Conecta con nosotros
glaciares glaciares

Medio Ambiente

Los glaciares alpinos se reducen en 2020, pero menos que en años anteriores

Publicado

en

Los glaciares alpinos de Suiza, amenazados por el calentamiento global, redujeron su extensión a lo largo de este año, aunque a menor velocidad que entre 2017 y 2019, señaló hoy la Academia Suiza de Ciencias Naturales.

En su estudio anual sobre estas masas de nieve y hielo, la institución destaca que los glaciares a menor altura han reducido su espesor una media de dos metros, mientras que en los de mayor altitud este descenso sólo fue de medio metro, gracias a un año con abundantes nevadas invernales y algunas en periodo estival.

En total, los glaciares suizos perdieron en los últimos 12 meses un 2 por ciento de su volumen total, advierte la institución, recordando que desde 1960 se ha perdido una cantidad de agua en ellos equivalente a la del lago de Constanza, que con 48.000 hectómetros cúbicos es uno de los mayores del país.

“El descenso sigue siendo masivo, y está cambiando la imagen de los Alpes” con la aparición de pequeños lagos de montaña en sustitución de los glaciares, subrayó la academia en un comunicado.

También advirtió que el pasado septiembre el mayor glaciar alpino, el de Aletsch (centro de Suiza) registró su menor espesor en un siglo de mediciones.

Un estudio publicado en 2019 por la Escuela Politécnica de Zúrich advertía que si no se reducen las emisiones de gases de efecto invernadero, responsables del calentamiento global, los 4.000 glaciares alpinos se reducirán en más de un 90% a finales de siglo.

Más de 500 glaciares de Suiza ya han desaparecido por completo en estos últimos 100 años, especialmente en el este y el norte de los Alpes.

EFE

Sigue leyendo
Click para comentar

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Medio Ambiente

La pandemia favorece histórica eclosión de tortugas en el noroeste de México

Publicado

en

Por

La pandemia favorece histórica eclosión de tortugas en el noroeste de México

La reducida presencia humana en las playas, por el confinamiento y las restricciones por la covid-19, ha dado pie esta temporada a una eclosión de tortugas golfinas histórica en el noroccidental estado mexicano de Sonora.

“En mi comunidad y en los dos pueblos no había existido algo así, con esta cosa majestuosa para mí”, comenta este miércoles a Efe Mayra Estrella Astorga, coordinadora del Tortuguero de la comunidad indígena comcaac (Seri).

Esta temporada, que va del 22 de octubre al 4 de noviembre, han eclosionado unas 2.289 tortugas en la playa Mancha blanca del Desemboque, en la costa del Mar de Cortés, municipio de Pitiquito, en Sonora.

Esta playa, en la que en años normales nacen unas 500 tortugas, fue cerrada al inicio de la pandemia del coronavirus SARS-CoV-2, lo que causó la caída de la pesca y de los visitantes, y generó condiciones únicas a favor de los quelonios.

LA PANDEMIA

“Yo creo que fue por esto de la pandemia. Por una parte sí nos benefició, porque fue un beneficio para nosotros ver más tortugas porque en ese tiempo no dejaron entrar a los barcos y los que trabajan en pesca ribereña tampoco. Aparte por el año Niña que no había ocurrido hasta el 2020”, explicó Astorga.

Las eclosiones comenzaron hace una semana y al momento ya han nacido 2.289 tortugas Lepidochelys olivacea, especie incluida en el listado en peligro de extinción por la norma oficial mexicana.

Astorga asegura que el 2020 ha sido el año más difícil para el pueblo indígena seri -que habita la región- ya que la covid-19 ha dejado enfermedad, muerte y un duro golpe a su economía.

Aunque la baja en la actividad humana como el turismo y la pesca son las principales causas que propiciaron un excelente año para la reproducción de esta especie en peligro de extinción, señala.

La comunidad organizó en estos días una liberación de 720 tortugas en un acto en el que participó el vocalista de la banda musical mexicana Café Tacvba, Rubén Albarrán, quien reconoció el esfuerzo de esta población también llamada comcaac por preservar a esta especie.

“De verdad que es muy bonito ver a la tribu comcaac dando una muestra de responsabilidad y la hermosa relación que tienen con su entorno. Todos los pueblos originarios tienen esa correspondencia y conocimientos profundos sobre ella, son los que cuidan estas áreas que le dan vida al planeta. Por eso son los hermanos mayores y podemos aprender de ellos, esa conciencia, esa relación que tienen para mantener el entorno a salvo”, aseguró Albarrán.

ESPECIE EN PELIGRO

Los principales riesgos que amenazan esta especie, que se encuentra actualmente en veda por el peligro de extinción, son el tráfico de sus huevos y la pesca ilegal y accidental.

Los huevos de las tortugas son sustraídos ilegalmente porque se les considera un manjar afrodisíaco y la pesca accidental e ilegal se ha convertido en un problema de seguridad en la costa del estado mexicano.

Los huevos de la tortuga golfina (Lepidochelys olivacea) están en veda permanente y se encuentran en peligro conforme a la normativa mexicana sobre especies en peligro de extinción

Además de Sonora, esta especie se reproduce en la costa de Oaxaca, a donde durante el mes de octubre han arribado 700.000 tortugas golfinas para desovar, de acuerdo con la Comisión Nacional de Áreas Naturales Protegidas (Conanp).

Esta especie de tortuga es de la familia cheloniidae. Es la más pequeña de las tortugas marinas. Mide hasta 70 cm y pesa alrededor de 40 kilos. Se alimenta de una gran variedad de invertebrados marinos.

EFE

Sigue leyendo

Medio Ambiente

Alarma por la misteriosa muerte de miles de lobos marinos en las playas de Namibia

Publicado

en

Por

Alarma por la misteriosa muerte de miles de lobos marinos en las playas de Namibia

A finales de cada año, los lobos marinos de El Cabo dan puntuales la bienvenida a sus nuevas crías para asegurar el relevo generacional de las colonias del sur de África. Este 2020, sin embargo, las playas de Namibia se han llenado de miles de crías muertas por aborto que alarman a los científicos.

Las alarmas están sonando, en concreto, en la zona de la localidad namibia de Walvis Bay, en la colonia de 50.000 ejemplares que habita la península de Pelican Point.

Solo en esa área, los miembros de las organizaciones conservacionistas Ocean Conservation Namibia (OCN) y Namibian Dolphin Project calculan que se han producido ya “miles” de abortos y muertes de crías prematuras.

Los cadáveres de los lobos marinos plagan la arena de la playa, a la espera de que las mareas o los chacales los hagan desaparecer, y el gran temor es que el fenómeno que está matando a los bebés de Pelican Point se extienda a otros lugares -o ya esté presente-, en un momento en el que los desplazamientos y las investigaciones científicas se han vuelto muy complicados por culpa de la pandemia de COVID-19.

Por esas dinámicas, ahora “es muy difícil decir con seguridad el número” de muertes, indicó a Efe Tess Gridley, codirectora de Namibian Dolphin Project, pero las estimaciones hasta la fecha apuntan a unas 5.000 solo en Pelican Point y el motivo, de momento, es una incógnita.

“Estamos siendo muy cautelosos al hablar de factores causales concretos. Hay muchas razones por las que puede haber un incidente de abortos”, señaló Gridley, enumerando posibles ejemplos como la presencia de alguna bacteria, contaminación, malnutrición o una combinación de distintos factores.

 Alarma por la misteriosa muerte de miles de lobos marinos en las playas de Namibia

Unos zorros se aproximan al cadáver de una cría de lobo marino en Pelican Point, Namibia. EFE/Ocean Conservation Namibia/ Naude Dreyer

LOBOS DEL CABO, PARTE DEL PAISAJE DE LA COSTA DEL SUR DE ÁFRICA

Los lobos marinos surafricanos o lobos de El Cabo (Arctocephalus pusillus pusillus) son mamíferos muy similares a las focas, de las que se diferencian por rasgos como la presencia de pequeñas orejas.

Recostados perezosamente sobre la arena cuando están en tierra pero capaces de sumergirse hasta 200 metros en el agua para buscar comida, se estima que en las costas atlánticas, desde Sudáfrica hasta Angola, habitan unos 1,7 millones de ejemplares.

No tienen, por tanto, grandes riesgos de conservación más allá de la presencia de pesca para garantizar su alimentación.

En Namibia son, además, un gran activo natural y turístico de las extensas playas en las que la arena mojada se convierte en desierto en apenas unos metros.

Al igual que puede pasar con los humanos, si las madres de estos mamíferos marinos atraviesan algún problema de salud o, por ejemplo, si una mala alimentación reduce sus niveles de grasa corporal necesaria para sobrevivir, son inconvenientes que pueden llevar a la interrupción de sus embarazos.

Como la especie adopta, según describió Gridley, una “estrategia” de apareamiento estacional con “nacimiento simultáneo” de las crías a finales de cada año, es posible que todas las hembras embarazadas de una colonia se puedan ver afectadas por “una misma condición” o un mismo “agente” que detone abortos masivos.

Ya hubo, de hecho, un fenómeno así en 1994, cuando 10.000 ejemplares murieron y 15.000 fetos fueron abortados debido a problemas de inanición por la falta de pescado y la infección indirecta por una bacteria.

Alarma por la misteriosa muerte de miles de lobos marinos en las playas de Namibia

Un lobo marino y su cría son vistos en la playa de Pelican Point, Namibia. EFE/Ocean Conservation Namibia/ Naude Dreyer

EN BUSCA DE LA CAUSA DE LAS MUERTES MASIVAS DE LOBOS

“Actualmente lo que estamos tratando de conseguir son muestras de crías muertas, particularmente de las recién muertas, algo que suena muy mal, pero que es necesario para tener análisis realmente detallados”, apuntó Gridley en una entrevista telefónica.

Esas muestras deben enviarse a laboratorios de Pretoria, la capital de la vecina Sudáfrica, lo que implica altos costes de difícil financiación y para los que OCN y Namibian Dolphin Project están recaudando donaciones.

El siguiente paso será, además, obtener muestras de ejemplares adultos de lobos marinos para comprobar qué problema está atacando a las hembras, ya que en las costas namibias también se han visto unos 350 ejemplares muertos sin explicación aparente.

El problema comenzó a detectarse en agosto pasado, cuando Naudé Dreyer, biólogo marino y cofundador de OCN, comenzó a divisar un número inusual de abortos y crías prematuras muertas en las playas de Pelican Point.

El fenómeno no ha dejado de crecer desde entonces, justo en coincidencia con los meses finales de los embarazos de los lobos marinos.

“Un cierto número de muertes en las colonias es parte normal y esperable del ciclo de la vida de los lobos marinos. Lo que es preocupante aquí es el alto número de abortos y el momento sincronizado”, señaló Dreyer en un comunicado.

“El impacto de esta desaparición en la colonia de Pelican Point, y posiblemente más lejos, puede notarse durante años”, advirtió el biólogo.

Nerea González

Sigue leyendo

Medio Ambiente

Diez años sin el pulpo Paul

Publicado

en

Por

Pulpo Paul

A la avanzada edad de 2 años y nueve meses, un 26 de octubre, hace 10 años, falleció por causas naturales en el acuario Sea Life de Oberhausen el pulpo Paul, el cefalópodo más célebre de la historia, que con sus certeros pronósticos acompañó a España en su camino hacia la gloria en el Mundial de Sudáfrica 2010.

El día anterior, un lunes, los cuidadores del vivero alemán no apreciaron ninguna alteración en su estado de salud que permitiera predecir un inminente fatal desenlace, pero el martes por la mañana Paul fue hallado muerto en su vitrina.

Un escueto comunicado publicado en el sitio web de Sea Life daba cuenta de la infausta noticia: “Murió pacíficamente durante la noche por causas naturales. Nos consuela saber que disfrutó de una buena vida aquí”.

El apellido científico de su especie (octopus vulgaris) no hace honor a un pulpo excepcional. Los aficionados más jóvenes jamás podrán hacerse a la idea del revuelo mediático que en aquel Mundial causó este singular oráculo, que compitió en pie de igualdad con Andrés Iniesta o Sergio Ramos en el campeonato de la popularidad.

De 700 gramos de peso, Paul tuvo la fortuna de no acabar, como millones de sus compañeros, troceado en una ración de “pulpo a feira”, pero se ganó el indulto a pulso al clavar los ocho pronósticos sobre el desenlace de partidos decisivos del Mundial sudafricano que le plantearon los responsables del acuario.

Su residencia alemana no le arredró cuando, puesto ante el disparadero de elegir un ganador en el partido de semifinales Alemania-España, optó por el equipo de Vicente del Bosque, que, en efecto, se llevó el lance, y prefirió también a La Roja cuando se le inquirió por la final contra Holanda. España ganó los dos partidos por el mismo resultado de 1-0.

El método ideado por sus cuidadores para sonsacar a tan certero arúspice era bien simple: se le ofrecían, en recipientes separados de metacrilato, dos cebos de mejillón, cada uno señalado con la bandera de uno de los equipos contendientes. El molusco devorado y su banderola presagiaban el ganador del encuentro.

Su popularidad se disparó hasta adquirir ribetes de pandemia: más de medio millar de cadenas de televisión de todo el mundo ofrecieron los vídeos de Paul, y la CNN llegó a interrumpir sus transmisiones para ofrecer en directo imágenes del pulpo en plena faena adivinatoria.

También la red de redes se encargó de propagar hasta el último rincón del planeta los aciertos del pulpo, que superó en noticias en internet a los grandes jugadores del Mundial sudafricano y cerró el 2010 como uno de los 10 temas más comentados del año en Twitter.

Nacido el 26 de enero de 2008 en Weymouth (Reino Unido) y fallecido el 26 de octubre de 2010 en Oberhausen, llegó a protagonizar la película “Kill octopus Paul (matar al pulpo Paul) firmada por la directora china Jiang Xiao, en la que relataba una delirante conspiración llevada a cabo por los alemanes “para engañar a todo el mundo” -son sus palabras- durante el Mundial de Sudáfrica.

Sus vecinos humanos de Oberhausen erigieron en su honor, junto al acuario, un monumento de más de dos metros de altura que le representa abrazando un balón de fútbol, y al lado de la estatua una exposición con recortes de prensa sobre aquel fenómeno mediático.

Inglaterra, al fin y al cabo su país de nacimiento, intentó sacar partido publicitario de la enorme polvareda levantada por el eximio octópodo y lo nombró embajador de su candidatura al Mundial 2018. Sin mucho éxito, eso sí, pues el torneo fue a parar a Rusia.

Galicia, la meca culinaria del pulpo, tampoco permaneció ajena a los acontecimientos. El pueblo orensano de O Carballiño, de obligada visita en su Fiesta del Pulpo, se apresuró a nombrarlo “Amigo Predilecto de la Villa” y se ofreció para acoger en su Museo del Pulpo los restos mortales del inmortal cefalópodo.

Sus ocho brazos fueron inmortalizados en todo el mundo mediante propuestas a cual más imaginativas: las Fallas de Valencia, el carnaval de Paraguay o un belén navideño en Tegucigalpa, y se convirtió en producto estrella de la mercadotecnia. Su efigie fue estampada en una gama variada de artículos, desde camisetas hasta ratones de ordenador.

Paul fue una mina de oro para los periodistas, que lo exprimieron hasta la última gota de su tinta durante el primer Mundial africano. El animal, exhausto por la continua brega adivinatoria, apenas sobrevivió tres meses a su explosión de notoriedad, pero, como remata Jorge Manrique sus Coplas, “aunque la vida perdió, dejonos harto consuelo su memoria”.

EFE

Sigue leyendo

PUBLICIDAD

pUBLICIDAD - MUEBLES DE MADERA

SIGUENOS EN FACEBOOK

SIGUENOS EN TWITTER

Tendencias