Conecta con nosotros
Kabul Kabul

Asia

Elevan a 8 muertos y 31 los heridos en un ataque con morteros contra Kabul

Publicado

el

Por

Al menos ocho personas murieron este sábado, y 31 resultaron heridas después de que la capital de Afganistán, Kabul, fuera atacada con una ráfaga de morteros, sin que horas después se conozca la autoría del ataque.

De acuerdo al Ministerio de Interior afgano, al menos 23 rondas de morteros fueron disparados desde la parte trasera de dos camiones pequeños, estacionados en una carretera en el norte de Kabul.

Los cohetes fueron dirigidos hacia los distritos policiales 2, 9, 10, 11, 15 y 16, en el centro de la capital afgana.

El portavoz del Ministerio del Interior, Tariq Arian, informó en una declaración que hasta el momento hay ocho de muertos y 31 heridos.

“El número de víctimas no es definitivo y podría aumentar en las próximas horas”, dijo Arian.

El ataque se produjo a aproximadamente las 8.45 hora local (04.15 GMT), hora pico de la capital afgana. La mayoría de los cohetes cayeron en zonas del centro de la ciudad, que es además sede de la mayoría de los edificios gubernamentales.

Kabul

Hasta ahora ningún grupo insurgente se ha atribuido la responsabilidad del ataque.

El portavoz de los talibanes, Zabihullah Mujahid, aseguró que “el bombardeo de cohetes en la ciudad de Kabul no es obra de los muyahidines del Emirato Islámico (como se hacen llamar los talibanes)”.

“No permitimos el lanzamiento de cohetes a ciegas en áreas pobladas”, sostuvo.

Ataques de este tipo han sido reivindicados en el pasado por el grupo yihadista Estado Islámico (EI), el Gobierno sin embargo ha vinculado estos bombardeos a los talibanes.

“Los talibanes se enfrentan a una nación. El incidente terrorista de hoy es una clara enemistad de los terroristas contra los ciudadanos”, dijo Arian culpando a los talibanes por los ataques.

Kabul

El atentado se produce al tiempo que se llevan a cabo las conversaciones de paz entre los talibanes y el Gobierno de Kabul, que comenzaron el pasado septiembre, sin embargo los negociadores han reconocido que no han habido avances hasta ahora.

El presidente del Consejo Superior para la Reconciliación Nacional, Abdullah Abdullah, condenó “enérgicamente los cobardes ataques con cohetes” contra civiles en la ciudad de Kabul.

“Deben dejar de aterrorizar y atacar a los civiles”, agregó en un mensaje en Twitter.

La necesidad de un avance en las negociaciones para disminuir la violencia coincide con el anuncio de la retirada de tropas de EE. UU. en Afganistán hasta dejarlas en 2.500 efectivos para el 15 de enero de 2021, de los 4.500 actuales.

El secretario de Estado de EE. UU., Mike Pompeo, se reunirá hoy en Catar con negociadores del grupo talibán y el Gobierno de Afganistán, en el que podría ser uno de los últimos encuentros del gobierno de Donald Trump para el proceso de paz de Afganistan.

La Administración de Trump ha sido clave para el inicio de estas negociaciones.

EFE

Anuncio
Click para comentar

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Asia

Regresa a China el “último tesoro perdido” del Antiguo Palacio de Verano

Publicado

el

Antiguo Palacio de Verano

Una cabeza de caballo esculpida en bronce que pertenecía al Antiguo Palacio de Verano, considerado la cúspide de la arquitectura palaciega china y destruido por tropas francesas e inglesas en 1860, regresó hoy a su lugar original tras 160 años.

Se trata de la primera vez que una reliquia de este tipo es “repatriada” al Antiguo Palacio de Verano desde fuera de las fronteras chinas, recoge la agencia estatal Xinhua, que cataloga a la pieza como el “último tesoro perdido” del recinto.

La cabeza de caballo fue diseñada por el jesuita italiano Giuseppe Castiglione (1688-1766), un misionero que trabajó durante más de medio siglo para la corte de los Qing, la última dinastía imperial que Gobernó el país asiático.

La pieza fue saqueada por las fuerzas extranjeras hasta que la compró en 2007 en una subasta el multimillonario macaense Stanley Ho por 69 millones de dólares hongkoneses (8,9 millones de dólares).

La Administración Nacional de Patrimonio Cultural de China (NCHA) reclamó la pieza y en 2019 Ho la donó al Estado chino.

El empresario, que murió en mayo de este año, aseguró que se sentía “honrado de haber jugado un papel importante” a la hora de “salvar reliquias chinas del exterior”.

En los últimos años, la NCHA ha intensificado sus esfuerzos para localizar reliquias perdidas, y hasta 2019 han recuperado del extranjero alrededor de 300 lotes con unas 140.000 piezas a través de la cooperación policial, demandas, negociaciones y donaciones.

Construido a principios del siglo XVIII, el Antiguo Palacio de Verano (Yuanmingyuan) era un complejo de edificios y jardines que alternaba diseños tradicionales chinos con arquitectura europea de la época llevada a cabo por Castiglione.

El palacio fue brutalmente saqueado e incendiado por soldados franceses e ingleses en 1860, en el contexto de la Segunda Guerra del Opio, por orden del virrey británico en la India, Lord Elgin, quien justificó esa decisión por la tortura y ejecución de algunos miembros de una delegación británica que había acudido a negociar con los mandatarios chinos.

En las últimas décadas ha habido algunas voces que pidieron que el palacio fuera nuevamente reconstruido para recuperar el patrimonio imperial y aumentar el turismo, pero las autoridades prefieren mantenerlo en ruinas para que siga siendo un símbolo de las invasiones extranjeras sufridas por China en los siglos XIX y XX.

El Antiguo Palacio de Verano no ha de confundirse con el Palacio de Verano, situado a pocos kilómetros, uno de los lugares más turísticos de la capital china y parte de la lista de Patrimonio Mundial de la Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (UNESCO).

EFE

Sigue leyendo

Asia

Cuatro cristianos asesinados por un grupo yihadista en Indonesia

Publicado

el

Por

yihadista

La Policía indonesia persigue a una decena de supuestos yihadistas sospechosos de asesinar a cuatro cristianos en la isla indonesia de Célebes, informaron las autoridades.

Los presuntos yihadistas decapitaron el viernes a una de las víctimas mientras que al resto les cortaron la garganta y quemaron seis casas y una iglesia del poblado de Lemban Tongoa, declaró hoy en rueda de prensa un portavoz de la Policía, Awi Setiyono.

Según declararon ante la Policía testigos, el crimen fue perpetrado por un grupo de unas 10 personas que portaban armas de fuego y que algunos de ellos se identificaron como miembros del grupo extremista Mujahidin Indonesia Timur, vinculado a Estado Islámico (EI).

El grupo International Christian Concern, con sede el Washington, publicó ayer que las víctimas en Célebes pertenecen a una comunidad de católicos.

Las autoridades, que investigan el motivo del ataque aunque apuntan de manera preliminar a un acto terrorista, han desplegado un operativo donde participa un centenar de efectivos entre policías y militares para arrestar al grupo, que se cree ha huido a la selva.

La mayoría de los habitantes de Indonesia, el país con el mayor número de musulmanes del mundo, practican un islam moderado y que convive pacíficamente con otras religiones en todo el archipiélago, aunque existen varios grupos terroristas que ponen en el punto de mira a credos religiosos no musulmanes.

En 2018, veintiocho personas perdieron la vida, entre ellas varios suicidas miembros de un grupo yihadista afín al EI, durante una serie de atentados con explosivos en tres iglesias cristianas de la ciudad de Surabaya.

EFE

Sigue leyendo

Asia

79 cadenas perpetuas a los que bombardearon Ankara en intento de Golpe de Estado en 2016

Publicado

el

Por

79 cadenas perpetuas a los que bombardearon Ankara en intento de Golpe de Estado en 2016

Un tribunal de Ankara ha condenado hoy a 79 cadenas perpetuas a los 11 pilotos que bombardearon la capital turca durante el fallido golpe de Estado de 2016, causando la muerte de 68 personas, así como a varios civiles considerados instigadores.

En el juicio, iniciado en agosto de 2017, hay un total de 475 acusados, entre ellos 25 generales y cuatro miembros de alto rango de la cofradía islamista del predicador Fethullah Gülen, exiliado en Estados Unidos, y al que Ankara acusa del golpe.

El juicio, el mayor de cuantos se han abierto contra participantes en el golpe, reúne a militares y civiles presentes la noche del golpe en la base aérea de Akinci, cerca de Ankara, desde donde despegaron los cazas que bombardearon la ciudad.

De los acusados, 365 están en prisión preventiva, 104 en libertad provisional y seis en busca y captura, entre ellos el propio Gülen, cuya extradición ha pedido Turquía reiteradamente.

Las máximas penas impuestas hasta ahora, en una lectura que puede durar horas, son 79 las cadenas perpetuas por el total de 77 personas muertas en Ankara (68 durante el bombardeo y 9 en otros momentos), más dos por intentar derrocar el orden constitucional y por intento de asesinato del presidente, Recep Tayyip Erdogan.

Otros militares están recibiendo penas menores y cuatro civiles, considerados altos cargos religiosos en la cofradía de Gülen, han recibido también docenas de cadenas perpetuas al considerar el tribunal que fueron quienes tomaron el mando de la base de Akinci la noche del golpe.

La lectura de la sentencia tiene lugar en el centro penitenciario de Sincan, en Ankara, donde las medidas de seguridad son extremas hoy.

Sigue leyendo

SIGUENOS EN FACEBOOK

SIGUENOS EN TWITTER

CONTENIDO PATROCINADO

Tendencias