tropical Eta

Clima

Eta cruza el norte de Florida con viento y lluvia para salir al Atlántico

Publicado

el

Por

El centro de la tormenta tropical Eta atraviesa el norte de Florida con fuertes vientos y lluvias en dirección al Atlántico, después de un devastador recorrido del Caribe a Centroamérica y luego a Cuba y la costa oeste de Florida.

El Centro Nacional de Huracanes (NHC) de EE.UU. informó de que a las 12.00 GMT Eta estaba cerca de 10 millas (15 km) al oeste de Gainesville y cerca de 60 millas (95 km) al suroeste de Jacksonville, ambas en Florida.

La tormenta, que tocó tierra cerca de Cedar Key, en la costa oeste de Florida durante la madrugada, presenta vientos máximos sostenidos de 45 millas por hora (75 km/h) y se mueve hacia el noreste a 13 millas por hora (20 km/h).

El NHC emitió un aviso de paso de tormenta tropical para varios condados del norte de Florida y desde la frontera con el vecino estado de Georgia hasta la ensenada de St. Andrews.

Se espera que esta tarde la tormenta se desplace sobre el Atlántico y que su velocidad se acelere mientras se mueve en paralelo pero alejada de las costas de las Carolinas para el viernes estar en aguas abiertas del océano.

Es posible que el viernes se fortalezca como un ciclón no tropical antes de sea absorbido por otro más grande el sábado.

Los vientos con fuerza de tormenta tropical se extienden hasta 115 millas (185 km) del centro.

La combinación de marejada ciclónica con la marea regular puede producir inundaciones en zonas costeras de la costa oeste de Florida, especialmente en la bahía de Tampa.

Al mismo tiempo las lluvias asociadas a Eta descargarán sobre Florida con riesgo de inundaciones repentinas y puede producir desbordes de poca importancia en el oeste de Puerto Rico.

Eta, la tormenta con nombre número 28 en esta muy activa temporada de huracanes en el Atlántico, ha tocado tierra cuatro veces desde que se formó la semana pasada.

En Centroamérica causó muerte y destrucción como no se había visto desde hacia tiempo.

Entre tanto, la tormenta tropical Theta, la número 29, se mueve en dirección este-noreste sobre el Atlántico y se encuentra a unas 470 millas (760 km) al suroeste de las islas Azores.

Presenta vientos máximos sostenidos de 65 millas por hora (100 km/h) y no entraña peligro para tierra.

EFE

Anuncio
Click para comentar

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Clima

La temporada de huracanes en el Atlántico ha roto récords en este ya aciago 2020

Publicado

el

Por

La temporada de huracanes en el Atlántico ha roto récords en este ya aciago 2020

La extremadamente activa temporada de huracanes en el Atlántico, que de manera oficial concluye este lunes, ha roto récords al sumar 30 ciclones con denominación, apelar por segunda vez al alfabeto griego tras agotar la lista de 21 nombres programados, y dejar muertos y cuantiosos daños materiales en un ya aciago 2020.

La de este año, que incluso alberga la posible formación en los próximos días de la que sería la tormenta tropical Kappa, ha roto varias marcas, como son los 30 ciclones con nombre, que supera así a los 28 formados en la temporada de 2005, o los 12 que han tocado tierra en suelo continental estadounidense, cinco de ellos en el estado de Luisiana, números de los que no se tienen registros previos.

De las 30 tormentas tropicales hasta la fecha, 13 se convirtieron en huracanes (con vientos máximos de al menos 74 millas por hora o 119 km/h), incluidos seis huracanes de categoría mayor (con vientos desde 111 m/h o 178 km/h). Este año se cierra además con el segundo número más alto de huracanes registrado

El Golfo de México ha sido a lo largo de esta temporada una zona especialmente activa, y que en el caso de Estados Unidos ha visto nueve llegadas a tierra en estados de cara esta porción del Atlántico, e incluso con Laura y Delta alcanzando las cosas de Luisiana en localidades a 13 millas (20 km.) de distancia entre sí.

LOS PRONÓSTICOS SE CUMPLÍAN

Las proyecciones que hizo la gubernamental Administración Nacional Oceánica y Atmosférica (NOAA, en inglés) de EEUU antes del 1 de junio, cuando comienza de manera oficial la temporada de huracanes atlántica, y en las que alertó de una temporada por encima de lo normal, se empezaban a ver reflejadas con la formación de dos tormentas antes del arranque formal.

Arthur, que se formó el 14 de mayo e impactó las costas de Carolina del Norte, y luego la fugaz Bertha, formada el 27 de ese mismo mes y que tocó tierra en Carolina del Sur, dieron pistas de que la de este año andaría muy por encima de la media de 12 tormentas y seis huracanes (tres de ellos mayores).

Para el día 18 de septiembre, se habían agotado los 21 nombres programados para este año, nueve de ellos solo entre los meses de mayo y julio, y por segunda vez en su historia la NOAA debió apelar al alfabeto griego para las posteriores tormentas, llegando hasta el momento hasta el noveno de nombre de esta lista, Iota.

Los meteorólogos han visto hechos inusuales en la cuenca atlántica como el desarrollo al mismo tiempo de cinco fenómenos tropicales, Paulette, Rene, Sally, Teddy y Vicky, formados en el mes de septiembre, durante el pico de la temporada, y cuyo único antecedente ocurrió en la del año 1971, cuando también se formaron cinco ciclones.

Este año ha visto a su vez la formación de seis huracanes mayores, es decir de categoría 3 (vientos sostenidos de 111 millas por hora o 178 km/h) o más.

Laura, Teddy, Delta, Epsilon, Eta y Iota, los seis huracanes mayores de esta temporada, representan la segunda mayor cifra de este tipo de huracanes formados en un solo año, que en el caso de este 2020 – con Iota – ha continuado la tendencia de los últimos cinco de cerrar con al menos un huracán de categoría 5, la máxima en la escala Saffir-Simpson.

CENTROAMERICA GOLPEADA DOS VECES POR POTENTES HURACANES

Precisamente, uno de los ciclones protagonistas de esta temporada fue Iota, el poderoso huracán que alcanzó vientos de 160 millas por hora (258 km/h) y que después de Eta fue el segundo huracán mayor aparecido en el mes de noviembre, usualmente de menor actividad, algo de lo que no se tienen registros históricos.

Iota alcanzó las costas del noreste de Nicaragua el pasado 17 de noviembre como huracán de categoría 4 y lo hizo a unas 15 millas (24 km) de donde dos semanas atrás tocó tierra el poderoso Eta, con la misma intensidad.

Ambos huracanes prosiguieron luego un trayecto de destrucción por Honduras y otros países de Centroamérica, una región muy vulnerable a los desastres naturales y que este año lidia con los efectos de la covid-19.

Se calcula que solo en Honduras más de 3,5 millones de personas resultaron afectadas por los dos huracanes, que dejaron 45 puentes destruidos y 55 dañados, mientras que el Gobierno de Nicaragua estima que ambos huracanes causaron pérdidas por 742 millones de dólares, es decir el 5,9 % de Producto Interno Bruto (PIB) de este país centroamericano.

SUPERFICIE CALIENTE

Esta extrema actividad en la temporada que acaba hoy tiene diversos factores, entre ellos temperaturas en la superficie del mar más cálidas, “un monzón de Africa occidental más fuerte, junto con una cizalladura del viento vertical mucho más débil” y patrones de viento provenientes de África, como señaló Gerry Bell, del Centro de Predicción del Clima de la NOAA.

“Estas condiciones, combinadas con (el fenómeno de) La Niña, ayudaron a hacer posible esta temporada de huracanes extremadamente activa y sin precedentes”, agregó.

Una temporada, por lo demás, que parece negarse a culminar y es que los meteorólogos del Centro Nacional de Huracanes (NHC) de EEUU mantienen la mirada en un fenómeno al norte de las islas portuguesas de Madeira, al noroeste de África y que en las próximas 48 horas podría adquirir características tropicales.

Se ser así, se convertiría en la tormenta tropical Kappa, la número 31 de esta histórica temporada en el Atlántico y que ha roto numerosos récords.

Sigue leyendo

Clima

El Atlántico amenaza otra vez a días de cerrar una temporada ciclónica récord

Publicado

el

Por

Atlantico

A días de concluir una temporada ciclónica que ha batido récords de actividad, el Atlántico vuelve a amenazar con la formación de dos nuevos fenómenos meteorológicos que podrían hacer de este año algo completamente inusual, informó este viernes el Centro Nacional de Huracanes (NHC, en inglés).

Los meteorólogos estadounidenses siguen dos puntos en las aguas del Atlántico, que se prevé pueden convertirse en depresiones tropicales en los próximos cinco días.

El primero de ellos, ubicado varios cientos de kilómetros al sureste de las Bermudas, deja lluvias y tormentas eléctricas y se espera que las condiciones ambientales se vuelvan más propicias para que el sistema de bajas presiones adquiera fuerza a medida que se mueve hacia el noreste por delante de un sistema frontal.

Los expertos le dan un 40 % de posibilidades de formación de un sistema subtropical, mientras que el segundo, es de un 20 % a principios de la próxima semana mientras permanece al norte de las españolas Islas Canarias y se mueve lentamente hacia el oeste y suroeste de Portugal.

La Administración Nacional Oceánica y Atmosférica (NOAA, en inglés) ha calificado de “extremadamente activa” a la actual temporada de huracanes en la cuenta atlántica, que oficialmente concluye el próximo día 30, aunque alerta de que es posible que haya “tormentas tropicales continúen desarrollándose después de ese día”.

La actual temporada de huracanes está llegando a su fin con un récord de 30 tormentas con nombre, de las cuales 12 de ellas tocaron tierra en la región continental de Estados Unidos.

De las 30 tormentas tropicales, 13 se convirtieron en huracanes (con vientos máximos de al menos 74 millas por hora o 119 km/h), incluidos seis huracanes de categoría mayor (con vientos desde 111 m/h o 178 km/h).

Esta es la mayor cantidad de tormentas tropicales registradas en un solo año, superando las 28 de 2005, y el segundo número más alto de huracanes registrado.

Semejante cantidad de tormentas obligó a usar por segunda vez, después de 2005, como nombres las letras del alfabeto griego.

Entre ellas estuvieron los poderosos huracanes Eta y Iota, que este noviembre arrasaron a su paso por Centroamérica, donde dejaron una estela de destrucción y muerte en Nicaragua, Honduras y Guatemala.

EFE

Sigue leyendo

Clima

Iota se disipa pero amenaza con más lluvias e inundaciones a Centroamérica

Publicado

el

Por

Iota

La tormenta tropical Iota se disipó este miércoles pero continúa amenazando con fuertes lluvias, inundaciones y deslizamientos de tierra a Centroamérica después de causar al menos una decena de muertes y destrucción en esa región y en la isla colombiana de San Andrés.

Iota, que tocó tierra la noche del lunes como un poderoso huracán de categoría 4 en Nicaragua, ha causado la muerte de al menos ocho personas en ese país y otras dos en Colombia.

El sistema se encontraba a unas 20 millas (35 km) al noroeste de San Salvador (El Salvador) y presentaba vientos máximos sostenidos de 30 millas por hora (45 km), según el más reciente boletín del Centro Nacional de Huracanes (NHC, en inglés) de Estados Unidos.

Los remanentes de Iota se mueven a unas 12 millas por hora (19 km) hacia el oeste y pueden aún producir acumulaciones adicionales de lluvia hasta el jueves en Honduras, Guatemala Nicaragua, El Salvador y el sur de Belice de hasta 8 pulgadas (unos 20 centímetros).

De igual forma, los meteorólogos del NHC, con sede en Miami, advirtieron de posibles resacas y corrientes marinas que afectarán la mayoría de la costa de Centroamérica y la Península de Yucatán durante las próximas 24 horas.

Iota tocó tierra apenas dos semanas después de que Eta, un huracán de categoría 4 lo hiciera en Nicaragua el 3 de noviembre pasado.

Eta llegó el 4 de noviembre como depresión tropical a Honduras y causó lluvias en el istmo que dejaron al menos 144 muertos, 120 desaparecidos y destrucción y suelos saturados de agua y más proclives a deslaves.

Entre tanto, los estragos causados por Iota, que ya suman al menos 8 muertos en Nicaragua, aún no han sido contabilizados.

En Colombia, el devastador paso del huracán Iota dejó al menos dos muertos y un desaparecido en el archipiélago de San Andrés, Providencia y Santa Catalina.

Hasta ahora ha habido 30 tormentas tropicales con nombre, de las cuales 13 han sido huracanes y, de estos, 6 han sido mayores.

Queda hasta el 30 de noviembre para que se acabe oficialmente la temporada de huracanes en el Atlántico, que este año ha registrado una actividad por encima de lo normal.

EFE

Sigue leyendo

SIGUENOS EN FACEBOOK

SIGUENOS EN TWITTER

CONTENIDO PATROCINADO

Tendencias