Conecta con nosotros
Nueva Zelanda investiga el misterioso origen del segundo brote de coronavirus Nueva Zelanda investiga el misterioso origen del segundo brote de coronavirus

Oceania

Medidas drásticas en Nueva Zelanda por los casos 4 de coronavirus que se detectaron

Publicado

el

Por

Nueva Zelanda investiga este miércoles la misteriosa causa del rebrote de COVID-19, tras 102 días sin infecciones locales y haber cantado victoria contra el virus, con la hipótesis de que mercancías congeladas importadas podrían ser el origen de cuatro contagios detectados la víspera.

“Estamos trabajando duramente para encajar las piezas de este rompecabezas para saber cómo se infectó esta familia”, declaró hoy el director general de Salud de Nueva Zelanda, Ashley Bloomfield, que además informó de un nuevo caso de COVID-19 en los centros de cuarentena para viajeros.

El Gobierno neozelandés, elogiado mundialmente por suprimir el nuevo coronavirus y restaurar prácticamente normalidad el pasado 9 de junio, anunció el martes que cuatro miembros de una familia habían contraído la COVID-19, los primeros casos locales en más de tres meses, lo cual ha desconcertado a las autoridades, ya que ninguno de ellos había viajado recientemente al extranjero.

Para rastrear la fuente de la infección, se realizarán pruebas genómicas y además se redoblarán los esfuerzos de rastreo en la localidad de Rotorua, 192 kilómetros al sur de Auckland, dado que dos miembros de la familia infectada, entre ellas un menor, viajaron a ese lugar turístico el fin de semana pasado, según explicó Bloomfield.

CARNE IMPORTADA COMO POSIBLE FUENTE

Las autoridades también examinarán las superficies de un centro de refrigeración de alimentos en Auckland, en el que trabaja una de las personas infectadas, para determinar si el origen de los nuevos casos procede de una carga importada.

“No hemos tenido transmisión local por un buen tiempo”, recalcó Bloomfield al precisar que “sabemos que el virus puede sobrevivir en ambientes refrigerados por mucho tiempo”.

Esta semana, las autoridades de la ciudad portuaria china de Yantai detectaron la presencia del coronavirus en paquetes de mariscos importados procedentes de la localidad Dalian, aunque su origen último no ha sido determinado, informó este martes la prensa local.

Dalian, al noreste de China, cerró varios mercados en julio tras registrar casos de COVID-19 y detectar trazas de coronavirus en la pared interior de un contenedor, así como los empaquetados exterior de camarones congelados procedentes de Ecuador.

RESPUESTA TEMPRANA Y FIRME DE NUEVA ZELANDA

El gobierno de Nueva Zelanda, que impuso el confinamiento en todo el país en marzo, cuando tenía unos 50 casos de COVID-19 entre una población de 4,8 millones de habitantes, confinó hoy por tres días a los habitantes de Auckland, la ciudad más poblada del país, con salidas limitadas, además de restringir la venta de alimentos en restaurantes y cafeterías.

Con 1.224 casos confirmados del nuevo coronavirus, entre ellos 22 muertos desde el inicio de la pandemia, el gobierno neozelandés se mostró prudente al ordenar este miércoles el confinamiento total de todos los centros para ancianos para evitar la muerte masiva de sus residentes como ha sucedido en numerosos países.

“Me doy cuenta de lo increíblemente difícil que debe ser para aquellos que tienen a sus seres queridos en estos centros, pero es la mejor forma de protegerlos”, declaró la primera ministra neozelandesa, Jacinda Ardern, en Wellington.

Poco antes de la entrada en vigor del confinamiento de tres días, miles de habitantes de Auckland formaron largas colas en los supermercados.

Los agentes de la Policía, ataviados con mascarillas, bloquearon los accesos a la ciudad, situada en la Isla Norte y en la que además se impuso el cierre de instalaciones públicas como parques o piscinas, aunque las actividades esenciales seguirán operando durante este breve confinamiento.

PIDEN APLAZAR LAS ELECCIONES

Ardern informó este miércoles de que se suspenderá la disolución del Parlamento hasta el lunes, tal y como estaba previsto para las elecciones generales del próximo 19 de septiembre, cuya fecha no se ha cambiado por el momento.

“Es demasiado pronto para tomar una decisión, pero si fuera necesario tenemos un poco de flexibilidad para retrasar las elecciones”, apuntó.

Aupada por el éxito de su gestión frente a la COVID-19, la mandataria laborista, que gobierna desde 2017 en coalición con el Partido Verde y New Zealand First, parte como favorita para los comicios e incluso tiene posibilidades de obtener un segundo mandato sin necesidad de alianzas.

Su rival, la recientemente elegida líder del Partido Nacional, Judith Collins, pidió que los comicios se aplacen hasta noviembre o incluso pare el próximo año.

“Es muy difícil tener un voto democrático si la gente no puede votar, éste es el problema”, alegó la representante de los sectores económicos liberales y conservadores sociales del país.

Anuncio
Click para comentar

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Oceania

Australia entra en recesión por primera vez en casi 30 años por la COVID-19

Publicado

el

Por

Australia

Australia registró hoy una caída del producto interior bruto (PIB) en un 7 por ciento en el trimestre que terminó en junio, el peor descenso de su historia, y entró en su primera recesión en casi tres décadas.

“La pandemia mundial y las políticas de contención conexas provocaron una caída del 7,0% del PIB en el trimestre de junio. Esta es, por un amplio margen, la mayor caída del PIB trimestral desde que se iniciaron los registros en 1959”, dijo el jefe de las Cuentas Nacionales de la Oficina Australia a de Estadísticas, Michael Smedes en un comunicado.

En el primer trimestre del año, el PIB australiano, que había registrado casi 30 años de crecimiento consecutivo incluso durante la crisis financiera internacional, cayó un 0,3 por ciento, con lo que acumula dos trimestres negativos seguidos, lo que técnicamente es considerado una recesión.

EFE

Sigue leyendo

Oceania

Una fuerte tormenta mata a 3 personas y contamina el agua en el sur de Australia

Publicado

el

Por

Australia

Las fuertes tormentas que azotaron la noche del jueves al estado de Victoria, en el sur de Australia, se saldaron con la muerte de tres personas, dejaron a más de 50.000 hogares sin electricidad y contaminaron el agua que abastece a 88 barrios de la ciudad de Melbourne, informaron las autoridades.

Los fuertes vientos de más de 124 kilómetros que afectaron a la ciudad de Melbourne, confinada por un rebrote de la COVID-19, y el sur de Victoria, provocaron la caída de los árboles, algunos de ellos sobre las tres víctimas mortales

El jefe del gobierno de Victoria, Daniel Andrews, dio su pésame a las familias de los fallecidos, entre ellos un niño de cuatro años, durante una rueda de prensa en Melbourne, en la que detalló que un joven fue herido mientras conducía durante la tormenta está recibiendo tratamiento hospitalario.

Andrews informó que el fuerte temporal dejó a más de 56.000 viviendas de Melbourne y Victoria, el segundo más poblado del país, sin electricidad, así como también hizo agua contaminada entrara en una reserva de agua potable que abastece a 250.000 hogares.

La empresa gubernamental de agua Yarra Valley emitió un comunicado pidiendo a los usuarios de 88 barrios de Melbourne que hiervan el agua antes de beberla.

Por otro lado, el gobierno de Victoria emitió una serie de directrices para permitir desplazamientos restringidos, en medio de las medidas de confinamiento, para comprar material para reparar las viviendas dañadas por las tormentas.

El gobierno de Victoria, que reportó este viernes 113 casos de COVID-19 y 12 fallecidos, mantiene bajo fuerte confinamiento, con toque de queda nocturno, a la ciudad de Melbourne, hasta mediados de septiembre, y al resto de su territorio en un confinamiento moderado.

EFE

Sigue leyendo

Oceania

Autor de la masacre de 51 personas en Nueva Zelanda no mostró “remordimiento”

Publicado

el

Nueva Zelanda

El autor confeso del ataque a dos mezquitas en Nueva Zelanda el 15 de marzo de 2019, que se saldó con 51 muertos, no mostró “remordimiento” por los “crímenes contra la humanidad” que perpetró, según testimonios dados este martes por los familiares de las víctimas ante un tribunal de este país.

El australiano Brenton Tarrant, de 29 años, afronta un proceso condenatorio en el Tribunal Superior de la ciudad de Christchurch, que comenzó el lunes y se prevé termine el jueves, por 51 cargos por asesinato, 40 de intento de asesinato y uno por terrorismo por los atentados.

En la segunda vista este martes, Tarrant escuchó impasible las recriminaciones y los testimonios desgarradores de quienes perdieron a sus seres queridos en los tiroteos en las mezquitas Al Noor y Linwood de Christchurch.

Angela Armstrong, quien perdió a su madre Linda, centró su testimonio en “el efecto dominó” de las balas disparadas con armas semiautomáticas en su vida y en la sociedad, así como de la “culpa” que sintió por no haber escuchado más a su madre, una neozelandesa convertida al Islam.

Armstrong recalcó que espera que el “efecto dominó” del atentado en algún momento le toque al terrorista supremacista por los “crímenes contra la humanidad” que cometió este australiano que llegó a Nueva Zelanda en 2017.

El sobrino de Armstrong, Kyron Gosse, tildó al acusado de “un cobarde que se esconde detrás de grandes armas poderosas” y le reclamó “no haber recibido una disculpa ni una señal de remordimiento por sus actos despreciables” que cometió en Nueva Zelanda, un país que no era el suyo.

Si bien Gosse remarcó que no siente deseos de venganza, pidió al juez que se asegure que “este hombre nunca pueda herir a ninguna alma viviente”, según el acceso remoto de Efe al proceso condenatorio.

Por su lado, Ambreen Naeem, cuyo testimonio fue leído por su acompañante, dijo que el castigo que se aplique contra el acusado “debería continuar para siempre”, al expresar el dolor que siente por la pérdida de su esposo Naeem Rashidy, que murió intentando detener al agresor, y su hijo mayor, Talha Naeem.

Entre lágrimas contenidas durante toda la jornada, los testimonios de los sobrevivientes y los familiares de las víctimas se dieron uno tras otro, con los recesos reglamentarios, explicando el impacto de los hechos en sus vidas, aunque remarcando que este acto terrorista ha generado mas tolerancia mundial,

“He fortalecido mi voz y mi capacidad de hablar cuando es importante, por la justicia social. Tras los hechos del 15 de marzo, ya no tengo que esconder mi fe en el trabajo”, dijo Junaid Ismail, quien perdió a su hermano Raesh.

Se prevé que Tarrant, quien evitó someterse a un juicio de seis semanas tras declararse culpable por los ataques tras declararse culpable en marzo pasado, sea condenado a prisión indefinida sin derecho a fianza.

EFE

Sigue leyendo

SIGUENOS EN FACEBOOK

SIGUENOS EN TWITTER

CONTENIDO PATROCINADO

Tendencias