Monos recolectores de cocos: ¿Tradición o explotación en Tailandia?

Sandra Hoyos
A monkey is trained to harvest coconuts at the Monkey Theatre in Samui Island, Surat Thani province, Thailand, 06 August 2009 (reissued 07 July 2020). EFE-EPA FILE/RUNGROJ YONGRIT

Los Monos recolectores de cocos, una tradición de un siglo que tiene muchos cuestionamientos

Los macacos han sido utilizados para recolectar cocos en Tailandia desde hace un siglo, pero los ecologistas creen que es una forma de explotación animal y han promovido un boicot internacional que ha desatado una fuerte polémica en Tailandia.

La ONG Personas para el Trato Ético de los Animales (PETA, siglas en inglés) puso en marcha la semana pasada una campaña que denuncia el uso de monos para recoger cocos con los que se elabora leche, harina y otros productos que empresas tailandesas como Aroy-D y Chaokoh exportan a todo el mundo.

Los animalistas han conseguido que desde finales de la semana pasada varias cadenas de supermercados británicos hayan dejado de vender productos de las empresas implicadas, lo que puede suponer grandes perdidas para el sector en Tailandia.

El grupo Aroy-D, uno de los principales exportadores de leche de coco, negó este martes que sus productos se elaboren con frutas recogidas por los monos, al día siguiente de que el Gobierno tailandés defendiera al sector de las acusaciones de maltrato animal.

EFE/EPA/RUNGROJ YONGRIT

MONOS RECOLECTORES DE COCOS, ENCADENADOS Y ESTRESADOS

“Los investigadores de PETA visitaron cuatro ‘escuelas de monos’, ocho granjas y una competición de recolección de cocos, en las que monos encadenados -capturados supuestamente cuando son crías- eran forzados a escalar cocoteros y coger los cocos para su exportación a lo largo del mundo”, indican los activistas en un comunicado.

En un vídeo de la investigación, se puede ver a los macacos atados y en jaulas aparentemente estresados y cómo son utilizados para escalar los altos cocoteros y recoger los frutos.

“Sin la libertad de moverse, socializar con otros o hacer nada que sea importante para ellos, estos animales inteligentes pierden poco a poco sus mentes. Empujados por la desesperación, se mueven en círculos en torno de los pequeños espacios sucios donde están encadenados”, señala PETA, que se opone a la explotación y el consumo de animales.

La ONG asegura que a veces las crías de macacos son capturadas ilegalmente y son entrenadas para recoger cocos, que son supuestamente enviados a grandes productores y exportadores tailandeses como Aroy-D y Chaokoh, y hasta para participar en espectáculos para turistas.

A trained monkey holds a trophy given by a television show program, at the Monkey Theatre in Samui Island, Surat Thani province, Thailand, 06 August 2009 (reissued 07 July 2020). EFE-EPA FILE/RUNGROJ YONGRIT
ETIQUETADO:
Comparte este artículo
Exit mobile version