Conecta con nosotros
África África

África

África supera los dos millones de casos de covid-19 antes de una segunda ola

Publicado

el

Por

África superó hoy la barrera psicológica de los dos millones de contagios de covid-19 con algo más de 48.400 muertes, mientras intenta prepararse para una segunda ola de la enfermedad y admite que la vacuna tardará en llegar al continente.

Desde que se detectó el primer contagio continental, el pasado 14 de febrero en Egipto, los 55 Estados miembros de la Unión Africana (UA) acumulan 2.013.388 casos, informaron hoy los Centros para el Control y Prevención de Enfermedades de África (CDC África).

Los contagios desembocaron en 48.408 muertes y 1.703.498 curaciones, según los datos recopilados por este organismo de la UA hasta las 09.00 hora local (06.00 GMT).

“Hemos alcanzado un hito” al rebasar los dos millones de infecciones, afirmó el director de CDC África, John Nkengasong, en una rueda de prensa telemática, en la que se declaró “muy preocupado” porque “muchos países” no hacen cumplir medidas de salud pública, como la protección del rostro con mascarilla.

Cinco países concentran en torno al 70 por ciento de los casos: Sudáfrica (38 por ciento), Marruecos (15 por ciento), Egipto (6 por ciento), Etiopía (5 por ciento) y Túnez (4 por ciento).

EL ENIGMA DEL IMPACTO DEL CORONAVIRUS EN ÁFRICA

El continente representa el 3,6 por ciento de los contagios registrados en todo el mundo, un dato que muchos expertos consideran que no refleja el impacto real de la pandemia en el continente.

La verdadera incidencia de esta crisis continúa siendo un enigma en África, pues sólo se han efectuado 20,6 millones de test, de los que el 73 por ciento corresponde a Sudáfrica, Marruecos, Etiopía, Egipto, Kenia, Ghana, Nigeria, Ruanda, Uganda y Camerún.

Esas pruebas de detección abarcan un porcentaje muy bajo de la población africana, que asciende a unos 1.300 millones de personas y donde consta que hay muchos asintomáticos.

Con todo, África, al menos a tenor de los datos oficiales, ha escapado de momento al golpe catastrófico del coronavirus en otras zonas del mundo como Europa o América.

Muchos expertos atribuyen esa circunstancia a factores como su joven población, su experiencia en epidemias previas (ébola y malaria, por ejemplo), su menor interconexión y la posibilidad de que goce de cierta inmunidad de otras cepas de coronavirus

Pese a que el continente ha logrado esquivar los peores augurios de numerosas organizaciones internacionales, que vaticinaron hace meses casi un apocalipsis sanitario debido a la conocida vulnerabilidad de sus sistemas de salud, el director de CDC África alertó hoy de que se avecina una segunda ola de la enfermedad.

“Estamos inevitablemente dirigiéndonos a una segunda ola de la pandemia en el continente, según los datos” disponibles, subrayó Nkengasong al precisar que, durante el último mes, los nuevos casos aumentaron un 9 por ciento en África.

“La única forma en que hemos tenido éxito hasta ahora como continente fue cooperando con los líderes políticos y la comunidad e implementando las medidas de salud pública: ponerse mascarilla, distanciamiento social y lavarse las manos”, explicó.

Pero “no podemos ceder. Si cedemos, entonces todos los sacrificios y las inversiones que hicimos en estos esfuerzos durante los últimos diez meses se esfumarán. Y no queremos estar en ese escenario”, remarcó el virólogo camerunés.

Nkengasong abogó por “trabajar duro” en la aplicación de las medidas de salud vigentes y, con una gran dosis de realismo, avisó de que las vacunas que se están desarrollando contra el coronavirus “no llegarán hasta mediados del próximo año” al continente.

LAS MASCARILLAS PUEDEN SALVAR VIDAS

“Usar una mascarilla de manera adecuada y sostenida -aseveró- es tan efectivo como cualquier vacuna que venga” en el futuro.

Nkengasong calificó como una “buena noticia” los prometedores resultados de los ensayos clínicos sobre la ansiada vacuna que anunciaron en la última semana las empresas Pfizer y Moderna, con un efectividad superior al 90 por ciento.

Sin embargo, el doctor camerunés advirtió de que las “condiciones de almacenamiento” de esos medicamentos serán “desafiantes” en su distribución por toda África, pues requieren una refrigeración a 70 grados centígrados bajo cero.

Mientras crecen los contagios por la suavización de las medidas de confinamiento en muchos países cuyas economías se han hundido por el coronavirus, la próximas fechas navideñas amenazan con complicar aún más la pandemia en el continente y alentar la segunda ola.

“Estas reuniones de fin de año son una parte clave de nuestras vidas en los países africanos, pero ciertamente pueden aumentar el riesgo de transmisión de la covid-19”, dijo hoy la directora regional de la OMS para África, Matshidiso Moeti.

En otra rueda de prensa telemática, Moeti admitió “un cierto nivel de fatiga” en la población, hastiada de las restricciones que impone la pandemia, pero instó a los africanos a ser “consientes de los riesgos” y a portar mascarillas, ya que “pueden salvar vidas”.

EFE

Anuncio
Click para comentar

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

África

El ejército de Etiopía bombardea con artillería pesada la capital de Tigray

Publicado

el

Por

Etiopía

El ejército de Etiopía bombardeó hoy con artillería pesada Mekele, la capital de Tigray, donde el Gobierno federal ha iniciado una guerra con el Frente Popular de Liberación de Tigray (FPLT), informaron a Efe fuentes diplomáticas.

“Hasta ahora hemos identificado la presencia de fuertes explosiones en la parte central de Mekele y otra explosión en las afueras”, dijo el diplomático, que indicó que han sido atacadas instalaciones pertenecientes al FPLT.

Según una declaración del Gobierno regional de Tigray, publicada por Tigray Media House, “desde ayer, Abiy Ahmed y las fuerzas eritreas han estado bombardeando con artillería pesada”, hoy “principalmente contra lugares e infraestructuras civiles”.

El 26 de noviembre, el primer ministro de Etiopía, Abiy Ahmed, ordenó el ataque final contra las autoridades rebeldes de la región de Tigray y prometió “mucho cuidado” para no herir a civiles en el despliegue para tomar Mekele, de casi medio millón de habitantes.

El teniente general Hassen Ibrahim, jefe del Departamento de Drenaje de la Fuerza de Defensa Nacional, declaró en un comunicado que el ejército ha tomado el control de la ciudad de Wukro, a unos 50 kilómetros al norte de Mekele, y que controlará Mekele en unos días, según recogió hoy el portal etíope fanabc.com.

Los bombardeos a la capital de Tigray tienen lugar tras la reunión de ayer de Abiy con los expresidentes Joaquim Chissano (Mozambique), Ellen Johnson-Sirleaf (Liberia) y Kgalema Motlanthe (Sudáfrica), enviados por la Unión Africana (UA) para mediar en la guerra en la que el primer ministro rechazó el diálogo como vía de solución.

El único diálogo que contempla el mandatario es con “partidos políticos que operan legalmente en la región” y con representantes de la sociedad civil.

Por ahora, el primer ministro etíope, Premio Nobel de la Paz en 2019, ha desoído los llamamientos internacionales a un cese o descenso de las hostilidades contra el FPLT, el partido que gobierna Tigray, región fronteriza con Eritrea y Sudán.

Desde el pasado día 4, cuando Abiy ordenó la ofensiva contra el FPLT en respuesta a un ataque de fuerzas tigriñas a una base de ejército federal en la región, cientos de personas han muerto y más de 43.000 etíopes han escapado al vecino Sudán.

Aunque la contienda empezó el pasado día 4, el contencioso de Tigray comienza en la refundación de Etiopía tras la caída del régimen comunista en 1991, cuando se promueve una política de federalismo étnico, donde supuestamente todas las etnias tienen igual valor y representación.

Sin embargo, el FPLT -que representa al 5 % de los 110 millones de habitantes de Etiopía- lideró desde entonces la coalición étnica que conformaba el gobernante Frente Democrático Revolucionario del Pueblo Etíope (FDRPE).

Esa hegemonía duró hasta el nombramiento en 2018 de Abiy, un joven político de origen oromo, como primer ministro, quien quiso extirpar el etnicismo de la política refundando el FDRPE en el Partido de la Prosperidad (PP), del que se desvinculó el FPLT.

Tras retrasarse las elecciones generales, que debían tener lugar el pasado agosto, por la covid-19, el FPLT celebró en septiembre comicios parlamentarios regionales, que el Gobierno central tachó de ilegales, de ahí que busque restaurar en Tigray el “orden constitucional”.

Asimismo, desde el 5 de octubre, fecha en la que teóricamente vencía el mandato de Abiy, el gobierno de Tigray no reconoce la autoridad del Ejecutivo federal.

El conflicto se ha convertido en una disputa internacional tras el ataque del FPLT la noche del 14 de noviembre en Eritrea -país aliado del Gobierno etíope- a instalaciones, incluido el aeropuerto de Asmara, la capital, “usadas para perpetrar ataques en Tigray”.

Según una alerta de seguridad emitida por la embajada de los Estados Unidos en Asmara, este 27 de noviembre por la noche “se escuchó un fuerte ruido, posiblemente una explosión”.

La embajada estadounidense instó a sus ciudadanos en el país a continuar siendo “cautelosos” y que “permanezcan en sus hogares (cuando no estén en el trabajo), realicen solo viajes esenciales y permanezcan en situación consciente de las hostilidades en curso en la región de Tigray en Etiopía”.

EFE

Sigue leyendo

África

Un hombre entró a “Gelato Divino” en Mogadiscio y estalló con explosivos: mató a 7 con él

Publicado

el

Por

"Gelato Divino" en Mogadiscio

Al menos siete personas murieron el viernes por la noche y otras diez resultaron heridas en un ataque suicida perpetrado contra una heladería en Mogadiscio, la capital de Somalia.

El atentado sacudió la heladería “Gelato Divino”, un establecimiento popular situado en la transitada carretera que conduce al aeropuerto internacional de la capital somalí.

Según los testigos, un hombre entró en el establecimiento y detonó los explosivos que llevaba adheridos a su cuerpo.

La mayoría de las víctimas son adultos jóvenes y líderes comunitarios, entre ellos un funcionario de la embajada de Somalia en Etiopía, indicaron los medios locales, al apuntar al grupo yihadista Al Shahab como posible responsable del ataque.

El atentado ocurrió horas después de que el secretario de Defensa de Estados Unidos en funciones, Christopher Miller, hiciera una visita sorpresa a Mogadiscio.

Sigue leyendo

África

El primer ministro etíope rechaza negociar para acabar la guerra de Tigray

Publicado

el

Por

Tigray

El primer ministro de Etiopía, Abiy Ahmed, se reunió hoy en Adís Abeba con los expresidentes Joaquim Chissano (Mozambique), Ellen Johnson-Sirleaf (Liberia) y Kgalema Motlanthe (Sudáfrica), enviados por la Unión Africana (UA) para mediar en la guerra con los rebeldes de la región septentrional de Tigray, con cuyos dirigentes rechazó el diálogo como vía de solución.

“El primer ministro Abiy expresó la responsabilidad por mandato constitucional del Gobierno federal de hacer cumplir con el Estado de derecho en la región y en el resto del país”, indicó el Gobierno etíope en un comunicado.

“No hacerlo, fomentaría una sensación de impunidad con un coste devastador para la supervivencia del país”, se indica en la nota, en la que se destaca que Abiy subrayó la urgencia de neutralizar “una agenda de desestabilización orquestada” por el grupo local Frente Popular de Liberación de Tigray (FPLT) “desde hace más de dos años”.

ETIOPÍA NO NEGOCIA CON TIGRAY

El único diálogo que contempla el mandatario es con “partidos políticos que operan legalmente en la región” y con representantes de la sociedad civil.
El primer ministro etíope, Premio Nobel de la Paz en 2019, agradeció el esfuerzo mediador de Chissano, Johnson-Sirleaf y Motlanthe y su deseo de una “Etiopía estable y próspera”.

Por ahora, Abiy ha desoído los llamamientos internacionales a un cese o descenso de las hostilidades contra el FPLT, el partido que gobierna Tigray, región fronteriza con Eritrea y Sudán.

En público, los tres exmandatarios, que llegaron a Adís Abeba entre este miércoles y el jueves, no hicieron declaraciones y, a tenor del infructuoso resultado de la reunión, nada apunta a que puedan viajar a Tigray a entrevistarse con los líderes del grupo rebelde.

El Ejecutivo etíope ya negó el pasado día 21 cualquier intento de “mediar entre el Gobierno federal y el elemento criminal del FPLT”.

Preguntada por los próximos pasos de los tres enviados especiales, una fuente de la UA dijo hoy a Efe que no podía divulgar “información en esta fase crítica del trabajo” de los mediadores.

Fuentes de la Comisión Etíope de Derechos Humanos (CEDH) confirmaron a Efe que Chissano, Johnson-Sirleaf y Motlanthe solicitaron una reunión con esa institución independiente.

Los mediadores, que se espera que aún pasen varios días en Etiopía, quieren abordar con la CEDH su reciente informe sobre una masacre de al menos 600 civiles perpetrada el pasado día 9 en la localidad tigriña de Maikadra por milicias leales al FPLT.

Etiopía ordenó ayer el ataque “final” para lograr la toma de la ciudad de Mekele, de casi medio millón de habitantes y capital de Tigray.

MÁS DE 43.000 REFUGIADOS EN SUDÁN

Desde el pasado día 4, cuando Abiy ordenó la ofensiva contra el FPLT en respuesta a un ataque de fuerzas tigriñas a una base de Ejército federal en la región, cientos de personas han muerto y más de 43.000 etíopes han escapado al vecino Sudán.

El responsable de la Alta Comisaría de la ONU para los Refugiados (ACNUR), Filippo Grandi, llegó hoy a Sudán para conocer las condiciones de los refugiados etíopes y abordar esta crisis humanitaria.

En su reunión con los mediadores, Abiy reiteró hoy su compromiso para proteger a la población civil, habilitar cuatro campamentos para desplazados y facilitar el acceso de ayuda humanitaria tras semanas de bloqueo en la región.

La apertura de un “corredor humanitario” debería ser el “primer paso no sólo para permitir la ayuda, sino, a través de la presencia de las agencias de la ONU y las organizaciones, para impulsar procesos de pacificación en los territorios”, declaró a Efe el director de la ONG Ayuda en Acción en Etiopía, Roberto Giuliotto.

No obstante, precisó Giuliotto, Ayuda en Acción y otras ONG creen necesario un “acceso incondicional bajo los principios de imparcialidad, humanidad, independencia, neutralidad y universalidad”.

“Hasta el momento, ningún acceso, aparte del de la Cruz Roja” estaba permitido”, agregó.

A mediados de noviembre, un equipo del Comité Internacional de la Cruz Roja (CICR) viajó al oeste de Tigray y el norte de la vecina región de Amhara.

“Hay alrededor de 2.000 personas viviendo en tres campamentos en las áreas que visitamos, pero creemos que hay muchas más en áreas a las que aún no hemos llegado”, afirmó hoy en un informe el CICR.

“Ahora todos los ojos están puestos en Mekele”, donde “sabemos que algunos hospitales ya se están quedando peligrosamente sin suministros”, advirtió el CICR.

Además, el hecho de que el pasado día 14 varios cohetes lanzados por el FPLT cayeran en Asmara, capital de la vecina Eritrea, país aliado de Etiopía en el Cuerno de África, ha dado al conflicto una dimensión internacional que hace temer por una desestabilización de la región.

UN CONTENCIOSO QUE VIENE DE LEJOS

Aunque la contienda empezó el pasado día 4, el contencioso de Tigray viene de lejos.

Desde su refundación tras la caída del régimen comunista en 1991, Etiopía promueve una política de federalismo étnico, donde supuestamente todas las etnias tienen igual valor y representación.

Sin embargo, el FPLT -que representa al cinco por ciento de los 110 millones de habitantes de Etiopía- lideró desde entonces la coalición étnica que conformaba el gobernante Frente Democrático Revolucionario del Pueblo Etíope (FDRPE).

Esa hegemonía duró hasta el nombramiento en 2018 de Abiy, un joven político de origen oromo, como primer ministro, quien quiso extirpar el etnicismo de la política refundando el FDRPE en el Partido de la Prosperidad (PP), del que se desvinculó el FPLT.

Tras retrasarse las elecciones generales, que debían tener lugar el pasado agosto, por la covid-19, el FPLT celebró en septiembre comicios parlamentarios regionales, que el Gobierno central tachó de ilegales, de ahí que busque restaurar en Tigray el “orden constitucional”.

Asimismo, desde el 5 de octubre, fecha en la que teóricamente vencía el mandato de Abiy, el gobierno de Tigray no reconoce la autoridad del Ejecutivo federal.

EFE

Sigue leyendo

SIGUENOS EN FACEBOOK

SIGUENOS EN TWITTER

CONTENIDO PATROCINADO

Tendencias