Conecta con nosotros
sahara sahara

Zona Verde

En 50 años, un tercio de la población vivirá con un calor como en el Sáhara

Publicado

el

Un estudio de investigadores de Europa, Estados Unidos y China señala que retrasar la reducción de emisiones de gases de efecto invernadero (GEI) provocará en algunas zonas del planeta -donde vive un tercio de la población mundial- temperaturas tan cálidas como las más calientes del Sáhara en cincuenta años.

La investigación que se publica en la revista Proceedings of the National Academy of Sciences sostiene que el calentamiento de esas zonas producirá migraciones climáticas de más de 3.500 millones de personas, principalmente de Asia, Africa y Latinoamérica, según un comunicado.

El informe, que se conoce cuando millones de personas se encuentran confinadas para evitar la propagación del coronavirus Covid-19, es una “dura advertencia” de que de continuar con el nivel de emisiones GEI supondrá un “creciente riesgo de nuevas crisis sin precedentes, según el equipo internacional de arqueólogos, científicos del clima y ecologistas.

Los países más afectados, según el estudio, serían India con 1.200 millones de personas que vivirían en áreas tan calurosas como el Sáhara, Nigeria (485 millones), Pakistán, Indonesia y Sudán (100 millones cada uno).

En Latinoamérica, Brasil figura en el puesto 22 de países afectados por el calentamiento con 27,3 millones de personas, seguido por Colombia (24,25 millones), Venezuela (22,04 millones), México (14,8 millones) o Guatemala (9 millones).

Albania, en el puesto 104 de 246 del listado, es el primer país ubicado en Europa que figura entre los que sufrirán las consecuencias de las altas temperaturas si no se reducen las emisiones de gases de efecto invernadero (GEI), seguido varios puestos más abajo de Boznia Herzegovina, Bulgaria.

Según la investigación, las poblaciones están concentradas en gran medida en bandas climáticas estrechas, con la mayoría de las personas viviendo en lugares donde la temperatura media anual es de unos 11-15 grados centígrados (52-59 Farenheit) y un número menor de personas donde la temperatura media es de unos 20-25 grados (68-77 F).

Los seres humanos, a pesar de todas las innovaciones y migraciones, “han vivido en su mayoría en estas situaciones climáticas durante varios miles de años”.

“Este sorprendente y constante nicho climático probablemente representa limitaciones fundamentales en cuanto a lo que los humanos necesitamos para sobrevivir y prosperar”, señala el profesor Marten Scheffer de la Universidad de Wageningen (Países Bajos), quien coordinó la investigación con su colega chino Xu Chi, de la Universidad de Nanjing. EFE


Anuncio
Click para comentar

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Medio Ambiente

La ONU y decenas de países urgen a acelerar el abandono del carbón

Publicado

el

Por

La ONU y decenas de países urgen a acelerar el abandono del carbón

La ONU y decenas de países llamaron este martes a abandonar cuanto antes el uso del carbón en la producción de electricidad y defendieron que es la medida más importante que se puede tomar en la lucha contra el cambio climático y que, además, tiene sentido desde el punto de vista económico.

“Si tomamos medidas inmediatas para acabar con el combustible fósil más sucio, más contaminante y cada vez más costoso en nuestros sectores eléctricos, entonces tendremos una posibilidad de éxito”, señaló el secretario general de Naciones Unidas, António Guterres.

El diplomático portugués abrió una conferencia organizada por los gobiernos de Reino Unido y Canadá, que encabezan una coalición internacional para abandonar el carbón, en la que también participan países como Francia, Alemania, Italia, México, Perú, entre otros, y numerosos gobiernos locales y regionales y empresas.

En la cita anual de este grupo, que se celebra por vía virtual, se anunció la incorporación de diez nuevos miembros, entre ellos Uruguay.

No obstante, Estados Unidos, India o China, los mayores consumidores de carbón, el principal responsable de las emisiones de gases de efecto invernadero, no forman parte de esta coalición de 36 países, en la que tampoco está España.

Guterres, en su intervención, hizo un llamamiento a cancelar todos los proyectos de plantas de carbón planeados, a poner fin a las inversiones en este combustible y dedicarlas a energías renovables y a trabajar para minimizar el impacto social de los cierres de instalaciones que usan carbón.

“Hubo una época en la que el carbón llevó electricidad barata a regiones enteras y empleos vitales para esas comunidades. Esos días han pasado”, recalcó.

El jefe de la ONU destacó que las renovables son cada vez más asequibles y en la mayoría de mercados ya es más barato instalar capacidad con estas fuentes que abrir nuevas plantas de carbón.

Guterres recalcó que eliminar gradualmente el carbón del sector eléctrico es la medida más importante que puede tomarse para cumplir con el objetivo de limitar la subida de las temperaturas a 1,5 grados centígrados con respecto a los niveles preindustriales.

Según defendió, es necesario reducir para 2030 el uso de carbón en la generación eléctrica hasta un 80 % por debajo del nivel de 2010.

Pese a los llamamientos de la ONU, algunos países -especialmente China, el mayor contaminador del mundo- están construyendo nuevas plantas térmicas alimentadas con carbón.

En un informe publicado el pasado viernes, la Convención Marco de la ONU para el Cambio Climático (UNFCCC) advirtió de que por ahora la comunidad internacional está lejos de la ambición necesaria para atajar la crisis y alertó de que el mundo se está quedando sin tiempo para reducir emisiones de forma significativa antes de que sea demasiado tarde.

EFE

Sigue leyendo

Medio Ambiente

El Etna experimenta su octava erupción en dos semanas

Publicado

el

Por

El Etna experimenta su octava erupción en dos semanas

El volcán Etna, situado en la isla italiana de Sicilia (sur), ha experimentado este martes su octava erupción desde el 16 de febrero y se ha producido una lluvia de cenizas que se han dispersado en el aire, informó el Instituto Nacional de Geofísica y Vulcanología-Observatorio del Etna de Catania.

El instituto explicó en una nota que la zona más activa se encuentra en el cráter sureste y que a las 11:45 horas locales (10:45 GMT) se reanudó una débil actividad eruptiva estromboliana, con un ligero aumento en la amplitud media del temblor volcánico.

Poco después, se observó una lluvia de cenizas que se dispersó con rapidez en el aire y una fuente de lava, si bien la presencia de nubes dificulta la visibilidad “directa de la actividad”.

Las autoridades italianas tuvieron que cerrar el pasado 16 de febrero el aeropuerto de Catania por los problemas de visibilidad derivados de la nueva erupción del Etna, que se encuentra a pocos kilómetros de distancia.

Esa primera erupción duró varias horas y al día siguiente Catania y los municipios de los alrededores amanecieron cubiertos de ceniza y de fragmentos de lava.

A este primer episodio le han seguido otros siete hasta este martes.

EFE

Sigue leyendo

Clima

La crisis del cambio climático al servicio de abastecimiento de agua en Chile

Publicado

el

Por

cambio climático

Los episodios de alta turbiedad del agua que ocasionan fenómenos agudizados por el cambio climático como el deshielo y los sistemas frontales desafían a las compañías que abastecen en Chile de este bien esencial, que trabajan en planes de resiliencia para enfrentar emergencias y evitar cortes en el suministro.

Cuando ocurren estos sucesos climáticos, la turbidez de los caudales sube muy por encima de lo que una planta de producción de agua potable es capaz de procesar y dificulta la provisión de este bien a los ciudadanos.

Así ocurre con el deshielo, que se ha acentuado con el aumento de las temperaturas debido al cambio climático y cada vez es mayor el derretimiento de los glaciares, lo que provoca un incremento en el volumen de deslizamientos de tierras, que arrastran lodo y sedimento hacia los ríos.

Lo mismo sucede con los sistemas frontales, cuyos efectos se han intensificado con el cambio climático, ya que se ha elevado la isoterma, con lo que hoy llueve en zonas en que tradicionalmente nevaba, provocando igualmente deslizamientos de tierra que terminan llenando los ríos de lodo.

Adicionalmente, fenómenos extraordinarios como los llamados “ríos atmosféricos”, inusuales pero no directamente achacables al cambio climático, según algunos expertos, provocan sucesos de lluvia extrema que generan también altos niveles de turbiedad en los ríos.

“El aumento de las temperaturas y la ocurrencia de tormentas de verano ciertamente incrementan la amenaza de eventos de turbidez. La única forma de mantener o disminuir el riesgo de cortes de agua potable en Santiago es disminuir decididamente la vulnerabilidad del sistema, con medidas estructurales y la gestión de este recurso”, dijo a Efe el subdirector del centro de Ciencia del Clima y la Resiliencia de la Universidad de Chile, René Darío Garreaud.

LA GESTIÓN ANTE EVENTOS EXTREMOS POR CAUSA DEL CAMBIO CLIMÁTICO

Ante una situación así se encontró a finales del pasado enero la compañía Aguas Andinas, participada por el grupo Suez y principal gestora del servicio de abastecimiento de agua y saneamiento en la Región Metropolitana, en la que se ubica Santiago de Chile, que se vio obligada a activar fuentes de suministro de respaldo.

La capital sufrió entonces unas lluvias extremas que provocaron una fuerte turbiedad en el agua proveniente de los ríos Maipo y Mapocho, principales fuentes de abastecimiento del recurso hídrico que usa la compañía para los 7 millones de habitantes de la Región Metropolitana.

“Este arrastre (de lodo y sedimentos) hace que las plantas de producción no puedan funcionar y hay que cerrarlas para poder protegerlas y que no haya un daño mayor en la infraestructura, porque si se dañan estas plantas la reparación sería de meses” y el suministro quedaría comprometido, explicó a Efe la gerenta general de Aguas Andinas, Marta Colet.

Con las plantas cerradas, la empresa, que cuenta con casi 2,2 millones de clientes (que en número de personas equivale a abastecer a la práctica totalidad de la población de la región), activó como fuentes de respaldo unos megaestanques que abarcan la superficie de 50 campos de fútbol y acumulan 1.500 millones de litros de agua, una infraestructura hidráulica inaugurada en noviembre de 2020 que concede 34 horas de autonomía a Santiago de Chile ante imprevistos.

Ello se complementó con medidas de gestión en la distribución de la red, todo en base a un plan de resilencia ante los efectos del cambio climático en el que la compañía invirtió cerca de 150 millones de dólares desde 2013 en pozos y estanques de almacenamiento de agua potable hasta alcanzar las 34 horas de autonomía en caso de emergencia.

“Pudimos enfrentar este evento con esa capacidad pero no sólo es una cuestión de infraestructura sino que fue muy importante la gestión de la crisis en sí. Fue una combinación de inversión y gestión lo que nos permitió salir de la crisis con una afectación muy puntual y concreta que fue el corte de suministro a 4.000 clientes por un periodo de tiempo muy corto”, explicó Colet.

La compañía trabaja para que la autonomía alcance como mínimo las 48 horas para el año 2024 mediante una inversión de otros 500 millones de dólares para los próximos cinco años.

LA SEQUÍA, EL RETO MÁS COMPLEJO

El contraste con los fenómenos de lluvia extrema, Chile enfrenta una sequía creciente que dificulta alimentar el caudal de los ríos, rellenar los acuíferos subterráneos, embalses y estanques, poniendo en riesgo el suministro de agua potable.

De acuerdo al último Balance Hídrico Nacional, se espera que la disponibilidad de agua experimente entre 2030-2060 una disminución será en torno a 50 % en el norte y un 40 % para la zona macro sur.

“Sin duda que la sequía y la escasez es el reto más complejo. Llevamos unos años trabajando en levantar un conjunto de soluciones, como un plan de eficiencia hidráulica destinado a evitar fugas en la red y en aspectos de agua regenerada”, dijo Colet.

A esto se suman otras acciones como la infiltración artificial de acuíferos y el fomento del consumo responsable entre los ciudadanos.

“Frente al desafío de la disminución de las precipitaciones debe hacerse un esfuerzo colectivo. Muchas de las soluciones van por hacer un uso más eficiente del agua”, apuntó Garreaud.

EFE

Sigue leyendo

SIGUENOS EN FACEBOOK

SIGUENOS EN TWITTER

CONTENIDO PATROCINADO

Tendencias

<- - Compuesto de inicio!>