Tormenta «extremadamente peligrosa» afecta con gélidas temperaturas a EE.UU.

Marisol Valencia

Una tormenta invernal que el Servicio Meteorológico Nacional (NWS, en inglés) describió como breve pero «extremadamente peligrosa» llega este viernes al nordeste de Estados Unidos con temperaturas del Ártico.

La ciudad de Boston, Massachusetts, clausuró este viernes sus escuelas mientras la región se prepara para una combinación de frío y vientos que podría marcar unos 45 grados Celsius (50 Fharenheit) bajo cero entre esta noche y la mañana del sábado.

La autoridades instaron a los residentes a que, en la medida de lo posible, permanezcan puertas adentro y que, si necesitan salir, se abriguen con abundancia.

El impacto de la tormenta invernal es extenso y las temperaturas muy bajas persisten esta mañana desde los Grandes Lagos y la región norteña del Medio Oeste hasta partes del valle del Hudson, al norte de la ciudad de Nueva York, y en el oeste de Pensilvania.

Según la oficina del NWS en Caribou, Maine, allí no se ha registrado una sensación térmica de 45 Celsius bajo cero en al menos 35 años.

La estación de NWS, ubicada a 1.722 metros sobre el nivel del mar en Mount Washington, New Hampshire, pronosticó para esta tarde vientos a 120 kilómetros por hora y una temperatura de 40,5 Celsius (41 F).

La combinación resultará en una sensación térmica de 57,7 Celsius (72 Fahrenheit) bajo cero.

El Weather Channel señaló que la tormenta invernal, recia como se anuncia, será breve y las temperaturas empezarán a moderarse el sábado a la noche.

«Excepto en áreas cercanas a la frontera canadiense en el norte de Nueva Inglaterra, las temperaturas bajas el domingo en la mañana serán similares a las temperaturas más altas que se marquen el sábado», añadió.

Mientras tanto, y como secuela de la tormenta invernal que afectó el sur del país, esta mañana permanecen sin suministro de energía eléctrica unos 245.200 hogares y negocios en Texas, 56.400 en Arkansas, 15.600 en Misisipi y 5.120 en Tennessee.

La ciudad de Burlington, Vermont, abrió albergues nocturnos en el Centro Miller para proteger del frío a los desamparados.

«Con el frío extremo que se pronostica para este fin de semana, nos preocupan mucho los riesgos de exposición de los miembros de la comunidad que duermen sin amparo, y otras personas vulnerables que no tienen calefacción adecuada en sus casas», dijo el alcalde Miro Weinberger.

El gobernador de New Hampshire, Chris Sununu, dijo en una conferencia de prensa que la tormenta «será breve pero también será extremada», y añadió que todavía no tenía planes para declarar un estado de emergencia o activar unidades de la Guardia Nacional.

El Distrito Escolar de Manchester canceló las actividades escolares citando «temperaturas que ya son peligrosamente bajas y seguirán cayendo durante el día».

California, cuando el clima mediterráneo adopta forma de tormenta o sequía

EFE

ETIQUETADO:
Comparte este artículo
Exit mobile version