México reporta daños en las principales carreteras de Guerrero por el huracán Otis

El Gobierno de México reportó este miércoles daños en las principales carreteras del sureño estado mexicano de Guerrero, entre Chilpancingo y Acapulco, tras el paso del huracán Otis, que tocó tierra en la madrugada como categoría 5, uno de los ciclones más potentes de la historia.

Las afectaciones han provocado el cierre de circulación por el desbordamiento de un río y la caída de rocas por lo que gran parte de la costa sur del estado permanece incomunicada.

“La SICT (Secretaría de Infraestructura, Comunicaciones y Transportes) hace un atento llamado al público en general para evitar el tránsito por la carretera México-Acapulco, tramo Chilpancingo–Acapulco, kilómetro 360+000 cerca de la caseta La Venta, ya que hay cierre total a la circulación, no hay ruta alterna”, informó la dependencia en un boletín.

El fenómeno meteorológico, abundó la SICT, provocó el desbordamiento del Río Papagayo en el kilómetro 71+100 de la carretera federal libre de peaje Chilpancingo-Acapulco, por lo que se cerró en su totalidad.

Además, reportó la caída de rocas en la Ruta 95, carretera Chilpancingo-Acapulco en los kilómetros 56+300 lado derecho, 57+300 lado izquierdo y 58+100 lado, que afectaron a los municipios de Chilpancingo y Tierra Colorada.

Ante la situación, la SICT desplegó más de 900 trabajadores, 60 vehículos y más de 200 equipos de maquinaria pesada.

El equipo, aseveró, cuenta con más de 50 ingenieros técnicos, así como tractores, retroexcavadoras, motoconformadoras, cargadores frontales de energía, compactadores y camiones de volteo, para restablecer “a la brevedad la circulación vehicular y dar seguridad a los usuarios”.

El huracán Otis, que tocó tierra este miércoles como huracán categoría 5 en la costa del estado de Guerrero, se debilitó al mediodía en tormenta tropical, pero a su paso ya había dejado incomunicada a la zona.

En menos de 24 horas, Otis pasó de ser una tormenta tropical a un huracán de categoría 5, la más alta de estos fenómenos naturales, con dirección a las costas de Guerrero, donde la comunicación “se perdió por completo”, por lo que aún no pueden cuantificarse los daños, según dijo el presidente, Andrés Manuel López Obrador.

Según la Comisión Federal de Electricidad, el meteoro provocó que más de medio millón de personas se quedaran sin luz, además de que también se sufrieron afectaciones en la comunicación móvil.

El presidente informó, además, que envió a la zona a los titulares de la Secretaría de la Defensa Nacional, de Marina, de Seguridad y Protección Ciudadana, de Comunicaciones y Transportes, y de la Coordinación Nacional de Protección Civil.

López Obrador reconoció que no había posibilidades de volar por las condiciones climáticas, por lo que no confirmó su asistencia a la zona.

De interés: El huracán Otis arrasa con el Hotel Princess y la plaza Galerías Diana, símbolos de Acapulco

¡Síguenos en Google News, Facebook y Twitter para mantenerte informado con las mejores noticias!

EFE