Cómo preparar galletas caseras con chispas de chocolate: la receta definitiva

Sandra Hoyos

Las galletas con chispas de chocolate son uno de los postres más populares y queridos por grandes y pequeños. Su sabor dulce y su textura crujiente las convierten en el acompañamiento ideal para un vaso de leche, un café o un té. Además, son muy fáciles y divertidas de hacer en casa, con ingredientes sencillos y económicos que seguro que tienes en tu despensa.

En este artículo te vamos a enseñar cómo preparar unas galletas con chispas de chocolate caseras, siguiendo una receta simple y rápida que te garantiza un resultado delicioso. Solo necesitas unos 30 minutos para tener listas unas galletas que harán las delicias de toda la familia. ¿Te animas a probarlas?

Sorprende a tu familia con estas deliciosas galletas con chispas de chocolate caseras

Los ingredientes que vas a necesitar para hacer unas 20 galletas son los siguientes:

• 180 gramos de mantequilla a temperatura ambiente

• 225 gramos de azúcar

• 2 huevos

• 220 gramos de harina

• 1 sobre de levadura (7 gramos)

• 1 cucharada de esencia de vainilla

• Chispas de chocolate al gusto (puedes usar chocolate negro, con leche o blanco)

El primer paso para hacer las galletas con chispas de chocolate caseras es batir la mantequilla con el azúcar, hasta obtener una crema suave y homogénea. Puedes usar unas varillas eléctricas o manuales para facilitar el proceso.

A continuación, añade los huevos de uno en uno, sin dejar de batir, hasta que se integren bien con la mezcla. Agrega también la esencia de vainilla y sigue batiendo.

En otro bol, tamiza la harina con la levadura, para evitar que se formen grumos y para que las galletas queden más esponjosas. Incorpora poco a poco la harina a la masa, mezclando con una espátula o una cuchara de madera, hasta que se forme una masa compacta y manejable.

El último ingrediente que vamos a añadir son las chispas de chocolate. Puedes usar las que más te gusten, o incluso combinar varios tipos de chocolate. Echa las chispas a la masa y remueve bien para que se repartan por toda la masa.

Ahora viene la parte más divertida: dar forma a las galletas. Para ello, puedes usar un molde de galletas, una cuchara de helado o simplemente tus manos. Haz bolitas del tamaño de una nuez y aplástalas ligeramente sobre una bandeja de horno forrada con papel vegetal. Deja un espacio de unos 5 centímetros entre cada galleta, para que no se peguen al hornearse. Si quieres, puedes poner más chispas de chocolate por encima de cada galleta, para que queden más bonitas y chocolatosas.

Precalienta el horno a 180ºC y hornea las galletas durante unos 15 minutos, o hasta que veas que están doradas por los bordes. No las dejes demasiado tiempo, porque se endurecerán al enfriarse. Sácalas del horno y déjalas reposar unos minutos en la bandeja, antes de pasarlas a una rejilla para que se enfríen por completo.

Ya tienes listas tus galletas con chispas de chocolate caseras, unas galletas tiernas por dentro y crujientes por fuera, con un sabor irresistible a chocolate. Puedes guardarlas en un recipiente hermético durante varios días, o congelarlas para tenerlas siempre a mano. Disfrútalas como más te guste, solas o acompañadas de tu bebida favorita. ¡Buen provecho!

Lea también: Cómo preparar 3 deliciosas recetas con avena para cuidar tu salud y tu bolsillo

¡Síguenos en Google News, Facebook y Twitter para mantenerte informado con las mejores noticias!

Comparte este artículo
Exit mobile version